Capusotto: más cerca de los hermanos Marx que de Don Mateo

Diego volvió a la pantalla chica con la séptima temporada de su exitoso “Peter Capusotto y sus videos” en la TV Pública. Viene de editar un libro y de estrenar una película en 3D junto con su compañero Pedro Saborido. El humorista habló de todo con la revista Ahora del Diario Crónica.

Capusotto: más cerca de los hermanos Marx que de Don Mateo

No hace falta ser gerente de programación para entender que Diego Capusotto no va detrás del rating. Referente directo del humor actual, en los 90 fue uno de los emergentes que el proyecto “De la cabeza”, con Alfredo Casero como cara visible, impulsó. Su humor trabajado y pensado desde un costado creativo, con elementos actuales y clásicos sobre cuestiones que atraviesan a la sociedad, es seguido por muchos argentinos que encuentran en sus creaciones una veta especial. En primera persona, comienza el diálogo con Ahora.

‑¿Cómo lográs encontrarles nuevas vueltas a los personajes conocidos?

‑Son un cúmulo de voluntades. Algunos tienen un impacto más efímero porque el chiste está puesto en eso mientras que otros tienen más desarrollo. En varios vamos encontrando que algo chiquito se hace mucho más sólido. Hay personajes que tienen más carnadura que otros. Son los que después se van transformando en clásicos.

‑¿Qué los motiva a seguir realizando el programa?

‑Respecto de lo que venimos haciendo, es un poco más de lo mismo. Hay un espíritu que nos convoca con Pedro (Saborido), que es auténtico porque tenemos ganas de hacerlo en la medida que podamos hacerlo de la forma en que lo venimos haciendo siempre. El programa es una voluntad de juntarnos con Pedro para realizar una limitada cantidad de capítulos de modo tal que no pierda contundencia.

‑Este año tuviste estreno en cine, lanzamiento de libro y el debut de la nueva temporada, muy demandada por la gente.¿Cómo lo tomaste?

‑Hay una cierta empatía, desde ya. No sé si eso ocurriría en el caso de hacer el programa de abril a diciembre. Lo que nos convoca con Pedro es un montón de ideas que después se van volcando. Hay cosas del libro en el programa, cosas del programa en el libro. Esas ideas no tienen futuro porque no sabemos cómo es nuestro año que viene. Por ahora no nos agotamos de nosotros mismos.

‑¿A qué crítica le dan importancia con Pedro para crear nuevos personajes?

‑Hay un proceso lógico que cualquier programa tiene. Es un circuito cerrado donde la opinión de la gente no existe ni tiene que existir. Una vez que el programa sale al aire el circuito cerrado deja de serlo y lo que vos creés que es bueno a otro le parece que no. Porque la justificación del programa es la mirada del otro.

‑¿Cómo sentiste esta vuelta a la televisión?

‑Volvimos a nuestros orígenes, porque el cine tiene otro mecanismo, otro hacer que es mucho más complejo, que tarda más. Para lo que nosotros hacemos es más hinchapelotas aún, porque estamos acostumbrados a trabajar con alguna desprolijidad. Y ahora, en la televisión, volvemos a resolver de una manera que nos es más habitual que en el cine.

‑¿Hasta qué punto tienen en cuenta la cuestión social o política para la creación de personajes?

‑Es también lo que nos atraviesa. No hacemos un programa de humor político: nuestra agenda no tiene que ver con la dirigencia o los sucesos políticos. Podemos insertar la política en el mundo del rock, con el que tiene a veces mucha incompatibilidad , otras no tanta. Y a algunos hechos políticos los tomamos y los degradamos.

‑Desde la aparición de “De la cabeza” parece haber nacido una nueva corriente de humor. ¿Qué pensás al respecto?

‑Con relación al nuevo humor siempre tuve ciertas diferencias. Cuando veo una película de los hermanos Marx, por ejemplo, no considero que nosotros hagamos humor nuevo. Creo que estamos más cerca de los hermanos Marx, adecuados a una época y a otro imaginario, que de “La peluquería de Don Mateo” de Gerardo Sofovich. Estéticamente, “De la cabeza” apareció un poco con la idea del zapping, de esa cosa vertiginosa de los tiempos que corren.

‑¿Por qué creés que hay pocos programas de humor?

‑Entiendo que el humor hoy se empieza a filtrar en otros ámbitos. Aparece un programa que puede ser periodístico, puede ser convocado por un canal grande para hacer un ciclo con Guillermo Francella, que se sabe va a tener rédito en términos de rating y de calidad también. Hoy, a lo mejor los que manejan la televisión dicen: “Humor no, total metemos archivo. Está este Lanata que hace monólogos (risas), que es como el Lenny Bruce de Las Cañitas”.

‑¿Sentís alguna responsabilidad por ser uno de los programas más fuertes de la TV Pública?

‑Hace veinte años que aparecimos con “De la cabeza” y hace veinte que tenemos cuatro puntos de rating. No lo digo como pose del gran perdedor: es totalmente cierto. Ahora, todos esos programas han tenido una pertenencia en la gente o en generaciones nuevas. Siempre van a ser recordados porque tuvieron alma y han dejado una estela.

‑¿Qué se siente ser un referente del humor?

(Entre risas) ‑Muy serio, lo tomo con mucha seriedad.

Fuentes de Información - Capusotto: más cerca de los hermanos Marx que de Don Mateo

Dar puntos
2 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 586 Visitas
  • 1 Favoritos

3 comentarios - Capusotto: más cerca de los hermanos Marx que de Don Mateo

@lnponce Hace más de 2 años +5
ME HICISTE ACORDAR QUE HOY LO TENGO QUE MIRAR!!
@Linksaver- Hace más de 2 años +3
lnponce dijo:ME HICISTE ACORDAR QUE HOY LO TENGO QUE MIRAR!!


iDEM
@TonyManero Hace más de 2 años +6
“Humor no, total metemos archivo. Está este Lanata que hace monólogos (risas), que es como el Lenny Bruce de Las Cañitas”.

Jajajaj, qué groso Capu!