Imperio Maya



No hubo civilización precolombina comparable a la de los mayas


No hubo civilización precolombina comparable a la de los mayas. Sus hallazgos científicos, su escritura, sus mitos, su arte y sobre todo sus bellísimas pirámides y palacios, justifican el calificativo que les dio un famoso arqueólogo: "los griegos de América". Pero después de siglos de esplendor, las guerras, la superpoblación y la falta de alimentos los llevaron a una profunda decadencia de la que nunca se recuperaron. Cuando llegaron los españoles, el brillante pasado maya era sólo un recuerdo del que muy pocos tenían memoria.

Ubicación geográfica

Los mayas se ubicaron en 3 grandes zonas:

Zona Norte: Que incluye los actuales estados de Yucatán, en su totalidad y la mayor parte de Campeche y Quintana Roo. En tal territorio el terreno es pedregoso y semiárido con partes bajas donde predomina una vasta planicie calcárea con vegetación de monte bajo, con clima regularmente seco y cálido en demasía. No hay ríos de superficie, pero el terreno es permeable y el agua se filtra rápidamente, formando corrientes subterráneas que se abren en bocas naturales llamadas "cenotes".

Zona Central: Cuenta desde el río Usumacinta en el actual estado de Tabasco, hasta la parte oriental de Honduras, incluyendo también el Petén guatemalteco, Belice y parte de Chiapas. Tiene un clima caliente y húmedo, con lluvias abundantes en la temporada. La vegetación es de tipo tropical.

Zona Sur: Comprende las tierras altas y la faja costera del océano Pacífico, con parte de Chiapas, Guatemala y El Salvador. El clima es templado y frío en las serranías, con zonas calientes y húmedas, pobladas de densos pinares y cipreses en su mayoría. Hay alturas que sobrepasan los 1500 metros sobre el nivel del mar.

Historia

Los diferentes relieves descubiertos, con numerosas y precisas dataciones cronológicas, que han hecho posible la reconstrucción histórica de la evolución de los Mayas.

Se cree que el pueblo Maya llegó a Mesoamérica desde el norte, procedente de Asia, entorno al año 1500 a.C, y, poco a poco, se organizó en pequeños núcleos sedentarios, que practicaban una agricultura primitiva. En este periodo arcaico, dichos grupos construyeron templos en madera, esculpieron pequeñas figurillas en piedra y crearon una cerámica monocroma propia.

Viejo imperio.También conocido como periodo clásico, el viejo imperio, que se desarrolló entre los siglos III y IX, estuvo ubicado en un principio en la región de El Petén, donde se encontraban las ciudades de Uaxactún y Tikal. Se considera que esta última poblaciónpudo ser la más antigua capital de la civilización Maya.

Avanzado el siglo IV, los Mayas iniciaron su expansión territorial por el Oeste y Sudeste, donde aparecieron distintas ciudades. Más tarde, la conquista prosiguió por el norte hasta que se acabó controlando toda la península de Yucatán.



Los siglos VII y VIII vieron consolidarse la cultura Maya en los nuevos territorios hasta que en la segunda mitad del mismo siglo VIII, se produjo un momento de gran apogeo cultural, reflejado en las ruinas de los templos de Tikal, Palenque y Copán, así como en multitud de estelas con relieves jeroglíficas y en una rica cerámica policromada y figurativa.

Se considera comúnmente que la causa del mismo residió en la insuficiencia de la agricultura para mantener a una población numerosa, los sistemas de cultivos fueron siempre bastantes primitivos y , cuando el suelo quedó completamente empobrecido, los Mayasse vieron forzados a emigrar y buscar nuevas regiones no explotadas. La paulatina instalación de los dominios septentrionales permitió revivir las tradiciones y de organizar al estado. Comenzaba así el nuevo imperio.

Nuevo Imperio.Entre el siglo X y el siglo XVI, la civilización Maya vivió un nuevo periodo histórico denominado posclásico o nuevo imperio, caracterizado por el esplendor del núcleo de Mayapán y, posteriormente, por una serie de conflictos bélicos que facilitaron el avance de los conquistadores españoles.

A comienzos del nuevo imperio los pobladores Mayas se fusionaron con un contingente invasor, perteneciente al grupo de los Toltecas, que impusieron sus cultos religiosos y un sistema militarista. Tres eran los núcleos principales en aquellos momentos: Chichén Itzá, Uxmal y Mayapán que acabaron organizando una triple alianza conocida como liga de Mayapán.

Esta alianza desapareció a fines del siglo XII, cuando, tras un breve periodo bélico Mayapán se alzó con la hegemonía de la civilización Maya y organizó una especie de imperio, del que dependían una docena de ciudades.

La decadencia de los Mayas y sus múltiples luchas intestinas favorecieron la conquista de los españoles, que habían llegado en 1511 a las costas de Yucatán. Fracasadas las primeras incursiones hacia el interior del continente, a fines de la década de 1520 prácticamente todos los territorios de influencia Maya habían sido dominados.

La presencia española supuso el fin definitivo de la civilización Maya y la supresión de muchas de sus tradiciones, cultos y manifestaciones artísticas. Sin embargo, algunos de sus rasgos étnicos y lingüísticos pueden rastrearse entre sus descendientes, que aun pueblan las regiones de sus antepasados.


Economía.

El fundamento primordial de la economíamaya era la agricultura. El sistema de cultivos a base de rosas causó con el tiempo, el hundimiento del viejo imperio.

Los Mayas despojaban el terreno de todo tipo de árboles y plantas, que luego quemaban tras lo cual sembraban las semillas en un agujero cavado en el suelo mediante unos palos puntiagudos. Agotaban la tierra , debían mantenerla en barbecho durante unos años y, ganar nuevas zonas de selva para el cultivo.

La agricultura estaba íntimamente relacionada con las matemáticas y la astronomía, y el conocimiento del ciclo estacional permitía lograr mejores cosechas. Los Mayas cultivaban sobre todo el maíz, pero también frijoles, calabazas, algodón y tabaco. Cuando las cosechas eran buenas, se dedicaban los excedentes al comercio. Junto a esta actividad agraria practicaban la caza y la pesca y domesticaban animales para proporcionarse otra clase de alimentos. No conocieron los mayas, sin embargo, la tracción animal, el arado o la rueda.

La industria más desarrollada fue la lítica (de la piedra), que suministró a los mayas armas, adornos e instrumentos de trabajo. Gran importancia tuvieron, asimismo, la cestería y la alfarería. En cuanto al comercio, que se basaba en el trueque, alcanzó un notable desarrollo entre las ciudades principales, y los mercaderes constituyeron una clase respetada.


Organización política y social.

Distintas fuentes escritas han revelado la existencia de una sociedad fuertemente jerarquizada. La máxima autoridad política era el halach uinic (hombre verdadero), cuya dignidad era hereditaria. Este se encargaba de nombrar un consejo asesor, y designaba también a todos los jefes de las aldeas, que cumplían funciones civiles, religiosas y militares.

Otros cargos importantes eran el nacom, suprema autoridad militar que se elegía cada tres años; los tupiles, o guardianes; y los holpopoob, o consejeros.

Todos estos dignatarios eran miembros de la nobleza, a la que también pertenecían los sacerdotes, los guerreros y los mercaderes. La clase sacerdotal poseía un gran poder, ya que solo ella conocía el desarrollo de las estaciones y los movimientos de los astros , de gran importancia en la vida economía maya. El sumo sacerdote poseía los secretos de la ciencia astronómica, redactaba los códices y organizaba los templos. Por debajo de el estaban los ahkin, encargados de elaborar los discursos religiosos, los chilan o adivinos y los ahmèn con funciones de hechiceros.

Los artesanos y campesinos constituían la clase inferior. En ellos recaía el trabajo y además debían de pagar tributos a los altos dignatarios civiles y religiosos. Por último estaban los esclavos, destinados en su mayoría a los sacrificios humanos.


Religión.

Dominando la mayoría de los aspectos de la vida de los mayas, se encontraba la religión, siempre presente y dejando sentir su influencia en los ritos agrícolas, en las ceremonias públicas, en el arte y la cultura. Su importancia fue muy grande, si se toma en cuenta que estuvo fuertemente ligada al control político, a la ideología que sustentó a la civilización maya y que, como las ciencias, estuvo también en manos de un grupo especializado, el de los sacerdotes. La religión maya tenía tres características fundamentales:

Religión politeísta: Se adoraba a varios dioses a la vez.

Religión de Aspectos Naturalistas: Los dioses eran los elementos, los fenómenos atmosféricos, los cuerpos celestes.

Religión Dualista: Partía del principio de que el bien y el mal son igualmente divinos. Los dioses del bien estaban en constante lucha con los dioses del mal, pero eran tan inseparables uno del otro como el día y la noche. Otros ejemplos son: el padre fecundante y la madre fecundada; la vida y la muerte(lo más parecido que podemos encontrar es tal vez el yin y el yang). Los destinos de la humanidad se veían afectados siempre por esta lucha. Los dioses benévolos producían cosas positivas, como el trueno, el rayo, la lluvia, el maíz y la abundancia. A los dioses malévolos en cambio, se les atribuía el hambre y la miseria causadas por los huracanes, las sequías y la guerra sembradora de muerte y destrucción. Un excelente ejemplo de esto es una representación en un códice en la que Chac, dios de la lluvia, planta un árbol, mientras que a su lado Ah Puch, dios de la muerte, lo arranca y lo rompe en dos.
Cultura.

Los sacerdotes constituían la clase más culta, ya que poseían el saber y organizaban el calendario, mediante la astronomía y las matemáticas.

Los mayas estudiaron minuciosamente el movimientode los astros, lo que les permitió determinar, con una sorprendente precisión, el año solar en 365,2 días, así como el año lunar y la trayectoria de Venus. La astronomía les facilitó los trabajos agrarios, ya que el mejor conocimiento del desarrollo estacional contribuía a la optimización de las cosechas. Llevaban a cabo sus estudios astronómicos en observatorios edificados a tal efecto.

En su concepción cíclica del tiempo, los mayas idearon un complejo calendario, en el que se combinaban dos divisiones temporales complementarias: el tzolkin, o conjunto de 260 días; y el haab, que constaba de 365 días, divididos en 18 meses de veinte días cada uno, más cinco días libres. Ambos calendarios se superponían para dar lugar al calendario circular.

Para fechar los acontecimientos, poseían dos tipos de datación cronológica: una <<cuenta larga>>, que partía del comienzo de la era maya; y una <<cuenta corta>>, con la que se determinaban fechas por tiempos más breves, y que poseía una duración de 256 años.

En cuanto a las matemáticas, los mayas inventaron un sistema de numeración vigesimal, además de crear un número equivalente al cero y establecer el valor posicional de las cifras.

También la medicina, en la que se combinaban ciencia y magia, alcanzó un amplio desarrollo entre los mayas. Las causas de las enfermedades podían ser naturales o sobrenaturales, y, en consecuencia, el médico o hechicero, recetaba infusiones, ungüentos, sangrías o productos mágicos.

Los conocimientos científicos y los más señalados hechos históricos de la civilización maya fueron recogidos en varias estelas jeroglíficas, de los que sólo tres se conservan: el Dresdensis, el Tro-Cortesianus y el Perezianus. En el siglo XVI se escribieron en lengua maya pero con alfabeto latino otros textos de gran interés, que se convirtieron en una fuente privilegiada para el estudio de esta cultura antigua. Se encuentra entre los más importantes el Popol Vuh, relato mítico sobre el origen del mundo y la historia del pueblo maya; y los libros de Chilam Balam, recopilación de varios relatos sobre mitos, profecías, medicina e historia.


Desarrollo científico y artístico.

Sus mayores avances fueron su sistema matemático que incluía un dígito equivalente al cero estaba ligado a un sistema religioso y también a observaciones.

Entre los mayas, la cronología se determinaba mediante un complejo sistema calendárico. El año comenzaba cuando el Solcruzaba el cenit el 16 de julio y tenía 365 días; 364 de ellos estaban agrupados en 28 semanas de 13 días cada una, y el año nuevo comenzaba el día 365. Además, 360 días del año se repartían en 18 meses de 20 días cada uno. Las semanas y los meses transcurrían de forma secuencial e independiente entre sí. Sin embargo, comenzaban siempre el mismo día, esto es, una vez cada 260 días, cifra múltiplo tanto de 13 (para la semana) como de 20 (para el mes). El calendario maya, aunque muy complejo, era el más exacto de los conocidos hasta la aparición del calendario gregoriano en el siglo XVI.

Otro avance fue la escritura estos pueblos desarrollaron un método de notación jeroglífica y registraron su mitología, historia y rituales en inscripciones grabadas y pintadas en estelas (bloques o pilares de piedra), en los dinteles y escalinatas y en otros restos monumentales. Los registros también se realizaban en códices de papel amate (corteza de árbol) y pergaminos de piel de animales.

Tanto en el aspecto científico como en el artístico, los mayas de las tierras bajas elevaron a altísimo nivel de perfección estos elementos, algunos de ellos adquiridos cuando no pasaban de un estado incipiente de desarrollo, la escritura por ejemplo.




http://www.monografias.com/trabajos61/mayas-incas-aztecas/mayas-incas-aztecas2.shtml