EL SENADO CORRENTINO APROBO SU PLIEGO

Nombran jueza a la madre de los correntinos acusados por el crimen de Malvino en Ferrugem

Se trata de Nidia Alicia Billinghurst, abogada y madre de Lautaro y Eduardo Brawm, quienes hace más de seis años quedaron involucrados en el asesinato del joven, de 23 años.
Ellos habrían particiado de la pelea callejera que le costó la vida a Ariel Malvino.


ahora si la justicia se fue al carajo, estamos en el horno
los tres acusados del asesinato, al centro y derecha los hijos de la jueza

El Senado correntino aprobó el pliego de la madre de los jóvenes acusados en la causa por el crimen de Ariel Malvino, para que sea jueza de la Cámara en lo Contencioso Administrativo y Electoral de la Provincia.

Se trata de Nidia Alicia Billinghurst, abogada y madre de Lautaro y Eduardo Brawm, hermanos que hace más de seis años quedaron involucrados en el asesinato del joven Malvino, de 23 años y oriundo de la ciudad de Buenos Aires, cuando habrían participado de una pelea el 19 de enero de 2006, en las calles del balneario de Ferrugem, en Brasil.

justicia
Ariel Malvino

El pliego de bases y condiciones de Billinghurst fue propuesto por el gobernador Ricardo Colombi al Senado provincial que, en la sesión de esta tarde, aprobó el expediente con el voto de mayoría simple y sin que se presentaran impugnaciones al respecto.

Ahora, el mandatario procederá a designarla en su cargo mediante un decreto para que las autoridades del Poder Judicial de Corrientes le tomen juramento en la Cámara.

Junto a otras dos magistrados, Billinghurst tendrá a su cargo todas las causas que se tramitan en contra del Estado provincial, en su mayoría juicios por despidos laborales, y también la resolución de los conflictos que puedan presentarse para los comicios a gobernador e intendentes que tendrá la provincia en 2013.

Billinghurst había participado en política como candidata a legisladora provincial por un frente de partidos provinciales en los comicios de 2003 en Corrientes; además de haber fracasado en las urnas, en 2006 debió alejarse de la actividad por el escándalo que la causa Malvino significó en la sociedad correntina.

Mientras tanto, el caso Malvino, que es manejado por la justicia brasileña, no registra ningún tipo de avance pese a los seis años que ya pasaron del crimen, al estar frenado en la etapa de la traducción.

Con ya casi 30 años de edad, los cuestionados hijos de la familia Brawm Billinghurst residen en Corrientes capital y permanecen en libertad, aunque supeditados a la causa.