Los hospitales y la policía surgen para obligar a los explotados a aceptar el trabajo libre

Como surgieron los primeros hospitales

Los primeros Hospitales en Francia no surgieron para adecuarse a una idea médica,sino que:
«[fueron] una instancia del orden, del orden monárquico y burgués que se organiza en Francia en esta misma época», Michel Foucault, Historia de la locura en la época clásica.
Cuando la burguesía no lograba convencer a los proletarios de los beneficios que habían obtenido sus hermanos mayores –el siervo y el esclavo– al recibir la libertad, se les internaba en estos centros. Se hacía así obra policial, en el sentido original del término «policial» que se usaba en esa época, es decir, «el conjunto de medidas que hacen posible y necesario el trabajo para todos aquellos que no pueden vivir sin él». Michel Foucault, Historia de la locura en la época clásica.

historia

Mucho antes que los sindicatos y otras escorias de la izquierda burguesa intenten encadenarnos un poco más al trabajo, haciéndonos defender esa tortura detrás la consigna «derecho al trabajo», sus ancestros burgueses ya habían impuesto este valor cuando pura y simplemente internaban a los primeros verdaderos «enfermos» de la sociedad capitalista: aquellos que de alguna manera repudiaban «la libertad del trabajo».
«Antes de tener el sentido médico que le damos o al menos que nos gustaría suponer, el internamiento fue exigido por criterios totalmente diferentes al de curar. El imperativo del trabajo lo hizo necesario... No olvidemos que las primeros establecimientos de internación aparecieron en Inglaterra en los lugares más industrializados del país: Worcester, Norwich, Bristol.» MICHEL FOUCAULT , Historia de la locura en la época clásica.
Estas casas, donde se internaban a los refractarios, no fueron más que establecimientos de trabajo forzoso, creados y dirigidos por sanguinarios verdugos. Cabe insistir en el hecho de que estas casas fueron parte esencial del arsenal material e ideológico que le permitía a la burguesía consolidar su mundo libre, de libres compradores y libres vendedores de mercancías.

hospitales

La creación del Hospital, verdadera casa de terror en Francia,fue, en sus orígenes, una victoria parlamentaria de la «burguesía esclarecida e indulgente» (según los términos de los libros de historia) frente al poder de la Iglesia que era denunciada como «oscura y severa». La función de estas instituciones de internación se estableció claramente en concordancia con la ética de la libertad impuesta por la burguesía. Así, los establecimientos de caridad tenían que controlar la «predisposición de sus pensionistas al trabajo».
«El hospital general tiene un estatuto ético. A partir de esta carta moral se reviste a sus directores y se les atribuye todo el aparato jurídico y material de la represión: “ellos tienen todo poder de autoridad, dirección, administración, policía, jurisdicción, corrección y castigo”; y para llevar adelante esta tarea se pone a su disposición “garrotes y esposas, prisiones y fosas”.

surgimiento

Fundamentalmente es en este contexto que la obligación de trabajar toma su verdadero sentido: a la vez ejercicio ético y garantía moral. Sentido utilizado como asceta, como castigo, como signo de cierta actitud del corazón. El prisionero que puede y quiere trabajar será liberado; no porque de nuevo sea útil a la sociedad, sino porque de nuevo se suscribe al gran pacto ético de la existencia humana.» MICHEL FOUCAULT , Historia de la locura en la época clásica.

primeros hospitales

Este «gran pacto ético de la existencia humana», al que hay que someterse para «curarse» del rechazo al trabajo, no es más que la aceptación forzada, por parte del proletario, del contrato que permite a la burguesía imponer un contexto general –la libertad de vender y comprar mercancías– en el que, por una parte, su existencia como clase dominante se desarrolla y se refuerza a través la posesión de los medios de producción, y la explotación de un trabajador que permanece a su disposición como fuerza de trabajo libre; y en la que, por otra parte, la existencia particular del proletariado, como clase explotada, es, por su lado, estrictamente reducida a la aceptación pasiva de una existencia inmediatamente encadenada a la opresiva y apremiante libertad de escoger lo que se le ofrece: ¡trabajar o reventar! Esta libertad de escoger constituye su esclavitud. Éste es el contenido del «pacto», el «contrato» que la burguesía impone, por el terror, al proletariado. Ésta es la libertad que la clase que lo explota le ofrece al proletariado. Esta libertad, tan adulada, no es más que el contexto que le permite, a la clase enemiga, dominar a nuestra clase.


Como surgieron los primeros hospitales

Para Cerrar les dejo un extracto de la pelicula Francesa ¨Queimada¨ de Gillo Pontecorvo (1969):

El contexto en el que se sitúa la acción es el siguiente: un agente comercial británico intenta convencer a un
grupo de notables portugueses de una pequeña colonia perdida en América Latina de los formidables beneficios que puede procurarles la liberación nacional y la transformación de sus esclavos en proletarios libres.

¨Señores, les daré un ejemplo. Un ejemplo que puede ser un poco escabroso, pero, creo yo, muy significativo y que aclara todo. Señores, ¿qué prefieren, o mejor dicho, qué les conviene más: su mujer o una de estas mulatas que se encuentran allí? [en la película, una prostituta pasa en ese momento detrás de una ventana en la que se encuentran reunidos los notables, NDR]. No, no me mal interpreten, de lo que se trata es desde el punto de vista económico, del precio de coste, de la rentabilidad del producto en estado bruto, entendiendo por ello el amor. El amor físico claro está, ¡no hay que confundir sentimiento y economía! A una mujer hay que ofrecerle un techo, hay que vestirla, hay que alimentarla y hay que curarla cuando se aqueja de males, etc. Hay que mantenerla durante toda su vida y también cuando se hace vieja e improductiva, y si por casualidad sobrevivimos a su muerte hay que pagarle incluso sus funerales. No, no señores, con certeza esto no es una broma, créanme que lo que digo es cierto. Por el contrario, con una prostituta todo se arregla. Los gastos son insignificantes. Ustedes no están obligados a alojarla, a curarla, a alimentarla, a vestirla y menos aún a enterrarla. Una prostituta se toma cuando se la desea y sólo se le paga por ello; podríamos decir que es pagada a destajo. Entonces, señores, respóndanme, ¿qué les parece más rentable: un esclavo oun obrero asalariado?¨


Final del Post Gente espero Que hallan llegado a leer hasta aqui y que les halla sido util la informacion;
Sean libres de comentar y debatir lo que sea

Salú