Google Play Music llega a España (y es increíble)



música

Se ha hecho esperar pero ya está disponible en España Google Play Music, la tienda de música del gigante de Internet que hará las veces de nube musical del usuario. Y es increíble porque tiendas hay muchas, pero ninguna es como esta.


En primer lugar, Google Play Music es la sección de música de Google Play, la tienda de aplicaciones y contenidos para Android. Una sección donde puedes comprar de las últimas novedades a clásicos de cualquier género de entre un gran catálogo. Nada nuevo.


Asimismo, el servicio incluye un reproductor web limitado pero funcional, con gestor de colección, búsqueda, listas de reproducción, reproducción aleatoria, edición de etiquetas o la posibilidad de compartir temas, además de una aplicación para Android de la que más adelante hablaremos.


Lo genial de Google Play Music es que, además de comprar, puedes subir tus propias canciones, hasta 20.000 nada menos, de forma totalmente gratuita (lo que compres no gasta espacio). De esta manera puedes tener tu colección sincronizada con la nube y disponible para su escucha a través del navegador web -versión normal y móvil- o la aplicación de Android.





link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=NCmJ-hie0H4



Para ello deberás descargar Music Manager, una pequeña aplicación para Windows, Mac OS X y Linux que buscará en tu disco duro música para agregar. Funciona de manera muy similar a Dropbox, que permanece en la bandeja de notificaciones monitorizando si hay cambios en las carpetas o directorios que hayas configurado. De hecho, la configuración del cliente es uno de los puntos fuertes del servicio: solo sincronizas lo que quieras, no todo.


Para mayor comodidad, también puedes añadir tu colección local a través de Windows Media o iTunes. Lo que no puedes hacer es subir música desde el móvil.


Las bondades de Google Play Music no terminan todavía, y es que Music Manager detecta si los discos que estás subiendo forman parte del catálogo de la tienda, en cuyo caso los transfiere directamente a tu cuenta, como si los hubieras comprado (aunque puedes seguir comprándolos). La ventaja evidente es que te ahorras todo el proceso (ancho de banda y tiempo).


Google


Hay más: todo lo que subas y compres, lo puedes descargar. Pero, ojo, porque desde la página web solo podrás descargar dos veces cada canción, da igual si lo haces por temas sueltos, discos enteros o listas de reproducción (seleccionando las pistas desde el menú).


Desde el Music Manager, en cambio, las opciones se reducen a descargar toda la música almacenada de una vez. Eso sí, todas las veces que quieras.


Lo cierto es que Google ofrece lo que nadie ofrece: una copia de seguridad de la colección de música totalmente gratis. En otras palabras, el tamaño en disco de 20.000 canciones puede variar mucho dependiendo de la calidad del formato en el que estén. De unos pocos GB a cientos. Imagina por cuánto te saldría algo así en Dropbox o similares.


aplicaciones


Mejor todavía, puedes descargar toda tu música, incluso aunque hayas eliminado las carpetas que tuvieras configuradas para sincronizar (por ejemplo, si tu disco duro pasara a mejor vida, ahí tienes tu copia de seguridad).


Todo un puntazo que no pasará inadvertido a los más melómanos es que, como hemos dicho, lo que vas a subir y ya está en el catálogo se transfiere automáticamente a tu cuenta, por lo que no estarías descargando tu archivo original. Como la calidad de las canciones en Google Play Music es de MP3 a 320 kbps -con pérdidas, pero lo máximo que admite MP3-, si la música que tienes en el disco duro tiene menor calidad… Blanco y en botella.


Como colofón el servicio está abierto a cualquier usuario con cuenta de Google, use el sistema operativo que use, tanto en el PC como en el móvil. Pero, la aplicación para Android es realmente potente, sincroniza que da gusto y además de otras interesantes opciones permite guardar la música en la tarjeta de memoria para su escucha sin conexión a Internet.


nube


Como dato a tener en consideración, puedes utilizar la aplicación de Android para sincronizar un máximo de diez dispositivos, pero no puedes estar escuchando música en más de un dispositivo a la vez.


En definitiva, Google Play Music es un servicio casi redondo en el que solo chirrían, como siempre, los precios. Los dinosaurios discográficos no se bajan del burro -y así les va-, pues aunque más competitivos, los precios de la música digital, sin costes de producción material y distribución física, son injustificables.


Por lo demás, todo es positivo en Google Play Music, al que solo le faltaría, detalles aparte,streaming de pago al estilo Spotify, con radio a la carta, para destruir sin contemplaciones a la competencia. Eso y una mayor selección de artistas, algo en lo que todavía esta por detrás de Apple y su iTunes.


En cualquier caso, si no eres uno de los que ya utilizaban Google Play Music por medios alternativos… ¿a qué estás esperando para probarlo? Totalmente recomendado.





internet