Amigos de T!, metaleros y publico en general. aca les dejo una historia de hermetica que encontre hoy. Espero que la lean almenos!...
Imbolucra a EMILIO DISI Y A GUILLERMO FRANCHELA.


HERMETICA, LO MEJOR DEL METAL ARGENTO.



MI PRIMERA VEZ CON HERMETICA




Aquella sí que fue una jornada inolvidable, el año en que la viví fue 1993.

La tarde la empecé en la cancha de Racing, ese día perdimos (obviamente) contra Talleres. Entre los racinguistas de la popu, me pareció ver a un músico de una banda under que había visto en alguna noche de rocanrol santelmiana, pero no sabía bien de qué banda, así que me acerqué para saber de quién se trataba:

Maestro: -Disculpame flaco, sé que sos músico, pero no puedo recordar de qué banda, ¿dónde y qué tocás?

Flaco: -Mirá, me parece que estás equivado, lo único que yo toco es la flauta, pero sólo si antes me das $ 10 mangos.

Era evidente que me había confundido, y como "él que se quema con leche, ve la vaca y llora", me decidí a no intentar hacer más sociales durante el partido, y disfrutar en soledad de la jornada futbolera.

Minutos antes de que comience el encuentro, alguien me tocó la espalda, me dí vuelta para ver quién había sido, y me llevé una agradable sorpresa al ver que el ejecutante del toque fue Emilio Disi, temía que el "músico" quisiera ofrecerme un descuento, y más aún temía que yo aceptara la nueva oferta (hacía mucho frío, estaba solo, entiendame).

Con Emilio nos conocemos hace mucho tiempo, nuestro amor hacia Racing nos había unido en nuestro años mozos, y a pesar de no vernos con mucha frecuencia, ambos coincidimos en una gran simpatía para con el otro.

El encuentro con su consecuente charla, hizo que nos perdieramos todo el partido, nos enteramos del resultado gracias a la manera con que la guardia imperial despidió a su equipo: "Burros, ladrones, perros, muertos, mercenarios, terroristas, malos, caca, etc."

No nos importó demasiado el mal resultado de Racing ese día, es más, inmediatamente después de enterarnos de la derrota, seguimos con nuestra charla animadamente:

Maestro: -Che, Emilio, ¿para dónde vas?
Disi: -¿No te das cuenta adónde voy en función de mi atuendo?
Maestro: -Y... esos pantalones de cuero negros, la remera de V8, la campera de cuero negra, el cinturón con pinches de metal, el casco de la moto en el brazo, y la caja de vino en tu mano derecha, me hacen sospechar que vas a ir a un concierto de duro metal.
Disi: -Exacto, hoy HERMÉTICA toca en Cemento, no me lo pierdo ni en pedo, seguro que van a tocar casi todos los temas de Víctimas del vaciamiento, hace poco que salió a la calle ese discazo. De acá me voy en moto a buscarlo a Guillermo, y nos vamos de la nuca a descontrolar Cemento.

Para ese entonces, ya me tenía escuchados todos los discos de HERMÉTICA, V8 y METALLICA. Pero, a pesar de mi gusto por ese estilo musical, nunca había asistido a un concierto de una banda de metal. El principal motivo, era el temor que me causaba imaginarme rodeado de miles de duros, grandes, alcoholizados, gordos, pelilargos, extremistas, cerrados e intolerantes metaleros.

A pesar de esos miedos, no pude evitar la tentación que me provocaba escuchar en vivo a HERMÉTICA, y me lancé:

Maestro: -¿Vos ya compraste las entradas?
Disi: -Hace 2 meses que las tengo.
Maestro: -¡Uh, la puta madre! Ni en pedo consigo.
Disi: -Sí boludo, te van a salir más caras que a mí, pero conseguís igual. Vamos ya a buscarlo a Guillermo, y de ahí derecho para Cemento a comprar tu entrada, de última el tiempo libre que nos quede lo matamos tomando vino en alguna esquina.
Maestro: -Buenísimo boludo, che, ¿quién es Guillermo?
Disi: -Francella, Guillermo Francella.

La situación que vivía superaba todos los límites de mis fantasías, en cuestión de horas estaría en un recital de HERMÉTICA, acompañado por Emilio Disi y Guillermo Francella.

No tuve problemas para conseguir mi entrada, y gracias al sol que así fue, porque el recital estuvo impresionante.

A partir de ese momento supe realmente lo que significa escuchar HERMÉTICA, no alcanza con escuchar sus discos, hay que escucharlos en vivo para entender de qué trata esa banda.

Imaginense a Ricardo Iorio con una remera de HERMÉTICA, la rasta furiosa, el bajo colgado al hombro, y con los arpegios de la guitarra de Antonio Romero de fondo, empezando a cantar: "Desnudar el sin razón que modeló nuestras vidas parece ser causa perdida. Nadie apuesta a detener el motor que contamina el aire que a diario respiras..."

¡Qué momento! De esos que son impagables desde la i hasta la s.

Esa noche HERMÉTICA se metió en lo más profundo de mi corazón, ese mismo que se rompió cuando años después la H se separó.

HERMÉTICA es para mí la banda más grande en la historia del metal argentino, su historia y sus discos son prueba de ese título que les otorgo. Hoy se extraña mucho a la H, siempre se la va a extrañar.

Hoy Ricardo Iorio está en ALMAFUERTE, y Claudio O´Connor es solista. Mientras el segundo canta por radio su último corte publicitario "me quiero ir, y desparecer con vos", yo me preparo para ir a ver al amigazo Ricardo que va a metalear una vez más el Hangar de Liniers. Emilio y Guillermo irán conmigo, y disfrutaremos de un nuevo recital del metalero más metalero de la historia argentina: Ricardo Iorio.

Hermetica. Una historia poco comun.Recomendado.


FIN.

Fuente: http://www.lakermese.net/maestro/aug-041004.html

Espero que les guste!
Un abrazo.
Aclaro 1: lo que esta en negrita Hermetica es para mi... (...) tambien lo pienso como muchos metaleros.
La H no murio.

Aclaro 2: el titulo del posts Hermetica. Una historia poco comun. es porque nunca vi algo asi. Siempre hay biografias y todo eso, y nunca pude leer algo como esto. Sepan entender.