Decidí hacer este post para estar preaparados, nunca se sabe si alguien va a necesitar nuestra ayuda. Acá les dejo un par de consejos que encontré para tener en cuenta


La sobredosis es una REACCIÓN NATURAL DEL CUERPO FRENTE A UN EXCESO de drogas, o una combinación de ellas. Cuando eso pasa, tu cuerpo pierde la capacidad de tolerar la droga: pierdes el conocimiento, dejas de respirar, se te para el corazón o tienes convulsiones. Todas estas cosas pueden causarte la muerte. ¡Pero la sobredosis no tiene por qué ser mortal





COMO SE SI UNA PERSONA ESTA TENIENDO UNA SOBREDOSIS?

SINTOMAS


DROGAS ESTIMULANTES

Espuma en la boca
Opresión o dolor en el pecho
Temblores o convulsiones
Vómitos
La persona está despierta, pero no puede hablar
Cuerpo muy debilitado
Rostro pálido, labios y uñas adquiriendo un tono azulado


DROGAS DEPRESORAS/ SEDANTES

Respiración lenta, irregular o inexistente
Desmayo
Vómitos
Si sospechás que una persona está sufriendo una sobredosis, seguí estos pasos y hacélo LO MAS RAPIDO QUE PUEDAS:


En primer lugar, determiná si la persona está consciente. Fíjate si puede abrir los ojos y hablar, sacudila y llamala por su nombre. Si aún no responde, tratá de hacerla reaccionar causándole dolor, frotale el centro del pecho bien fuerte con los nudillos, o pellizcalo fuerte.
¡No te preocupes por causarle demasiado dolor con estos métodos! Lo importante es que se despierte.!

EN CASO DE UN “MAL VIAJE” debido al LSD o al hachis

Si el individuo comienza a sentirse muy angustiado, perseguido o aterrado:
Mostrarse muy amable con él/ella, tranquilizarlo, tratar de hacerlo ‘volver’.
Colocarlo en un ambiente tranquilo y pacífico, rodearlo de afecto.
Evitar toda broma de mal gusto que le pueda angustiar todavía más.
Evitar todo gesto que pudiera ser interpretado como una amenaza; no grites, no saltes, quedarse con él, nunca dejarle solo, y si la agitación, la angustia, el delirio o el pánico persisten, avisa a un médico.


Si está conciente:

1. ¿Sabe lo que le está pasando?. Levantalo y hacelo caminar, aunque tengas que ayudarlo. Hablale; es importante mantenerlo alerta.

2. Si tiene náuseas, dolor en el pecho, dificultad de respirar, se está ahogando o tiene síntomas similares, llamá a una emergencia.

3. Si está atorado, aplícale la maniobra de Heimlich. Para hacerlo, colocá tu puño por encima del ombligo y presioná rápidamente cinco veces CON FUERZA hacia arriba hasta que se haya despejado el objeto que bloquea las vías respiratorias.

4. Quedate con él y vigilalo. De lo contrario podría desmayarse y asfixiarse.

Si está inconsciente:

1.Tomale el pulso (si sabes cómo hacerlo) y verifica la respiración. ¿Podés sentir su aliento sobre tu mano? ¿Al respirar, el pecho sube y baja?. Si tenés dudas, podés probar a poner un espejo delante de su boca. Si se empaña es porque respira.

2.Si la respiración es irregular, ya no respira, o si la piel se le ha puesto azul o no tiene pulso, llamá inmediatamente a una ambulancia. Si no sabes cómo aplicarle primeros auxilios, colócalo de lado o boca abajo y seguí intentando despertarlo mientras esperás que llegue ayuda.

3.Si no tiene pulso, y sabes cómo hacer un masaje cardíaco, empezá a hacerlo inmediatamente. Si tiene pulso, hacele solamente respiración boca a boca.

Para empezar la respiración boca a boca: Sostené la nuca de la persona con tu mano mientras inclinás hacia atrás su cabeza y le levantás la barbilla. Apretale la nariz con dos dedos para cerrar las fosas nasales. Sopla lentamente en su boca cada 5 segundos. Si el aire no entra, volvé a inclinar la cabeza y repetí el procedimiento (te das cuenta si el aire entre porque el pecho sube).

Si el aire todavía no entra...

Dale empujones sobre el abdomen:

Sentate sobre las piernas de él. Colocá las palmas de tus manos unos centímetros por encima de su ombligo, debajo de la boca del estómago (con los dedos apuntando hacia la cabeza). Coloca una mano directamente encima de la otra. Oprimí hacia adentro y hacia arriba, con 5 empujones rápidos y separados. Si aún así no responde...

Verificá que no haya objetos bloqueando las vías respiratorias.

Si algo está bloqueando su garganta, como vómito o comida, usa el dedo para sacarlo, como se describe a continuación:

Con una mano, empujá el mentón hacia abajo. Usando el dedo índice de la otra mano como si fuera una cuchara, saca el objeto.

Cuando las vías respiratorias estén destapadas, volvé a aplicar la respiración, pero si no hay pulso...

Empezá a hacerle masaje cardíaco

Colocá la mano en el centro del esternón, por encima de la boca del estómago. Oprimí su pecho 15 veces, con los codos extendidos, luego soplá dos veces (repetí el procedimiento completo 5 veces por minuto).

Continuá hasta que el corazón vuelva a latir o llegue ayuda.

Puede pasar que tengas miedo de llamar a una emergencia cuando alguien que conocés ha usado drogas en exceso. Es posible hayas tenido una mala experiencia con médicos, o que hayas escuchado relatos de gente arrestada al venir también la policía. Pero si no sabés aplicar la respiración boca a boca y el masaje cardíaco, llamar a una ambulancia podría ser la única manera de salvarle la vida. Te damos aquí algunas sugerencias en caso de que tengas que llamar.

Mantenete tranquilo

Sé claro. Da los médicos toda la información que puedas: qué tomó la persona y todos los datos que puedas darles acerca de su historia clínica.

Lo que NO debés hacer en caso de sobredosis:

NO LE INYECTES AGUA CON SAL NI LECHE. Ninguna de las dos cosas sirve para resucitarlo y el tiempo que perdés buscando una vena puede ser vital si lo tenés que despertar o hacerle respiración boca a boca.

NO LE DES A TOMAR NADA (café, té, alcohol, etc) dado que además de que no ayudan, podrían provocarle vómitos.

NO SUMERJAS A LA PERSONA EN AGUA FRÍA. Podría ahogarse. Si aún respira, podés darle una ducha para despertarla, pero quedate con ella y no permitas que le entre agua por la nariz ni por la boca.

NO LA DEJES SOLA con síntomas de sobredosis, aunque hayas llamado a una ambulancia. Si no tenés más remedio que irte, ponelo de costado o boca abajo.

Qué podés hacer si un amigo/a o alguien que conocés:

SE PONE TENSO O SUFRE UN ATAQUE DE PANICO

Esta reacción tiende a ocurrir ante el consumo de alucinógenos como algunos tipos de hongos y LSD, pero también puede darse ante otras drogas como anfetaminas, éxtasis , altas dosis de marihuana o combinaciones de estas sustancias.

En estos casos:

Tratá de calmar a la persona y hacerla sentir segura. Hablale suavemente, explicale que la sensación de pánico se le va a pasar, quedate con él/ella, no lo dejes solo. Intentá reasegurarlo y hacerle sentir que todo va a estar bien.

Mantenelo alejado de estímulos fuertes como ruidos y luces brillantes.

Si ves que está hiperventilando, es decir, respirando muy rápido, ayudalo a que respire hondo y lento. La hiperventilación puede producirle malestar y mareos, por lo tanto, tratá de que se calme. Si querés podés tratar de respirar con él y hacer que siga tu ritmo de respiración


SUFRE UN DESMAYO O PIERDE EL CONOCIMIENTO


Este tipo de reacción suele ocurrir ante el consumo de sustancias depresoras como el alcohol, heroína y tranquilizantes. También puede darse ante el consumo de solventes, anfetaminas o éxtasis.

En estos casos:

Llamá a una ambulancia lo antes posible.

Mientras tanto:

Poné a la persona acostada de costado o boca abajo

Aflojale todo aquello que pueda estarle apretando como cinturones o ropa apretada que pueda dificultarle la respiración.

Mantenelo abrigado, ponele una manta por encima (pero tratá de que no tenga demasiado calor). Si el desmayo se debió a un golpe de calor, no apliques esta medida.

Mantenete atento a su respiración. Si no respira, practicale respiración boca a boca.


Aunque la persona sobreviva, siempre es recomendable consultar al médico, aunque hayan pasado días de la sobredosis y la persona ya esté bien, nunca se sabe las secuelas que puede llegar a dejar.




Fuentes:

http://www.antiadiccion.com/2007/06/20/casos-de-sobredosis/
http://www.publispain.com/drogas/signos_o_sintomas_de_adiccion.html
http://www.d-lamente.org/cev/sobredosis.htm


Las sobredosis existen, queremos o no, y aunque esto no sea apología a la droga, yo
preferiría informa y ayudar que discriminar y negar.




Silvina