Los vegetarianos a menudo son considerados más débiles que sus amigos carnívoros, pero un nuevo estudio muestra que podrían dar la sorpresa en la cama. Según este estudio, la gente que consume tofu y comidas basadas en plantas disfrutarían de una mejor vida sexual que los carnívoros.

¿Tienen los vegetarianos una mejor vida sexual?

Se cree que ciertas plantas pueden influir en los niveles de hormonas y aumentar la actividad sexual. La investigación, publicada en el periódico ‘Hormonas y comportamiento’, es el primero que relaciona los fitoestrógenos de las plantas con las llamadas hormonas sexuales, así como con el comportamiento de los primates, informa Dailymail.co.uk.
La investigación fue realizada por Michael Wasserman, del departamento de Ciencias Medioambientales, Políticas y Gestión, de la Universidad de Berkeley, en California.

Durante once meses, Wasserman y su equipo siguieron a un grupo de monos colobos rojos en el Parque Nacional de Kibale, en Uganda, y anotó lo que los primates comían. Los investigadores se centraban en la agresividad, medida por el número de persecuciones y peleas, la frecuencia de apareamiento y el tiempo invertido en el aseo. Además, los científicos también tomaron muestras de heces para evaluar los cambios en los niveles hormonales.

Los investigadores descubrieron que los machos que habían comido hojas de Millettia dura, un árbol tropical que contiene componentes similares al estrógeno y estrechamente vinculado a la soja, tenían los niveles más altos de estradiol, la ‘hormona sexual’ y de cortisol, la llamada ‘hormona del estrés’. Encontraron que con los niveles hormonales alterados, los monos pasaban más tiempo teniendo relaciones sexuales, y menos aseándose.

Los expertos sostienen que los humanos probablemente experimenten efectos similares al tomar estos compuestos.

Wasserman explica a Sciencelive que “alterando los niveles hormonales y los comportamientos importantes en la reproducción y la salud, las plantas podrían haber jugado un gran papel en la evolución de los primates, incluyendo a los humanos, de maneras biológicas que no han sido apreciadas”.

La asociación PETA también considera que las frutas y los vegetales son la llave de la virilidad. Según la organización, el colesterol de carne, huevos y productos derivados pueden ocluir nuestras arterias y disminuir el flujo sanguíneo a nuestros órganos, incluidos aquellos vitales en el dormitorio. Las comidas veganas no contienen ni colesterol ni la grasa animal que se encuentra en esos productos.

De ahí, sostienen, que los veganos sean más delgados y esbeltos que los carnívoros y menos predispuestos a infartos, enfermedades cardíacas, diabetes, obesidad y cáncer.

“Cuando se trata de hacer el amor, los carnívoros pueden verse obstaculizados porque su sangre trata de pasar por sus arterias obstruidas, pero los veganos tienen la energía para continuar la fiesta toda la noche”, señala Mimi Bekhechi, directora asociada de PETA en el Reino Unido.