Los Aperitivos contienen ciertos principios amargos a los cuales se les atribuye la propiedad de ser estimulantes del apetito, tónicos y estimulantes del sistema digestivo.

Estimulantes del apetito

El nacimiento de los aperitivos tiene un misterio que pocos conocen. Sin embargo, se impusieron en el tiempo como algo característico y clásico a la vez, para amenizar un momento agradable.

Cuando se menciona la palabra 'aperitivo' lo primero que suele venir a la cabeza es la pequeña ración de comida que se toma antes de una comida principal o la bebida que suele acompañar a esta comida. En algunos países es muy común ir a tomar el aperitivo o ir de tapas, o preparar en el propio hogar algo para 'picar' antes de comer. También se conoce con el nombre de aperitivo a los 'snacks' salados tipo gusanitos y similares, elaborados con patata, sémolas y harinas de cereales o tubérculos, aceites o grasas y sal, además de aditivos varios.
Si atendemos a la definición de la Real Academia de la Lengua, una de las acepciones de 'aperitivo' es la de aquello que 'sirve para abrir el apetito'


dietas

Salir a 'tomar algo'

Los embutidos y los quesos no son los alimentos más indicados para el aperitivo por gran cantidad de grasa, colesterol y calorías

Son muchas las personas que están a dieta y no saben qué comer como aperitivo o qué beber cuando salen a tomar algo. Directamente prescinden de comer algo por temor a sumar más calorías y echar por tierra el esfuerzo de toda la semana. De los muchos alimentos que se toman como aperitivo, sólo algunos son particularmente recomendables como tónicos y estimulantes del sistema digestivo, por su cualidad para abrir el apetito a la vez que son ligeros en cuanto a aporte calórico.

Su ingesta favorece la secreción de jugos gástricos y prepara al estómago para la digestión de la comida posterior.

Es el caso de las aceitunas, los encurtidos, los vegetales fermentados o bebidas como la tónica, entre otros. Otros muchos tienen la cualidad contraria, ya que se emplea tanta grasa y almidón en su elaboración, que quitan apetito para la comida posterior y aportan demasiadas calorías en un volumen tan pequeño.

Es el caso de los fritos (croquetas jamón y queso, tigres, gambas o pimientos, entre otros) tan habituales como entrantes en muchos menús o como tapa antes de comer. Los embutidos y los quesos también suelen ser muy recurridos para ofrecer a los invitados antes de las comidas, aunque siguen sin ser los alimentos más indicados para que el menú sea digestivo y equilibrado: demasiada grasa, colesterol y calorías juntas. Entre las bebidas, triunfan las refrescantes, el vermú y las copas de vino o de cerveza.

Se puede, y se debe, seguir con la costumbre de tomar algo antes de comer aunque se esté a dieta. Para muchas personas, se trata de un momento de encuentro entre amigos o familiares, muy placentero que no conviene dejar de lado. Los expertos en psicología ya advierten de que uno de los pilares para ser constante y estar convencido de la dieta a seguir es mimar el espacio emocional. En este capítulo habría que tener en cuenta el bienestar que producen las relaciones sociales y los momentos compartidos con las personas más allegadas.


estimulantes

Aperitivos en diferentes culturas

* Antipasti: En Italia es muy frecuente el antipasto como aperitivo antes (anti) de las comidas principales (pasto). La costumbre está muy arraigada en la cocina italiana. Su traducción debe acercarse más al entremés (o entrante) que al aperitivo.
* Hors d'oeuvre: Es la versión típica del aperitivo en Francia, su definición es conocida con estas mismas palabras en algunos países de Europa.
* Imbiss: En Alemania es un periodo de tiempo similar a la definición de aperitivo, suele confundirse hoy en día con el puesto callejero que vende currywurst o cualquier otra comida a pie de calle.
* Boca: En Costa Rica, El Salvador y Honduras es el nombre que recibe un pequeño aperitivo que normalmente es acompañado con una bebida fría. Las bocas más comunes son las que se elaboran a base de jamones y quesos.
* Botana: En México es un tipo especial de aperitivos (generalmente elaborados con masa de maíz, similar a algunos snacks).
* Tapa: Es muy conocida en toda España y está tomando proyección internacional gracias a la proliferación de la gastronomía española. En la mayoría de las regiones, el establecimiento invita a la tapa para prolongar la estancia en el local y provocar el consumo de bebidas.
* Entremés o entrante: Esta definición en España se particulariza sobre todo al aperitivo que se toma sentado en la mesa y es la primera parte antes de comenzar.
* Mezze: Los aperitivos de este tipo son muy frecuentes en las cocinas balcánicas y parte de algunos países del Mediterráneo (del que la tapa es una variante). El mezze se puede interpretar también como tapa dependiendo del país.
* Pintxo: Es un aperitivo muy frecuente en el País Vasco, siendo un signo identificador de su propia gastronomía.
* Zakuski: En algunos países eslavos se emplea esta definición para el intervalo de tiempo similar al del aperitivo.
* Smörgåsbord: En Suecia se sirve unos platos en una mesa a modo de aperitivo.


Aperitivos que no engordan

Si se tiene costumbre de tomar el aperitivo antes de comer fuera de casa, la oferta de los establecimientos de restauración y hostelería cada vez es más variada. Entre las opciones que ofrecen siempre se encuentran aquellas más adecuadas, ligeras y saludables para no trastornar mucho el plan dietético que se sigue. Por ejemplo, en cuestión de fritos, las rabas de calamar o los 'chopitos' tienen muchas menos calorías que el resto de fritos, incluidos los aros de calamar, croquetas, jamón y queso, pimientos, tigres o gambas.

Aperitivos ligeros son los canapés de atún, huevo duro y gamba cubiertos con un poco de mayonesa o de cebolleta picada y vinagreta

Las rabas y los chopitos se pasan por pan rallado por lo que apenas se rebozan, de manera que no absorben tanto aceite. Para ello, no obstante, es importante que se haga una buena fritura, añadiendo los alimentos cuando el aceite esté bien caliente.

De esta manera, se forma una costra externa que se tuesta e impide que entre demasiado aceite al interior del alimento. Si la fritura no está bien hecha, el frito, además de calórico, es muy indigesto; esto se nota cuando el alimento desprende un aroma a aceite recalentado y se nota muy aceitos.

Un aperitivo sustituto perfecto a las calóricas patatas fritas y snacks similares pueden ser las palomitas, hechas a partir de los granos sueltos de maíz. Las palomitas de maíz saladas que se venden embolsadas y listas para cocinar en el microondas tienen más aceite, del que no se suele conocer el tipo, y abundante sal, por lo que no son muy recomendadas.

Todavía más ligeros son los canapés de atún, huevo duro y gamba cubiertos con un poco de mayonesa o de cebolleta picada y vinagreta. En algunas regiones se conocen con el nombre de 'montaditos' o 'banderillas', ya que los ingredientes se colocan uno encima del otro y suelen ir pinchados en un palillo. Además de esta sugerencia, están otras, como una pequeña ración de gambas a la plancha, de langostinos cocidos, de pulpo o de mejillones al vapor con salsa picante.

Se convierten todas ellas en alternativas más ligeras y digestivas si se tiene que cuidar la grasa y las calorías de la dieta. Y siempre queda la posibilidad de pedir una ración de encurtidos, donde suelen servir mezclados, por lo general, pepinillos y cebolletas en vinagre con o sin aceitunas.


apetito

Los pickles como comodín

Uno de los aperitivos más originales, fáciles de preparar en casa, son los 'pickles'. Estos productos tienen la ventaja de aportar muy pocas calorías, por lo que son particularmente recomendados para comer entre horas o como aperitivo antes de la comida, sobre todo, por quienes siguen dietas de control de peso. Las hortalizas fermentadas se consiguen a partir de hortalizas frescas que han sufrido un proceso de fermentación láctica.

Son productos fáciles de digerir y favorecen la digestión de las comidas que se ingieran a continuación. Las hortalizas crudas son ricas en enzimas, similares a las enzimas digestivas, necesarias para digerir los alimentos. Durante el proceso de fermentación, aumenta la concentración de enzimas digestivas que les da la cualidad de tónicos digestivos, al estimular las funciones digestivas. Son particularmente útiles en el tratamiento dietético de las dolencias estomacales como dispepsias, flatulencias o pesadez por una digestión lenta.

Dado que abren el apetito, también son recomendables para quienes tienen inapetencia.

Además, las bacterias lácticas que crecen en las hortalizas y permiten la obtención del nuevo producto, los 'pickles' son un refuerzo para la flora intestinal del organismo. Esta razón dietética justifica que consumir estos productos sea una ayuda para prevenir y tratar problemas de estreñimiento.


FuenteEstimulantes del apetito