¿Estoy en manos de un psicópata?

¿Estoy en manos de un psicópata?

datos

Sigue al Doctor @Sigmund-Freud

enfermedad

s��ntomas

¿Estoy en manos de un psicópata?


¿Cómo me saco de encima a un psicópata?


Desde luego que no estamos hablando acá del psicópata exacerbado: el asesino serial, el violador secuencial ni el perverso intenso. Sino que hablamos del que el he llamado “el psicópata cotidiano”: el que ejerce su psicopatía en la pareja, en la familia, en el lugar de trabajo, en el club. Aquel que muestran sus rasgos psicopáticos y no son señalados como asociales.

explicaci��n


¿A qué llamamos psicópata?


Un psicópata es una persona. Con mayor precisión diremos que es una forma especial de personalidad. Una manera de ser en el mundo que se distingue del grueso de la población. ¿Por qué característica? Por tener necesidades especiales y cosificar a las otras personas.
Y ésta es una de las claves para acercarnos, al menos un poco, a entender intelectualmente cómo funcionan estas personas especiales: tú, el que está con el psicópata, no eres tratado como un igual a él, sino como algo inferior, desechable, indigno, como una cosa.


¿Estoy en manos de un psicópata?

RASGOS

1) Los psicópatas trabajan siempre para sí mismos.


A veces parece que son altruistas, generosos, desprendidos. No confundirse: están invirtiendo, en algún momento sacarán el jugo a esas relaciones y a esas dádivas. Hemos tenido las experiencias de políticos esforzados “por la patria”, “por la recuperación del ser nacional”, “por la patria grande”, “por los desposeídos”, todos objetivos muy gregarios pero, hilando fino, sólo estaban trabajando por cumplimentar sus necesidades especiales.

datos


2) El psicópata no realiza acciones psicopáticas en el 100 % de sus conductas.


Esto confunde mucho a los comunes que creen que un psicópata deber mostrarse constantemente en conductas atípicas o asociales. No. Al contrario. La mayoría de esas conductas son adaptadas y sólo en un pequeño porcentaje se muestra como psicópatas y no con cualquiera sino que…

enfermedad


3) El psicópata muestra su psicopatía.


El psicópata muestra su psicopatía con el complementario (el que convive con él), con otro psicópata (cuando se asocian para lograr un objetivo —bandas de delincuentes, partidos políticos, empresarios—), y actúa sobre personas comunes (cuando las viola, las asalta, las estafa, las mata, etc.).

s��ntomas


4) Es de difícil identificación.


Por lo general, pasan desapercibidos. Algunos son gentiles, amables, tienen el “don de gente”, son seductores, hasta fascinantes (los hay también muy desagradables, pero lo trataremos en otro trabajo). Y ejercen su psicopatía solapadamente en ámbitos separados de sus lugares habituales.

explicaci��n


5) Suelen ser bifrontes.


Cual dios Juno, presentan dos caras: una frente a los complementarios y a su familia, y otra frente al resto de la sociedad. Suelen ser tiránicos, déspotas, agrios, callados con su familia y sociables, agradables y solícitos frente el resto de las personas. De tal forma que los “amigos” externos a la familia, no dan crédito cuando un complementario o un hijo de psicópata les cuenta cómo es el comportamiento dentro de la familia del psicópata.

¿Estoy en manos de un psicópata?


6) Convencen.


Suelen ser carismáticos y seductores. Convencen a los demás, a veces francamente los fascinan para que sigan sus proyectos o sus intereses. Las herramientas que usan son: una perspicacia espacial para captar las necesidades y debilidades del otro, la capacidad de “expandir” la libertad en el reprimido, la mentira (son verdaderos artistas de la mentira), la coerción, la actuación (son actores natos).

datos


7) Minan la autoestima del otro.


Trabajan cual escultor tallando todos los valores del complementario hasta eliminar, muy de apoco, todos los valores que lo sustentan como persona (la dignidad), hasta convertirlo en un ser dependiente y demandante de los caprichos del psicópata (un esclavo). Esto es un “proceso”, nada agudo ni torpe. Se hace con lija fina, pero constante y sin pausa. Y la mayoría de la veces el complementario no es conciente de la profundidad de su deterioro como persona.

enfermedad


8) Aislamiento.


El psicópata aísla al complementario y a toda su familia. Toda persona que puede interferir en su poder interno es descalificado, menospreciada (sutilmente, desde luego) hasta que el complementario “se da cuenta” de que esa persona es negativa para él. Así se va quedando sin amigos, primero, luego sin relación con los hermanos ni con sus padres, y su único sostén es… el psicópata.

s��ntomas


9) Uso y abuso.


Llegado a este punto, el complementario ya está preparada para el uso y abuso por parte del psicópata quien, ahora sí, muestra su cara más desagradable y tiránica, pero ya no tiene a nadie que lo pueda confrontar.

explicaci��n


¿Entonces qué hacemos? Esto se los contaré en un próximo post.


¿Estoy en manos de un psicópata?

5 comentarios - ¿Estoy en manos de un psicópata?

@nocturnus_merK +1
exelente post ..te dejo gaste todos mis puntos en la noche de KIM
@Archimonde2011 +1
Buen Post te dejo unos puntos ...... mmm no se como lo hago lo siento..
@Felhek +1
La gente tiene una idea falsa de lo que es un psicopata, creen que debe ser alguien antisocial y con car de loco. jajaja y nada que ver. Son amistosos, parecen normales y no todos son violentos.
@picturesofLilly +1
totalmente la mayoría de los psicópatas son las personas mas agradables y sociables, tienen un poder de convencimiento y manipulación hacia la otra persona increíble, Manson es un ejemplo perfecto.
@scithe
Graxias... ahora ya se lo q tengo q evitar q haga, para q no se me escape!!!!!