Memorias Retro: Soul Reaver

Traicionado por los suyos, el vampiro Raziel regresó de la tierra de los muertos convertido en un ángel vengador, dispuesto a todo por acabar con aquellos que le arrebataron la vida. Y lo hizo con una sorprendente aventura de acción en tercera persona que aún a día de hoy, más de una década después de su nacimiento, mantiene intacto su estatus de clásico. ¿Por qué? Por su fantástico guión, su impecable dirección artística y su poderosa jugabilidad. Si aún no sabes de qué juego hablamos, continúa leyendo, pues este "segador de almas" merece toda tu atención.


"Para entender el presente hay que conocer el pasado". Con esta mentalidad, durante el año pasado estrenamos la sección Memorias Retro, un apartado dentro de la revista dedicado a recordar a esos videojuegos que nos marcaron de una u otra forma hace ya tantos años. Y por esta sección ya han pasado clásicos de la talla de Half Life, Another World, Grim Fandango o Splinter Cell entre otros. Títulos que en sus respectivos géneros dejaron una impronta que aún a día de hoy, en algunos casos tras una larga década a sus espaldas, continúan marcando el camino a seguir.

Precisamente por eso, no podíamos empezar 2013 con mejor juego. Y es que hablamos de Legacy of Kain: Soul Reaver, o lo que es lo mismo: una de las mejores aventuras de acción de la década de los noventa. Uno de esos clásicos que como tantos otros, llegó sin hacer demasiado ruido para terminar convirtiéndose en uno de los referentes de PlayStation, PC y posteriormente Dreamcast. Su fantástico argumento, sumado a un apartado artístico de gran calado y una sólida base jugable le hicieron destacar por encima de sus competidores, ganándose el cariño de miles de jugadores que enseguida simpatizaron con el segador de almas en el que se había convertido Raziel.



LA HISTORIA DETRÁS DEL MITO

steam

Fecha de lanzamiento: Mediados de 1999
Plataformas: PC, PlayStation, Dreamcast
Ventas: Cerca de 2 millones (a falta de consultar datos más recientes)
Género: Aventura de acción en tercera persona
Desarrollador: Crystal Dynamics (responsables en la actualidad de Tomb Raider)
Personal clave en su producción: Amy Henning y Seth Carus
Motor gráfico: Gex 3


Dada la enorme proliferación de aventuras tridimensionales que nacieron a finales de la década de los noventa, despuntar en un mercado tan competitivo como ese no resultaba fácil. Soul Reaver, sin embargo, pudo hacerlo; y además con un éxito destacable. ¿Las razones? El equipo de Crystal Dynamics tenía muy claro por aquel entonces que un buen videojuego debía ir mucho más allá del concepto "juguete". Tenía que ser divertido, por supuesto que sí; pero también debía contar una historia digna de Hollywood, atrapar a los jugadores con un elenco de carismáticos héroes y villanos, y hacerlo además en un mundo de juego original y atractivo. Algo que no se hubiera visto hasta entonces.

Inspirados por el éxito del notable Blood Omen: Legacy of Kain, obra de Silicon Knight, el equipo liderado por Amy Henning y Seth Carus apostó entonces por el oscuro universo de Nosgoth, que ya dio buena muestra de su potencial en el notable juego de acción de vista isométrica que los creadores de Eternal Darkness publicaron en PC y PlayStation en 1996. Pero lo hicieron sin limitar ni un ápice su creatividad, dando vida a su propio mundo de juego con una historia ambientada 1500 años después del título original.

Con montones de referencias al mundo de los vampiros y grandes obras de la literatura, Soul Reaver nacía así como una espectacular aventura de acción en tercera persona cargada de ingeniosos rompecabezas, desafiantes secciones de plataformeo y emocionantes combates contra criaturas de ultratumba; que además nos conquistó por su impecable argumento, su destacable apartado audiovisual -con uno de los considerados mejores doblajes al castellano-, y por la gran libertad de acción que brindaba. Elementos que llevaron a Soul Reaver a superar en fama y prestigio a la obra original.


Venganza y Muerte

link: http://www.youtube.com/watch?v=mwr9YylTE7Y

Si bien es cierto nuestro especial está dedicado a Soul Reaver, esta obra de Crystal Dynamics no se entendería sin hablar antes del no menos sorprendente Blood Omen: Legacy of Kain. Más por lo argumental que lo jugable, eso es cierto, pero también porque ambos títulos comparten un mismo punto de partida: la venganza. Leitmotiv con el que se ha construido una magnífica saga de aventuras protagonizadas por dos antihéroes como son el temible vampiro Kain y el desdichado segador de almas Raziel, con los que es inevitable no establecer ciertos paralelismos.


Y es que ambos fueron asesinados cruelmente para renacer posteriormente como espíritus vengadores. En el caso de Kain, convertido en un poderoso vampiro enfrentado a los sombríos Guardianes del Círculo; mientras que el antaño vampiro Raziel lo hacía como un Segador de Almas dispuesto a restablecer el equilibrio natural en Nosgoth. ¿Frente a quién? Ni más ni menos que contra su padre, el mismísimo Kain, presentado en Soul Reaver como un ser despreciable y codicioso que había llevado al mundo al borde del abismo a causa de sus excesos.

Guiado por una fuerza divina, el antaño hijo pródigo de Kain, condenado a la muerte por haber desarrollado el don del vuelo antes que su propio padre, se embarcaba así en una peligrosa cruzada contra su propio linaje en una de esas aventuras difíciles de olvidar.



Lo mejor de Legacy of Kain: Soul Reaver

Su argumento. Digno de una gran película de Hollywood.
Desarrollo de la acción muy variado y cargado de sorpresas.
Los combates contra los jefazos. Verdaderamente épicos y bastante originales.
Brillante diseño artístico, contundente banda sonora y espectacular doblaje al castellano.
Su sistema de combate, por obligarnos a usar el entorno para acabar con los vampiros.
El diseño y las dimensiones de Nosgoth. Un entorno abierto a la exploración, con montones de zonas ocultas y nuevas secciones de juego solo accesibles tras adquirir ciertas mejoras.


DISECCIÓN E INFLUENCIAS



Soul Reaver

Eidos encontró con la serie Tomb Raider un auténtico puntal con el que cimentar el futuro de la compañía. Pero lejos de conformarse con estas trepidantes aventuras de acción plataformera, la editora peleó por tener en el mercado otra saga de similares características aunque con una ambientación completamente distinta. Así nacía Soul Reaver. Una aventura que sobresalió en prácticamente todos sus apartados, combinando lo mejor de la acción con la resolución de puzles, el plataformeo y la exploración de entornos tridimensionales.

Como ellos mismos reconocerían más tarde, el genial The Legend of Zelda: Ocarina of Time de Nintendo 64 fue un buen espejo en el que mirarse. Principalmente en lo que se refiere al diseño del vasto y lúgubre mundo que se presentaba ante nuestros ojos. Un entorno de grandes dimensiones repleto de caminos alternativos y zonas secretas, a los que únicamente se podía acceder haciendo uso de las habilidades especiales que Raziel adquiría durante el desarrollo de la partida. Detalle que invitaba a revisitar una y otra vez las mismas localizaciones con el fin de conocer más acerca del universo de Nosgoth.

Soul Reaver también fue muy original al plantear una aventura con dos planos de la realidad bien distintos: el mundo de los vivos, en el que debíamos enfrentarnos a las fuerzas vampíricas de Kain, y el plano espiritual, al que podíamos caer tras "morir" -Raziel ya está muerto, recordad- o haciendo uso de ciertos conjuros. Un detalle para nada baladí teniendo en cuenta que algunos de los mejores rompecabezas del juego hacían uso de esta característica, obligándonos a saltar de uno a otro plano para sortear determinados obstáculos.

La necesidad de absorber las almas de los enemigos para evitar "morir de hambre", lo que nos llevaría al plano espiritual, o que estos resucitaran de nuevo, también fue un detalle muy curioso tanto a nivel estético como en lo jugable (nuestra salud dependía de estas acciones). Pero sin duda, fue el sistema de combate lo que más llamó nuestra atención, puesto que se nos obligaba a usar activamente el entorno para derrotar a unos enemigos inmortales que solo podían morir empalados, bajo la luz del sol, o cayendo en el agua y el fuego. Situaciones de combate francamente espectaculares que cobraron su máxima expresión en los enfrentamientos contra los jefazos finales. ¡Impresionantes!


El legado de Legacy of Kain: Soul Reaver

legacy of kain

Aventuras de acción tridimensionales hay muchas, y ciertamente Soul Reaver no inventó prácticamente nada que no se hubiera visto en aquel entonces, pero es innegable que el juego de Crystal Dynamics marcó época. Y lo hizo gracias a la importancia que concedió al argumento, al inteligente diseño del mundo de juego y sus rompecabezas, o su original sistema de combate centrado en el uso del entorno más que en la fuerza bruta. Razones más que suficientes para coronar a Raziel como uno de los héroes más populares de la época, y un gran ejemplo al que seguir para muchas otras desarrolladoras.

No hay que olvidar que tal fue su éxito, que Legacy of Kain se convirtió en una de las sagas más importantes para Eidos, que logró vender más de 3,5 millones de juegos en todo el mundo gracias a las aventuras de Raziel y Kain que se estrenaron posteriormente. Títulos con una calidad algo irregular, pero que han sabido conservar las señas de identidad con las que nacieron el clásico Blood Omen y el fantástico Soul Reaver. ¿El problema? Que a pesar de los insistentes rumores que apuntan a un renacimiento de esta franquicia, la llegada del ansiado Soul Reaver 3 se está haciendo de rogar más de lo deseado.


¿Sabías qué?

• Raziel fue un arcángel cuyo nombre significa "secreto de Dios". Según los textos sagrados, recopiló en un libro los 1500 secretos que dieron forma al universo.

• El temible Kain responde perfectamente a la imagen bíblica del hijo de Adán y Eva, Caín, que por envidia mató a su propio hermano, Abel.

• Algunos textos religiosos apuntan que debido a su miedo a la muerte, Dios condenó a Caín a una vida inmortal en la oscuridad, teniendo que alimentarse de la sangre de los vivos. Es decir, un vampiro, que en el juego teme morir y por eso condena a todo el universo a la destrucción.

• La mayoría de los hijos de Kain responde también a la imagen de ángeles caídos muy presentes en los relatos bíblicos.

• Crystal Dynamics tuvo en cuenta estos textos para crear a los villanos y sus dominios. Por ejemplo, el ángel de la muerte, del silencio y el castigo, Dumah, es el encargado de ejecutar la condena a muerte de Raziel; a la vez que domina una fortaleza asolada y silenciosa.

• La directora del juego, Amy Henning, ficharía más tarde por Naughty Dog; donde ha dado vida a sagas tan reconocidas hoy en día como Jak & Daxter y Uncharted.

• Silicon Knight y Crystal Dynamics se enfrentaron legalmente por los derechos de la serie Legacy of Kain. Ganaron estos últimos, pero debían reconocer siempre la autoría de SK en la creación de la saga.


¿CÓMO JUGAR A SOUL REAVER HOY?

juegos retro

A diferencia de otros clásicos, prácticamente imposibles de adquirir en la actualidad, Soul Reaver se encuentra disponible en varias plataformas de distribución digital de PC y en la PlayStation Network, lo que hace muy fácil que todavía podamos disfrutar de esta potente aventura de acción tridimensional. Más si tenemos en cuenta el bajo coste al que se puede comprar. Desgraciadamente, sin embargo, la versión publicada a través de Internet se encuentra íntegramente en inglés; lo que en PC no es un gran problema, ya que circula por la red un archivo con el que se puede recuperar el doblaje al castellano del original; pero sí para los usuarios de las consolas PlayStation, que se quedan sin esta opción.

Al margen de este detalle, conviene destacar que Soul Reaver conserva intacto todo su encanto aún después de tantos años. Es verdad que su sistema de cámaras resulta más molesto de lo que estamos acostumbrados hoy en día, pero aún con esas la obra de Crystal Dynamics mantiene su estatus de clásico gracias a lo variado de su acción, su notable sistema de combate y, especialmente, su fantástica puesta en escena.