bueno gnte ak les dejo la otra parte del post









Capitulo 7:




Ejercicio de iniciación al dibujo de objetos



Después de las prácticas anteriores puede ya intentar dibujar cosas: una botella y un vaso sobre un plato,

Dibujo a lapiz parte 2


y una taza sobre un plato con una cucharilla dentro

Dibujo


Lo primero que debe hacer es proveerse de estos elementos una botella, un plato, un vaso, una taza y una cucharilla. Después colocarlos del mismo modo que están situados en las figuras anteriores y dibujarlos.

Pero teniendo en cuenta lo siguiente:



a) No copiará de los dibujos de las figuras anteriores sino sólo de la botella, taza, vaso y plato que tendrá usted delante. A esto se llama dibujar del natural.



b) No dibujará usted, sombras, puesto que no sabe aún. Dibujará sólo a base de línea, igual que lo ve en las citadas figuras anteriores.



e) Se colocará usted de modo que vea de los modelos, sólo lo alto y lo ancho, pero no lo grueso. Es decir, de modo que sólo los vea en dos dimensiones: longitud y anchura. Para aclarar esto vea las siguientes figuras:


lapiz Su posición ante el modelo debe ser ésta. El modelo debe estar a la, altura de sus ojos. Es el modo de que lo vea plano, en sólo dos dimensiones: alto y ancho.


Dibujo a lapiz parte 2 Si lo mira en esta posición, ya verá tres dimensiones: alto, ancho y grueso. Más adelante dibujaremos así.



Sobre las proporciones:



Un aspecto muy importante a tener en cuenta al comenzar el dibujo partiendo del natural, es el cálculo de medidas y proporciones que el modelo elegido tiene y que todo dibujo debe representar. Para resolver esta dificultad no basta con observar atentamente el modelo, es preciso medir y comparar. Existe un sistema generalizado el cual utilizan todos los profesionales y la mayoría de los aficionados el cual se explica a continuación:



Con la ayuda de una simple regla, o lápiz de 30 ó 35 centímetros de longitud, el dibujante puede obtener alturas, anchuras y proporciones en el modelo; Se levanta el lápiz o regla tomándolo por uno de sus extremos, con el brazo extendido a la altura del ojo, y cerrando el otro ojo se coloca el lápiz delante de una parte del modelo, midiendo el alto de esta parte desplazando el pulgar arriba o abajo, hasta que la parte visible del lápiz coincida con la parte del modelo que se quiere medir, se repite entones la operación en sentido horizontal comprobando y calculando dimensiones.

Dibujo





Capitulo 8:




El encaje



Se llama encaje a unas líneas que sirven para marcar las proporciones de un dibujo.

Es decir, el encaje nos sirve para que un dibujo no nos salga desproporcionado.



Veamos ahora como son estas líneas, cuando y como se trazan.

Vea las siguientes figura, las líneas que ve en el dibujo de la arriba son el encaje de la botella de la figura de abajo:

lapiz

Dibujo a lapiz parte 2

En ellas están marcadas la altura, la anchura, el comienzo del ensanchamiento del cuello y el final del mismo, así como el punto donde el cuello es más grueso, Y también a base de rectas, la forma de dicha botella.

Todas estas señales hacen que podamos empezar el dibujo sobre ellas con la seguridad de que nos salga bien.

¿Cuándo se hace el encaje?

SIEMPRE ANTES que el dibujo. He aquí el camino a seguir.

Dibujo 1.) Observamos la botella real que tenemos delante y vemos su altura y anchura

lapiz 2.) Hacemos después un cuadro que tenga proporcionalmente, esta anchura y altura.
Todo esto usando el sistema para calcular proporciones y medidas usando el lapiz o regla antes mencionado, y trasladando las medidas al papel.
También trazamos un eje central que nos ayudará a dibujar iguales la parte derecha de la botella y la izquierda. Es decir, nos ayudará a que salga simétrica. Esta altura y anchura la calculamos a ojo mirando la botella.

Dibujo a lapiz parte 2 3.) Después podemos trazar alguna línea auxiliar más, tales como la que señalan el comienzo del ensanche del cuello de la botella y el final de dicho ensanche, donde la botella comienza a bajar recta hacia abajo. También una línea que marque el sitio donde el cuello es más grueso y el recuadro de la embocadura.

Dibujo 4.) Por último, a base de trazos rectos, dibujamos la forma de la botella, de modo que nos queda terminado el encaje tal como le vemos en esta figura:

lapiz 5.) Sobre esto dibujamos la botella definitiva y borramos las líneas del encaje



El encaje lo hará usted con un lápiz más duro que con el que haga, el dibujo definitivo. El lápiz para hacer el encaje estará muy bien afilado y lo pasará muy suavemente sobre el papel con el fin de que pueda borrar después las líneas con facilidad.

En su caso, utilice el lápiz n. 2 para el encaje y el n. 1 para el dibujo definitivo.

Después de esto, ya puede comenzar a dibujar.




Capitulo 9:





El sombreado



Luz y sombra



Un paso más adelante. Vamos a aprender a ver sombras y, naturalmente, a dibujarlas.



Por todas partes hay luz y sombra. Miremos adonde miremos, nos encontraremos con estos dos elementos.



Sin embargo, si usted no es un profesional del dibujo o la pintura, muy pocas veces se ha detenido a ver estas sombras, a observarlas. Ver la extensión que ocupan, por donde son más oscuras y por donde menos, hay brillos, etc.

Bien, en este capítulo, usted se va a dedicar a ello. Va a dedicarse a observar sombras para después dibujarlas.

Veamos.



El volumen



Todos los cuerpos tienen un volumen y una forma, que percibimos gracias a la sombra. De lo contrario los veríamos planos.


Dibujo a lapiz parte 2 Sin sombrear no sabemos si una figura representa: un cuerpo plano o no


Dibujo Al dibujar, pues, usted debe dominar esta faceta fundamental del dibujo, pues es gracias a la combinación de luces y sombras como representaremos la forma y volumen de un objeto cualquiera que dibujemos.

Sólo los efectos de luz y sombra nos permiten saber cómo es un objeto. En el caso de esta figura vemos que se trata de un cuerpo de superficie curva.


La luz



Las sombras son producidas por la luz, como ya sabe.

Hay dos clases de luz: la natural y la artificial.

La natural es la luz del Sol y de la Luna.

La artificial es la luz eléctrica, la de gas, la de las velas, en fin, toda luz que no sea la del Sol y de la Luna.

La diferencia más importante entre estas dos clases de luz, aparte de su intensidad o tono, es que producen sombras distintas.

La luz natural produce sombras paralelas.

La luz artificial sombras radiadas.



lapiz
La luz del Sol, es decir, la luz natural, produce sombras paralelas.


Dibujo a lapiz parte 2 La luz artificial produce sombras radiales






Capitulo 10:






Clases de sombras



Cuando la luz da sobre un objeto, éste queda iluminado por el sitio que está de cara a la luz, pero por el opuesto, no. Por el lado opuesto se produce la sombra. Esta sombra que se produce en el propio objeto se llama sombra propia



Dibujo La sombra propia es la que se produce en el mismo cuerpo iluminado

lapiz Si en verano hace mucho calor, buscamos la sombra. Si es una calle por donde vamos, nos dirigimos al sitio donde los edificios hacen sombra; si estamos en el campo, a la sombra de un árbol.


Clases de sombras



Cuando la luz da sobre un objeto, éste queda iluminado por el sitio que está de cara a la luz, pero por el opuesto, no. Por el lado opuesto se produce la sombra. Esta sombra que se produce en el propio objeto se llama sombra propia.



La sombra propia es la que se produce en el mismo cuerpo iluminado.

Si en verano hace mucho calor, buscamos la sombra. Si es una calle por donde vamos, nos dirigimos al sitio donde los edificios hacen sombra; si estamos en el campo, a la sombra de un árbol.






Es decir, tanto los edificios, como los árboles, como cualquier cosa iluminada, "echan" su sombra sobre el suelo o sobre paredes o planos verticales próximos: la proyectan. A esta sombra se le llama sombra proyectada.

La proyectada es la que este cuerpo arroja sobre el suelo o la pared o, cualquier otra superficie cercana.

Concretando, hay dos clases de sombras:



Sombra propia: la que se produce en un objeto iluminado.

Sombra proyectada: la que este objeto arroja sobre superficies cercanas.



Luz reflejada


Vea usted estas figuras:

Dibujo a lapiz parte 2 Como la pared es negra, no refleja los rayos luminosos y la parte en sombra de la esfera no tiene nada de luz.,

la sombra cubre por completo la cara del objeto opuesta a donde da la luz y se confunde con el fondo oscuro.


Dibujo En este otro caso la pared blanca, si refleja los rayos luminosos y en la parte en sombra de la esfera, debido a este reflejo, hay luz.

Después de llegar la sombra a su máxima intensidad, vuelve a hacerse más clara, vuelve a haber luz. ¿Por qué?

Se debe a que la luz se refleja en el fondo claro y vuelve a dar en el objeto.

A esto se le llama luz reflejada y debe estar muy atento a ella cuando dibuje.

Intensidad de las sombras



Todas las sombras no son igual de oscuras, no tienen el mismo tono. Unas son más intensas que otras. El captar, mediante la observación del modelo, estos distintos tonos de luz, estas, diferencias, que a veces son muy pequeñas, muy suaves, deberá ser, desde ahora mismo, una de sus mayores preocupaciones. Le decimos esto, porque no es tarea fácil.



Esta diferencia de tonos es lo que dará a los objetos y formas que dibuje una mayor impresión de realidad, es lo que les dará volumen, forma.

Que unas sombras sean más oscuras que otras depende de la dificultad que tenga la luz de llegar al lugar en sombra. Cuanto más cubierta, tapada o alejada de la luz esté una superficie, más difícil será que llegue a ella y más oscura serán las sombras.


lapiz Donde llega más fácilmente la luz en este cubo es: a la cara A, cae de lleno sobre ella, por eso es la más clara, la más iluminada.

A la cara B llegan con mayor dificultad y los rayos que la rozan, caen paralelamente a ella.

Debido a esto tiene menos luz, está más gris.

A la cara C no llegan. La única iluminación que reciben es por reflejos de la luz sobre la superficie blanca donde está el cubo.



Debido a esto es tan oscura.



La zona D es la que menos luz tiene, pues no llegan a ella los rayos de luz directamente y, por lo tanto, se reflejan muy débilmente.






Capitulo 11:




Mirar las sombras



Como paso previo a su trabajo, usted debe aprender a ver las sombras. No es fácil si no se tiene práctica en ello. Las cosas tienen color y esto dificulta a veces para establecer bien los límites de las sombras, sus tonos.

Hay un método muy práctico que nos ayuda en gran parte a resolver este problema:



Se trata de mirar al objeto sombreado entrecerrando (entornando) los ojos. Pruebe ahora mismo. ¿Verdad que las zonas de sombras quedan delimitadas con mayor claridad?

Esto se debe a que, al entrecerrar los ojos, se suprimen detalles de la visión y sólo se aprecian masas, y en lo que se refiere a las sombras, zonas de éstas, más o menos precisas.

Oriéntese así al trabajar.


Dibujo a lapiz parte 2 Así se ven las cosas mirando normalmente


Dibujo Entornando los ojos, las zonas de sombra y luz se delimitan con mayor claridad.



bien, puesto ya en este camino, va usted a comenzar a fijarse en las sombras.

En el lugar en que, esté estudiando, si echa una ojeada alrededor, verá que hay sombra y luz por todas partes. Sombras propias y sombras proyectadas. En las cosas, en su propio cuerpo. Deje de estudiar y obsérvelas. Observe cómo una misma mancha de sombra no es por todas partes igual de intensa, como en la mayoría de los casos, comienza siendo clara para acabar siendo muy oscura. ¿Se fija?



Pues bien, esto es lo que debe usted trasladar al papel. ¿Cómo?

Algo importante sobre el sombreado

1.)Uno de los defectos más importantes del principiante es cargar demasiado de negro las sombras, llenarlo todo demasiado de manchas oscuras, sin acordarse de que en el sombreado hay dos elementos igual de importantes: la luz y la sombra. El principiante cae en el defecto de hacer los tonos más oscuros de lo que deben ser.

Por eso, grábese la regla siguiente: sombree siempre suavemente y deje espacios blancos allí donde la luz da de lleno. Si es preciso acentuar más el negro en cualquier sitio, ya habrá tiempo.


lapiz Es preciso tener tacto y sombrear con más suavidad, dando negros y dejando zonas blancas iluminadas.


Dibujo a lapiz parte 2 No debe entusiasmarse al sombrear y dejar sus trabajos así, demasiado oscuros.


TUTORIALES GRATIS

TUTORIALES GRATUITOS

DIBUJO A LÁPIZ

Capitulo 11

Agradeceríamos si firmas nuestro Libro de visitas dándonos tus comentarios y sugerencias.






Mirar las sombras



Como paso previo a su trabajo, usted debe aprender a ver las sombras. No es fácil si no se tiene práctica en ello. Las cosas tienen color y esto dificulta a veces para establecer bien los límites de las sombras, sus tonos.

Hay un método muy práctico que nos ayuda en gran parte a resolver este problema:



Se trata de mirar al objeto sombreado entrecerrando (entornando) los ojos. Pruebe ahora mismo. ¿Verdad que las zonas de sombras quedan delimitadas con mayor claridad?

Esto se debe a que, al entrecerrar los ojos, se suprimen detalles de la visión y sólo se aprecian masas, y en lo que se refiere a las sombras, zonas de éstas, más o menos precisas.

Oriéntese así al trabajar.



Así se ven las cosas mirando normalmente.








Entornando los ojos, las zonas de sombra y luz se delimitan con mayor claridad.










Y bien, puesto ya en este camino, va usted a comenzar a fijarse en las sombras.

En el lugar en que, esté estudiando, si echa una ojeada alrededor, verá que hay sombra y luz por todas partes. Sombras propias y sombras proyectadas. En las cosas, en su propio cuerpo. Deje de estudiar y obsérvelas. Observe cómo una misma mancha de sombra no es por todas partes igual de intensa, como en la mayoría de los casos, comienza siendo clara para acabar siendo muy oscura. ¿Se fija?



Pues bien, esto es lo que debe usted trasladar al papel. ¿Cómo?

Algo importante sobre el sombreado

1.)Uno de los defectos más importantes del principiante es cargar demasiado de negro las sombras, llenarlo todo demasiado de manchas oscuras, sin acordarse de que en el sombreado hay dos elementos igual de importantes: la luz y la sombra. El principiante cae en el defecto de hacer los tonos más oscuros de lo que deben ser.

Por eso, grábese la regla siguiente: sombree siempre suavemente y deje espacios blancos allí donde la luz da de lleno. Si es preciso acentuar más el negro en cualquier sitio, ya habrá tiempo.

Es preciso tener tacto y sombrear con más suavidad, dando negros y dejando zonas blancas iluminadas.




No debe entusiasmarse al sombrear y dejar sus trabajos así, demasiado oscuros.



2.) Se sombrea comparando.



Aclaremos: cuando usted esta observando un modelo, viendo en sus sombras el número de intensidad de sus tonos, fíjese en el más oscuro y páselo al papel. Después, COMPARANDO con este tono, vaya dibujando los otros más claros.

Usted comparará las diferencias de los tonos con respecto, al más oscuro EN EL MODELO. La comparación la hará en el propio objeto que esté dibujando, y trasladará esta diferencia que encuentre al papel, comparando ahora con la mancha que ya tiene dibujada del tono más oscuro.




Dibujo Comparando con la intensidad de este tono...

lapiz ... vaya graduando el resto.


3.) La valoración de los tonos, es decir, la graduación, el paso de unos tonos oscuros a otros más claros y el paso de éstos al blanco -o al revés-, se debe hacer de un modo gradual, sin que haya contrastes violentos.

El paso de un tono a otro, de mayor a menor intensidad, o al revés, debe ser como lo ve usted aquí, suave, sin que se noten saltos bruscos.

Aquí es donde entra en juego la aplicación de las manchas graduadas de que hablamos en las primeras lecciones de este curso.



4.) No debe usted, durante todo su trabajo, perder de vista ni olvidar el conjunto. Debe estar pendiente de éste, fijándose constantemente en la totalidad del dibujo. Esto es necesario para que su trabajo salga con la armonía precisa.



5.) No enmarque usted los límites de lo que esté dibujando con líneas antes de sombrear. Sombree, y el propio sombreado le irá dando estos límites.



6.) El trazo no es el mismo para todos los casos de sombreado. Hay que seguir con el lápiz la forma de la superficie del objeto que se trate. Si se trata de superficies planas, el trazado de sombreado será recto. Si de curvas, el trazo será curvo. Es decir, el trazo adoptará la forma del volumen del cuerpo que se dibuje.




Capitulo 12:



Prácticas de iniciación al dibujo de sombras



Le proponemos como práctica de sombreado realizar tres dibujos a lápiz, en los que, al contrario que en los ejercicios del capitulo anterior, se aprecian formas y volúmenes.

Se trata de que usted dibuje:

Dos cajas de zapatos tal como las ve en esta figura:


Dibujo a lapiz parte 2


Dibujo Un trapo colgado, que tenga buena caída, blanco, que colocará tal como ve en la imagen





No copie de los dibujos que le presentamos. Tome del modelo natural.
Ilumine los modelos con una lámpara con pantalla, tal como viene indicado en las imágenes anteriores. Si no tiene lámpara con pantalla, de modo que la luz vaya en la dirección indicada por las figuras citadas, hágalo como le sea posible, pero procurando siempre que la luz no quede encima de los modelos.
Prepare a su, lado, para trabajar, los lápices números 1 y 2 y la goma, así como el raspador.

Con el lápiz n. 2 hará las líneas finas, poco intensas, y el encaje y boceto inicial.

Con el del n. 1 las líneas y manchas de sombras más intensas.
Su camino a seguir en los trabajos será el siguiente:

1. Encaje detenido del modelo siguiendo las normas que a tal respecto le hemos dado en las lecciones pasadas.

Hará el encaje suavemente, con el fin de que pueda borrarlo después con facilidad. Utilice el lápiz n. 2.





lapiz Lo primero es el encaje


Dibujo a lapiz parte 2 3. Manche usted ya, con el lápiz del n. 2, con un rayado en que no debe apretar demasiado, las zonas de sombra, marcando los diferentes tonos más importantes que ve para lo cual habrá empleado el método de entrecerrar los ojos y sin olvidar que el trazo debe seguir la forma plana o curva de la superficie del modelo.


Dibujo 4. Manche la zona o zonas más oscuras del dibujo.


lapiz 5.A partir de este tono y como le hemos indicado, COMPARANDO, vaya dando los otros tonos más suaves, sin olvidar que el paso de uno a otro debe ser suave, sin contraste brusco




Retoque al final con la goma, aclarando aquellos sitios que estén oscuros, sacando brillos, borrando lo que sobre.

Y aún retoque con el lápiz las pequeñas deficiencias que haya podido producir el paso de la goma.



Recuerde que algo muy importante del dibujo y la pintura es la OBSERVACIÓN, nunca deje de hacerlo, no invente, trate de plasmar lo que VE y no lo que se imagina, el dibujo es la base de cualquier proyecto artístico que se quiera realizar, se dibuja en escultura, se dibuja en pintura, en todo, por lo tanto es muy importante tener por lo menos nociones básicas de dibujo, esperamos este curso haya sido de su agrado y le haya servido por lo menos a introducirse al mundo de las bellas artes.





Fin


espero q les gusteee
comenteen plisss
byeeeeeee