La cara oculta del rock: La extraña muerte del cantante de INXS, con Bob Geldof de protagonista involuntario





La cara oculta del rock: La extraña muerte del cantante de



“Desquiciado, telefoneó a Geldof para decirle cuatro cosas. Este declaró que Hutchence se comportó de forma ‘amenazadora’ por teléfono y el huésped de la habitación contigua confirmó haber escuchado a una persona discutiendo a voces con otra por teléfono”



Cuando INXS estaban a punto de celebrar sus veinte años de existencia, un trágico acontecimiento puso fin a la incipiente gira de aniversario por su Australia natal. Michael Hutchence había aparecido ahorcado en la habitación de un hotel. ¿Qué llevó al vocalista de INXS a quitarse la vida? ¿Tuvo algo que ver Bob Geldof? ¿O fue un juego que terminó mal?





La mañana del 22 de noviembre de 1997, una empleada de la limpieza del hotel Ritz-Carlton en Sídney se llevó un susto de muerte. Después de golpear la puerta de la habitación 524 y no obtener respuesta, la mujer decidió entrar para realizar su trabajo. Cuando cruzó la puerta, se encontró con algo más que una habitación con la cama deshecha, botellas de alcohol vacías y medicamentos por el suelo. También había el cuerpo de un hombre inerte. Aunque estaba desnudo, llevaba puesto un cinturón de piel de serpiente con la hebilla rota. Sin embargo, en lugar de estar situado en el sitio correcto, el cinturón rodeaba el cuello y como si de una auténtica serpiente se tratara, la prenda de piel había estrangulado a aquel hombre. Era Michael Hutchence y había muerto a los 37 años.



Hubo que esperar hasta el 6 de febrero del año siguiente para que el forense, Derrick Hand, concluyera, después de realizar la autopsia, que el cantante australiano se había suicidado, víctima de una depresión, bajo los efectos del alcohol y de las drogas. ¿Qué motivos tenía Hutchence para quitarse la vida?



En lo profesional, INXS habían publicado en abril de 1997 el álbum “Elegantly wasted”, su primer trabajo después de cuatro años de silencio desde que lanzaran “Full moon, dirty hearts” (1993). Aunque el disco no estaba a la altura de otros trabajos previos de la banda como “Kick” (1987), INXS estaban de celebración con motivo de sus veinte años en el mundo de la música. La gira por Australia para conmemorar su aniversario estaba al caer, pero tuvo que ser suspendida el día que su vocalista decidió echarse el cinturón de serpiente al cuello.




En lo personal, Michael Hutchence estaba hecho todo un conquistador. Kylie Minogue y la modelo Helena Christensen fueron solo dos ejemplos de las numerosas mujeres que pasaron por sus brazos. En ese momento, el cantante parecía sentar cabeza con la presentadora de televisión Paula Yates. Hutchence y Yates se conocieron en 1984, durante una entrevista en el programa ‘The tube’, que esta presentaba para la televisión inglesa. Por entonces, Yates tenía una relación con Bob Geldof, líder de los Boomtown Rats, con quien contrajo matrimonio en 1986. La pareja tuvo tres hijas de nombres imposibles: Fifi Trixibelle, Peaches Honeyblossom y Little Pixie. Hutchence volvió a ser entrevistado por Yates en 1994 en ‘The big breakfast’, programa que, por cierto, producía el propio Geldof. Los medios de comunicación no tardarían en hacerse eco del romance que mantenía el cantante con la presentadora de televisión. En febrero de 1995, Paula Yates y Bob Geldof se separaron, y, en mayo de 1996, finalmente se divorciaron. Unos meses después, el 22 de julio de 1996, Hutchence y Yates fueron padres de una niña que, para no desentonar con sus otras hermanas, también recibió un curioso nombre: Heavenly Hiraani Tiger Lily Hutchence. El nombre fue fruto de un trabajo en familia: el padre eligió “Hiraani”, la madre escogió “Tiger Lily” y la hermana pequeña se decantó por “Heavenly”.




En este contexto, a punto de comenzar una gira conmemorativa, con una relación estable y una hija de poco más de un año, Michael Hutchence decidió quitarse de en medio pocos días después de considerarse “un hombre con mucha suerte”. ¿Qué estuvo haciendo el líder de INXS en sus últimas horas de vida? La noche del 21 de noviembre de 1997, Michael tomó su última cena acompañado de su padre en un restaurante indio. A continuación, el cantante estuvo con Kym Wilson, una de sus antiguas novias, y la actual pareja de esta, Andrew Reyment. Tras unas copas de más, Hutchence se subió a su habitación del hotel y realizó varias llamadas por teléfono.



Muerte




Una de las últimas personas con las que Michael Hutchence cruzó unas palabras fue con Bob Geldof. Yates y Geldof estaban inmersos en una pelea constante por la custodia de sus hijas y el líder de los Boomtown Rats estaba muy seguro de cuál sería el desenlace. Según Paula Yates, Bob Geldof aseguró que él “estaba por encima de la ley” gracias a tener ganado el cielo por organizar el macroconcierto benéfico Live Aid (1985). Así que con los continuos rifirrafes entre el antiguo matrimonio, Yates no podía viajar hasta Australia con Tiger Lily hasta que finalizara el proceso y, como consecuencia, Michael no podía ver a su bebé. Así aseguró Yates que se encontraba Hutchence en ese momento: “Estaba asustado y no podía aguantar un minuto más sin su bebé. Estaba terriblemente disgustado y dijo: ‘No sé cómo voy a vivir sin ver a Tiger’”. Desquiciado, Michael telefoneó a Geldof para decirle cuatro cosas. El cantante irlandés declaró que Hutchence se comportó de forma “amenazadora” por teléfono y el huésped de la habitación contigua donde se alojaba el australiano confirmó haber escuchado a una persona discutiendo a voces con otra por teléfono.



Las otras personas a las que el líder de INSX llamó por teléfono fueron su mánager, Martha Troup, a la que dejó un mensaje en el contestador diciendo que estaba harto, y a otra de sus exnovias, Michele Bennett, que dijo que Michael estaba molesto y lloraba. La mánager devolvió la llamada pero no obtuvo ninguna respuesta y Bennett se acercó hasta el hotel, pero como nadie abrió la puerta, dio media vuelta. La siguiente persona que golpeó la puerta de la habitación 524 fue la empleada de la limpieza.



El contexto hace pensar que la conclusión del forense es la correcta y que el cantante se suicidara después de mezclar depresión, alcohol y medicamentos recetados. Sin embargo, la noticia de la muerte del vocalista de INXS llegó tan de improviso que muchos medios de comunicación consideraron el fallecimiento como accidental. No hubo ninguna nota de suicidio. En 1999, esta historia dramática se convirtió en leyenda urbana de la mano de Paula Yates, que declaró en un programa de televisión que su pareja no se suicidó sino que fue víctima de un peligroso juego que se le fue de las manos. Según Yates, Hutchence falleció porque estaba practicando asfixia autoerótica, por lo que Michael utilizó el cinturón no para lanzar su último suspiro, sino para recibir menos oxígeno durante la masturbación.



Paula Yates seguiría el camino de Michael Hutchence y murió como consecuencia de una sobredosis de heroína el 17 de septiembre de 2000, el día del décimo cumpleaños de su hija Little Pixie. Bob Geldof finalmente obtuvo la custodia de sus tres hijas, pero este culebrón fue todavía más allá. El organizador del Live Aid también consiguió la custodia de Tiger Lily y en 2008 la adoptó otorgándole un apellido más para su eterno nombre: Heavenly Hiraani Tiger Lily Hutchence Geldof. En esta historia digna de una telenovela, es normal que los personajes tengan nombres tan largos.








cantante




A TODOS MIS SEGUIDORES, LES DIGO: NO ES AL PEDO..GRACIAS POR ESTAR AHÍ!
inxs




"Si asumes que no existe esperanza, entonces garantizas que no habrá esperanza. Si asumes que existe un instinto hacia la libertad, entonces existen oportunidades de cambiar las cosas."
Noam Chomsky



CUALQUIER COMENTARIO QUE VIOLE EL PROTOCOLO, ATAQUE LA FUENTE O AL POSTEADOR SERÁ ELIMINADO.SE ACEPTAN COMENTARIOS CON EDUCACIÓN Y RESPETO.EVITE EL FOROBARDO.



Tenga en cuenta ...
La información que usted encuentre en este post puede, o no, estar en desacuerdo con su visión personal o religiosa de la realidad. Si usted encuentra que su visión de la realidad está siendo contradicha, desacreditada o atacada en cualquier forma posible, recuerde siempre que todo eso está en su cabeza y como tal, no es responsabilidad mia ni de nadie mas. Después de todo, yo no escogí su visión alternativa de la realidad, usted fue quien lo hizo.




extraña