Victimas del comunismo, Parte 1 (URSS)

Victimas del comunismo, Parte 1 (URSS)



[b]Aclaraciones: Este post cumple con las reglas del protocolo, no exibe contenido explicito de victimas o gente sin vida, no es critico ya que son recopilaciones de datos oficiales, no incluyo ninguna opinion personal ni hago preguntas, no hay insultos, LOS COMENTARIOS SE CIERRAN PARA EVITAR POLÉMICA, no hay contenido peyorativo a ninguna raza o ideologia. Por ende cumple las reglas, en todo caso, que los moderadores manden un MP para ver que puedo corregir[/b]

Hoy veremos los crimenes que se cometieron en nombre del comunismo en la URSS (Union de República socialistas sovieticas)


Se cometieron un total de 20 millones de victimas en la Unión Soviética (Dato extraido del libro negro del comunismo)

matanza

1. El Gulag

El GULAG albergaba tanto a criminales como a prisioneros políticos. Al no existir una categoría específica de presos políticos, éstos tenían que soportar una doble presión tanto por parte de los carceleros como de los delincuentes comunes.
Literalmente, «GULAG» es un acrónimo para denominar a la Dirección General de Campos de Trabajo

El gulag fue creado oficialmente el 25 de abril de 1930 por la OGPU, tras el Gran Giro de 1929. Aunque el gulag existía ya desde los tiempos de Lenin, tras el Primer Plan Quinquenal, la población del gulag aumentó considerablemente. En 1931-32, había 200.000 prisioneros en los campos, la mitad de ellos (aprox. 100.000) fueron empleados en la construcción del Canal Mar Blanco-Báltico: más de 10.000 presos murieron. Tras la inauguración del canal, también llamado Belomorkanal, la población reclusa aumentó. En 1935, había 800.000 prisioneros en los campos y 300.000 en colonias penitenciarias. Los prisioneros fueron empleados en obras en las cuales murieron miles de personas. Pero por cada preso muerto llegaban más. Entre 1934 y 1941, la población de prisioneros aumentó increíblemente, sobre todo tras la Gran Purga.
En 1939, había 1,6 millones de presos, 300.000 eran prisioneros de guerra polacos, capturados tras la invasión soviética de Polonia. Entre 1940 y 1941, entre 10.000 y 12.000 polacos fueron enviados a la mortal región de Kolymá, la tierra de la muerte de blanca, donde las temperaturas bajan a 50, 60 y 70 grados bajo cero. En pocos meses, tan solo quedarán 583. En 1942, los supervivientes polacos fueron liberados y formaron un nuevo ejército polaco en el exilio. De los 80.000 evacuados de Anders, solo 310 polacos regresaron a la Polonía comunista tras la guerra, en 1947.
Durante la Segunda Guerra mundial, la tasa de mortalidad ascendió increíblemente, sobre todo entre 1942 y 1943. En el invierno de 1941-42, la cuarta parte de los presos del gulag, murió de frío o de hambre. Es decir, de entre 1,2 y 1,5 millones de presos del gulag cuando empezó la guerra, más de 300.000 murieron. 516.841 prisioneros murieron en 1941-43. En 1943, la población de las colonias penitenciarias y los campos de trabajo volvió a aumentar tras las deportaciones de 1943-44, en las que 1 millón de personas pertenecientes a las minorías étnicas fueron deportadas, muriendo 250.000 (uno de cada cuatro deportados) de frío y hambre.
Tras la guerra, el número de reclusos era de 2,5 millones (de los cuales 1,7 millones estaban en campos de trabajo). La población reclusa aumentó durante la posguerra hasta la muerte de Stalin en 1953, gracias a las deportaciones de minorías étnicas y prisioneros de guerra. En 1954, comenzaron la rehabilitaciones, que continuaron hasta los años 60.

Si les interesa acerca de este hecho les recomiendo el libro Archipielago Gulag, Aleksandr Solzhenitsyn

URSS

Persecución Política: La gran purga


En 1939 las autoridades soviéticas entregaron a la Gestapo nazi a aquellos refugiados comunistas alemanes, polacos y húngaros que habían buscado refugio en la Unión Soviética. Esta entrega fue un resultado colateral del pacto de no agresión nazi-soviético, así como la ocupación conjunta de Polonia, la ocupación soviética de los países bálticos, de la Besarabia y Bucovina rumana y el ataque a Finlandia por la URSS y supuso, para sus víctimas, pasar del sistema de represivo de la NKVD y las redes de capos "gulag" (los entregados eran los supervivientes no ejecutados de las purgas del Komintern, en muchos casos familiares de dirigentes ya fusilados) a los campos de concentración nazis dirigidos por las SS, donde la mayoría de ellos terminaron siendo ejecutados o víctimas de las espantosas condiciones de vida reinantes en los mismos. La militante comunista alemana Margarette Buber-Neumann, superviviente de este proceso, relata en un libro de memorias sus estremecedores experiencias como prisionera en los campos de concentración de ambas dictaduras.

Otro grupo que fue objeto prioritario de la represión estalinista fue el constituido por los numerosos dirigentes y simples miembros de partidos comunistas extranjeros refugiados en la URSS, así como los cuadros del Komintern (la Internacional comunista). Dirigentes como el húngaro Béla Kun (famoso por las atrocidades que cometió en Crimea durante la Guerra Civil rusa), el yugoslavo Milan Gorkić o el alemán Heinz Neumann fueron ejecutados sin juicio en compañía de miles de camaradas anónimos, la mayoría de los cuales desaparecieron sin dejar rastro. Stalin llegó al extremo de convocar en Moscú, con cualquier pretexto, a militantes que residían en el extranjero, con el objeto de arrestarlos a su regreso y, acto seguido, ejecutarlos. Esta táctica fue utilizada igualmente para purgar a los miembros del NKVD que pertenecían a su sección exterior (los servicios de espionaje), y que, lógicamente, prestaban servicio (tanto con cobertura legal de tipo diplomático o periodístico como aquellos llamados ilegales) en los países donde desarrollaban su actividad de espionaje. Por lo que, en aquellos tiempos, normalmente una orden de regreso a la patria era la antesala de la muerte. Los que, desobedeciendo las órdenes recibidas, decidieron resistirse a acudir voluntariamente al matadero fueron perseguidos con saña por escuadrones especiales de asesinos del NKVD especialmente encargados de ejecutar en el extranjero a estos desertores, misión que normalmente culminaban con éxito, siendo ayudados en estas acciones por los aparatos locales del Partido Comunista del país donde se había refugiado el traidor perseguido.

La purga del Ejército Rojo se inició con la aparición de documentos que evidenciaban la existencia de correspondencia entre el Mariscal Mijaíl Tujachevsky y miembros del OKW (Oberkommando der Wehrmacht, Alto Mando de la Wehrmacht), el Alto Mando alemán. Actualmente se maneja la hipótesis de que dichos documentos fueron falsificados por orden de Reinhard Heydrich. Dichos documentos falsos llegarían a manos soviéticas a través de Edvard Beneš, presidente de Checoslovaquia.
Sin embargo, para el momento en que los documentos supuestamente se falsificaron, dos miembros del grupo de Tujachevsky ya estaban presos, lo que debilita un poco la hipótesis de la correspondencia, restándole legitimidad a la purga. Además, en los juicios, las cartas no fueron utilizadas como evidencia, sino las confesiones de los militares. En total, 3 de los 5 mariscales, 13 de los 15 comandantes de ejércitos, 8 de los 9 almirantes, 50 de los 57 generales de los cuerpos de ejército, 154 de los 186 generales de división, todos los comisarios del ejército y 25 de los 28 comisarios de los cuerpos de ejército, de la Unión Soviética fueron juzgados y condenados. Esta purga dentro del Ejército Rojo, eliminó a comandantes con experiencia siendo remplazados por oficiales leales políticamente pero de capacidad militar dudosa. El ejército quedó desorganizado completamente y, según los analistas, Hitler tomó nota de esta aparente debilidad organizativa soviética a la hora de trazar sus planes para la Operación Barbarroja, la invasión alemana de Rusia de 1941.
El oficial de inteligencia soviético Víktor Suvórov escribió en La Limpieza que el impacto de la Gran Purga en el ejército no fue tan grave como la propaganda soviética lo hizo ver. Aseguraba que sólo un tercio de las víctimas eran oficiales militares, el otro tercio eran comisarios políticos y el tercio restante eran agentes de la NKVD con rangos militares. Da por ejemplo el caso del Ministro de Asuntos Navales, Mijaíl Frinovsky, que llevaba el rango militar de Comandante de Ejército de Primer Rango, aunque nunca había prestado servicio militar.


Holodomor

Genocidio por hambruna

comunismo


Con el fin de aplastar toda resistencia contra el régimen y ampliar el control sobre los campesinos, las autoridades soviéticas tomaron decisiones y medidas para generar una hambruna generalizada y artificial. Un estudio de 30 resoluciones del Comité Central Ejecutivo del Partido Comunista Bolchevique, y del Comité del Consejo Soviético de la República Socialista Soviética de Ucrania así como de la URSS, publicadas entre 1929 y 1933, describen y analizan las condiciones para el total aniquilamiento físico de la población rural de Ucrania, ya que, según antecedentes, existía suficiente comida en Ucrania para alimentar dos veces a su población.62
Stalin ordenó sistemáticamente aumentos en las cuotas de producción de comida, lo que se llevó a cabo hasta el agotamiento de los suministros en los graneros ucranianos. La cosecha de trigo de 1933 se vendió en el mercado mundial a precios por debajo del mercado para agotarla. Se calcula que la cosecha de 1933 podría haber alimentado durante dos años a la población de Ucrania, tradicionalmente llamada "el granero de Europa".

Siendo crítica la situación, el Partido Comunista de Ucrania solicitó a Stalin la reducción de las cuotas de comida, nuevamente se envió al Ejército Rojo para reprender al PC ucraniano. La policía secreta siguió siempre aterrorizando a la población realizando inspecciones aleatorias y apropiándose de toda la comida encontrada, considerada propiedad del Estado. El castigo por robar variaba, desde la muerte al envío mínimo de 10 años a un Gulag . Rápidamente se gestó una hambruna masiva y duradera. Durante los peores momentos se calcula que morían unas 25.000 personas cada día en Ucrania.
Desde los países de Europa occidental y EE. UU. los emigrantes ucranianos respondieron enviando cargamentos de comida. La ayuda fue requisada por las autoridades soviéticas. Los gobiernos y la prensa occidental ignoraron durante mucho tiempo los informes sobre las hambrunas que periódicamente se escapaban al control soviético.
Muchos sectores de comunistas defensores de Stalin señalan que el "Holomodor" como concepto de exterminio perpetrado por Stalin es una creación ficticia de los servicios de inteligencia nazis, comprado como información por el magnate William Randolph Hearst y difundida por Occidente como una verdad, tal y como recoge el libro de Douglas Tottle, "Fraud Famine and Fascism the Ukrainian Genocide Myth" (1987). Se señala a los kulaks (campesinos ricos ucranianos) como responsables de las hambrunas, al quemar cosechas y realizar sabotajes.


Masacre de Katyn (territorio polaco en manos de la URSS, teniendo en cuenta que la otra gran parte estaba ne manos del nazismo)

genocidio



El 19 de septiembre de 1939, el Comisario de Seguridad del Estado de primer rango, Lavrentri Pavlovich Beria (el comisario popular para asuntos internos), siguiendo órdenes de Stalin, llamó al Consejo del NKVD de la URSS para prisioneros de guerra e internos (dirigido por el Capitán de la Seguridad del Estado, Pyotr K. Sopruneko) y ordenó establecer campos para los prisioneros polacos. Fueron: Jukhnovo (estación de tren de Babynino), Yuzhe (Talitsy), Kozelsk, Kizelshchyna, Oranki, Ostashkov (Isla Stolbny en el lago Seliger, cerca de Ostashkov), Putyvli (estación de Tetkino), Starobielsk, Vologod (estación de Zaenikevo) y el campo de Gryazovets.
En el período entre el 3 de abril y el 19 de mayo de 1940, alrededor de 22.000 prisioneros de guerra y prisioneros comunes fueron asesinados. Cerca de 6.000 prisioneros de guerra del campo de Ostashkov, unos 4.000 del campo de Starobielsk, 4.500 del campo de Kozielsk y 7.000 prisioneros de la parte oeste de Bielorrusia y Ucrania.
Solo 395 prisioneros fueron salvados de la matanza. Fueron sacados de los campos de Yuknov y llevados a Gryazovets. Fueron los únicos que escaparon de la muerte.
Si bien los alemanes negaron conocer esta masacre hasta 1943, un informe británico de la Oficina de Relaciones Exteriores de la postguerra llega a sugerir que la matanza fue realizada por sugerencia o bajo complicidad alemana.

Hasta el 99% de los prisioneros restantes fueron asesinados posteriormente. Las personas de Kozielsk lo fueron en el lugar habitual de ejecuciones en masa de Smolensko, llamado el bosque de Katyn. Las de Starobielsk, dentro de la prisión del NKVD de Járkov y los cuerpos fueron enterrados cerca de Pyatikhatki. Los oficiales de policía de Ostashkov fueron asesinados en la prisión del NKVD de Kalinin (Tver) y enterrados en Miednoje.
Durante la vista de Dimitrii S. Tokarev, anterior jefe de la Junta del Distrito del NKVD en Kalinin, se ofreció información detallada acerca de las ejecuciones en la prisión del NKVD de Kalinin.
De acuerdo con Tokarev, los fusilamientos empezaban por la tarde y terminaban al amanecer. El primer transporte, el 4 de abril de 1940, trajo 390 personas, y los verdugos se encontraron con un trabajo duro por tener que matar a tantas personas en una sola noche. Los siguientes transportes no trajeron más de 250 personas. Las ejecuciones fueron realizadas con pistolas Walther PPK y municiones de fabricación alemana suministradas por Moscú. La idea era culpar al régimen nazi de las ejecuciones en el futuro.
Las ejecuciones fueron metódicas. Después de revisar la información personal del condenado, éste era esposado y llevado a una celda aislada. Los sonidos de las ejecuciones eran enmascarados con máquinas ruidosas (tal vez ventiladores) durante la noche. Tras ser metida en la celda, se disparaba inmediatamente a la nuca de la víctima. Su cuerpo era sacado por la puerta de enfrente y depositado en uno de los cinco o seis vagones que esperaban, de donde era cogido el siguiente condenado. El procedimiento se desarrollaba cada noche, excepto en la fiesta del 1 de mayo.
Cerca de Smolensk, los polacos, con las manos atadas a la espalda, eran conducidos a las fosas y matados con un tiro en la nuca. Los cuerpos fueron enterrados en forma de pilas de 5 filas de 500 cadáveres y a muchos no se les quitó el uniforme ni las pertenencias, las pilas fueron cubiertas con una delgada capa de 3 m de tierra. Entre los muertos, se encontraron desde almirantes, generales hasta incluso a capellanes.8
Dar puntos
24 Puntos
Votos: 4 - T!score: 6/10
  • 0 Seguidores
  • 981 Visitas
  • 3 Favoritos

0 comentarios - Victimas del comunismo, Parte 1 (URSS)

Los comentarios se encuentran cerrados