¿Cómo se elige un nuevo Papa?
nuevo
un
se

El Papa Benedicto XVI anunció que renunciará al Pontificado el próximo 28 de febrero. Ese día se pondrá en marcha, por tanto, el mecanismo para la elección de un nuevo Papa. Un proceso que tuvo lugar por última vez tras la muerte de Juan Pablo II, en abril de 2005.

¿Cómo se elige al nuevo Papa?

Se vota. Los cardenales deben escribir el nombre de su elegido ´disimulando´ su letra para que nadie reconozca los autores de los votos. Para que exista "un ganador", es necesario dos tercios de los votos totales. Si el número de cardenales no logra dividirse en tres partes iguales, para la validez de la elección, se requiere un voto más.

¿Qué pasará hasta que se elija el sucesor de Benedicto?


A partir de que Benedicto XVI presente su renuncia, el próximo 28 de febrero, y hasta que se elija su sucesor, se abre un periodo de tiempo que recibe el nombre de "interregnum", que significa "entre el reino". Durante esos momentos, el Cardenal Camarlengo asume de forma provisional el gobierno de la Iglesia. En este tiempo, sigue gobernando la ley papal que prohíbe cualquier cambio en el gobierno de la Iglesia, a excepción de la elección del nuevo Papa.

¿Quién elige al Papa?

Se debe convocar un cónclave -en el que no participará Benedicto XVI-, que es la reunión de cardenales convocados para elegir al nuevo Papa. Los participantes deben tener menos de 80 años y no pueden ser más de 120 personas. La elección se lleva a cabo en la Capilla Sixtina, en el Vaticano.

En estos momentos son 118, procedentes de 48 países. Europa ostenta la mayoría entre los cardenales electores, con un total de 62, seguida de América Latina, con 19

¿Cuánto dura la elección del sucesor?

Puede llegar a durar varios días. Durante ese tiempo, se sabe poco sobre la elección dado que los cardenales no pueden tener contacto con el exterior. De esta forma, se pretende eliminar las interferencias y presiones externas. Si los cardenales no se ponen de acuerdo sobre el sucesor tras tres días de deliberaciones, se hace una pausa de un día para que se dediquen a la oración o al diálogo entre los cardenales.

¿Qué son la fumata negra y la fumata blanca?

Una vez hecho el recuento de votos, se hace una fogata. Si no hay acuerdo y todavía no hay nuevo Papa, el humo que desprende la fogata y que sale por una chimenea de la Capilla Sixtina debe ser de color negro. Es la forma de anunciar al mundo que no hay acuerdo. Si lo hay, el humo debe ser de color blanco, significa que ya se eligió al nuevo pontífice.

¿Cómo se lleva a cabo el nombramiento del Papa?

Una vez que hay acuerdo, el decano del "Sacro Colegio" pregunta al recién elegido si quiere aceptar el cargo. Si la respuesta es positiva (como suele suceder) adquiere instantáneamente la jurisdicción sobre la Iglesia Universal Católica. Entonces se le pregunta el nombre con el que quiere desempeñar el cargo. Después se vestirá como pontífice y saldrá al balcón mientras se oye el anuncio final: "¡Habemus Papam!". (latín que significa: Tenemos Papa)

¿Qué va a hacer Benedicto XVI luego de su renuncia?

Joseph Aloisius Ratzinger se trasladará primero a Castengandolfo cuando comience la sede vacante y luego vivirá en un monasterio de clausura dentro del Vaticano.

¿Puede renunciar un Papa?

Sí. Está establecido en El Código de Derecho Canónico , en el capítulo ´Del Romano Pontífice y del Colegio Episcopal´, canon 332, párrafo 2. "Si el Romano Pontífice renunciase a su oficio, se requiere para la validez que la renuncia sea libre y se manifieste formalmente, pero no que sea aceptada por nadie cuanto tiene, en virtud de su función, potestad ordinaria, que es suprema, plena, inmediata y universal en la Iglesia, y que puede siempre ejercer libremente".

¿Hubo otros casos de renuncia papal?

El último caso se produjo el 4 de julio de 1515, cuando renunció Gregorio XII. Sucedió durante el "Cisma de Occidente", cuando había tres Papas y él era el de Roma. Los otros casos de renuncia al pontificado han sido los de, curiosamente (por el nombre), Benedicto IX, elegido en 1032, y Celestino V, que renunció en 1294 al declararse carente de experiencia en el manejo de los asuntos de la Iglesia.