En Pizza Hut están convencidos de que la tercera es la vencida, y después de dos incursiones que terminaron en fracaso ahora volverán a probar suerte en el mercado argentino de la mano de un nuevo licenciatario.

El grupo D&G llegó a un acuerdo para relanzar la cadena de pizzerías en el mercado argentino, y su primera apertura en este regreso se concretará en la Capital Federal, posiblemente en algún shopping center. Desarrollo y Gestión (D&G) es un fondo dedicado a la compra de empresas liderado por Chrystian Colombo (jefe de Gabinete de Fernando de la Rúa) y los ex Citibank Guillermo Stanley y Carlos Giovanelli,

Vuelve Pizza Hut

La idea del grupo es replicar con Pizza Hut el modelo exitoso de cadena gastronómica que supieron imponerle a la marca de alfajores Havanna. De la mano de D&G, Havanna se consolidó en los últimos años como una de las cadenas más exitosas no sólo en el mercado local sino también en el exterior, y hoy tiene 181 sucursales, contando propias y franquicias, distribuidas en la Argentina, Brasil, México, España, Chile, Perú, Paraguay, Costa Rica y Venezuela.

En una primera etapa, la idea del nuevo licenciatario es que Pizza Hut trabaje como una cadena de comida rápida tradicional, con el foco puesto en el servicio dentro de sus locales y sin explotar propuestas anexas como el delivery.

En el caso de que la cadena de origen norteamericano tenga un regreso exitoso, los planes de D&G también incluyen traer al país otra cadena que tuvo un paso muy fugaz por el país como Kentucky Fried Chicken (KFC). La empresa especializada en pollo frito es hoy una de las marcas más fuertes en el mercado internacional de la comida rápida, al punto de que pelea con McDonald´s y Subway el liderazgo en número de restaurantes. Su primera incursión en la Argentina, sin embargo, no tuvo el resultado esperado y el único local que llegó a abrir en Buenos Aires, en el barrio de Belgrano, apenas duró unos meses a principios de los 80.

ANTECEDENTES

Tanto Pizza Hut como KFC pertenecen al grupo Yum! Brands, que surgió como un spin-off (una escisión) del grupo PepsiCo en 1997. Yum! es el mayor operador de restaurantes del mundo, con más de 37.000 locales repartidos en 110 países y una facturación superior a los US$ 9000 millones. Entre sus marcas además se incluyen otras cadenas que hasta el momento no pasaron por la Argentina, como Taco Bell y Long John Silver´s.

Los antecedentes de la comida rápida en el mercado argentino no le juegan a favor a Pizza Hut. La cadena norteamericana llegó al país por primera vez en 1983, sin lograr instalarse como un competidor de peso de las pizzerías tradicionales. En los 90 tuvo una nueva oportunidad de la mano del fondo de inversión The Exxel Group, que llegó a abrir veinte sucursales hasta que, en 1997, decidió salir del negocio y transferir todos los locales y el personal al grupo Romanaccio.

Su principal competidor en todo el mundo, Domino´s Pizza, tampoco logró seducir al paladar de los argentinos y también tuvo un paso fugaz por el país a mediados de los 90. La lista de fracasos de cadenas internacionales también incluye a Wendy´s, Dunkin Donuts, Schlotzsky´s Deli y Blimpie. A la hora de explicar estas experiencias fallidas, los expertos aducen que estas cadenas no supieron adaptar sus propuestas al gusto local y que el mercado argentino es tradicionalmente una plaza difícil para las propuestas gastronómicas internacionales. Sin embargo, la última incursión de una cadena extranjera en el rubro resultó muy exitosa. De la mano del grupo Alsea, Starbucks barrió con los prejuicios que existían hasta su llegada de que una cadena de cafeterías no iba a funcionar en una ciudad poblada de bares y confiterías como Buenos Aires. Ahora la apuesta de Pizza Hut es repetir el modelo de una marca extranjera exitosa pero en el rubro pizzerías.