Antes de perder su casa prefería matarse


Momentos de nerviosismo y tensión se vivieron ayer en la localidad de City Bell, partido de La Plata, donde un hombre de unos 50 años amenazó con suicidarse en el interior de su vivienda porque lo querían desalojar. Finalmente, y luego de mantener un diálogo durante largas horas con la policía, depuso su actitud.

El mediodía de City Bell se presentaba nublado y nada hacía suponer que lo imprevisto tomaría protagonismo. Todo era rutina, hasta que en el interior de una vivienda ubicada en la calle 473 entre Camino General Belgrano y 21, un hombre identificado con el apellido González pretendía ponerle fin a su vida.

El hombre se había encadenado al techo y hacía equilibrio desde una endeble estructura que amenazaba con cortar. “Utilizamos todos los medios gubernamentales para solucionar nuestros problemas y no tenemos soluciones.Yo no sé cómo hablarle a mi marido, ya que está encadenado y me es imposible hablarle. Si él hace un movimiento abrupto puede perder la vida”, dijo su mujer entre lágrimas. A su lado, su esposo la miraba desde una estructura que había montado desde el techo.

Según pudo averiguar Crónica, la familia usurpaba la vivienda y en la tarde de ayer iban a ser desalojados, por eso tomó esa actitud.

Afortunadamente, pasadas las 20 llegó al lugar el ministro de Seguridad de la provincia, Ricardo Casal, y mediante el diálogo con la policía se pudo controlar la situación. En efecto, el hombre depuso su actitud con la esperanza de encontrar una solución a su problema.