LEYENDAS

EL DUENDE

Bajo la apariencia sombrerudo, el duende santiagueño tiene algún parecido con el gnomo europeo. Se de el, según una versión recogida en villa matara, por ser negro y crespo, y vestir un habito color "CHEJCHI". Todas las versiones concuerdan, sin embargo, en atribuirle las siguientes modalidades psicológicas: De ser sumamente enamoradizo y "presumido". Persigue a las mozas inocentes y cándidas, para dejar dinero, pañuelos, melones, España, empanadas y golosinas. Es como un demonio a la tentación. Si la escogida por el duende se negase a tener tratos con el, entonces sufre la tortura y una persecución sin cuartel. Por lo general, sale a las siestas. Vive en montes, en el tronco de los árboles. Y es el "espanto o cuco" de los niños malos. En fin tiene todas las características y de un espíritu burlón, malicioso y travieso.






EL TORO YACU

El nombre de una vertiente del rió hondo, del quichua: yacua - agua.En la zona de toro yacu y Galiano, de grandes hacendados, dicen que aparecía un toro barroso, de astas de oro. Tanto rodó el cuento que un día el dueño de una hacienda subió a un árbol para descubrir la verdad. Fue al lugar donde hacia su aparición. Al poco tiempo vio que un toro bayo se acercaba bufando al "ojo" de la vertiente de TORO YACU, de donde surgió un toro barroso. Como un conjuro empezaron a reunirse en torno a los animales- Cundo todos estuvieron juntos, el bayo y el barroso. Al día siguiente, bien temprano, regreso al lugar de la lidia. Seguía la pelea. Recién como a las doce, el bayo pudo vencer al barroso que se sumergió en las profundidades del manantial desapareciendo para siempre. No se supo, después, que se hizo. La hacienda no volvió jamás al lugar. Pero por donde paso fue dejando carriles anchos en medio del bosque. También suele aparecer en la vertiente de TORO YACU una niña de cabello rubio. En cuanto a la profundidad de sus aguas dicen "que no se le ve el fin, ni tirando pesas " .



EL BAGUAL

Es una leyenda del Departamento Jimenez cerca de tacanas , dice que existe un lugar llamado "EL BAGUAL" donde según la tradición aparecía al caer la tarde, un potro prafante , de un hermoso color negro y largas crines , que echaba espuma por la boca y fuego por los ojos .Se daba cita a los mas famosos "pialadores" de esa zona para reducirlo , pero siempre todo era en vano. Se acercaban los hombres sigilosamente e intentaban apresarlo de mil recursos y artimañas ; y cuando mas seguros estaban de la presa "EL CABALLO SE ESCAPABA"



EL SACHAYOJ

Se encuentra en las profundidades de la selva bajo la figura de un hombre. este se alimenta de frutas y animales silvestres y su cuerpo está cubierto de sajasta o barba del monte. Su aparición es siempre insólita, con sus gritos que asemejan los golpes de hacha en el bosque, atrae para distraer al hachero o al melero.¡Guay! con aquel que conteste sus gritos o lo siga por la selva, por que es de seguro que no regresa. Existe también la leyenda de una indígena que se llamaba Sacha Mamam o "Madre del Bosque". Una ves el Sacháyoj le gritó a un hombre que llevaba a dos perros a cazar. El atemorizado quedo, y los perros entraron al monte, uno volvió lastimado y asustado, y del otro no se supo nada más. El Sacháyoj es el protector de los árboles y productos de la selva. Estas deidades se asemejan a las nínfasis clásicas que se repartían la protección de las cosas de este mundo.






LA MADRE DEL CERRO

Don Benigno Corvalan es un vecino del zanjón y nos cuenta, que en los años 70, se había perdido en el cerro de Guasayán una mula cargada de barriles de agua ardiente. un arriero, fue en búsqueda de la mula y luego de tanto buscarla se encontró con una laguna rodeada de oro, que se reflejaban en la misma. El arriero quedó asombrado y al levantar la mirada se encontró con una bella mujer desnuda, rubia que se estaba peinando con un peine de oro. El arriero tomó un poco de oro y regresó para contar lo que le había pasado. la bella mujer era la Madre del cerro de oro u oro Mamam. los vecinos se organizaron y partieron hacia el cerro, pero cerca de la laguna, los cubrió una laguna impidiéndole que prosigan la búsqueda. La madre del cerro se encolerizó porque no la nombraron y no la cuidaron, entonces cuando cavaron la pica, el cerro tembló impidiéndole seguir la búsqueda y todavía queda el recuerdo en la zona



EL KAKUY

un hermano y una hermana Vivian solos en un monte. El la apreciaba mucho y le brindaba bastante ternura, le traía las mejores frutas, flores y mieles, sin contar la exquisita carne de los animales y los pescados que abundaban en el río, y El solo recibía el trato más cruel de Ella. Cansado de soportarla un día la invitó a una "Meliada" pues según le dijo que había encintrado una colmena en un árbol corpulento. Ella se puso la manta en la cabeza para cubrirse de las picaduras y subió, El bajó y comenzó a cortar las ramas y se fue, ella comenzó a gritar y solo le respondió el eco, le comenzaron a crecer garras, se convirtió en un pájaro y voló desde entonces el Kakuy llama a su hermano ¡Kakuy turay, turay!. Esta leyenda a sido modificada con el trascurso del tiempo, ya que su fin didáctico es la caridad entre hermanos y el amor filial. sin embargo, la historia tiene una gran diferencia; El hermano pretende un encuentro carnal con su hermana y ésta le rehuye por derecho natural. La metamorfosis del pájaro seria una advertencia de castigo por el crimen del incesto, al igual que los grandes mitos clásicos. Al parecer, en las primeras épocas de esplendor de las grandes civilizaciones indígenas eran una costumbre bien mirada el casamiento entre parientes de linaje, para reservar la pureza de la sangre.

LA TELECITA

Donde sonaba el bombo ahí estaba la telecita, era una doncella inocente que amaba andar por los montes alimentándose de frutas y miel silvestre. nadie sabía de donde venía, ni donde iba, pero lo cierto es que nunca dejó de presentarse en las fiestas. Vestida con jirones de ropa, tocada con un pequeño manto que cubría la cabellera y un "puco" en la mano. Era la compasión de la gente que la veía lejos de la reunión, bailando al compás de la música atrayéndose la simpatía de todos por esa muestra de simpatía y bondad. Un día desapareció y no se supo más de ella. La tradición asegura que murió envuelta en llamas, un día que aterida de frió se acercó a una hoguera para calentarse, pero la leyenda recogió su recuerdo y empezó a rodar la voz que mentaba sus milagros. Y fue la Tele o Telecita la santa laica que amaba a los pobres, humildes y honrados campesinos y cuyo nombre ellos invocaron para volver a redil la vaca o la oveja descarriada. A esta leyenda se la a generalizado en una chacarera.

EL CRESPIN

Según cuenta la tradición vivía en cierto paraje un matrimonio bien constituido, aunque la mujer gustaba de diversiones... su único defecto. Una vez , el marido llamado Crespín, se enfermó seriamente. En busca de medicamentos su mujer fue hasta el pueblo vecino, donde, en casa de su comadre, se celebraba un baile. la invitaron y aceptó gustosa, olvidándose de su esposo enfermo. En medio de la fiesta ella estaba ebria recibió la noticia de la muerte de aquel. y recibió que siga la fiesta... hay tiempo para llorar y continuo bailando. pasados ichos efectos de ebriedad, volvió a la casa, encontrándose con la triste realidad. Lloró tanto, y tanto lloró al marido en su desesperación, que se transformó en pájaro. desde entonces, en la soledad del campo se escucha su canto triste ¡Crespín, Crespín!

EL KAPARILLO

Su nombre proviene del quichua Ckapariy " gritar" y significaría el gritador mientras algunos creen que el kaparillo adopta la forma de cualquier animal, otros afirman que tiene la forma y consistencia de una " bola" de carne, su presencia coincide con la ausencia del hombre o jefe de familia por cuya casa merodea, que imita en su grito al valido de la oveja, el canto del gallo, el mugido de la vaca, el ladrido del perro, pero conservando como rasgo esencial los gritos y el hacerse invisible, se acercan y se alejan imprevistamente, sembrado en quienes los escuchan, miedo y desconcierto.

LA CALANDRIA

en medio del bosque, a orilla del rió salado, vivía una madre y su hijita. Eran felices en mutua compañía. pero en cierta ocasión la niña enfermó y murió. tan grande fue la pena de la pobre madre que, alejándose del lugar de su desventura, se internó en el monte y no se supo más de ella. sin embargo desde aquel día, las mujeres que bajan al río a lavar, escuchan un canto triste, y es aquella madre, cuya pena se hizo eterna y en calandria se transformo .

LA MALDICIÓN DE LA VÍBORA

Esta leyenda tiene reminiscencias bíblicas. Cuentan que allá, por los tiempos de ñaupas ,las víboras volaban .en ciertas ocasión, yendo la Virgen, el Niño y San José, en su burrito, camino a belén, una víbora, fue a posarse sobre las grupas del animal. Fue tan grande el susto que "pegó" una costalada, arrojándose al suelo a la víbora, del que no pudo jamás levantarse por que San José le echó la maldición.

EL GUANACO PILÓN

Cuenta la leyenda por el bobadal y sus aledaños del departamento Jiménez. Según ella hace treinta o cuarenta años, en los "rodeos" de guanacos que se efectuaban en los salitrales de morcillos, solía aparecer el guanaco pilón o guanaco sin orejas, el cual, aún rodeado y "boleado" por los mas hábiles cazadores escapaba fácilmente. Era tanto mas arisco, cuanto mayor era la codicia y la sanea de sus perseguidores dicho guanaco, lacaza era imposible. Por eso al conferírsele la condición de ser un diabólico protector de los animales de su especie. Doña Munda Llanos asegura que existe y que todos creen en el con respecto y veneración.

EL ALMA-MULA

También llamada Mula-ánima, este engendro es una mujer condenada por pecados muy graves en contra del pudor. Galopa por los campos haciendo un ruido metálico estruendoso como si arrastrara cadenas-; echa fuego por la boca, los ollares y los ojos y mata a la gente a dentelladas o a patadas. Se la ve sólo de noche y su apariencia es la de una mula envuelta en llamas.
En Tafí del Valle se ha encontrado, en la "Ruta de Birmania" (camino que lleva a Ojo de Agua y que pasa por detrás de la Loma del Pelao), una piedra con una pisada de este animal. Se comenta que sólo un hombre con mucha Fe o muy valiente puede escapar de su infalible ataque. Para repelerla o defenderse se debe repetir tres veces "Jesús, María y José".
Algunas personas dicen que el Alma-mula es el Diablo mismo.