Amada Inmortal "La carta" (Beethoven)

La carta


La carta que Ludwig van Beethoven le escribio a su "Amada Inmortal"


Amada Inmortal "La carta" (Beethoven)


Aspectos Formales y del encuentro de la carta
Después del entierro de Beethoven, Schindler, Brewning y el hermano Johann, se abocaron a buscar –al principio sin éxito- los valores bancarios dejados por el compositor. Buscaron infructuosamente por tensos momentos, hasta que gracias a la intervención de Franz Holz, se encontró en un gabinete los valores buscados, y al mismo tiempo y en el mismo lugar el Testamento de Heiligenstadt, y la famosa carta.
Esta escrita sobre dos hojas dobles, escritas en ambos lados (ocho paginas) de 20 x 23,8 cm. y una hoja sola de cerca de 20 x 12 cm. también escrita en ambos lados. Por lo tanto tiene una presentación en 10 páginas.
Las cartas fueron escritas en lápiz. El análisis cuidadoso revela que ciertas palabras han sido “re escritas” otra vez en un intento de hacerlas mas legibles, sin duda por Antón Schindler, que uso parte de la carta en facsímile en su tercera edición de su biografía de Beethoven.
Las paginas fueron numeradas por el mismo Schindler, que igualmente hizo un intento de tachar las palabras “Oh, geh mit, geh mit” (literalmente “Oh, ven con…” queriendo decir “ven conmigo” o “ven junto a mi”).
Dos estampillas pueden verse en la parte superior de las paginas 1 y 5, que son las marcas de la Biblioteca de Berlin.
La traducción presente, fue primeramente traducida originalmente del alemán, por Virginia Behars, palabra por palabra. Mantuvo estrictamente la muy original y personal puntuación, ortografía y sistema de mayúsculas, del compositor, tal cual como el lo escribió. Inclusive ubico las palabras en la página como él lo hizo. Beethoven tenía letra de tamaño grande y el papel de la carta era bastante pequeño, por lo cual la carta termina ocupando 10 hojas de papel.
En cuanto a la traducción al castellano, he intentado, consultando la versión inglesa de Beahrs y la alemana, conservar la mayor fidelidad posible al texto y al sentido de la misma. Utilizando para esto mi conocimiento sobre la bibliografía, las diversas traducciones, y algo de mi poco conocimiento del idioma alemán. (nota de la Traductora).

Aspectos biográficos y emocionales de la carta
Las así llamadas cartas a la “Amada Inmortal” representan una incontrolada explosión de sentimientos apasionados dirigidos hacia una mujer desconocida. Siempre, desde el descubrimiento de la misma descrito mas arriba, la identidad de la Amada Inmortal, ha sido la causa de enorme especulación. De forma crucial, datos como el año, el lugar de composición y el nombre de la persona a la que estaba dirigida, todos faltan de la carta, aunque la fecha afortunadamente fue suministrada por Beethoven.
Por estos datos faltantes, no ha sido posible identificar sin duda a la destinataria de la carta. Las candidatas han sido numerosas, y serán discutidas en otra parte.
De cualquier modo, más allá de todos los diferentes argumentos, que darían mas o menos puntos a las diferentes candidatas, lo mas importante a tener en cuenta debería ser, que la mujer, y la relación que nuestro compositor tuvo con ella, pudiera estar dentro de lo imaginable considerando la personalidad y el carácter de Beethoven. Las hipótesis presentadas son a veces, realmente impensables.



La Carta a la Amada Inmortal

musica clasica


Página 1

6 de Julio
En la mañana-
Mi ángel, mi todo
mi mismo yo — solo unas pocas
palabras hoy, y en efecto con lápiz
(con el tuyo)
recién mañana se va a decidir definitivamente sobre mis alojamientos,
qué inútil desperdicio
de tiempo — por qué
este profundo dolor, cuando
habla la necesidad —
Puede nuestro amor existir, sino
a través del sacrificio —
de no pedir todo del otro,
Puedes cambiar el hecho, de que tú
no seas completamente mía, yo no
completamente tuyo — Oh Dios,

Página 2

mira en la hermosa naturaleza
y consuela tu ánimo
acerca de lo que debe ser — el amor
lo pide todo y completamente y con razón,
así es para mí contigo, para ti
conmigo — solo que olvidas
tan fácilmente, que yo debo vivir para mi y
para ti, si estuviéramos
completamente unidos, tú
sentirías este dolor
tan poco como yo —

mi viaje fue aterrador.
Llegué aquí recién a las 4
de ayer a la mañana.
Como faltaban caballos,
el cochero eligió otra
ruta, pero qué

Página 3

horrible camino, en la penúltima
posta me advirtieron
acerca de viajar de noche,
tratando de asustarme de un bosque,
pero esto sólo
me pareció un desafío — y yo estuve
equivocado, el carruaje tenia
que romperse
en tal terrible ruta,
una ruta de lodo sin fondo
(tachado: y el) sin 2 postil-
lones como tenía, hubiera quedado
atascado en el camino.
Apropósito — Esterhazy, en la
ruta de costumbre,
tuvo el mismo destino
con 8 caballos, que yo con
cuatro. — de todos modos tuve
alguna satisfacción,

Página 4

como siempre, cuando supero
con fortuna algo – ahora rápidamente
al interior desde el exterior
probablemente nos veremos pronto,
hoy todavía no puedo
transmitirte los pensamientos
que tuve durante estos
pocos días acerca de mi
vida — si estuvieran
nuestros corazones siempre juntos y
unidos, yo por supuesto, no tendría nada que decir.
Mi corazón esta lleno de tanto
para decirte – Ay — Hay
todavía momentos cuando encuentro
que la palabra no es nada
en absoluto — alégrate —
permanece mi fiel y único
tesoro, mi todo, como yo para ti
el resto los dioses deben
enviarlo, lo que deba
ser para nosotros — tu fiel
ludwig —

Página 5

Lunes a la tarde, el 6 de Julio -
Estás sufriendo, mi queridísima
criatura — recién ahora me doy cuenta
que las cartas deben ser despachadas
muy temprano en la mañana.
Lunes — Jueves —
los únicos días en los cuales
el correo va de aquí
hasta K — estás sufriendo – Ay, dónde sea
que estoy, tú estás conmigo,
contigo y conmigo voy a arreglar
para que pueda vivir yo contigo,
¡¡¡¡qué vida!!!! ¡¡¡¡Así!!!!
sin ti — Perseguido por
La amabilidad de la gente aquí
y allí, que ni quiero
merecer ni merezco — la humildad
del hombre hacia
el hombre — me lastima
y cuando me veo a mi mismo

Página 6

en el marco
del universo,
qué soy yo y qué es
Él — a Quién uno
llama el Más Grande —
y aun así — aquí está
otra vez la chispa divina
en el hombre —
lloro cuando pienso
que probablemente
no recibas las primeras
noticias de mí hasta
el sábado — por mucho que tú
me ames — yo te amo
hasta más profundamente pero —
nunca te escondas de

Página 7

mí — Buenas noches — como
estoy tomando los baños debo irme a
dormir (tachado: o ir con)
(tachado: ir a)
Ay, DIOS, ¡tan cerca! ¡tan lejos! no es
acaso nuestro amor un verdadero
edificio celestial —
pero también firme, como
el firmamento —

Buenos días el 7 de Julio -
mientras estoy aún en la cama mis pensamientos
se lanzan a sí mismos hacia ti, mi
amada inmortal,
de a ratos alegres y
entonces otra vez tristes.
Esperar del destino
si este nos otorgará una resolución favorable —
Puedo vivir ya sea
totalmente contigo o de ningún modo

Página 8

Si he resuelto
vagar sin rumbo
en la lejanía, hasta que
pueda volar a tus brazos
y pueda llamarme
enteramente en casa contigo,
y pueda enviar mi alma
abrazada por ti
al reino del espíritu
— si, infortunadamente así debe ser — tú
te dominarás aun más
al conocer mi fidelidad
a ti, nunca puede otra
poseer mi corazón,
nunca — nunca – OH DIOS, por qué
tener que separarse,
de lo que se ama tanto, y así mi
vida en V (Viena) como es ahora es una
vida miserable — Tu
amor me hace el hombre mas feliz
y el mas infeliz
al mismo tiempo — a mi edad debería
tener cierta estable
regularidad en mi vida — ¿puede

Página 9

eso existir en nuestra
relación? — Ángel, ahora mismo
me entero de que el correo
va todos los días
y por lo tanto
debo sellar, de modo que tu
recibirás la C (carta) inmediatamente —
permanece calma, solo a través
de la tranquila contemplación de nuestra
existencia podremos
alcanzar nuestro objetivo
de vivir juntos —
sé paciente — ámame —
hoy — ayer —
Qué doloroso anhelo de ti —
de ti — de ti —
tú — tú, mi

Página 10

amor — mi
todo — adiós —
oh, continúa
amándome — nunca
juzgues mal al más fiel
corazón de tu
amado

L

siempre tuyo
siempre mía
siempre nuestro

¿Quién fue la "amada inmortal" de Beethoven?

En febrero de 1809 se firmó un acuerdo entre el archiduque de Austria Rudolf Johannes Rainier (1788-1831), el príncipe Joseph Franz von Lobkowitz (1772-1816) y el príncipe Ferdinand Kinski (1781-1812), por el cual estos aristócratas se comprometían a pagarle a Beethoven -según contrato- una cifra anual no inferior a los 4.000 florines: el archiduque entregaría 1.500, Lobkowitz 700 y Kinski 1.800. El contrato obligaba al compositor a permanecer en Viena y rechazar la oferta del rey de Westfalia, Jerónimo Bonaparte (1784-1860), garantizándole libertad absoluta para poder realizar giras fuera de la capital, así como la posibilidad de dar todos los años un concierto en su beneficio en el Theater an der Wien. Beethoven suscribió el contrato, desechó la oferta de Jerónimo Bonaparte y se quedó en Viena.
Lo concreto es que, por causas diversas, los personajes citados no pudieron cumplir el acuerdo: Lobkowitz se arruinó poco tiempo después de la firma del contrato y Kinski murió en 1812 al caer de un caballo. Los herederos de éste, tras un largo proceso, se negaron a mantener la cuota fijada. Sólo el archiduque Rudolf fue fiel a la letra de lo pactado, pagando religiosamente su parte a Beethoven año tras año. Un cálculo relativo indica que Beethoven habría recibido algo más de un tercio de las cantidades pactadas en 1809.
Los historiadores sitúan por estas fechas la larga carta escrita por Beethoven a la "amada inmortal". Este es uno de los capítulos de su biografía sobre el que más se ha escrito. Su relación con las mujeres no fue nunca sencilla ni pacífica. Existen elementos de juicio suficientes para afirmar que si bien se sentía notoriamente atraído por el sexo femenino, demostró a la vez características de misógino recalcitrante. En una carta dirigida a su hermano Johann, poco después de instalarse en Viena, Beethoven le prevenía de "toda la tribu de engañosas mujeres". Por otra parte, su amigo Franz Gerhard Wegeler (1769-1848) relató que el músico "siempre tenía un asunto amoroso en las manos". Su actitud general hacia el sexo femenino se encuentra muy bien reflejada en el subtítulo dado a la ópera Fidelio, "oder die eheliche liebe": "o el amor conyugal". La vida matrimonial era para Beethoven el estado ideal. Durante toda su existencia anheló la ideal armonía de la convivencia marital.
La lista de las candidatas al puesto de "señora" Beethoven -entre alumnas, amigas, cantantes y mecenas- es larga: Marie Westerholt (1760-1838), Christiane Lichnowsky (1765-1841), Rahel Levin (1771-1833), Therese Von Brunsvik (1775-1861), Josephine Von Brunsvik (1779-1821), Anna Marie Niczky (1779-1837), Antonie Birkenstock (1780-1869), Dorothea Graumann (1781-1849), Giulietta Guicciardi (1784-1856), Barbara Keglevich (1786-1836), Amalie Sebald (1787-1846), Therese Malfatti (1792-1851), Marie Pachler (1800-1849), Karoline Unger (1803-1877) y Henriette Sontag (1806-1854) figuran entre las más conocidas.
Durante muchos años, los exégetas de la vida íntima de Beethoven adjudicaron el papel de "amada inmortal" a Therese von Brunsvik; desde hace algunos años, sin embargo, merced a las investigaciones del historiador Siegmund Kaznelson en "Beethovens Ferne und Unsterbliche Geliebte" (1954), parece incuestionable que la destinataria de esta carta era la hermana de la anterior, Josephine, estimándose que la fecha de redacción de la misma fue el año 1812.
Antonie Birkenstock fue para el historiador Maynard Salomón, la destinataria de la carta. Ella vivió en Viena entre 1809 y 1812 y Beethoven desarrolló una fuerte amistad con ella. Es la única mujer que cumple con el requisito de estar en Karlsbad poco después de la llegada de Beethoven a la misma casa de huéspedes. Hay una serie de indicios que apuntan a ella: "Un die Geliebte" (A la Amada), fue compuesta por Beethoven en diciembre de 1811; en la esquina del manuscrito, con la escritura de Antonie se lee "Solicitado por mí al autor el 2 de marzo, 1812".
Por otra parte, Beethoven empezó a familiarizarse con la familia Brunsvik en mayo de 1799. Después de la muerte del primer marido de Josephine en 1804, Josephine vivió en Viena hasta el verano de 1808. Durante este período, su amistad se intensificó con Beethoven, y el compositor se convirtió en el amor de ella. La correspondencia entre ellos es de un carácter apasionado con un estilo similar a la carta a la "Amada inmortal". Durante mucho tiempo se consideró a Josephine la amada inmortal, y el hecho de que 9 meses después de la escritura de la famosa carta, Josephine diera a luz a una hija, Minona, el 9 de abril de 1813 (que se convirtió más tarde en una gran profesora de piano) añadió combustible a la especulación. Josephine sin embargo se había casado en 1810 con el conde Von Stackelberg, pero el matrimonio fue desastroso y la pareja se separó en 1813.
Su hermana Therese también se consideró una candidata. Sin embargo, ella escribió en su diario el 12 de julio de 1817: "Josephine debe sufrir remordimiento por razón de Ludwig". Y mucho más tarde, el 4 de febrero de 1846: "Parece como un sueño que él fuera el amigo íntimo de nuestra casa, un estupendo espíritu! Ella habría sido mucho más feliz que con él que con Stackelberg. Su amor maternal la hizo renunciar a su propia felicidad". Therese nunca se casó y de sus propios diarios se desprende que ella consideraba su hermana Josephine ser la amada inmortal.
Giulietta Guicciardi tenía 17 años cuando se convirtió durante un tiempo en alumna de Beethoven, quien se enamoró de ella y le dedicó de manera no demasiado precisa la "Sonata Claro de Luna". Giulietta se casó con el conde Gallenberg en 1803 y desapareció de la vida de Beethoven, aunque él nunca se olvidó de ella.
Dorothea Graumann era una alumna aventajada de Beethoven en 1803. El se refería a ella como Dorothea Caecilia y llegó a ser una excelente intérprete, en particular de las obras de Beethoven, quien le dedicó la sonata Op.101 en A en 1816. Ella estaba casada con el barón Ertmann desde 1798, y dejó Viena en 1824 para establecerse en Milán.
Anna Marie Niczky estaba casada con el húngaro Peter Erdödy desde 1796. También fue una excelente pianista y admiradora de las obras de Beethoven. Daba conciertos en su apartamento de la Krugerstrasse, y durante el otoño y el invierno de 1808/09, Beethoven vivió en unas habitaciones de ese apartamento. La Niczky se estableció en Croacia en 1815 y después en Padua en 1816. Beethoven le dedicó a ella el trío para piano Op.70 y la sonata para violonchelo Op.102.
Amalie Sebald, por su parte, era una cantante de Berlín y se había reunido con Beethoven en 1811 y 1812, desarrollando una amistad que quedó plasmada en varias cartas que se conservan. Una, con fecha 16 de septiembre de 1812, es completamente diferente en el tono a la célebre carta. En ella simplemente se tratan de amigos.
Therese Malfatti era sobrina del doctor Giovanni Malfatti, que se había convertido en amigo de Beethoven en 1808 y trató su enfermedad hasta el final en 1827. Es posible que Beethoven tuviese la esperanza de casarse Therese en 1810 y que la famosa obra "Fur Elise" (Para Elisa) fuera escrita para ella. Hubo fuertes objeciones a este matrimonio por parte de su familia y ella terminó casándose con el Barón Von Drosdick en 1816.
Después del entierro de Beethoven, su secretario Anton Felix Schindler (1795-1864) y el hermano Johann, se dedicaron a buscar los valores bancarios dejados por el compositor. Buscaron infructuosamente, hasta que gracias a la intervención del violinista y amigo Franz Holz (1798-1868), se encontró en un gabinete los valores buscados, y al mismo tiempo y en el mismo lugar el Testamento de Heiligenstadt y la famosa carta.
La carta constaba de dos hojas dobles, escritas en ambos lados (ocho paginas) de 20 x 23,8 cm. y una hoja sola de cerca de 20 x 12 cm. también escrita en ambos lados. Por lo tanto tiene una presentación en 10 páginas. Las cartas fueron escritas en lápiz. El análisis cuidadoso revela que ciertas palabras han sido reescritas en un intento de hacerlas mas legibles, sin duda por Anton Schindler, que usó partes de la carta en su tercera edición de su biografía de Beethoven. Las páginas fueron numeradas por el mismo Schindler. Dos estampillas pueden verse en la parte superior de las paginas 1 y 5, que son las marcas de la Biblioteca de Berlin.
Beethoven tenía letra de tamaño grande y el papel de la carta era bastante pequeño, por lo cual la carta terminó ocupando las 10 páginas.


carta


Beethoven


Fuente:
www.lvbeethoven.com
http://eljineteinsomne.blogspot.com


Pueden ver todos mis post clikeando en esta imagen

Amada Inmortal

3 comentarios - Amada Inmortal "La carta" (Beethoven)

@poito69
groso! me robe la foto!
@VanesaGub +1
beethoven..fue el primer heavy!!!!!!!!!!!!!! GENIO!! MAESTRO!!!