L.S.D (Acido Lisergico) 1º Parte

Esta Investigacion esta dividida en 3 Partes, es bastante larga y tiene muy buena informacion acerca del LSD.







DATOS GENREALES


Origen


Algunos de los alcaloides con aplicaciones médicas más importantes se derivan del cornezuelo, un hongo (Claviceps purpurea) que parasita algunos pastos y cereales, principalmente la cebada. Los llamados Misterios de Eleusis, ritos secretos de la antigua Grecia, han sido asociados a la intoxicación causada por la ingestión de cebada parasitada por el cornezuelo. El ácido lisérgico es el núcleo común de la mayoría de los alcaloides de este hongo. En 1937 Albert Hofmann sintetizó la dietilamida del ácido lisérgico a partir de él.

Sus efectos enteogénicos los descubrió él mismo años después. Según relata el mismo Hofmann: "En 1943 descubrí, al someterme a experimentos con la droga, la alta potencia enteogénica de la dietilamida del ácido lisérgicoque llegó a ser conocida en todo el mundo por su nombre en clave en el laboratorio: LSD-25." (26) La LSD era la droga más potente descubierta hasta entonces, tanto que su dosis debía medirse en millonésimas de gramo o gammas. "La dosis activa en humanos iba de 0.000003 a 0.000001 por kilo de peso. Su margen de seguridad era anormalmente alto, en la heroína puede ser de 1/5, en el barbitúrico de 1/4, mientras en la LSD era de 1/600. Además resultaba ser un fármaco desprovisto de tolerancia que al usarse con asiduidad diaria simplemente dejaba de hacer efecto." (14) Es por ello que pronto suscitó el interés de los psicoterapeutas, quienes pensaron que su estudio podría ayudar a facilitar el conocimiento de la enfermedad mental. En la década de los sesentas se escribieron cientos de artículos científicos sobre los efectos de la LSD en los sistemas biológicos, en el comportamiento animal, en pacientes con una amplia variedad de enfermedades físicas y mentales, además de un sinfín de voluntarios "normales" que alentados por el ambiente contracultural de la época, montaron todo un "culto psicodélico" alrededor de la dietilamida del ácido lisérgico.
Etimología y denominaciones

LSD-25, es una abreviatura del alemán Lyserg Säure-Diäthylamid 25, pues ese era su número entre una serie de 26 derivados sintéticos que fueron aislados a partir del cornezuelo y estaban siendo investigados en el laboratorio de Sandoz.

En la actualidad la LSD-25 se expende en dos modalidades, las dosis altas que son similares a las que se ingerían durante la época de los hippies, los llamados ácidos o tickets y las dosis bajas que reciben los nombres callejeros de micropuntos o tripis, o simplemente la denominación del grabado que traiga el papel que los contiene: soles, bartsimpsons, gatosfélix, planetas verdes, etc.

QUÍMICA


Identificación


Debido al pequeño volumen necesario para concentrar grandes dosis, la LSD suele distribuirse comúnmente en papel secante impregnado en pequeños cuadros de papel con diferentes figuras. Antiguamente se vendía en terrones de azúcar.

L.S.D (Acido Lisergico) 1º Parte


Composición


La dietiltiamida del ácido lisérgico o LSD es un compuesto semisintético derivado del hongo Claviceps purpurea que se encuentra en estado silvestre parasitando cereales o se cultiva en laboratorios criogénicos para preparar fármacos hechos a base de ergotamina y dihidroergotamina como el Cefargot® y el Bellergal®, medicamentos que se utilizan contra la migraña y transtornos nerviosos.

LSD

Formas de adulteración


Dados los característicos efectos de la LSD y la singularidad de su potencia, es difícil adulterarla. Jonathan Ott cita en su Pharmacoteon (44) los estudios de Brown y Malone con 581 muestras de LSD recopiladas en el mercado negro. Ellos encontraron que 84.55% de las mismas contenían sólo LSD; 5.3% contenían LSD y PCP, mientras que 1.9% contenían sólo PCP. También señalan que cinco muestras contenían LSD más amfetamina o metamfetamina; una muestra era sólo STP o DOB y dos contenían únicamente amfetaminas. Otra cosa que puede ocurrir es que te vendan un papel que no esté impregnado con LSD.

Hoffman

FARMACOLOGÍA


Mecanismo de acción y formas de empleo


Su principal vía de administración es la oral. Sus efectos comienzan entre los 15 y 30 minutos después de la ingestión y se prolongan hasta por 12 horas, cosa bastante desconcertante para los científicos ya que la metabolización se lleva a cabo en un tiempo récord (aproximadamente dos horas), comparada con la de otros psicoactivos, y aunque técnicamente ya ha abandonado el organismo, sus efectos se prolongan durante aproximadamente 10 horas más. Se sabe que la LSD actúa de forma selectiva como agonista en el receptor de 5-HT, con ello disminuye la actividad espontánea del Sistema Nervioso Central pero aumenta la actividad por estímulos periféricos, provocando alteraciones importantes en la esfera perceptual, principalmente a nivel visual.

Usos terapéuticos


La dietilamida del ácido lisérgico fue comercializada como especialidad farmacéutica a partir de 1947 bajo el nombre comercial de Delysid (LSD 25), en grajeas de 0,025 mg y ampolletas bebibles de un centímetro cúbico, equivalente a 0,1 mg, junto con un prospecto que aconsejaba su uso básicamente en dos circunstancias:

a) Relajación psíquica en la psicoterapia analítica, y en particular en las neurosis de angustia y obsesivas.
b) Experimentos sobre la naturaleza de la psicosis.

El prospecto aseguraba: "El Delysid permite al médico, por autoexperimentación, tener una idea de las sensaciones percibidas por el enfermo. Facilita el estudio de los problemas patógenos, provocando en sujetos normales psicosis artificiales experimentales de corta duración." También se recomendaba en el tratamiento del "alcoholismo crónico", al tiempo que se formulaban las siguientes precauciones de uso: "El Delysid es capaz de reforzar une stado psíquico patológico. Esta sustancia debe ser administrada con gran prudencia en sujetos que tienen ideas de suicidio o cuando es de temer el desencadenamiento de una psicosis. La labilidad psicoafectiva y la tendencia a los actos impulsivos pueden persistir, excepcionalmente, algunos días después de tomar el producto." Por último, se mencionaba un antídoto para ser usado en casos extremos: "los efectos psíquicos del Delysid pueden ser cortados rápidamente por una inyección intramuscular de 50 mg de clorpromacina".

Según afirma Richard Yensen en su libro Hacia una medicina psiquedélica (42), desde que los investigadores recibieron la LSD y la probaron "reinó el pandemonium" y no se produjo ningún consenso respecto a su utilización terapéutica: "Muchos psiquiatras tenían la sensación de que los efectos [de la LSD y otras substancias similares] sobre la conciencia humana imitaban la enfermedad mental; otros proclamaban que se podía utilizar el efecto de estas substancias para abreviar un largo psicoanálisis, mientras que unos terceros tenían la sensación de que podían proporcionar fe a la gente desesperada" (ver más al respecto en el apartado de Espiritualidad y Terapias).

En cualquier caso su uso terapéutico se abandonó tras la prohibición internacional de esta sustancias puesto que fue incluida en la Lista I, donde se supone que están las drogas sin utilidades terapéuticas, lo cual impide incluso las investigaciones al respecto.

Dosificación


En el excepcional caso de la LSD sus dosis se miden en gammas o microgramos debido a su alta potencia. Un cuenta gotas lleno de LSD es suficiente para 5,000 dosis. Actualmente existen dos tipos de dosificaciones en el mercado negro, las dosis bajas o "dosis de rave" (tripis o micropuntos) y las dosis altas o "dosis psicodélicas" (ácidos o tickets). Las primeras fluctúan entre los 0,010 y los 0,015 mg, mientras que las dosis psicodélicas van de 0,025 a 0,050 mg. Aunque no se ha establecido aún una dosis letal debido a que no hay un solo reporte de muerte directamente ocasionada por el uso de LSD, ingerir más de 0,1 mg (100 gammas o microgramos) es bastante desaconsejable ya que el peligro de sufrir un "malviaje" se incrementa exponencialmente. Jonathan Ott advierte que dosis excesivas de LSD (que para él sobrepasan los 250 microgramos) pueden conducir a pérdidas temporales del ego o identidad, "una consecuencia terrorífica para algunos, pero muy preciada para otros". (44)

Efectos psicológicos y fisiológicos


Las dosis bajas generan hilaridad, aceleran los pensamientos, traen a la mente recuerdos vívidos, provocan asociaciones libres y algunas visualizaciones. Las dosis psicodélicas ocasionan un colapso temporal sobre la percepción y usualmente llevan a introspecciones profundas en las que se trasciende el ego y se tiene alguna clase de experiencia mística. Algunos psiconautas como Antonio Escohotado, han identificado tres "etapas del viaje":


[...] una primera fase de vuelo, que recorre paisajes visuales asombrosos sin detenerse en ninguno -viéndose el sujeto desde dentro y desde fuera a la vez-, seguida por una segunda fase que es en esencia lo descrito como una pequeña muerte, donde el sujeto empieza temiendo volverse loco para acabar reconociendo tras ello el temor a la propia finitud, que una vez asumido se convierte en sentimiento de profunda liberación. Se trata de algo parecido a cambiar la piel entera, que algunos llaman hoy acceso a esferas transpersonales del ánimo...
Convencimientos y percepciones beatíficas alternan con un desnudamiento de los temores más arraigados, dentro de un trance que del principio al fin se desarma por su esencial veracidad.
acido

Balsámica o aterradora, la luz está ahí para quedarse, iluminando lo que siempre quisimos ver -sin conseguirlo del todo- y también lo que siempre quisimos no ver, lo pasado por alto... apto sólo para quienes buscan lo verdadero a cualquier precio... La amistad, el amor carnal, la reflexión, el contacto con la naturaleza, la creatividad del espíritu, pueden abrirse en universos apenas presentidos, infinitos por sí mismos. (14)

He aquí un ejemplo de la dietilamida del ácido lisérgico actuando sobre la conciencia de un joven con algunas nociones de lo que es la mística oriental:

Empecé en la noche. Me recosté en la cama… Emergieron las figuras visuales en su rol usual de separadores de la estructura, exponiéndose a mi manipulación. Eran parte de MÍ… Mi cuarto era mi cerebro. Y mi cuerpo también era mi cerebro. A través de las células de mi cuerpo podía sentir los pensamientos en mi cabeza y orquestar la visión "en mi cuarto", porque el cuarto también era mi cabeza. También podía ver mis pensamientos en el cuarto, como si estuviesen localizados en diversos lugares de mi cerebro. Durante las siguientes horas exploré mi cerebro como si fuera un territorio físico. Pensé… oh Dios, esto está muy sucio. ¿Cómo puedo ver correctamente con toda esta basura aquí? Se me ocurrió que limpiando podía aclarar mi percepción de la realidad… En el cerebro hay varios armarios, escobas y cubetas y esquinas y áticos sin asear… Típicamente lo que encontré fueron clichés, hábitos y comportamientos instintivos. Todos los ingredientes de la personalidad. Encontré que "llegar" físicamente y "llegar" con la mente son lo mismo… Me di cuenta de que soñar es literalmente cuidar la casa. Todas las cosas que hay en las esquinas existen en forma simbólica. Los arquetipos están allí. Esos símbolos no sólo han estado empolvándose. He estado asociando cosas a ellos constantemente durante toda mi vida, de hecho, probablemente eones antes de mi vida presente. Las serpientes por ejemplo. Las vi allí en una esquina. El reptil arquetípico. Pero esta vez hice una conexión con estas serpientes… eran energía kundalini, el Poder de la Serpiente. ¿Y qué era el poder de la serpiente? Era el control del músculo cerebral. Había estado almacenando este simbolismo oculto por siglos y sólo entonces estaba haciendo la conexión entre ese simbolismo oculto y un estado mental internamente percibible. Estas conexiones eran asombrosas para la mente… la mente que guarda todo sabiendo que un día, todo podrá ser conectado… Me di cuenta de lo que es el karma: pedazos y piezas desconectados que necesitan ser conectados. La mente está en una búsqueda continua de conocimiento (crecimiento espiritual), para hacer conexiones entre las ideas. La búsqueda es necesariamente repetitiva, ensayo y error. Una simple experiencia de profunda conexión con el espíritu puede ahorrar años de karma. Ciertamente el despertar de la kundalini y el entendimiento de los poderes del cuerpo hasta ahora desconocidos tiene ese efecto. Ciertamente la penetración de la luz de la conciencia, con su entrenamiento científico, en las profundidades del inconciente, habilita al inconciente para hacer las conexiones que no puede hacer por sí mismo… Las conexiones pueden visualizarse como hebras de la tela cósmica… el ego y la identidad son los tejedores implacables, atando esta tela a realidad sensible. La mente está literalmente obsesionada con la realidad y la verdad… obsesionada con la necesidad de saber. Tan obsesionada que está dispuesta a arriesgarse hasta la insanidad o la muerte para descubrir su verdadera naturaleza. La auto-conciencia es el proceso de conectar los estados interiores con los estados exteriores, donde esos estados externos son también parte de uno mismo… Descubrí que mucho de lo que asocio con la palabra "Dios" es parte de mí (el Ser, o la identidad, o algo)… Me di cuenta de cómo es que realmente no sé cómo operar todo mi cuerpo, y apenas estoy aprendiendo cómo hacerlo, como un niño. Me experimenté a mí mismo como un protoplasma biomórfico, un agregado organizado que tiene órganos que se extienden tanto en el mundo de la "mente" como en el mundo del "cuerpo". Tal como la piel protege al cuerpo de los invasores físicos, también hay una membrana que separa el Ser y el Otro en el reino de la mente. El trabajo de la autoconciencia consiste en hilvanar estas dos membranas, esta costura es la re-creación del universo percibido… Las descripciones del despertar de la kundalini parecen describir lo que experimenté, y concuerdo con la aseveración de Gopi Krishna al respecto… es una fuerza que impulsa la evolución. No me sorprendería que la "fuerza kundalini" resultara ser un químico psicoactivo que pudiera inundar los nervios. (57)

Las que acabas de leer son las experiencias que un consumidor anónimo cedió a la página web The Lyceum. Las he traducido para contrastarlas con las experiencias de Charo y José, una pareja de dominicanos a quienes entrevisté acerca de sus experiencias con distintas drogas. Hablando sobre el tema de los tripis esto fue lo que comentaron:

Charo: El tripi hasta un momento dado me dio mucha alegría, mucha risa mucha diversión, pero llegó un momento en que estaba cantidad de mal emocionalmente y me daba un tripi y lo único que veía eran cosas horribles. Me acuerdo una vez que fuimos a una discoteca y nos dimos seis o siete tripis y yo veía gente saliendo de las paredes y a mí el hecho de no poder controlar esa situación se me fue la cabeza y a partir de ahí dije no más tripis.
Karina: ¿Empezaste con dosis bajas y después fuiste subiendo?
Charo: Sí, comencé con dos tirillas, partíamos el tripi en cuatro tirillas y yo me comía una o dos, pero llegó un momento que me comía siete y ya fue demasiado, puede ser que te caiga bien, pero es según el estado emocional en el que te encuentres y yo andaba muy mal...
José: Pero en mi caso es diferente. Recuerdo que estábamos en Galco cuando Chernobil, fue en el mismo tiempo que se tumbaron el muro de Berlín. Los químicos de Rusia hicieron un ácido especial para celebrar esa época, a mí me llegó un papelito de Amsterdam de la celebración, yo lo probé justamente en el momento de celebrarlo, era una celebración como de 30.000 o 40.000 personas que lo tomaron al mismo tiempo en todo el mundo.
Karina: ¿Eso cuando fue?
José: En 1989, en noviembre.
Karina: ¿Y tú donde estabas?
José: En Susua, Santo Domingo, bueno República Dominicana, en una playa. Me maravilló la calidad de la impresión del papelito, porque era una cosa de 8 milímetros por 8 milímetros y en una esquina estaba la cara de Mijael Gorbachov impresa, con una calidad fotográfica que te cagas, o sea que lo podías reconocer, era una fotografía de 2 milímetros por 2 milímetros o algo así con una calidad impresionante de impresión. Me acuerdo que Mijael Gorbachov tenía un lunar en la frente ¡y eso se veía también en la impresión de 2 milímetros! Era una estrella roja como la estrella de los aviones Mir y las naves rusas. Yo creo que fue el último ácido que se hizo en Holanda colaborando con los químicos de lo que era Rusia antes. Fue uno de los mejores ácidos. Mejor que superman, mejor que los cerditos, mejor que el ying-yang... Fabuloso, estaban de moda... estaban de moda, o sea eran el VIP en Nueva York, en Amsterdam y en París, y estaban en Susua también... en la República Dominicana, los mismos papelitos.


Hace poco mi pareja y yo, junto con nuestro mejor amigo mutuo tomamos aproximadamente tres dosis leves (¿quien puede estar seguro?) de una remesa de ácido que habíamos tomado varias veces antes con efectos placenteros, nada sobrecogedores. Caminamos por allí, sintiendo y viendo las mismas cosas con las que ya nos habíamos familiarizado, disfrutando. Fuimos a una bella colina donde pudiéramos estar juntos sin hablar y observando la naturaleza. En ese punto las cosas cambiaron para todos. Yo estaba observando unas hojas y un pequeño tallo cuando de pronto mi realidad se fragmentó. Fue devastador y total. Yo estaba completamente impreparado. Había tomado LSD suficientes veces como para sentirme familiarizado con el espectro de los efectos, pero esto me tomó completamente fuera de guardia. Todo se torno negro y blanco en mi campo de visión y no podía hablar, estaba demasiado asustado. Esto nunca antes me había sucedido… usualmente las cosas cambian, se derriten, pero aún así se ven más o menos como espero. Esta vez no. Casi llorando fui a decirle a mis amigos lo que estaba pasando y encontré que ellos estaban experimentando el mismo fenómeno: la realidad disolviéndose y convirtiéndose en lo que nuestras mentes creaban. Eso me aterrorizó al principio. Sentía que mi nuca estaba abierta al frío exterior y mi visión se disolvía en el vacío, hacia la nada. Empecé a llorar y ellos, incapaces de comunicar realmente lo que estaban viendo, me llevaron a mi cuarto. Nos apilamos en la cama y me abrazaron… camino a mi cuarto les dije que estaba volviéndome loco (porque pensé que eso era lo que me estaba ocurriendo, ahora sé que esas cosas "pueden" pasar). Traté de hacer que la realidad se mantuviera unida pero se me negó esa seguridad. Después nos sentamos en la cama y lentamente logramos comunicarnos lo que estaba pasando y empecé a darme cuenta de que a ellos también les estaba pasando, que ya antes les había pasado (ellos son viajeros más experimentados que yo), y que eso era interesante y especial. Lentamente empecé a experimentar, con creciente deleite. ¡Podía hacer cualquier cosa! Manufacturé figuras, disolví nuestros cuerpos y los muebles, hice aparecer luces brillantes sobre nuestras almas y percepciones. Y lo que cambió mi conciencia sobre el privilegio que se nos otorgó fue, además del amor de mis amigos, la música de una banda llamada Grateful Dead. Ahhhh… (57)

Otro riesgo psíquico relacionado con la LSD son las llamadas "recurrencias de los efectos de la droga sin la droga", breves flashbacks o escenas retrospectivas, que pueden aparecer en más del 15% de quienes han consumido la droga. Por lo general son precipitadas por el uso de otro psicoactivo, especialmente la marihuana, aunque también pueden aparecer frente a cuadros de ansiedad, fatiga o movimientos en un ambiente oscuro. Las escenas retrospectivas pueden persistir en forma intermitente durante uno o dos años después de la última exposición a la LSD.

A nivel físico los síntomas somáticos tras la ingestión incluyen náuseas, dilatación pupilar, aumento de la presión arterial y el ritmo cardiaco, debilidad corporal, somnolencia y aumento de la temperatura corporal. También induce contracción de las fibras del músculo uterino, por lo que las mujeres embarazadas deben abstenerse de usar este psicoactivo.

La revista Science avaló la declaración de que la LSD no produce lesiones genéticas, no lesiona cromosomas y no es teratógena ni cancerígena para el ser humano.

Potencial de dependencia


La tolerancia no existe, puesto que la administración de dosis sucesivas hace totalmente insensible al sujeto en un par de días, incluso usando cantidades descomunales. La insensibilidad se revierte tras tres días de abstinencia. La dietilamida del ácido lisérgico no crea dependencia física ni psicológica. El patrón más común -tal como el de todo enteógeno- es el viaje ocasional, separado por intervalos de meses o años. Los usuarios de tripis que pasan una racha experimentando más seguido con ellos usualmente llegan aun punto en el que les resulta imposible manejar las experiencias y optan por suspender su consumo voluntariamente y sin problema alguno.

¿Qué hacer en caso de emergencia?

El único riesgo real que afronta el consumidor de LSD es un malviaje que lo lleve a episodios de terror o pánico. Ante ello se recomienda infundir tranquilidad y confianza al sujeto y cambiar de ambiente para modificar la ideación. En caso de ser verdaderamente necesario, es posible suspender los efectos administrando una pastilla de haloperidol (Haldol®) o clorpromazina (Largactil®).

Aquí vale la pena citar lo que dice el mismo Hofmann con respecto a los malviajes:

Yo he sacado el mayor provecho de los malos trips. Cuando uno conoce el infierno, se percibe al mundo como un milagro que de pronto se revela de nuevo ante uno. Cuando uno está bajo los efectos de la LSD no se piensa. La sensibilidad aumenta en tal medida que el exceso de sensaciones nos sobrepasa. En ese momento es de suma importancia tener cerca de una persona querida o intelectualmente afín, cuya presencia nos ayude a encausarnos por el camino adecuado. (80)

En caso de "flashbacks" o escenas retrospectivas desencadenadas por estímulos leves cuando ya no se está bajo los efectos de la LSD, se recomienda serenidad ya que eventualmente desaparecerán. También hay psiquiatras que prescriben un tratamiento corto con 5 mg de trifluoperacina (Flupazine® o Stelazine®) por vía bucal durante algunos días.

HECHOS INTERESANTES


Régimen legal actual


La LSD está prohibida, pertenece a la Lista I En la práctica esto significa que prácticamente ya nadie puede investigar las propiedades de esta potentísima droga y que el mercado negro se enriquece fabricando y vendiéndola clandestinamente.

En el caso de la legislación mexicana en materia de drogas, de acuerdo a las Tablas de Penas previstas en el artículo 195 BIS del Código Penal para el Distrito Federal en Materia Común y para toda la República en Materia Federal, portar menos de 50 mg de ÁCIDO LISÉRGICO (LSD) se considera como consumo personal y no se aplica ninguna sanción según el Artículo 199 del mismo código. Una cantidad mayor se considera como tráfico y sí está sujeta a penalización, dependiendo de la cantidad. (Consultar las tablas) La dosis media consignada en esta página de Las drogas tal cual como consumo personal es de 0,020 a 0,050 mg, o sea que técnicamente aún los más ambiciosos traficantes quedarían amparados gracias a este margen tan amplio en las cantidades que demuestra gráficamente la falta de información en materia de drogas que adolecen los penalistas mexicanos.

Albert Hofmann y su descubrimiento accidental de la LSD


En 1938 un químico suizo de los laboratorios Sandoz llamado Albert Hofmann, había iniciado una serie de investigaciones sobre el ácido lisérgico, que es el nombre con el cual se denomina el núcleo común de todos los alcaloides presentes en el cornezuelo de centeno o Claviceps purpurea.

Cinco años más tarde, concretamente el 16 de abril de 1943, Hofmann ingirió accidentalmente una cantidad infinitesimal de un compuesto que le hizo ir zigzagueando en su bicicleta hasta llegar a su casa en las afueras de Basilea.

En su libro LSD, Hofmann comenta que aquellas extrañas sensaciones acabaron desembocando en una experiencia sin igual que no se podían correlacionar con ningún tipo de ebriedad del que tuviera noticia. Así fue como descubrió por casualidad los efectos de la LSD-25. Sin embargo, por aquellas fechas Europa se desangraba aún en una guerra que parecía interminable y no se prestó mucha atención a ese fármaco que a mediano plazo, habría de revolucionar el acervo cultural y espiritual de Occidente.

Una vez concluida la Segunda Guerra Mundial, la casa Sandoz se dedicó a difundir el descubrimiento, bajo el nombre comercial de Delycid. Hofmann contibuyó activamente a su difusión compartiendo la sustancia y sus descubrimientos acerca de ella con diversas personalidades que mediante su propia fama y en sus respectivos campos de trabajo, colaboraron a difundir este y otros psicoactivos.

En su biografía personal Hofmann utiliza la metáfora de un "círculo mágico" que enlazó las vidas y los intereses del matrimonio Wasson (quienes dieran a conocer a María Sabina y sus hongos psicoactivos alrededor del mundo), de los filósofos Jünger y Huxley, del antropólogo Roger Heim, del botánico Shultes y de la misma María Sabina (a quien Hofmann fue a visitar a Huautla llevándole como regalo cápsulas de psilocibina), para trabajar conjuntamente en el redescubrimiento de lo que dieron en llamar "las plantas de los dioses".

Los misterios de Eleusis y las experiencias místicas con alcaloides del cornezuelo


Los misterios menores y mayores de Eleusis, famosos en todo el mundo antiguo, se fundaron alrededor del siglo XIII A.C. La tradición dice que los instituyeron Orfeo y los que le seguían. Pero según otras fuentes, son mucho más antiguos. Se dice que fueron confiados a las mujeres pelasgias por los iniciados en Egipto. Más tarde los invasores dóricos los destruyeron y Orfeo los reformó.

Estos ritos secretos se llevaban a cabo una vez al año. Los néofitos tenían que instruirse por lo menos seis meses antes en los llamados "Mistrios Menores", para poder ser aceptados en los "Misterios Mayores" que, según se cree, se celebraban a mediados de septiembre en el Templo de Eleusis, situado a 20 kilómetros de Atenas. Lo que allí acontecía no podía comentarse con nadie bajo estricta promesa de silencio. Sin embargo, se sabe que había una rigurosa preparación para iniciarse en los misterios que duraba por lo menos seis meses antes de la ceremonia y que en algún momento de la misma, los participantes compartían una bebida ritual de características psicoactivas llamada kyqueón. Esta bebida estaba preparada con espigas de cereales y otros ingredientes cuya identidad quedó perdida cuando dejaron de celebrarse.

Durante casi dos mil años algunos griegos de la antigüedad pasaban cada año por los portales de Eleusis. Los antiguos testimonios acerca de los misterios que allí se celebraban son unánimes y poco ambiguos: "Eleusis era la suprema experiencia en la vida de un iniciado". (59) Por esta iniciación pasaron Platón, Sócarates y prácticamente todos los grandes pensadores del esplendor del la cultura griega. Un inestigador que recopiló varias menciones respecto a estos misterios en distintas fuentes comentó que los de Eleusis eran diferente a las embriagueces amistosas de los convivios dionisiacos y a otros cultos griegos que también representaban aspectos de la antigua comunión entre los dioses y el hombre, entre los vivos y los muertos, ya que "sólo en Eleusis tenía la experiencia una finalidad avasalladora." (59)

Se decía que participar en la ceremonia era una experiencia física y mística en la que tras ingerir el kyqueón, se experimentaban: "temblores, vértigo, sudor helado, y una visión que hacía parecer todo lo antes visto como ceguera, una sensación de sorpresa y maravilla ante una brillantez que causaba un profundo silencio, pues lo que acababa de ser visto y sentido no podía comunicarse jamás; las palabras no estaban a la altura de la tarea." (59) Todo esto nos suena bastante familiar a quienes hemos tenido una experiencia cumbre con alguna clase de enteógeno.

Convencidos de que la bebida ritual era la clave del enorme impacto de los misterios eleusinos, el descubridor de la LSD, Albert Hofmann, junto con el banquero Gordon Wasson y el antropólogo Carl A. Ruck, emprendieron un estudio interdisciplinario basado en la etnomicología, los estudios clásicos y la química para ofrecer una respuesta a los ritos secretos de la antigua Grecia que constituyeron un enigma durante 4,000 años.

En El camino a Eleusis, una solución al enigma de los misterios (38),Wasson, Hofmann y Ruck aportan convincentes elementos para apoyar la hipótesis de que el enteógeno en cuestión era el hongo Claviceps purpurea o el Claviceps paspaldi, ya que se ha comprobado que ambos parasitaban las parcelas de cebada que se cultivaban en las inmediaciones del templo de Eleusis en aquellos tiempos. Además se han hallado vasijas conmemorativas de los misterios ornamentadas con figuras humanas sosteniendo e intercambiando espigas evidentemente parasitadas.
hongo

Los experimentos de Humphry Osmond con la LSD y otros psiquedélicos


Humphry Osmond, un joven psiquiátra birtánico emigrado a Saskatchewan, canadá, dirigió un nuevo hospital mental en Regina a principios de la década de los cincuenta. Cuando llegó al lugar no sólo encontró enfermos mentales, sino muchos alcohólicos que ocupaban demasiada atención y demasiadas camas en el hospital. A él y a su colega Abram Hoffer, se les ocurrió probar la LSD para producir estados temporales de locura entre los alcohólicos que pudieran parecerse al síndrome del delirium tremens, con el fin de que hacerlos alejarse del alcohol rápidamente cuando vivieran de antemano lo que les esperaba al final del camino por el que estaban yendo.

Para su sorpresa, el equipo clínico del hospital descubrió que las altas dosis de LSD que les administraban a los alcohólicos hacían que muchos de ellos perdieran el control "en una aterradora parodia de la locura" tras la cual, algunos de ellos "se veían trasladados a un ámbito inefable más allá del espacio y el tiempo, a una dimensión transformadora del ser más parecida a la iluminación que a la psicosis". Y se dieron cuenta de que esta experiencia les proporcionaba "fuerzas para acabar con su adicción" (42). Con base en este tipo de experiencias Osmond y Hoffer se dieron a la tarea de desarrollar y refinar su enfoque terapéutico con LSD para tratar la adicción hasta alcanzar "un tratamiento inspirado" en palabras de su colega R. Yensen (42), que se dio a conocer como "Psicoterapia Psiquedélica Cumbre".

Osmond trabajó con tesón promoviendo las utilidades clínicas de la LSD, la psilocibina y la mezcalina a través de numerosas ponencias y artículos al respecto y administrándolas a personajes de la política y la intelectualidad de la época como su compatriote el escritor y filósofo Aldous Huxley.

El doctor Osmond fue quien acuñó el término de psiquedélicos para la LSD y sustancias de efectos similares. Etimológicamente este vocablo significa "manifestadores o reveladores del alma", pues viene de los términos griegos psique, que es el denominativo de "alma o espíritu" y delos que significa, "manifestar, revelar o hacer visible". Desde su perspectiva, no se podía aplicarles el término de alucinógenos ya que pocas veces producen alucinaciones reales sino más bien ilusiones sensoriales, ni el de psicomiméticos, porque sus efectos son mucho mayores que la simple imitación de episodios de locura. Osmond pensaba que podían propiciar una experiencia directa hacia los ámbitos espirituales y que los epítetos clínicos desdeñosos no debían oscurecer su verdadera riqueza, dado lo cual sugirió psiquedélicos, un nombre con profundidad mística que posteriormente los medios de comunicación masiva se encargaron de transformar en psicodélicos tal como tergiversaron muchas otras cosas respecto a estas drogas que terminaron asociadas con la rebelión cultural, los nuevos estilos artísticos y la apología del uso de sustancias psicoactivas durante la década de los años sesenta.






28 comentarios - L.S.D (Acido Lisergico) 1º Parte

@kuaker123
que buena que esta la pepa
@JuamPinchila -5
kuaker123 dijo:que buena que esta la pepa


LA PEPA? te estas equivocando... la \"pepa\" es extasis... NO HABLEN AL PEDO.... encima intentan usar lenguaje del palo....
@darknesssoad90
salta JaumPinchila haciendose el que sabe,



en fin!



cuando sale salida taringuera en bici y re de pepa?
@kuaker123 +2
che juampunchila que te haces el drogon jaja

AGUANTE LA PEPA !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

pd: es malo muy pero muy mala la droga pero e vez en cuando es re lindo
@beaboop
Muy buena informacion, completisima , es increible los efectos que produce en la mente humana como asi tambien las severas consecuencias de caer en este tipo de adiccion.

Gracias y puntos.
@hernan18
alguien sabe donde conseguir?
@rastafario
Recien me entero que significaba Acido Lisergico
@kuaker123
en todos lados se consigue hernan por 40pe una re pepa conseguis jaja tomate media i volas tomate una i entras en un mundo de fantasias de lo mas lindo te juro



pd: tomen no mas de 3 por año sino los quema
@luke2020
Buena Info !!!!
Descriptivo e informativo..
Felicitaciones !!!!
Hay que ser moderado en todo aspectos de la vida......
Ja
Hoy me kede sin, pero mañana te paso puntos !!!
Suerte !!!!


pepa
@Alikal
exelenteeeeeee mannnnnnnnn, sin palabras
@lucianopescia
HEEEEEEEEY! cuando yo puse fuente, no me llevo a la que yo queria.
@julian_dc_
alguien me puede decir si tienen vencimientojaja , suena raro pero em comentaron que no es conveniente guardarlas por mucho tiempo, si alguien sabe si e scierto que em cntestes
@Chenegro
Alta copia de www.mind-surf.net
@AlFo32k +1
JuamPinchila dijo:
kuaker123 dijo:que buena que esta la pepa

LA PEPA? te estas equivocando... la "pepa" es extasis... NO HABLEN AL PEDO.... encima intentan usar lenguaje del palo....


la pepa es el lsd no las extasis !
@RUBILAR +2
aguante el poxiiiii jaja
@never130BANEADO -4
Buenas.. yo tube un mal viaje cn LCD hace un mes mas o menos y realmente fue una experiencia horrenda. Sucedio en una fiesta de electronica, tocaba Carl Cox. Mezcle lcd doble gota con alcohol… En la pista estaba bailando una mina muy flaca, quiza anorexica… la mire fijo y ahi empezo todo, fue unos segundos que me dormi, y cuando la vi de vuelta era la morsa, la que baila con el paraguas en el video de obedecele a la morsa “http://www.youtube.com/watch?v=wW6YrdVzyEQ” Eso me produjo miedo, despues de eso, toda la gente que pasaba me miraba diabolicamente, las luces blancas hacian que a las personas se les viera el esqueleto, la cara de algunos se derretia, todos me miraban a mi, todo me daba terror. Sali de la disco con un amigo, que estaba en un viaje tambien.. y empezo a tranqulizarme, habiamos estudiado que hacer enc asos como esa, el me decia, es todo falso, no es real, ves esas cosas porque tomaste algo, mañana no te acordas de nada..y eso me calmaba, estubieron dos horas paseando conmigo y haciendome preguntas de la realidad cuando me estaba llendo de vuelta, la lucides me hacia muy bien. Empeze a paralizarme y renguear, pero me anime a subir al auto, ahi adentro todo paso, pero veia algunas cositas. Segui rengueando hasta el otro dia, en el que estaba como si nada. Por suerte se me fue en un 100%… muy de vez en cuando vuelve un poquitin de miedo.. pero lamentablemente no puedo consumir mas lcd, fue mi segunda y última vez , me hubiese gustado experimentar el viaje de conciencia, pero en ese insatne sentia que caminaba por el mismo infierno. Tengan cuidado
@Luchoo37
CHE DONDE PUEDO CONSEGUIRLO ????
@rikelme69
DROGAAAAUS!!!!!!!!!!!!!!!!!!! aJAJAjAajAa