El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Científicos de la Antártida entrenan en lodo británico

Científicos de la Antártida entrenan en lodo británico

YELD FARM, Inglaterra (Reuters) - En Inglaterra no ha habido un glaciar desde la era del hielo, de modo que los científicos de la Antártida acuden a un campo enlodado para aprender a sobrevivir en el continente más frío del mundo.

Alojados en tiendas y a veces compartiendo un campo con caballos o gansos de Yeld Farm, los científicos adquieren destrezas como encender una cocina de parafina congelada o cómo escapar de una grieta colgados de cuerdas de peñascos cercanos en el distrito Peak.

Desde la década de 1970, el centro Británico de Investigaciones Antárticas ha capacitado a cientos de miembros de su personal: cocineros, pilotos, mecánicos y plomeros además de glaciólogos.

Su curso de tres días en Derbyshire en la región central de Inglaterra, donde la temperatura diurna promedio es de unos 15 grados centígrados, es lo más cercano en el país a la vida en el congelado Polo Sur.

"Tratamos de preparar a las personas para la vida en la Antártida y para algunos de los peligros", dijo Rod Arnold, un organizador del centro Británico de Investigaciones Antárticas. Estos podrían incluir el rescate de un colega inconsciente de una grieta o cómo reaccionar ante una intoxicación con monóxido de carbono de una cocina.

Los ejercicios incluyen usar anteojos de nieve tapados con cinta blanca y luego andar a ciegas por el brezo atado a una soga para tratar de encontrar a una persona haciendo de cuenta que está "perdido en una tormenta de nieve".

Hace poco, unas 40 personas tomaron un curso de seguridad, entre ellos había científicos de Estados Unidos, Alemania, Francia y España.

La Antártida es el continente más inhóspito del mundo, donde la estación rusa Vostok registró una temperatura mínima de - 89 grados centígrados, la más fría registrada sobre la tierra.

Los científicos pueden pasar semanas en ubicaciones remotas con un solo asistente, de modo que necesitan saber cómo sobrevivir.

"La escalada realmente ayudó", dijo Rebecca Rixon, una estudiante de doctorado de 22 años de la Universidad de Exeter de Inglaterra, quien aprendió a descender en rapel por una pared de rocas de Baslow Edge en Derbyshire y a volver a subir por la cuerda, a fin de hacer de cuenta la salida de una grieta.

LUZ SOLAR

"Pero fue raro hacerlo bajo la luz del sol en Inglaterra cuando en realidad una lo va a hacer en el frío gélido", aseveró.

Rixon estudiará las similitudes entre el hielo que se resquebrajó en la península antártica y en Escocia al final de la era de hielo hace 10.000 años.

Muchas otras naciones que estudian la Antártida tienen glaciares -como los Alpes, los Andes o el Artico- para capacitarse. Australia también ofrece entrenamiento en Tasmania.

Estados Unidos capacita a la mayor parte de su personal en una "escuela de nieve" en la base McMurdo en Antártida, la más grande del continente con una población estival de aproximadamente 1.000 personas.

Los visitantes que salen de McMurdo aprenden "cómo operar una cocina, una radio, levantar una tienda, y primeros auxilios básicos, como reconocer y prevenir la hipotermia", sostuvo Peter West de la Fundación Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

También aprenden a montar un refugio para el hielo y a cortar bloques de hielo para hacer paredes, agregó.

El centro Británico de Investigaciones Antárticas también cuenta con un laboratorio gigante en Cambridge, donde se mantienen corazas de hielo a - 20 grados centígrados.

Los científicos trabajan en la habitación examinando el hielo pero no tratan de vivir en el congelador, durmiendo o preparando comidas por ejemplo.

De modo que en Inglaterra, los estudiantes que quieren aprender a vivir en la Antártida deben arreglárselas sin nieve o hielo. Algunos observaron que Neil Armstron y Buzz Aldrin realizaron prácticas para su aterrizaje lunar en la estéril Islandia.

La preparación es esencial. La Antártida ha cobrado cientos de vidas. Robert Falcon Scott murió junto a otros cuatro británicos en 1912 de regreso del Polo Sur después de que el noruego Roald Amundsen los venciera llegando semanas antes que ellos.

"Ayuda a que la gente adquiera confianza antes de ir al sur", dijo Arnold. "Te permite conocerte con personas con las que podrías tener que estar durante dos años y medio", agregó. Esa es la estadía más larga posible en la Antártida.


F:http://lta.reuters.com/article/topNews/idLTASIE49B0AZ20081012?pageNumber=3&virtualBrandChannel=0
*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Científicos de la Antártida entrenan en lodo británico

1 comentario - Científicos de la Antártida entrenan en lodo británico

analitico
Nooooo vos sos el usuario del oso que te saca la lengua!