Navegando por Internet encontré una noticia que me pareció interesante, ya que después de detenerme a reflexionar un poco sobre la situación actual del comportamiento humano exponiendo cada vez mas su "falta de inteligencia" exhibida principalmente en Internet, así como su comportamiento cada vez mas egoísta y soberbio, podría de alguna manera deberse a la involución de la inteligencia

INVOLUCION:

Involución Humana: Cada vez somos menos inteligentes


«Apostaría a que si un ciudadano medio de Atenas del año 1000 antes de Cristo apareciera de repente entre nosotros, sería uno de los más brillantes e intelectualmente inquietos de nuestros colegas y compañeros, con una buena memoria, muchas ideas y una visión lúcida de cuestiones importantes. Además, creo que sería uno de los más estables emocionalmente de nuestros amigos y colegas. Ampliaría esta apuesta a los antiguos pobladores de África, Asia, India y América de entre hace 6.000 y 2.000 años. El fundamento de mi apuesta son los avances en genética, antropología y neurología que predicen que nuestras habilidades intelectuales y emocionales son genéricamente sorprendentemente frágiles».

El autor del párrafo anterior es Gerald Crabtree, director del Laboratorio de Genética de la Universidad de Stanford (Estados Unidos). Así arranca una reflexión, que publico en la revista 'Trends in genetics', en la que plantea que estamos perdiendo habilidades emocionales e intelectuales desde hace milenios o, dicho de otra manera, que somos cada vez menos inteligentes. ¿Hasta qué punto? Dentro de unos 3.000 años, escribe, todos los humanos portarán dos o más mutaciones genéticas dañinas para el intelecto. ¿Pero en qué se basa para augurar algo así?

cerebro


Los científicos calculan que los genes que regulan el pensamiento abstracto son entre 2.000 y 5.000. A partir de la expansión de las zonas del cerebro implicadas en él, Crabtree cree que nuestro mayor desarrollo intelectual se dio hace entre 50.000 y 500.000 años, cuando nuestros ancestros vivían todavía en pequeños grupos nómadas en África. En un mundo en el que dependíamos de la caza y la recolección, la inteligencia era un clave para la supervivencia y la enorme presión ambiental hacía que sobrevivieran únicamente los mejor dotados. No había lugar para los intelectualmente débiles.

azucar


Esta presión selectiva hizo, según Crabtee, que la inteligencia humana aumentara de forma constante. Sin embargo, desde la implantación de la agricultura, los hombres vivieron en grupos más grandes que protegían a los más débiles. Entonces, protegerse de las enfermedades que surgen de las aglomeraciones era más importante que la inteligencia.

Según tales oponentes, en el mundo de hoy, la supervivencia de los humanos parece no depender más de la interrelación entre los genes de los más aptos y de la selección natural; por tanto, añaden, las personas ya no están sometidas a las reglas de la evolución.

humanos


Aquellos que hace 100 años no tenían oportunidad de sobrevivir y eventualmente de trasmitir sus genes, ahora viven gracias a la intervención de la tecnología y la medicina modernas, como las vacunas, las incubadoras, los antibióticos y las cesáreas.

Además, la mayor democratización en la competencia para la reproducción, da las mismas oportunidades para dejar descendencia a todos por igual, sin importar si son débiles, fuertes, feos, bellos, tontos o inteligentes.

EVOLUCION ¿SIEMPRE HACIA ADELANTE?


menos


En ciertos círculos persiste la idea de que uno de los propósitos de la evolución es el desarrollo de seres cada vez más inteligentes, como parte de un proceso de cambio gradual.

Una de las raíces de esa singular posición parece ser semántica. Incluso, muchos miembros de la comunidad científica del siglo XX entendían la palabra evolución como sinónimo de desarrollo; es decir, como un proceso de cambio en dirección “positiva”, pasando de formas simples a complejas. Esta idea permanece arraigada en el lenguaje coloquial.

Sin embargo, la evolución (o la involución) de los organismos –incluidos los humanos– no tiene dirección y no sigue derroteros determinados; por tanto, tampoco tiene un propósito o un fin en sí misma.

En tal sentido, los humanos no son más evolucionados que los caracoles, los batracios o los políticos. El rasgo (y el rastro) esencial de la evolución es la adaptación de las especies a su medio.

El medio puede ser singularmente restringido, como el de los gorilas, o amplio y global, como el de los humanos, a pesar de la cercanía evolutiva entre estas dos especies de homínidos. Aun más, los extintos neandertales tenían un cerebro mayor que el de los seres humanos de hoy.

involucion

No obstante, no se descarta la idea de que los genetistas inventen un sustituto a la selección natural antes de que la disminución del poder intelectual ponga en peligro el desarrollo tecnológico. Siendo asi el mismo ser humano el que guie su propia evolución.

ALIMENTACION:

Investigadores de la Universidad de California de Los Angeles (UCLA) alimentaron a dos grupos de ratas con una solución líquida de almíbar de maíz rico en fructosa -un ingrediente común en las comidas procesadas- y agua corriente durante seis semanas.

ineligentes


A un grupo de ratas se le dio como suplemento, además, ácidos ricos en grasas omega 3 que estimulan el cerebro, en forma de ácido docosahexanoico (DHA) y aceite de linaza, y al otro grupo de ratas no.

Antes de que comenzase la dieta rica en bebidas azucaradas, las ratas habían sido sometidas a una sesión de entrenamiento de cinco días en un complejo laberinto. Y se les volvió a plantear el mismo desafió después de haber sido alimentadas con la solución azucarada para ver cómo les iba.

Involución Humana: Cada vez somos menos inteligentes


“Los animales que no recibieron DHA eran más lentos y sus cerebros mostraron un descenso en la actividad sináptica” , afirma Fernando Gómez-Pinilla, profesor de neurocirugía de la Escuela de Medicina de UCLA.

“Sus células cerebrales tenían problemas enviándose señales, lo que alteró la capacidad de las ratas para pensar claramente y recordar la ruta que habían aprendido seis semanas antes” .

Una observación más profunda de los cerebros de las ratas reveló que aquellos que no recibieron los suplementos de DHA también dieron signos de desarrollar resistencia a la insulina, una hormona que controla el azúcar en la sangre y regula funciones cerebrales.

“Debido a que la insulina puede penetrar la barrera sanguínea del cerebro, la hormona puede dar señales a las neuronas para provocar reacciones, que alteran el aprendizaje y pueden causar pérdida de la memoria”, explicó Gómez-Pinilla.

En otras palabras, tomar demasiada fructosa podría interferir la capacidad de la insulina para regular cómo las células usan y acumulan azúcar, lo que es necesario para procesar los pensamientos y las emociones.

cerebro


“La insulina es importante en el cuerpo para el control del azúcar en sangre, pero puede adoptar un papel diferente en el cerebro, en el que la insulina parece interrumpir la memoria y el aprendizaje”, afirmó.

“Nuestro estudio muestra que las dietas ricas en fructosa dañan tanto el cerebro como el cuerpo. Esto es algo nuevo” .

El almíbar de maíz rico en fructosa se encuentra de manera común en la soda, condimentos, comida para niños, salsa de manzana y otros snacks procesados.

El ciudadano estadounidense medio consume 18 kilogramos de almíbar de maíz rico en fructosa por año, según datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

“Nuestras conclusiones ilustran que lo que comes afecta cómo piensas”, dice Gómez-Pinilla.

“Seguir una dieta rica en fructosa a largo plazo altera la capacidad del cerebro para aprender y recordar información. Pero añadir ácidos ricos en omega 3 a tus comidas puede ayudar a minimizar el daño”.

El estudio aparece publicado en el Journal of Physiology.

CONCLUSION:

Varios de los temas que se tocaron aquí de momento son solo teorías sin embargo cabe reflexionar sobre lo que se ha leído y como dije al principio observar el mundo y sacar uno sus propias conclusiones. Yo en lo personal creo que este estudio tiene cierta razón pero aún así creo que todavía estamos a tiempo para cambiar las cosas.

Uno de los factores que considero que ayudaron a la supuesta (por el momento) involución seria que el ser humano cada generación pierde la curiosidad por saber mas, la capacidad de asombro, incluso cambia sus sueños por la comodidad.

Sin mas que decir me despido de ustedes gracias.

Fuentes:
http://www.elcorreo.com/vizcaya/ocio/201211/26/inteligencia.html
http://www.elcomercio.com/tecnologia/ciencia/seres-humanos-tontos-estudio-Stanford_0_809919024.html
http://www.nacion.com/2010-06-13/Ancora/NotasSecundarias/Ancora2395753.aspx
http://www.fontem.com/novedades/ver/4731.html
http://www.prensalibre.com/salud/azucar-puede-afectar-inteligencia-estudio_0_701330043.html