¿Qué significa?

Blanqueo de capitales en el mundo

Dinero negro en sentido amplio (también llamado en ocasiones dinero sucio):


Es todo dinero que no haya sido declarado, sea cual sea el motivo. El caso más frecuente es la evasión de impuestos.

lavado de dinero

Como producto de la evasión de impuestos, el dinero negro puede suponer un problema para su propietario, puesto que es un indicio claro de un posible delito fiscal, y debe tratar de ocultar a la hacienda pública su existencia (evitando, por ejemplo, las entidades bancarias y gastándolo en bienes que no dejen rastro fiscal).
Como producto de actividades ilegales, el dinero negro puede ser un indicio de dichas actividades (la persona tiene una riqueza que no puede explicar). En estos casos, al procedimiento mediante el cual el dinero negro se hace pasar por dinero obtenido legalmente se le denomina blanqueo de capitales y su objetivo es hacer que ese dinero tribute y figure oficialmente como procedente de una actividad lícita.

La experiencia de otros países en blanqueo voluntario de capitales

La medida que propuso el Gobierno ya fue implementada con éxito en los últimos años en Italia, Alemania, España, Suiza, Estados Unidos y Portugal

dinero

En línea con distintos países del mundo, el equipo económico del Gobierno Nacional, anunció este lunes el plan de "exteriorización voluntaria" de capitales. Medidas similares de blanqueo de divisas, fueron tomadas los últimos años por países como EE.UU., Inglaterra, Italia, Portugal, México, España y Suiza.

Con el objetivo de "recuperar la riqueza nacional", fugada del país en las épocas de alta especulación financiera -años posteriores al golpe de Estado del 76 y la convertibilidad de los '90- el Gobierno Nacional lanzó el "Plan de exteriorización voluntaria de capitales".

Dicho plan, lejos de ser una medida novedosa, ha sido una práctica común empleada en los últimos años en países como Estados Unidos, Inglaterra, Italia, Portugal, México, España, Austria o Suiza, para lograr el retorno de los capitales genuinos de cada una de estas naciones, para luego volcarlos en sus circuitos legales, productivos y de desarrollo.

En 2009 dos fueron los países que tomaron medidas similares de retorno de capitales. Italia con el "plan Escudo Fiscal" que buscó nacionalizar alguna parte de los 440.000 millones de dólares en activos no registrados ubicados principalmente en Suiza, y los Estados Unidos, con el plan OVDI, de repatriación voluntaria, que se relanzaría nuevamente en el año 2011. En este caso, el programa penalizaba al capital blanqueado con tasas de entre un 5% y un 25 por ciento.

En 2012 Portugal puso en vigor la tercera edición de su "Régimen Excepcional de Regularización Tributaria" que estableciendo una tasa del 7,5% a los activos blanqueados y eximiendo de obligaciones tributarias y de penalidades a quienes participaron del mismo.

capitales

El caso español se da el año pasado apenas asumido el gobierno de Mariano Rajoy. El líder del Partido Popular puso en marcha un plan de amnistía fiscal que apuntó a cobrar el 10% de los tributos correspondientes al dinero no declarado.

Este año México puso en marcha un programa de blanqueo impositivo, por el que los evasores podían descontar entre el 80% y el ciento por ciento de los tributos que debieron haber pagado a cambio de la declaración del dinero. La particularidad del caso mexicano es que el esquema era válido para la evasión en impuestos de carácter federal.

Finalmente en Suiza se está dando un avance en los acuerdos bilaterales Rubik con Gran Bretaña y Austria, por los cuales se prevé legalizar las cuentas suizas no declaradas que son propiedad de clientes del exterior. A estos acuerdos podría sumarse en el próximo tiempo Alemania.


Saquemos conclusiones con respeto por favor