¿Por qué no hay 4G en Argentina?


La telefonía celular no avanza en la Argentina. Y mucho se debe a la falta de nuevas frecuencias, fundamentalmente para la nueva tecnología 4G, que ya está operativa en países vecinos como Colombia, Brasil, Chile, Bolivia, Antigua y Barbuda, República Dominicana, México, Paraguay, Puerto Rico y Uruguay.

Dicha tecnología podría servir para descomprimir el actual escenario de saturación de líneas y consumo de datos que vive el país. De hecho, las empresas de telefonía celular son de las más cuestionadas por los consumidores.

El año pasado, el ministro de Planificación, Julio de Vido, anunció que la Argentina iba a relicitar las frecuencias para 4G, y que el Estado se iba a quedar con la explotación de una porción del mercado a través de la empresa Arsat.

Sin embargo, el Gobierno no inició avances en ese sentido, y por eso las empresas prefieren llevar sus inversiones hacia otros países donde esa tecnología ya está avanzada.

Por caso, Telefónica planea lanzar este año un celular 4G en seis países de América Latina, que incluye a Chile y Brasil, pero entre los cuales no figura la Argentina. Dicha inversión será en aquellos lugares donde la tecnología 4G ya esté en funcionamiento, según publica el diario El Cronista.

Brasil será el primer país donde esa empresa impulse sus productos para 4G. En principio, ofrecerá servicios en las ciudades-sede de la Copa Confederaciones de fútbol, como Belo Horizonte, Brasilia, Fortaleza, Recife, Río de Janeiro y Salvador, que tendrá lugar en junio. Para eso, ya cerró acuerdos con Ericsson y Huawei.

VENTAJAS DE LA TECNOLOGÍA 4G

En los próximos años serán muy habituales las llamadas a través de Internet. La tecnología 4G permitirá que los teléfonos funcionen en Internet. Por ejemplo, se podrá llamar utilizando la señal Wi-Fi. Esto será mucho más económico para las empresas.

Permite proveer velocidades de acceso entre 100 Mbps en movimiento y 1 Gbps en reposo, manteniendo una calidad de servicio (QoS) de punta a punta (end-to-end) de alta seguridad para permitir ofrecer servicios de cualquier clase en cualquier momento, en cualquier lugar, con el mínimo costo posible.

Además, la tecnología 4G permitirá que se hagan habituales las videoconferencias, debido a la alta calidad con la que se podrán establecer videollamadas. Favorecerán sin duda el teletrabajo, ya que un teletrabajador podrá tener una comunicación bastante directa con el resto del personal, con el subsiguiente ahorro en espacio y oficinas.

El hecho de que el teletrabajador pueda descargarse desde casa datos y vídeos a mayor velocidad también supondrá un ahorro económico, además de una optimización significativa del trabajo.

Celebrar reuniones, una conferencia de prensa, o incluso una junta será más fácil, por lo que se hará más habitual que ahora conectarse mediante videoconferencia a la otra punta del globo. El tener que acudir físicamente a lugares remotos se reducirá notablemente, salvo para casos de enorme necesidad. La ventaja es doble, pues además de ahorrar dinero, no se necesita perder tiempo en los desplazamientos.

La mayor calidad de la comunicación es, sin duda, un gran avance para evitar la distorsión de datos. El ponerse de acuerdo con cada interlocutor es mucho más sencillo si mejora la calidad del sonido, que será muchísimo mejor a partir de ahora que la calidad que ofrece la telefonía fija. Las imágenes serán también de una gran nitidez.