LA VERDAD DETRÁS DEL RELATO BÍBLICO


Mito de Adan y Eva


Tanto expertos como teólogos reconocen en la actualidad que los relatos bíblicos de la Creación, de Adán y Eva, del Jardín del Edén, del Diluvio o de la Torre de Babel se basaron en textos escritos milenios antes en Mesopotamia, en especial escritos por los sumerios. Y éstos, a su vez, afirmaban con toda claridad que obtuvieron sus conocimientos acerca de lo acontecido en el pasado (muchos de ellos de una época anterior al comienzo de las civilizaciones, incluso anterior al nacimiento de la Humanidad) de los escritos de los Anunnaki (“Aquellos Que del Cielo a la Tierra Vinieron”), los “dioses” de la antigüedad. Es decir, lisa y llanamente seres extraterrestres

Cielo


Adán y Eva fueron los dos primeros seres creados por esos extraterrestres. Adán fue el primer experimento con éxito y Eva fue una clonación. De ahi el mito biblico de que Eva salió de la costilla de Adán.


creacion


Cuando hablamos de “·extraterrestres” estamos hablando de espíritus como nosotros, pero que han nacido en planetas distintos de la Tierra.

Serpiente


Desde el momento en que tienen la tecnología como para viajar por el espacio puede afirmarse que están más evolucionados que nosotros. Y si son capaces de crear organismos físicos mediante la ingeniera genética, más aún. Esto sin desmerecer a nuestros científicos, que son capaces de crear bebés de probeta o inclusive clonarlos. Si están más o menos evolucionados que nosotros en el aspecto moral, es harina de otro costal. Pero en lo que queremos hacer hincapié es en la estirpe espiritual de los extraterrestres. No estamos hablando de seres sin almas, aunque algunos parecieran que no la tienen.

Adan


Pasemos ahora a la historia de Adán y Eva, una cuestión que es ampliamente incomprendida tanto por la comunidad Cristiana como por los Evolucionistas. Aunque parezca increíble mucha gente piensa, aun en la actualidad, que toda la raza humana deriva de tan solo dos individuos llamados Adán y Eva. Los evolucionistas afirman que todos nosotros provenimos de una “sopa”, mientras los cristianos fallan al no reconocer que hay mucha más información en la Biblia original que en las versiones traducidas.

eva


Las historias de la Creación de todo el mundo antiguo tienen un tema en común: la humanidad es creada por un ser divino a partir del polvo, el barro o la arcilla. Estas historias son parecidas a la historia bíblica de Adán y Eva.

Esta similitud se extiende igualmente a las historias de la Torre de Babel y a las de La Gran Inundación. Los Esquimales de Alaska, los antiguos Egipcios, los japoneses, y los sudamericanos, todos ellos nos cuentan que sus ancestros fueron transportados por sus dioses o que sus dioses les enseñaron sus lenguajes o su escrituras.

La historia de cómo la humanidad (Adán) fue creada es difícil de aceptar al principio, pero en cuanto se investiga en profundidad los hechos quedan claros. Las similitudes recién mencionadas en las historias de la creación de la humanidad, La Inundación y la Torre de Babel todas tienen una raíz común. Y esa raíz es la antigua Sumeria.


Mito de Adan y Eva


El Jardín del Edén estaba precisamente localizado en Sumeria, en lo que hoy conocemos como Irak. En el capítulo 2, versículo 7, del libro del Génesis, en la traducción inglesa del Rey James, en la que los Cristianos creen, dice que los humanos fueron creados por “Dios”. Pero si consultamos la Biblia Hebrea, que es la original, se descubrirá que el acto de creación del hombre es atribuido a “elohim”, que debe ser traducido por “dioses”. Además, explica la razón de que “Adán” haya sido creado: “Porque no había Adán para labrar la tierra”.

Éstas son dos pistas importantes sobre quién había creado al Hombre y por qué lo hizo. También se habla, en primer lugar, de que “Dios dijo, hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza”; y después, en segundo lugar, se habla de que “Y Dios creó al hombre a Su propia imagen, a la imagen de Dios le creó; macho y hembra los creó.” En concreto, ha quedado claro tanto para los orientalistas como para los estudiosos de la Biblia que lo que ocurrió fue el resultado de la manipulación y que el resumen fue realizado por los compiladores del Libro del Génesis basados en textos –mucho más antiguos y considerablemente más precisos– escritos por primera vez en Sumeria. Las antiguas tablillas Mesopotámicas dicen que hubo un tiempo en el que no había humanos sobre la Tierra. En cambio, la tierra estaba habitada por los dioses. Los dioses minaban y explotaban los recursos terrestres. La vida en la tierra no era fácil para estos dioses, pues el trabajo era pesado y el sufrimiento demasiado. Y al no estar felices con su situación eran propensos a rebelarse contra sus líderes. La solución fue la creación de una nueva raza de esclavos que cargaran sobre sus espaldas el trabajo agotador.


Cielo


Tablillas de escritura cuneiforme (antigua Sumeria)

Las antiguas civilizaciones Mesopotámicas registraron una gran parte de su historia en tablillas de arcilla. Ellas cuentan una historia extraordinaria sobre los dioses y sus relaciones con los humanos. Estas tablillas reflejan que los dioses tenían cuerpos de sexo masculino y femenino, y que se reproducían mediante la relación sexual. De hecho, los antiguos Mesopotámicos afirmaban que ellos proveían a estos dioses regentes con prostitutas humanas. Las antiguas tablillas Mesopotámicas atribuyen a un “dios” en particular la supervisión de la manufactura genética del Homo sapiens. El nombre del “dios” era Enki. Enki era el hijo de Anu, que era el gobernante de otro mundo. Enki era conocido por el epíteto, “EN.KI”, que significa “Señor [o Príncipe] de la Tierra.” Los textos Mesopotámicos retratan al Señor Enki como un defensor que habló ante el Consejo de los dioses en nombre de la nueva raza terrestre. Enki se opuso a muchas de las crueldades que los otros “dioses”, incluyendo a su medio hermano, Enlil, inflingían a los seres humanos. Entonces, ¿de donde venimos los humanos? Tenemos la Biblia y las antiguas Tablillas de arcilla sumerias que nos dicen que Los Grandes Anunnakis fueron los responsables de la creación de la humanidad como esclavos. ¿Pero como lo hicieron exactamente? Mucha gente no es consciente de la repentina extinción de los Neandertales y la súbita aparición de los seres humanos. ¡La evolución no es tan rápida! La desaparición completa, casi abrupta, de los Neandertales se mantiene como uno de los enigmas y cuestiones criticas en el estudio de la evolución humana. La Enciclopedia Británica precisamente dice: “Los factores responsables de la desaparición de los Neandertales son una cuestión importante para la que no hay aún una solución clara”.

Cuando la idea de crear a un trabajador primitivo fue expuesta en el Consejo de los dioses, ellos preguntaron cómo se podía crear un ser lo suficientemente inteligente para usar herramientas y para cumplir órdenes.

Un texto sumerio ha inmortalizado la respuesta dada por Enki a los Anunnaki reunidos, que veía en la creación de un Adamu la respuesta a su esfuerzo insoportable: “La criatura cuyo nombre pronunciasteis ya existe. Todo lo que tenéis que hacer es atar sobre él la imagen de los dioses”. Estas son las palabras que contienen la clave de la creación de la humanidad. La bomba que empuja tanto a Creacionistas y Evolucionistas fuera del agua. Ellos hablan de una criatura que ya existía en la Tierra.


creacion
Serpiente

¿Cuál es esa criatura y qué es lo que le van a hacer los dioses a esta criatura? El proceso que Enki imaginó era “atar” sobre el hombre-mono existente, mediante manipulación genética, sus propios genes. En otras palabras, combinaron sus genes con los de los Neandertales, elevándolos a la categoría de seres humanos. Los antiguos sumerios fueron testigos de los Neandertales, los llamaban “Hombre-mono/Mujer-mona”. Ellos también los consideraban una especie completamente separada, sin relación con los humanos. El término Adamu, que es claramente la inspiración para el nombre bíblico “Adán”, y la utilización del término “imagen” en el texto sumerio, que es repetido intacto en el texto bíblico, no son las únicas pistas del origen sumerio/mesopotámico de la creación genética de la humanidad. El uso del pronombre plural bíblico y la descripción de un grupo de Elohim alcanzando un consenso y llevando a cabo las acciones necesarias para llevarlo a cabo pierden todo el aspecto misterioso cuando se tienen en cuenta las fuentes Mesopotámicas. El versículo: “Dios dijo hagamos al hombre a nuestra imagen, a nuestra semejanza” revela no solo que Dios está en plural, sino que refleja que los humanos estamos conectados genéticamente a los Elohim. Por tanto, aquí tenemos una afirmación de la Biblia en la que “Dios” es plural y Él se dirige a una audiencia plural, y tenemos también los textos sumerios que nos dicen que los dioses elevaron a una criatura primitiva. El enigma de la repentina desaparición de los Neandertales ha sido resuelto.

El pecado original


Adan

Esta pintura de Adán y Eva con la Serpiente puede ser engañosa hasta que uno haya completado la investigación. La mayoría de la gente puede ver esta imagen y pensar que la Serpiente es Satán, cuando en realidad representa a Dios, es decir al Señor Enki. Fue Dios quien quería enseñar la verdad y era Satán (Enlil) el que quería impedir que la raza humana recobrara la espiritualidad. Mientras la Humanidad aceptó su estatus de sirviente y obedecía a sus “maestros”, todas sus necesidades físicas serían cubiertas y se les permitiría permanecer en su “paraíso” indefinidamente. La palabra en latín para “manzana” y para “mal” es la misma (malum), la manzana vino a representar la fruta prohibida (Conocimiento) del jardín del Edén. Por lo tanto se utiliza a menudo para simbolizar la caída en el pecado, o el pecado mismo. La Biblia nos dice que Dios ordenó a Adán y Eva que no comieran de ese fruto. La fruta es el símbolo del conocimiento. En la pintura de arriba, Eva esta cogiendo la fruta, después ella y Adán comen de ella. ¿Fue Satán quien le dijo a ella que comiera de la fruta? ¡Ciertamente la Serpiente en el árbol sugiere eso! Pero de nuevo, es un malentendido. La Serpiente es Enki. Después de que Enki creara a la raza humana quiso enseñar a la humanidad la verdad sobre la espiritualidad. Pero los otros “dioses” quisieron mantener el control de los Adanes. Enki formó una organización llamada “La Hermandad de la Serpiente”. Su propósito original era el de educar a la raza humana sobre la verdad espiritual. Los otros “dioses” no querían que la raza humana fuera libre, todos ellos querían controlar a los humanos. Así que divulgaron falsedades respecto a Enki. Enseñaron que Enki era malvado, llamándolo Satán, Príncipe de la Oscuridad, el mal encarnado etc., etc., ¡un manojo de mentiras! Enki estaba en contra del severo tratamiento que recibía la raza humana, incluso denunció la injusticia del mismo. Aquí tenemos el momento crucial en la historia de la humanidad. Satán (Enlil) derrocó a Dios (Enki), tomó el control de la raza humana y extendió la mentira, tornando la Hermandad de la Serpiente contra Enki. Satán (Enlil) engañó a todo el mundo ocupando la posición de Dios (Enki). Por tanto la manera correcta de interpretar la pintura de arriba es ver la Serpiente en el árbol como Dios (Enki) y a Satán (Enlil) como el Dios que ha prohibido la obtención del conocimiento. Solo uno de los dos, Dios o Satán, mentiría u ocultaría la información. Dios = Satán, Satán = Dios Y es aquí donde la comunidad “Cristiana” falla miserablemente. La mayoría no estudian la antigua Sumeria (Edén) para intentar saber la verdad. Por lo tanto, la mayor parte de ellos creen que la Serpiente es Satán cuando en realidad representa a Enki, ¡un luchador por la libertad! Para muchos Cristianos esto puede parecer increíble, aunque hay pruebas demoledoras que demuestran que Satán tomó el lugar de Dios y engañó al mundo.

eva

Después de que la humanidad comiera del fruto (adquiriera el conocimiento) supieron que estaban desnudos. Esto les hizo darse cuenta de que eran esclavos de los “dioses”, algo que fue extremadamente incómodo. Estos dioses malvados no querían por supuesto que la raza humana recuperara la espiritualidad: ¡Querían esclavos, no seres libres!.


Mito de Adan y Eva

Los humanos hacían el trabajo mientras los “dioses” vivían en un paraíso de lujo y comodidades. Por ello el Señor Dios le envió [Adán] fuera del jardín del Edén, para labrar la tierra de la que había sido tomado. Así que condujo fuera al hombre; y le colocó al Este del jardín del Edén querubines [ángeles], y una espada en llamas que giraba en todas direcciones, para proteger el camino [impedir el acceso] al árbol de la vida. Génesis 3:23-24 Justo después de que la Humanidad comiera del fruto prohibido fue expulsado del “paraíso”, es decir, expulsado del Edén. La “espada llameante” simboliza las medidas directas que los dioses llevaron a cabo para asegurar que el conocimiento espiritual genuino nunca llegara a ser accesible a la raza humana. Para impedir el posterior acceso a ese conocimiento, el Homo Sapiens fue condenado a una pena más: 17 Al hombre le dijo: «Por haber escuchado la voz de tu mujer y comido del árbol del que yo te había prohibido comer, maldito sea el suelo por tu causa: con fatiga sacarás de él el alimento todos los días de tu vida. 18 Espinas y abrojos te producirá, y comerás la hierba del campo. 19 Con el sudor de tu rostro comerás el pan, hasta que vuelvas al suelo, pues de él fuiste tomado. Porque eres polvo y al polvo tornarás. Génesis 3:17-19 El pasaje anterior muestra que los dioses nunca tuvieron la intención de dejar que los humanos se elevaran por encima del nivel de una existencia material ardua. Esto les dejaría poco tiempo para intentar buscar la comprensión que necesitaban para ser espiritualmente libres.

Conclusiones A estas alturas de los acontecimientos ya todos deberíamos saber la verdad de nuestro origen, es decir que hemos sido creado por extraterrestres, a quienes erróneamente hemos considerado “dioses” cuando en realidad solo eran espíritus encarnados en otro planeta con tecnología suficiente como para trasladarse hasta aquí y crear organismos que albergaran almas. También deberíamos ya saber que si bien en ese momento fuimos creados para que trabajemos como sus esclavos, esa etapa de esclavitud ya terminó porque ahora poseemos el conocimiento necesario para ser libres. Pero este conocimiento de nuestro verdadera esencia se oculta por aquellos que se benefician de nuestra ignorancia, haciéndonos dependientes del dinero y de las cosas materiales. ¡Basta de ser esclavizados por esta gente! ¡Basta de ser esclavizados por una ignorancia manipulada! ¡Basta de ser esclavizados por el miedo a saber quiénes somos!.


¡BASTA!. Es tiempo de volar… ¡Simplemente hagámoslo!