"El Vaticano creó el Islam” Alberto Rivera (Ex–jes

El ya fallecido ex-jesuita, Alberto Rivera, hizo unas controversiales declaraciones donde expone el lado oscuro del Vaticano y sus planes con el mundo. Hoy vemos en las noticias como en los enfrentamientos entre musulmanes y cristianos mueren millares de personas. Estas son las declaraciones hechas por alguien que fue parte de la maquinaria del Vaticano y finalmente un desetor del sistema que le dio la muerte. Lo siguiente son unas declaraciones de Alberto Rivera:

En el siglo cuarto de nuestra era, multitudes en áreas rurales oían acerca de "hombre santo" en Roma (el Papa) quien había reemplazado a los césares. El tenía un ejército extraño de curas, monjes y monjas que ayunaban, rezaban y ayudaban al pobre. La gente miraba a los seguidores de este hombre (el Papa) con temor y respeto.

En Argelia, en el Norte de África, en el año 354 E.C., una devota madre Católica Romana dio a luz a un hijo. Su nombre era Agustín. Agustín era un genio y eventualmente se convirtió en "santo" de la religión Católica Romana. El fue el Obispo del África Romana. Este fiel líder Católico Romano es uno de los "Padres" de la Iglesia Católica Romana. Agustín escribió dos obras famosas "La Ciudad de Dios" y "Confesiones" cuales, desconocidas para el mundo Árabe, han grandemente afectado sus vidas por siglos.

Agustín estaba ocupado ganando creyentes Árabes para el Catolicismo Romano, incluyendo tribus completas. Al tiempo, espías fueron enviados a esos nómadas remotos quienes rechazaban el Catolicismo. Ellos difundieron la historia de que un día un líder aparecería, quien reuniría a todos los Árabes. 200 años después de Agustín, alrededor del 570 E.C., Mahoma nació en Meca, Arabia Saudita. Este hombre cambiaría el curso de la historia del mundo.

A continuación es como el mundo ve a la religión del Islam fundada por el profeta Mahoma, la cual ahora tiene más de un billón de seguidores. Su más sagrada ciudad es la Meca. El Islam reclama que Abraham y Yishmael edificaron "La Casa de Dios" a un lado del pozo (Zamzam) el cual salvó la vida de Yishmael y su madre Hagar. "La Casa de Dios" original era pequeña comparada a la más nueva de 50 pies cúbicos. Es llamada "Kaaba" (La Casa de Dios). Musulmanes fieles de alrededor del mundo, rezan cinco veces al día en la dirección de este lugar "sagrado", rezando directamente al dios de ellos que es "allah" (el nombre de un demonio muy poderoso). Supuestamente cada Musulmán tiene que hacer el peregrinaje a Meca y a la Kaaba una vez en la vida. Ellos caminan alrededor de la Kaaba buscando bendiciones, y añorando la compañía de "allah" en el supuesto paraíso de ellos. Cientos de personas mueren en estas peregrinaciones todos los años.

Al principio los visitantes traían regalos a la Kaaba y los guardias de la Kaaba eran hospitalarios con todos los que venían. Algunos traían sus ídolos, esos ídolos eran puestos en el "santuario." Eventualmente la gente ya no tenía acceso al pozo (Zamzam) porque la tribu que lo guardaba era muy injusta. Esta gente era de Yemen y eran llamados Yurhumites. Los Yurhumites también tenían control de Meca. Finalmente la gente se levantó contra los Yurhumites para echarlos de allí. Pero mientras los Yurhumites se iban, ellos echaron parte de los tesoros de la Kaaba, las ofrendas de los peregrinos, en el pozo (Zamzam) y lo llenaron con arena y el pozo desapareció. Una tribu llamada Khuzaites tomó las riendas, pero ellos permitieron al dios Moabita, "Uval," que fuera puesto en la Kaaba y continuaron en idolatría.

Los Khuzaites fueron reemplazados por los Quraysh, una poderosa tribu de Árabes descendientes de Yishmael. Allí se levantó en Meca un hombre que fue respetado por los Quraysh, a pesar de que él era de la tribu Harim. Su nombre era Adb Al-Muttalib, él fue el abuelo del profeta Mahoma.

A Adb Al-Muttalib le fue dada visiones diciéndole dónde encontrar el pozo. Un espíritu le dijo que buscara sangre, estiércol, y un nido de hormigas y pájaros picoteando. El encontró las pistas entre dos ídolos donde los Quraysh hacían sus sacrificios. El cavó y encontró el pozo y los tesoros, y se convirtió en el héroe de Meca.

Adb Al-Muttalib oró a su dios. Si este dios lo bendecía con diez hijos, él sacrificaría a uno de ellos a él en la Kaaba. Al transcurso de los años sus oraciones fueron respondidas. Su hijo menor era su favorito, un hermoso joven llamado Adb Allah. Ahora era el momento de cumplir su voto a su dios. Uno de sus hijos tenía que ser sacrificado. En la Kaaba delante del dios Moabita, "Uval," flechas eran usadas en la ceremonia de adivinación. La suerte cayó sobre su hijo menor. La madre de Adb Allah, junto con otros, se opuso a él. Sus hijos le rogaron que dejara que su hermano viviera. El visitó a una adivina para que lo aconsejara. Ella consultó con el espíritu familiar, y ella le dijo a Adb Al-Muttalib que de nuevo echara suertes para ver si su dios aceptaría el sacrificio de camellos en lugar de su hijo. 100 camellos fueron sacrificados, y a Adb Allah le fue perdonada la vida. El fue el padre de Mahoma.

Los Árabes Católicos Romanos estaban forzando la idea de buscar un profeta Árabe. ¿Quién, sino un profeta podría eliminar la adoración a falsos dioses de los Árabes? Allí en la Kaaba aun había una estatua de la virgen María y su hijo.

Adb Allah se casó con Aminah en 569 E.C. El tuvo que viajar con la caravana para comerciar, pero en el viaje se enfermó y murió. Aminah estaba preñada de con su hijo. La tradición Árabe dice que ella oyó una voz que le decía: "Tú llevas en el vientre al señor de su pueblo; y cuando nazca dirás: 'Yo lo pongo bajo la protección de él, del mal de todos los que envidian'; entonces lo llamas Mahoma."

Cuando el niño nació, su abuelo, Adb Al-Muttalib, llevó al pequeño Mahoma al Kaaba y oró una oración de gracias a su hijo muerto, Allah, por este regalo.

Los hijos nacidos a prominentes familias Árabes en lugares como Meca eran enviados al desierto para ser criados, y pasar cierto tiempo de su niñez con tribus Beduinas para entrenarlos y para evitar las plagas de la ciudad. La familia pobre que tomó a Mahoma para criarlo, fue grandemente bendecida en muchas formas.

El Islam enseña que cuando Mahoma era un pequeño niño, dos hombres vestidos de blanco se le aparecieron y lo acostaron, abrieron su pecho y sacaron su corazón, quitaron de él un coágulo negro el cual echaron fuera. Entonces lavaron su corazón con nieve. Después no había marca en su pecho, pero había una pequeña marca ovalada en su espalda que había estado allí desde el nacimiento.

Años después él pudo describir el evento mucho mejor, y después Mahoma hizo esta afirmación increíble: "satán toca a todos los hijos de Adam el día que su madre los pare, salvo por María y su hijo. ¿Por qué Mahoma estaría hablando de una enseñanza Católica Romana? Porque Mahoma fue entrenado por los Jesuitas de Roma, quienes escribieron el Corán.

La madre de Mahoma, Aminah, murió cuando él tenía seis años de edad, dejándolo huérfano. Entonces su abuelo, Abd Al-Muttalib lo cuidó. Pero dos años después, su abuelo murió. Estos fueron dos grandes tristezas en su vida. Cuando Mahoma tenía nueve años, él estaba con su tío en una caravana. Un Monje Católico Romano vio al niño y le cuestionó. Entonces él pidió ver la marca en su espalda. El exclamó: "es el sello de un profeta." El advirtió al tío de Mahoma que llevara al hijo de su hermano de regreso a su país y lo cuidara de los Judíos, porque si ellos lo fueran a ver y supieran de él lo que el monje sabía, ellos echarán maldiciones sobre él. Y le dijo que grandes cosas habían sido destinadas para el hijo de su hermano, a saber, Mahoma. Ya desde esta época los Jesuitas se acercaban y lo entrenaban. El monje Católico Romano había encendido las llamas para futuras persecuciones Judías a las manos de los seguidores de Mahoma.

Mahoma tenía 25 años de edad cuando él se casó con una viuda rica, Khadijah. Ella tenía alrededor de 40 años en ese tiempo. Mahoma y Khadijah tuvieron dos hijos, los cuales murieron jóvenes, y cuatro hijas. La más Famosa fue Fátima quien se casó con el sucesor de Mahoma, su primo, Alí. (Como así reconocido por la rama Shiah del Islam). Alrededor del año 610 E.C. Mahoma reclamó que él había tenido una visión de Allah (recuerden que Allah era el nombre de su padre) de un ser majestuoso que él llamó el ángel Gabriel, quien le dijo que él era el mensajero de Allah. Esto comenzó la carrera de Mahoma como profeta de Allah. De tiempo en tiempo, Mahoma continuó recibiendo mensajes hasta su muerte, los cuales él afirmó que eran de Allah.

Con la ayuda del primo Católico Romano de su esposa, Waraquah, el profeta Mahoma podía interpretar estos mensajes. Waraquah dijo: "En verdad Mahoma es el profeta de su pueblo." Algunas de sus revelaciones fueron escritas en el Corán. Otros escritos de Mahoma nunca fueron publicados. En el quinto año de la misión de Mahoma, vino persecución contra sus seguidores porque ellos rehusaban adorar los ídolos del Kaaba, Mahoma envió a algunos de ellos a Abisinia. Negus, el rey Católico Romano de Abisinia, los aceptó a causa de las creencias de Mahoma en la virgen María, que eran tan cercanas a la doctrina Romana.

Mahoma reclama que una noche, mientras dormía junto a la Kaaba, él fue despertado por un ángel llamado Gabriel, quien lo condujo en un animal celestial con alas llamado "Buraq." Cuando él se montó en la bestia ellos volaron al sitio de las ruinas del Templo Judío en Jerusalén. Mahoma dijo que en el sitio del Templo se le unieron los profetas Abraham, Moisés y Jesús y otros que oraron detrás de él. Después de la oración él se montó en "Buraq" y ascendió al cielo donde de nuevo se reunió con los profetas, y finalmente con el mismo Dios. Mahoma reclama haber recibido el credo del Islam e instrucciones para las cinco oraciones diarias de Dios en el cielo. Esta visión causó un tremendo impacto en la historia mundial en fecha posterior.

A causa de las persecuciones, Mahoma emigró hacia Medina en el 622 E.C., alrededor de 400 kilómetros al norte de Meca. De ahí él dirigió las "Razzias" (ataques sobre las caravanas procedentes de Meca). El ganó batallas menores y aquellos en Meca que se le oponían fueron asesinados. Fue en Medina que Mahoma comenzó a mostrar su hostilidad hacia los Judíos por incursionar en asentamientos Judíos. Mahoma se casó con otras mujeres por razones políticas, para formar vínculos más cercanos con los padres de parientes de las mujeres, y para fortalecer su posición.

Meca envió un ejército de 10,000 hombres para tomar a Mahoma. Ellos fracasaron. No pudieron penetrar su defensa. Después de una noche de viento y lluvia el ejército se derritió. Mahoma no quería destruir a Meca, pero sí quería ganarlos para el Islam. En el años 630 E.C. con 10,000 hombres Mahoma conquistó Meca y la Kaaba fue despojada de ídolos. Mahoma quería crear su propia religión. El necesitaba el apoyo de su poderosa tribu. El escogió a Allah, el dios-luna y el nombre de su padre cual ellos ya adoraban, a ser el dios de ellos y él se declaró a sí mismo ser su profeta. La historia prueba que en Arabia antes de Mahoma ya se adoraba al dios-luna quien estaba casado a la diosa-sol. Ella dio a luz a tres diosas que fueron Al-lat, Al-uzza y Manat. Ellas se convirtieron en ídolos y fueron adoradas por toda esa parte del mundo como "hijas de Allah." El símbolo de la luna creciente está en todos sitios en el Islam.

Ahora bien, el Vaticano desesperadamente quería, como siempre lo ha querido, a Jerusalén, a causa de su significado religioso, pero los Judíos eran un obstáculo. Otro problema era los verdaderos Cristianos en el norte de África, que estaban predicando el evangelio. El Catolicismo Romano estaba creciendo en poder y no podía tolerar ninguna oposición. De alguna forma el Vaticano tenía que crear un arma para eliminar a ambos los Judíos y a los verdaderos creyentes Cristianos que rehusaban aceptar el Catolicismo Romano. Buscando en el norte de África ellos vieron una multitud de Árabes como fuente de recursos humanos para hacer su trabajo sucio.

Un número de Árabes se había convertido al Catolicismo Romano, y eran usados para reportar información a sus líderes en Roma, por medio de la mejor fuente de inteligencia en el mundo hasta los días de hoy, a saber, el confesionario Católico. Otros podían ser usados como una quinta columna (una red de espionaje clandestina) para llevar a cabo el plan maestro de Roma para controlar las grandes multitudes Árabes que habían completamente rechazado el Catolicismo Romano.

Cuando "San" Agustín apareció en la escena, él sabía lo que estaba sucediendo, Agustín era un hombre muy poderoso e influyente con su pequeño ejército de seguidores. Sus monasterios sirvieron como base para buscar y destruir manuscritos bíblicos pertenecientes a los verdaderos Cristianos. Agustín fue hecho "santo" por servir fielmente a su "madre iglesia." El Vaticano quería crear un mesías para los Árabes, un hombre con "carisma" a quien ellos pudieran entrenar, y eventualmente unir a todos los Árabes no-Católicos detrás de él, creando un brazo poderoso que en última instancia capturara Jerusalén para el Papa.

Bajo instrucciones del Vaticano el Cardenal Bea, le contó la historia al Dr. Alberto Rivera:

"Una rica mujer Árabe, quien era una fiel seguidora del Papa, jugó una tremenda parte en este drama. Ella era una viuda llamada Khadijah. Ella había entregado sus riquezas a la "madre iglesia" y se había retirado a un convento. Mientras estaba allí le fue dada una extraña tarea, y enviada de regreso al mundo. Su tarea fue encontrar un joven brillante quien podría ser usado por el Vaticano para crear una nueva religión y convertirse en mesías para los hijos de Yishsmael. Pronto ella encontró a Mahoma, y ellos se casaron. Khadijah tenía un primo llamado Waraquah, quien, como ella, era un muy fiel Católico Romano. El tenía una tremenda influencia en Mahoma. El Vaticano lo había puesto en un lugar crítico como consejero de Mahoma. Roma había encontrado a su hombre, y el dinero no era una objeción. Maestros fueron enviados al joven Mahoma, y él pasó por un entrenamiento intensivo. Mahoma devoró las obras de "San" Agustín bajo las enseñanzas de Waraquah y se convirtió en devota de su obra. Esto lo estaba preparando para el "Gran Llamado."

"El diablo estaba determinado en bloquear las enseñanzas de la Escritura a los Árabes, hijos de Ismael. Usando al Vaticano, ha satán les cerró la puerta por siglos, hasta el presente, de oír sobre las Buenas Noticias de Salvación. Bajo órdenes del Vaticano los Católicos Romanos comenzaron a difundir la historia del "gran profeta" quien estaba a punto de levantarse entre el pueblo de los Yishmaelim y sería el escogido de su dios. Mientras a Mahoma se le estaba enseñando, se le fue inculcado que los Judíos eran sus enemigos. También se le dijo que los Católicos Romanos eran los únicos verdaderos Cristianos y que otros que se hacían llamar Cristianos eran realmente impostores malvados e hijos del diablo y tenían que ser destruidos.

Esta enseñanza satánica es creída hoy en las mentes de los musulmanes, y esto destruye el esfuerzo de llegar a ellos con el evangelio. Cuando Mahoma comenzó a recibir "revelaciones divinas" en una cueva en el monte Hira, no lejos de las afueras de Meca, Waraquah profundamente se envolvió en interpretar las visiones dadas a Mahoma. Y eventualmente, de esta cueva, salió el libro "santo del Islam" llamado el Corán, el cual contiene mucho de los escritos de Mahoma. Interesantemente, los Musulmanes recibieron protección de los reyes Católicos a causa de las revelaciones de Mahoma referentes a la virgen María. Pero aún hay obras de Mahoma que no han sido publicadas y están en las manos de los altos hombres "santos" (Ayatolas) en la fe Islámica. Estos escritos están guardados secretamente porque contienen información que vincula al Vaticano con la creación del Islam. Ambas partes tienen mucha información de cada cual que si es expuesta, crearía tal escándalo, que sería un desastre mayor para ambas religiones.

Ya para el momento que Mahoma murió, la religión del Islam estaba difundiéndose ampliamente. Las tribus nómadas Árabes estaban uniendo fuerzas en el nombre de "Allah" y su profeta Mahoma. El Papa se movió rápidamente y decretó bulas otorgando a los generales Árabes permiso para invadir y conquistar las naciones del norte de África. El Vaticano ayudó a financiar la edificación de estos masivos ejércitos Islámicos por tres favores especiales: 1) Eliminar a los Judíos y Cristianos, cuales son llamados infieles. 2) Proteger a los monjes Agustinos y a los Católicos Romanos. 3) Conquistar Jerusalén para "su santidad" en el vaticano.

Al tiempo, el poder del Islam se tornó en tremendo, los Judíos y Cristianos fueron asesinados, y Jerusalén cayó en sus manos. Muy interesante que los Católicos Romanos nunca fueron atacados, ni sus santuarios, durante este tiempo. Llegó el momento del pago, el Vaticano pidió Jerusalén. Pero los generales Árabes sentían la euforia en todos los lugares que ellos iban. Ellos sentían que nada podría ponerse en su camino. Los planes cuidadosamente planeados por el Papa comenzaron a fracasar, y después se derrumbaron ante sus propios ojos.

Bajo la dirección de Waraquah y de los Jesuitas de Roma, Mahoma había escrito el Corán, la gran mentira, sacada de un tergiversado Tanaj, donde Abraham ofreció a Yishmael como sacrificio en vez de Yitzjak. Como resultado, y la visión de Mahoma, los fieles Musulmanes edificaron la Mezquita "El Domo de la Roca" en honor a Yishmael, en el sitio del Templo Hebreo que había sido destruido en el año 70 E.C., haciendo de Jerusalén el segundo lugar más sagrado de la fe Islámica. ¿Cómo iban a dar este santuario sagrado al Papa sin causar una revuelta? El Papa se dio cuenta que lo que él había creado estaba fuera de control cuando él se enteró que los Musulmanes estaban llamando a "su santidad" un infiel.

Los generales Musulmanes estaban determinados en conquistar el mundo para "Allah", así que ellos volvieron sus ojos hacia Europa. Los embajadores Islámicos se acercaron a "su santidad" en el Vaticano y pidieron bulas Papales que les dieran permiso para atacar los países Europeos. El Vaticano estaba indignado, la guerra era inevitable.

El Poder Temporal y el control del mundo eran considerados los derechos básicos del Papa. El no lo pensaría en compartirlos con lo que él consideraba paganos. El Papa levantó sus ejércitos y los llamó cruzadas para detener a los hijos de Yishmael de agarrar a la Católica Europa. Las guerras continuaron por siglos y Jerusalén se escapó del puño del Papa. Turquía cayó, España y Portugal fueron invadidos por los ejércitos Islámicos. En Portugal, ellos llamaron a una aldea en una montaña "Fátima" en honor a la hija de Mahoma. Años después, cuando los Musulmanes estaban en las islas de Cerdeña y Córcega para invadir a Italia, hubo un gran problema. Ellos no eran lo suficientemente fuertes y no tenían las suficientes provisiones. Los generales Islámicos comprendieron que se habían extendido mucho, y entonces, era hora para concordar la paz. Uno de los negociadores fue Francisco de Asís.

Ellos firmaron un Concordato con Roma donde a los Musulmanes se les permitió ocupar Turquía y los Católicos fueron permitidos ocupar el Líbano en el mundo Árabe. Fue acordado también que los Musulmanes podían edificar Mezquitas en los países Católicos sin interferencia, siempre y cuando el Catolicismo Romano pudiera florecer en los países Musulmanes.

El Vaticano ingenió una campaña de odio entre los países Musulmanes y los Judíos. Antes de esto, ellos coexistieron pacíficamente. Y hasta el día de hoy el Vaticano es el instigador y jefe de los Musulmanes y del terrorista Yaser Arafat con su campaña de odio en contra del pueblo Hebreo.

Con la Meca y el Vaticano en paz, la vieja ramera de Revelación 17 y 18 ocupó a los Jesuitas de nuevo para conspirar e incubar intrigas para tratar de controlar en Islam.

En 1910 Portugal se estaba tornando Socialista. Banderas rojas estaban apareciendo. La Iglesia Católica Romana estaba enfrentada a un problema mayor aquí. Era el tiempo maduro para que la mentira de la virgen María apareciera otra vez. Pero tenía que haber otros beneficios además de tener a Portugal en su puño de hierro. Los Jesuitas querían a Rusia envuelta en esto, y la localidad de esta nueva visión fue Fátima en Portugal, esto podría jugar una parte clave en atraer al Islam a la "madre iglesia." En 1917 la virgen hizo su nueva aparición orquestada en Fátima. La producción de la "madre de dios" fue un éxito rotundo. Como resultado los Socialistas de Portugal sufrieron una derrota mayor. Y los Católicos Romanos en todo el mundo comenzaron a rezar para la conversión de Rusia. Los Jesuitas inventaron las "novenas" a Fátima las cuales ellos empleaban por todo el norte de África, difundiendo las buenas relaciones públicas ante el mundo Musulmán. Por supuesto, los Árabes creían que ellos estaban honrando a la hija de Mahoma, y eso es precisamente es lo que los Jesuitas querían que ellos creyeran.

Como resultado de la visión de Fátima, el Papa Pío XII ordenó a su ejército Nazi a aplastar a Rusia y a su religión Ortodoxa, y a convertir a Rusia a Católica Romana. La visión de Fátima no se desvaneció. Pocos años después que él perdió en la Segunda Guerra Mundial, el Papa Pío XII asombró al mundo con su chanchullo de la visión del sol bailando de un lado para otro para mantener a Fátima en los periódicos. Fue un gran show religioso, y todo el mundo se lo tragó. No es de sorprender que el Papa Pío XII (el Papa De Hitler) fue el único que vio esta visión.

De todo esto un grupo de seguidores había crecido lo que llamaron "El Ejército Azul" en todo el mundo, que comprendían millones de Católicos Romanos listos a morir por la "bendita virgen." ¡Pero aún no hemos visto nada! Los Jesuitas tienen a su "virgen María" programada para aparecer unas cuantas veces más, para entonces confundir al mundo entero, ha satán vistiéndose de ángel de luz. Ellos han programado cuatro o cinco apariciones en China, unas cuantas en Rusia, y algunas realmente grandes apariciones en Estados Unidos. ¡Y la gente se lo va a tragar todo!

¿Qué tiene esto que ver con el Islam? Vamos a ver lo que el difunto obispo Sheen tiene que decir al respecto. "La aparición de "nuestra señora" en Fátima marcó el punto decisivo en la historia del mundo de los 347,000,000 (cifra de hace unos años, ahora es mucho más) Musulmanes, la más difícil de todas las religiones para convertir al Catolicismo Romano."

"Los Musulmanes ocuparon a Portugal por siglos y han dejado sus huellas. Después de la muerte de su hija, Fátima, Mahoma escribió de ella, 'es la más santa de todas las mujeres en el paraíso, después de María.' El Obispo Sheen creyó que la "virgen María escogió ser conocida como "nuestra señora de Fátima" como señal y promesa que los Musulmanes que crean en ella vendrán al Catolicismo Romano. El señaló que en los peregrinajes de la estatua de Fátima fue entusiásticamente recibida por Musulmanes en el norte de África, India y en otros lugares y que muchos Musulmanes ahora están llegando a la iglesia Católica Romana. Como director de la Propagación de la Fe, el obispo Sheen habló con autoridad."

En la segunda mitad del siglo 19, España estaba atravesando convulsiones políticas. Su monarquía Católica Romana estaba tambaleándose y la reina fue destronada en 1868. España se convirtió en una República, lo cual sólo duró por dos años. Entonces la monarquía fue restaurada hasta 1923, cerca de cinco presidentes vinieron y se fueron. Los Católicos Romanos Españoles estaban mostrando su desprecio por el poder del Vaticano (nunca soñando lo que estaba almacenado para ellos). Ellos impusieron impuestos sobre las propiedades de la iglesia y removieron a los curas y monjas de los colegios públicos. El Papa estaba indignado, los Españoles se estaban oponiendo al plan del Vaticano de alinearse al Fascismo, y tenían que hacer un ejemplo de ellos. El Papa decidió destruirlos y llamarlo "una cruzada en contra del comunismo." A pesar que algunos de los presidentes habían sido enseñados por Jesuitas, ellos se oponían al poder del Vaticano, pero cayeron en las manos del Papa.

Los líderes Islámicos fueron contactados. Ellos tenían una deuda con el Vaticano por traicionar a Roma en Jerusalén. Cuando ellos firmaron un concordato, habían jurado ayudar al Papa cuando fuera necesario, aun levantar un ejército si él así lo indicaba. ¡Ahora era el momento! Los Jesuitas habían hecho su trabajo y los pobres Españoles ahora tenían que sufrir. Por medio de negociaciones secretas, un inmenso ejército Árabe fue levantado bajo las órdenes del General Francisco Franco. El Vaticano financió esta máquina de guerra para dar a los Españoles una lección. En 1936 la nueva Inquisición española explotó. Fue llamada la Guerra Civil Española, secretamente orquestada desde el Vaticano. Para mantener al mundo de conocer la verdad en las noticias fue divulgado que el Vaticano estaba peleando una "guerra santa" en contra el Comunismo. En realidad sólo había un puñado de Comunistas en España. La institución Católica Romana había ordenado un baño de sangre sobre sus propios seguidores.

Bajo la bandera del Vaticano, las fuerzas Musulmanas invadieron las Islas Canarias y después atacaron el sur de España. ¡Los Españoles quedaron perplejos con asombro según el Cardenal Pedro Segura guió el ejército Musulmán a asesinar fieles Católicos Romanos, hombres, mujeres y niños, sin misericordia alguna! Las tropas Musulmanas al fin estaban tomando venganza, y esto, con la bendición del Papa de Roma.

Cuando esta Inquisición realizó sus metas, España estaba en ruinas, sangrando y derrotada, de regreso en las manos del Vaticano. Y el Vaticano se jactaba: "¡Hemos liberado a España del Comunismo! ¡Gracias a la "bendita virgen"! Cerca de cuatro millones de tropas Musulmanas ocuparon España como protectores de la fe Católica Romana. ¡El Islam había pagado su deuda a la Gran Ramera sentada en el Vaticano!

¿LE PUEDE EXTRAÑAR A ALGUIEN QUE EL PAPA DE ROMA SIGA UTILIZANDO A LOS MUSULMANES PARA ASESINAR JUDÍOS EN ISRAEL?

3 comentarios - "El Vaticano creó el Islam” Alberto Rivera (Ex–jes

@gurubito +3
y los Judios creaon el Vaticano
@calimio6 +1
la unica diferencia entre judios y cristianos es jesus
@gurubito +2
@calimio6 jesus era judio
@Pendrive +2
"El islam se inició con la predicación de Mahoma en el año 622 en La Meca (en la actual Arabia Saudita). Bajo el liderazgo de Mahoma y sus sucesores, el islam se extendió rápidamente. Existe discrepancia entre los musulmanes y no musulmanes de si se extendió por imposición religiosa o militar, o por conversión de los pueblos al islam."
fuente:http://es.wikipedia.org/wiki/Islam
@lwkax86
"A causa de las persecuciones, Mahoma emigró hacia Medina en el 622 E.C., alrededor de 400 kilómetros al norte de Meca. De ahí él dirigió las "Razzias" (ataques sobre las caravanas procedentes de Meca). El ganó batallas menores y aquellos en Meca que se le oponían fueron asesinados. Fue en Medina que Mahoma comenzó a mostrar su hostilidad hacia los Judíos por incursionar en asentamientos Judíos. Mahoma se casó con otras mujeres por razones políticas, para formar vínculos más cercan
@Eliydani
Muy interesante, te dejo +10