Eva Perón, su historia - Megapost

Antes que nada, dejen cargar el post ya que son más de 200 imágenes y algunos videos.-
Gracias


Maria Eva Duarte nació en Los Toldos, província de Buenos Aires, en 1919. Ella, su madre, Juana Ibarguren, y sus cuatro hermanos formaban la família irregular de Juan Duarte, que falleció cuando Evita tenía seis o siete años. En esa época, se mudaron para Junín, donde Eva permaneció hasta 1935.

El acta de matrimonio con Juan Domingo Perón indica que Evita nació en Junín el 7 de mayo de 1922, “hija legítima de doña Juana Ibarguren de Duarte y de su esposo, Juan Duarte”.

Pero por investigaciones posteriores pudo saberse que la partida de nacimiento que consignaba esa fecha era falsa y que la original, inscripta en el Registro Civil de General Viamonte, había sido arrancada y destruida. Esta adulteración pretendía reparar su condición de “hija natural” producto de la negativa de su padre a reconocerla. Fue inscripta por su madre como María Eva Ibarguren.

El cambio de la condición civil de sus padres, de concubinos a casados, debía ir necesariamente acompañado de la modificación de la fecha de nacimiento de María Eva, porque Duarte estaba casado, no precisamente con doña Juana, y recién en 1922 cambió su estado civil por el de viudo. Se eliminaba así la condición de “hija adulterina” de Evita.

La modificación se produjo en 1945, en los días previos a la boda con Perón, cuando Eva fue anotada, con los datos cambiados, en el acta número 728, que originalmente correspondía a un bebé muerto a los dos meses de vida y llamado Juan José Uzqueda.

En aquel pueblo agrícola-ganadero de Los Toldos vivieron doña Juana Ibarguren y sus cinco hijos: Blanca, Elisa, Juan Ramón, Erminda Luján y María Eva. Su padre, Juan Duarte, era hijo de una familia acomodada de Chivilcoy.

Con gran esfuerzo lograron, a comienzos de 1930, asentarse en Junín en busca de una vida mejor. Junín ya era una ciudad importante de la provincia de Buenos Aires, con dos líneas de tren –el Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico y el Central Argentino– y un inmenso taller ferroviario que daba trabajo a miles de obreros. La vida de los Ibarguren-Duarte siguió marcada por las privaciones.

Juana “cosía para afuera”, como se decía por entonces, en su nueva casa de la calle Winter 90, y recibía la ayuda de Blanca que ya ejercía como maestra. Elisa había logrado el traslado a la oficina de Correos de Junín y Juancito trabajaba de mandadero en una farmacia. Las más chicas, Chicha (Erminda), de catorce, y Cholita, de once, estudiaban. En la única escuela de General Viamonte habían realizado sus primeros años escolares.


biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

JUVENTUD Y PRIMEROS AÑOS COMO ARTISTA


Se sentía asfixiada por el ambiente pueblerino y entonces, con tan sólo 15 años, decide mudarse a Buenos Aires buscando convertirse en una actriz. Sola, sin recursos ni educación, se enfrenta con un mundo hostil y duro, cuyas reglas desconoce. Pero triunfa: llega a ser actriz de cierto nombre, pese a la falta de mayores talentos teatrales, y a encabezar un programa de rádio muy escuchado.

La radio la hacía soñar. Se imaginaba triunfando en algún teatro de Buenos Aires, se iba de la miseria del día a día, hasta que la realidad la volvía a dejar en su casa. Había en ella una mezcla interesante de optimismo y rebeldía:

En el lugar donde pasé mi infancia los pobres eran muchos más que los ricos. Yo sabía que había pobres y que había ricos; y sabía que los pobres eran más que los ricos y estaban en todas partes. Me faltaba conocer todavía la tercera dimensión en la injusticia.

En 1933 surgió la posibilidad de una prueba nada menos que en Radio Belgrano, una de las emisoras más importantes de Buenos Aires. Juntó unos pesos, estudió tres poemas y partió cargada de ilusiones, acompañada por doña Juana, hacia la gran ciudad.

Era su primera vez en la Capital y todo la asombraba. La prueba se la tomó alguien con quien años más tarde llegaría a trabar una sincera amistad, el dueño de la radio, don Jaime Yankelevich, quien concluyó la audición con lo que para él era un trámite: el consabido “te vamos a llamar”. Evita regresó a Junín a esperar un llamado que tardaría varios años en llegar.


biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

EVA CONOCE AL GENERAL PERÓN

Evita



El 15 de enero de 1944, un terremoto destruye el 90 % de los edificios de la ciudad de San Juan. Mueren 7.000 personas y quedan 12.000 heridos. Desde la Secretaría de Trabajo y Previsión, Perón organiza una movilización nacional a la que son invitados los artistas más populares. Entre ellos, Eva Duarte participa de la colecta por los damnificados.

El 22 de enero se realiza un gran festival en el Luna Park a beneficio de las víctimas del terremoto. Eva Duarte y el Coronel Perón comienzan una relación que legitiman socialmente en la función de gala del teatro Colón, el 9 de julio.

Dos días antes, el General Farrel, que había asumido la presidencia el 11 de marzo tras la renuncia de Ramírez, había designado a Perón Vicepresidente de la Nación, reteniendo éste su cargo en la Secretaría y en el Ministerio de Guerra, que le había sido confiado poco antes.

Eva, por su parte, tenía tres programas en Radio Belgrano: a las 10:30 hs, “Hacia un futuro mejor”, ciclo de exaltación a los postulados de la revolución de 1943, a las 18 hs. encabezaba el elenco del diagrama “Tempestad”, y a las 22:30 hs,”Reina de Reyes”.

El 6 de mayo de ese mismo año había sido elegida presidente de la Agrupación Radial Argentina, entidad de propósitos solidarios y gremiales de la que figura como fundadora en 1943.

Perón ha ido convirtiéndose en el hombre clave del gobierno y en la figura más irritante para la oposición. La presentación de Eva y el lugar que le otorga Perón es un blanco más, esta vez para los propios camaradas de armas. Si el coronel es un hombre atípico, la mujer que esta a su lado es aún más: había decidido estar junto a un hombre, no detrás de él. Y perón lo había aceptado. Inadmisible por entonces.

Un sector de la oficialidad logró imponer la renuncia de Perón a todos sus cargos, el 13 de octubre de 1945. Fue detenido y trasladado a Martín García. A esa altura de los conocimientos ya era evidente para los obreros que la desaparición de Perón acarrearía la desaparición de su política laboral y de las conquistas alcanzadas. En la madrugada del 17 de octubre comenzaron a abandonar sus lugares de trabajo y se volcaron sobre la plaza de mayo: exigían la presencia del Coronel. El alejamiento de Perón había producido un vacío de poder que sólo él podría llenar.

Cuando por la noche se asomara al balcón de la Casa Rosada y se anunciara la convocatoria a elecciones, una plaza colmada y victoreante testimoniaba que había en la Argentina una fuerza nueva gravitante en el panorama político y social y que Perón era su candidato y su líder.

Sobre el papel desempeñado por Eva en la crisis del 17 de octubre, en el estado actual de las investigaciones, la evidencia es sólo testimonial. En tal sentido, y según el caso, la hallamos peleando entre sus hombres codo con codo (Alberto Merlo), teniendo los hilos del movimiento, llevando a la gente a la plaza y poniéndose, el 17, a la cabeza de los descamisados (Perón), o bien sin tener ninguna participación en la movilización (Cipriano Reyes), o ausente en la descripción de los sucesos (Luis Monsalvo).

A la luz de la personalidad evidenciada por Eva hasta ese momento y a la que evidenciaría en los años siguientes, es difícil validar la opinión de quienes sostienen que no tuvo participación alguna en el hecho. Asimismo, la posición que ocupaba al lado de Perón, con conocimiento de los resortes que era necesario activar pero no aún con el poder y la influencia que adquiría en los años siguientes, hace difícil hacer de ella el eje movilizador por lo cual pasó la jornada fundacional del peronismo. Quizás Eva se halla situada justo entre ambas posibilidades: gestionar un habeas corpus, trabar contacto de inmediato con aquellos con quienes sabía que podía contar y que estaban en condiciones de movilizar, ser parte según los recursos con que contaba en la hora, y utilizarlos. Eva no se adjudica en ningún momento un rol conductor en la jornada: Perón fue reconquistado por el pueblo.

Lo que sí resulta evidente es que el 17 de octubre confirma en Eva en que los sucesos de días anteriores no había pronunciado un final, como algunos pudieron desear, sino el comienzo de una nueva etapa en la historia Argentina, signada por la particular relación entre un hombre, Perón, y sus bases de apoyo: los obreros, “los descamisados”. Esa relación se mantuvo, más allá de los intentos en contrario, hasta su muerte, en 1974, y lo llevó a la Presidencia de la Nación en 1945, en 1952 y en 1973, después de 18 años de exilio.

Desde Martín García, Perón escribió a Eva dos cartas. En una de ellas le decía: “Hoy he escrito a Farrel pidiéndole acelere mi retiro: en cuanto salgo nos casamos y nos iremos a cualquier parte a vivir tranquilos”.

El casamiento civil se llevó a cabo el 22 de octubre, el religioso, el 10 de diciembre; lo de vivir tranquilos en cualquier parte, no llegó nunca...


Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita


Perón

EVITA COMO PRIMERA DAMA


link: http://www.youtube.com/watch?v=GeiV1EaNUaE

En su rol de primera dama, Eva Perón desarrolló un trabajo intenso, tanto en el aspecto político como en el social. En cuanto a la política, trabajó intensamente para obtener el voto femenino y fue organizadora y fundadora de la rama femenina del peronismo. Esta organización se formó reclutando mujeres de distintas extracciones sociales por todo el país. Las dirigentes de la nueva agrupación recibieron el nombre de "delegadas censistas".

En el aspecto social su trabajo se desarrolló en la Fundación Eva Perón, mantenida por contribuciones de empresarios y por donaciones que los trabajadores hacian cuando tenian una mejora en sus sueldos. Creó hospitales, hogares para ancianos y madres solteras, dos policlínicos, escuelas, una Ciudad Infantil. Durante las fiestas distribuía sidra y pan dulce, socorría a los necesitados y organizaba torneos deportivos infantiles y juveniles.

El otro bastón y tal vez eje principal de su popularidad fue constituído en torno a los sindicalistas y a su facilidad y carisma para conectarse con las masas trabajadoras, a quienes ella llamaba sus "descamisados".


eva
historia
Peronismo
duarte
Eva Perón, su historia - Megapost
biografía
Evita
Perón
eva
historia
Peronismo
duarte
Eva Perón, su historia - Megapost
biografía
Evita
Perón
eva
historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

LA FUNDACIÓN EVA PERÓN


link: http://www.youtube.com/watch?v=Iqby3g_Z4OA

Desde el punto de vista formal la Fundación nació el 8 de Julio de 1948.Por el Decreto 20564 firmado por Belisario Gache Pirán, ministro de Justicia e Instrucción Pública y por Perón se le otorgó personería jurídica, su nombre FUNDACION MARIA EVA DUARTE de PERON. Por Decreto 20268 del 25 de Setiembre de 1950 pasó a llamarse FUNDACIÓN EVA PERON nombre que conservó hasta poco después del levantamiento militar que puso fin a la segunda presidencia de Perón.Sin embargo, debemos señalar que ya a fines de 1947 existía algo que la prensa llamaba la Cruzada de Ayuda Social María Eva Duarte de Perón, que repartía subsidios a ancianos, habilitaba Hogares de Tránsito para mujeres desamparadas, y donaba viviendas, realizando así muchas funciones que luego desarrollaría la Fundación.

En un discurso que Evita pronunció el 5 de Diciembre de 1949 en el Primer Congreso Americano de Medicina del Trabajo explicó que la Fundación " fue creada para cubrir lagunas en la organización nacional, porque en todo el país donde se realiza una obra, siempre hay lagunas que cubrir y para ello se debe estar pronto para realizar una acción rápida, directa y eficaz".-

Su preocupación en un primer momento fue colaborar con la política social del gobierno en aquellos terrenos donde esta se hacia sentir con mayor dificultad o donde penetraba más lentamente, o sea en los niños, las mujeres más desamparadas y los ancianos.Estos eran sectores marginales por cuanto no podían beneficiarse directamente de toda la legislación social que acompasaba a obreros, empleados, peones de campo, etc., ya sea porque no tenían trabajo regular o porque como en el caso de los ancianos, si bien habían trabajado toda su vida, no tenían jubilación, por lo tanto necesitaban de pensiones o subsidios para no terminar sus días en la indigencia.

Para muchos argentinos, la acción social de Evita se caracterizó principalmente por la ayuda que prestaba a todos los que venían a visitarla por las tardes en el Ministerio de Trabajo y Previsión. Pero en realidad y pese a que las jornadas de trabajo allí eran extraordinariamente extensas y el contacto con los humildes era directo, solo resultan una pequeña parte de todo lo que ella realizó por medio de la Fundación.


historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo


duarte

SU ENFERMEDAD


link: http://www.youtube.com/watch?v=dT0618WJg1o

El primer signo de su enfermedad apareció el 9 de enero de 1950: Evita cayó desfallecida en un acto inaugural del sindicato de taxistas en Puerto Nuevo. El 13 de enero la Subsecretaría de Informaciones anunció que la esposa del primer mandatario debería alejarse temporalmente de sus actividades e, incluso, internarse por unos días para una pequeña intervención quirúrgica que se realizaría días después.

El 14 de febrero sufrió un nuevo desmayo en la Fundación y fue trasladada a la residencia presidencial de la avenida Libertador. A los 15 días del incidente volvió a su ritmo de trabajo, en la Secretaría de Trabajo y Previsión. En 1951 ya su ritmo de trabajo había descendido considerablemente y los dolores comenzaban a postrarla. Ese año las elecciones se aproximaban.

El 2 de agosto de 1951 la CGT pidió a Perón que aceptara la reelección (hecho posible a partir de la reforma constitucional de 1949) y expresó su anhelo de que Evita lo acompañara en la fórmula. El 22 de agosto, en
multitudinaria concentración en la Avenida 9 de Julio, se reiteró la adhesión y el pedido de aceptación: fue el Cabildo Abierto del Justicialismo. Evita se dirigió a la multitud, pero eludió en su discurso la respuesta. Evita reclamaba tiempo para tomar la decisión.

El 31 de agosto, renunció por la cadena nacional de radiodifusión, con las siguientes palabras apagadas y graves: "...Quiero comunicar al pueblo argentino mi decisión irrevocable y definitiva de renunciar al honor con que los trabajadores y el pueblo de mi patria quisieron honrarme en el histórico Cabildo Abierto del 22 de agosto...".

El 28 de septiembre las masas populares se dirigían a la Plaza de Mayo. Surgió la primera confirmación oficial de que Evita estaba padeciendo una leve anemia. Estaba tratándose con transfusiones de sangre y reposaba. Por eso era que no se presentaría ante las masas enfervorizadas. Esa misma noche Eva habló por radio y dijo: "...Pero no quiero que termine este día memorable sin hacerles llegar mi palabra de agradecimiento y de homenaje uniendo así mi corazón de mujer argentina y peronista...".

La campaña electoral no contó con su presencia, pero tampoco la precisaba: su ausencia era más emotiva y resonante que su voz o su imagen. El 15 de octubre, dos días antes de la fecha histórica, Eva lanzó su libro "La razón de mi vida", con una primera edición de 300 mil ejemplares y excelentes críticas en los círculos literarios. El 17 de octubre pudo, por primera vez en 24 días, levantarse de su lecho para asistir vestida de negro al acto. La CGT le entregó la Distinción del Reconocimiento y, el Presidente Juan Perón, la Gran Medalla Peronista en Grado Extraordinario. En el discurso de aquel día Eva nombró nueve veces a su propia muerte. Ese discurso es considerado por muchos como su testamento político.

El 5 de noviembre la operó el prestigioso médico cancerígeno norteamericano George Pack. En su pronóstico advirtió que, de mantener reposo absoluto, en un plazo de seis a doce meses se podría prolongar su vida. Sin embargo, todos los datos coinciden en afirmar que la operación a la que fue sometida entonces fue tardía: el cáncer ya se había derramado en metástasis por todo el cuerpo.

Llegado el 11 de noviembre de 1951 se efectuaron los comicios donde Perón fue reelecto con un 60%. Eva votó desde su cama con entera felicidad, sabiendo que su obra había tenido éxito y que sería para siempre.

En abril de 1952 llegó a pesar 38 kilos. El Doctor Pedro Ara, en su obra póstuma cita: "... Si su espíritu pareció seguir lúcido y vibrante hasta el fin, su cuerpo habíase reducido al simple revestimiento de sus laceradas vísceras y de sus huesos. En 33 kilos parece que llegó a quedar aquella señora tan fuerte y bien plantada en la vida...".

Así, hasta fines de abril de 1952 anduvo a media máquina. Permanecía semanas enteras en la residencia presidencial o en la quinta de Olivos, a veces levantada, a veces en cama. Recibía bastante gente, pese a las indicaciones médicas, pero la fatiga la obligaba a cada rato a suspender las visitas. Incluso, algunas veces, se presentó en actos públicos.

El 1° de mayo asistió al acto junto a Perón. El pueblo, al verla, la alentó a decir su discurso, el último y el más fuerte en su contenido doctrinario en apoyo al ideario peronista. Con mucho esfuerzo lo pronunció. Al terminar, cayó en brazos de Perón. El 7 de mayo cumplió años y recibió el título de Jefa Espiritual de la Nación. En la avenida Libertador miles de personas se apretujaban para saludarla y una caravana de 130 taxis tocaba sus bocinas en saludo. Finalmente, apareció en la gran terraza, saludando con debilidad a la multitud.

El 4 de junio Perón asumió por segunda vez la presidencia. Eva se volvió a obstinar y le mandaron a decir que en la calle hacia mucho frío. A lo que ella respondió con enojo: "...Eso se lo manda a decir Perón. Pero yo voy igual: la única manera de que me quede en esta cama es estando muerta...". Con una masiva dosis de calmantes, concurrió al acto de asunción, donde se negó a sentarse. Ya agonizante, fue trasladada a un vestidor, acondicionado con todo lo necesario.

Juan Domingo Perón recordaría esta época diciendo: "...Aquellos días de cama fueron un infierno para Evita. Estaba reducida a su piel, a través de la cual ya se podía ver el blancor de sus huesos. Sus ojos parecían vivos y elocuentes. Se posaban sobre todas las cosas, interrogaban a todos; a veces estaban serenos, a veces me parecían desesperados...".

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

FALLECIMIENTO






María Eugenia Álvarez, la enfermera que atendió a Eva Duarte de Perón, 'Evita', durante la enfermedad que terminó con su vida el 26 de julio de 1952.

"Era una señora exquisita, absolutamente accesible, muy dulce y adaptada a las circunstancias", asegura Álvarez, que tenía 20 años cuando atendió por primera vez a Eva Perón, durante una operación de apendicitis a la que la primera dama argentina se sometió en 1950.

María Eugenia, que acompañó a Evita hasta su muerte, comenzó a formarse a los 15 años, llegó a ser directora del internado de enfermeras de la Fundación Eva Perón e integró equipos de apoyo humanitario enviados a varios países vecinos.

Fue precisamente en uno de estos viajes donde conoció a Evita. "Ella fue a agradecer el trabajo de las enfermeras, yo era una de ellas, así que me dio la mano y me lo agradeció profundamente", relata.

Cuando supo que Evita la había elegido para trabajar con ella, "me quería morir, era una gran responsabilidad", recuerda Álvarez, que acompañó a la 'abanderada de los humildes' tanto en su convalecencia en el hospital como en la residencia que compartió con Juan Domingo Perón en Buenos Aires.

De la etapa final de la enfermedad, rescata la fortaleza de Evita para mantener su actividad y las visitas de miembros de la Fundación Eva Perón con quienes planeaba la construcción de obras sociales.

"Aunque era una mujer enferma se reunía con los ingenieros para pensar las obras de la Fundación", explica la enfermera, que evoca Juan Domingo Perón como un hombre "muy familiar y agradecido".

De las últimas horas de Evita, Álvarez destaca la "claridad total" con la que hablaba pese a la medicación que le suministraban para paliar los intensos dolores que le provocaba la enfermedad y que le hacían caer en "una especie de sopor".

"El día 25 (de julio de 1952) estuvo dormida profundamente, y yo ya pensé que estábamos entrando en el final de agonía", agrega Álvarez, que atendía a Evita junto a los hermanos de la primera dama, que dormían en una estancia contigua.

Esa noche, Eva Perón tuvo un último momento de lucidez del que fue testigo de excepción su enfermera, que la ayudó a levantarse de la cama y llegar al baño.

"Se lavó las manos y mirándose al espejo dijo: 'Ya queda poco' y yo le dije: 'Si señora, falta poquito para ir a la cama'. Ella me contestó: 'No María Eugenia, a mí me falta poco'. Yo temblaba", confiesa emocionada la enfermera.

María Eugenia sostiene que escuchó las últimas palabras de Evita antes de entrar en un coma que terminó con su muerte a las 20.25 horas del 26 de julio.

Tras escucharla por última vez, la enfermera recogió las últimas lágrimas de Evita en un pañuelo.


Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost

biografía

Evita

Perón

eva

historia

Peronismo

duarte

Eva Perón, su historia - Megapost