Entrevista a Eiichiro Oda - Shonen Jump

SJ representa Shonen Jump,y O representa a Eiichiro Oda.

SJ: ¿Cómo llegaste a interesarte por el mundo de los piratas?
O: Creo que fue de pequeño, cuando vi en TV una serie de anime antigua sobre los vikingos llamada Chiisa na viking Bikke (en España “Vickie el vikingo).
SJ: De todos los piratas que han existido de verdad ¿Cuál es tu favorito?
O: El pirata Barba Negra (Edward Teach), murió ejecutado.
SJ: Si tuvieses un loro ¿Qué le enseñarías a decir?
O: La localización de un tesoro escondido (risas), sería divertido si alguien se lo cree y sale en su busca.
SJ: ¿Prefieres las antiguas películas Disney (anteriores a La Sirenita) o las nuevas (después de La Sirenita)?
O: Prefiero las antiguas

Convirtiendose en mangaka:
SJ: Usted trabajó como aprendiz de Nobuhiro Watsuki (Creador de Rurôni Kenshin), junto con Hiroyuki Takei (creador de Shaman King). ¿Puede contarnos algo sobre este periodo de su vida?
O: Pues yo ya había solicitado trabajo en la revista y un día me llamaron del departamento editorial porque buscaban asistentes y me habían escogido a mí. Así que lo único que tuve que hacer fue decir que sí. Allí, en el estudio estábamos todo el tiempo discutiendo sobre manga.
SJ: Cuando debutaste por primera vez como mangaka profesional, ¿enfocaste en Romance Dawn (una de sus primeras obras) hechos y personajes de tus anteriores trabajos como aficionado?
O: A lo largo de mi corta carrera he reciclado algunos personajes porque les he tenido algún cariño en especial, muchos de los personajes de un proyecto que me rechazaron los he vuelto a sacar en One Piece, y otros simplemente porque no me hacía a la idea de abandonarlos. Podéis encontrar a Shanks y su tripulación en Romance Dawn.
SJ: Cuando creaste One Piece, ¿te vino primero la idea de la apariencia del protagonista o fue más bien la historia y el entorno… o ambas cosas simultáneamente?
O: El entorno y el mundo vinieron primero. Quería dibujar una historia de un mundo dominado por piratas que hacen lo que les da la gana y luchan por aquello en lo que creen. Pero no quería que fuera como en la vida real. No me hubiese gustado.
SJ: ¿Cómo se te ocurrió la idea de un protagonista con el poder de estirarse? Eso no es algo muy común aún fuera del mercado del manga.
O: Quería que el estilo de luchar de Luffy en sí mismo fuese algo absurdo, así que no importa cómo de tensa se ponga una situación, sólo siéntete y relájate leyendo. Confía en él.
SJ: Parece ser que la vida de un mangaka profesional puede llegar a ser completamente estresante, el trabajo es muy elaborado, te dan poco tiempo para entregar, te pasas la vida metido en el estudio… ¿encuentras a veces difícil compaginarlo con tu vida privada? En caso de que no, ¿Cómo lo haces?
O: Si tu crees que es estresante, tu trabajo se convertirá en una especie de pesadilla que no tiene fin. Pero si tú, realmente sientes el manga y disfrutas dibujando, no será más que un pasatiempo. Yo me lo paso genial trabajando, me lo tomo más como un juego y me gusta pensar que no es más que eso.
SJ: ¿Te gusta vivir el mismo estilo de vida que tus personajes? Si los lectores pudiesen verte en un día normal, ¿Te verían con la botella de ron en una mano y una pierna de ternera asada en la otra?
O: No puedo permitirme vivir todos los días como un pirata, pero me encanta irme de juerga con un montón de gente, así que lo hago tantas veces como la ocasión me lo permite.
SJ: ¿Sabes algo sobre navegación o pilotaje de barcos? Si es que si, cuéntanos sobre ello.
O: Se más bien poco, pero una de las cosas que se es que conducir un barco es mucho más complicado que como yo lo describo en One Piece, debes de estar vigilando mil cosas a la vez. Pero yo creo que así está bien, estamos hablando de un manga ¿No?.




Intereses y aficiones:

SJ: ¿Cómo llegaste a interesarte por el mundo de los piratas?
O: Creo que fue de pequeño, cuando vi en TV una serie de anime antigua sobre los vikingos llamada Chiisa na viking Bikke (en España “Vickie el vikingo).
SJ: De todos los piratas que han existido de verdad ¿Cuál es tu favorito?
O: El pirata Barba Negra (Edward Teach), murió ejecutado.
SJ: Si tuvieses un loro ¿Qué le enseñarías a decir?
O: La localización de un tesoro escondido (risas), sería divertido si alguien se lo cree y sale en su busca.
SJ: ¿Prefieres las antiguas películas Disney (anteriores a La Sirenita) o las nuevas (después de La Sirenita)?
O: Prefiero las antiguas.

One Piece:

SJ: Tus dibujos son increíblemente detallados. ¿Usas algún tipo de referencia a la hora de crear las ropas extrañas, armas, barcos, paisajes o edificios que aparecen en tus mangas?
O: Sí que las uso, ya que atento contra la idea de fusionar la era pasada y la presente.
SJ: Visualmente hablando, una de las cosas más interesantes sobre tu estilo son esos movimientos tan fluidos y elásticos (y no me refiero solamente a Luffy) de manera sorprendente. Es muy similar a ese efecto que en América denominan “squash and stretch”. ¿Cómo descubriste este estilo?
O: Soy un gran fan de los dibujos de Tom y Jerry y me gustaban mucho los movimientos de los personajes. Solía verlos de pequeño.
SJ: Háblanos de cuando empiezas a dibujar un personaje. ¿Te basas en gente real, o en formas abstractas de tu imaginación? ¿Has dibujado alguna vez caricaturas?
O: No, nunca he dibujado caricaturas. Quizá alguna vez haya tomado a gente de mi entorno como modelos, pero normalmente los suelo crear con imágenes que existen en mi mente.
SJ: ¿Cuál es tu villano favorito de One Piece?
O: Buggy.
SJ: ¿Y personaje femenino?
O: Técnicamente Nami, pero tengo como principio no crear personajes que no me gusten.
SJ: Resulta sorprendente en One Piece el hecho de que las batallas sean terriblemente sangrientas, sin embargo raramente muere alguien. ¿Es parte de la condición sobre-humana de los personajes, o simplemente que si gente va muriendo a diestro y siniestro acabaría con el tono jovial de tu manga?
O: Es importante el sabor de boca que se le queda a la gente después de leer un manga. Aún cuando la paz y la armonía han vuelto después de la batalla, si hay gente que muere los lectores no se van a sentir bien, y eso no quiero que le pase a nadie leyendo mi manga. Yo creo que una de las cosas más importantes de cualquier manga es que por un momento te olvidas de tus problemas y si te habías encariñado con el personaje que muere es como si hubiese muerto de verdad. Pero precisamente porque no es más que un cómic puedo hacer que situaciones en las que sería un milagro sobrevivir si ocurriesen de verdad, la gente salga bien parada.
SJ: En el capítulo 1 Lufy dice: “Necesito una tripulación, yo creo que sobre 10 personas estará bien”. ¿Significa eso que algún día serán 10 las personas que sigan a Luffy?
O: Yo creo que eso es algo que sólo Luffy sabe.
SJ: En las secciones de Free Talk y “Preguntas y respuestas” de tus mangas nos encontramos con una persona loca, extravagante y con un irreverente sentido del humor. ¿Crees que esto ayuda a sacar a relucir una parte de ti mismo que no puedes en tu actual manga? ¿Pretendes introducir eso en tu obra junto con los elementos clásicos de un shônen manga, o sea, yujô, doryoku, shori (amistad, perseverancia, victoria)?
O: Con todos mis respetos a los lectores de esas secciones, no es que yo sea raro, son las preguntas que me hacen (risas). En cualquier caso lo que pasa es que hay un montón de preguntas sobre mí en las cartas de mis fans y lo que hago es responderlas con un toque de humor. Así que no pienso mucho en ello realmente…


Ultimas Preguntas:
SJ: Eres mangaka número 1 en Japón en la actualidad y todavía eres muy joven. ¿Piensas que dentro de unos años la gente seguirá pensando en One Piece como tu obra estrella o ya tienes otro proyacto en mente?
O: No pienso seguir con esta obra más allá de lo que yo considere oportuno, ya se sabe lo que pasa cuando se alarga algo más de la cuenta. Pero yo creo que siempre será mi obra clave y por la cual la gente me identificará. Hay muchas otras cosas que me gustaría dibujar así como miles de cosas que quisiera hacer a parte de cosas que tengan que ver con el manga. Pero retirarme no se encuentra en mis objetivos a corto plazo.
SJ: ¿Qué consejo le darías a alguien que quiera convertirse en mangaka?
O: Todo lo que necesitas para dibujar es lápiz y papel. Por lo demás, como en todo, solo aquellos que le ponen empeño y dedicación sobreviven. ¡Buena suerte a todos!
SJ: ¿Qué harías si una persona que se quiere convertir en mangaka profesional va de América hasta Japón metida dentro de un barril y te pide ser tu asistente y ayudante?
O: Lo primero de todo, le sugeriría que en vez de mangaka se dedicara a las competiciones de canoas, y segundo, si insiste mucho en ello, le pediría que aprendiese japonés. Porque yo de inglés no se mucho.




Eso es todo,espero que les haya gustado la entrevista


Comentarios abiertos para TODOS los rangos

anime