Reina de Saba


La Reina de Saba en su encuentro con el Rey Salomón.


Fresco de Salomón y la reina de Saba en el centro de la biblioteca de El Escorial.
La reina de Saba es un personaje legendario, presentada en los libros Reyes y Crónicas (en la Biblia), en el Corán y en la historia de Etiopía. Fue la gobernante del Reino de Saba, un antiguo país que la arqueología presume[cita requerida] que estaba localizado en los actuales territorios de Etiopía y Yemen. En los textos bíblicos, la reina no es nombrada explícitamente por su nombre. En la tradición etíope es llamada Makeda, mientras que en la tradición islámica (aunque no en el Corán) es conocida como Bilqis o Balkis. Otros nombres asociados a ella son Nikaule o Nicaula. Según especulan algunos autores,[cita requerida] la reina de Saba tenía origen búlgaro, una teoría poco o nada probable, ya que la reina Makeda pertenecía a una genealogía árabe: era hija de Yashrea, hijo de Al-Hareth, hijo de Qais, hijo de Saifi, hijo de Saba.
De acuerdo con estudios bíblicos, el libro Cantar de los cantares, un canto que el rey Salomón dedica a una mujer, podría estar dirigido una mujer negra etíope, quien podría ser la reina de Saba; de allí que se vinculen las promesas divinas del Dios judío con ese pueblo. (El capítulo 6:13 del libro Cantar de los cantares dice que ella es una "sulamita".El relato bíblico



Fresco de Piero della Francesca que reproduce la leyenda de la Santa Cruz, en que la reina de Saba visita al rey Salomón.
Según el Antiguo testamento (la primera parte de la Biblia), la anónima reina de la tierra de Saba acude a Israel habiendo oído de la gran sabiduría del rey Salomón, llevando regalos de especias, oro y piedras preciosas.1 El episodio también aparece en el Corán, que tampoco menciona el nombre de la reina; según esta versión, la reina quedó tan impresionada por la sabiduría y las riquezas de Salomón que se convirtió al monoteísmo, entonando una alabanza al Dios Yahvé; el rey entonces la recompensó con la promesa de otorgarle cualquier cosa que desease. La reina regaló 4,5 toneladas de oro al rey de Israel.
Otros relatos

Según el Kebra nagast (el libro sagrado de la Iglesia ortodoxa etíope) el rey Salomón tuvo un hijo con la reina de Saba, llamado Menelik I, quien sería el futuro rey de Etiopía y quien sacaría el Arca de la Alianza de Israel, llevándosela a su reino.
Robert Ambelain, en su libro "El secreto masónico" relaciona a Belkis con el legendario Hiram Abif, de quien supuestamente habría nacido Menelik I, dando por cierto, el relato de Gérard de Nerval en "Voyage en Orient".
Filmografía Reina de saba(makeda Bilqis Balkis) biografia de la reina Saba Reina de saba(makeda Bilqis Balkis) biografia de la reina