Derecho Prescripción de la Simulación

Título: Prescripción de la acción de simulación
Autor: Gagliardo, Mariano
Publicado en: LA LEY 29/10/2008, 9

Fallo comentado: Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Mendoza, sala I (SCMendoza)(SalaI) SC Mendoza, sala I ~ 2008-02-28 ~ Círculo de Suboficiales FAA Asociáción Mutual

1. En materia de simulación, toda la disciplina en sí misma, tiene matices y suscita interpretaciones que no son siempre unívocas, las que en el supuesto de resultar dispares, pueden hasta controvertir la vigencia o exigibilidad de las acciones emergentes del instituto citado. La prescripción extintiva, una de las cuestiones a la que nos estamos refiriendo, en su debate abarca no sólo el cómputo de aquélla, sino el momento inicial y elementos configurativos. En orden a los últimos, la prescripción liberatoria que es la que estamos considerando, requiere la confluencia de: a) transcurso del tiempo que dispone la ley; b) inacción del titular del derecho creditorio y, c) posibilidad de actuar.

De cualquier manera la prescripción (liberatoria) en la hipótesis, supone el transcurso del tiempo —existencial—, el que influye en el tiempo jurídico de diversas maneras —por caso, régimen del plazo, art. 567 y sigtes. Código Civil, etc.— y en ciertos supuestos extingue derechos.

Y en función del factor tiempo, cabría decir que la prescripción es la pérdida de un derecho acaecido por su no uso durante un cierto lapso.

Es en la esfera patrimonial donde la prescripción tiene su campo fecundo de aplicación, autonomía que no es absoluta, pues no existe tal figura sin ley que la establezca (1), aun cuando existan hipótesis de simulación presumida por la ley (véase: art. 3604, 1297 y 3741, Código Civil).

2. Conceptualmente, la simulación tiene lugar cuando se encubre el carácter jurídico de un acto bajo la apariencia de otro, o cuando el acto contiene cláusulas que no son sinceras, o fechas que no son verdaderas, o cuando por él se constituyen o transmiten derechos a personas interpuestas, que no son aquéllas para quienes en realidad se constituyen o transmiten (art. 955 Código Civil), o, en fin cuando el acto presenta las apariencias de tal, pero en realidad no hay tal acto ni ningún otro (2), según sea la simulación relativa o absoluta.

De acuerdo con esta noción que antecede, la simulación puede revestir aspectos diversos y formas más o menos graves, siendo los móviles y moralidad del acto de entidad variable.

Lo concreto es que en la simulación relativa, existe un acto inicialmente serio, verdadero, querido, que los contratantes han modificado aparentemente sólo en parte, alterándose algunos recaudos esenciales. En la simulación absoluta, por el contrario, todo es falaz y engañoso; es un no acto; donde las partes no desean el acto que exteriorizan, el que traduce una mera ilusión.

En términos legales, tal son los conceptos que derivan del art. 956 Código Civil.

3. En nuestro régimen positivo, salvo los singulares casos del art. 4019 del Código Civil, todas las acciones son pasibles de prescripción, más allá de la esforzada y valiosa elaboración de Acuña Anzorena (3).

Lo cierto es que el plazo de prescripción de un acto fuere la simulación absoluta o relativa, ejercida por las partes o terceros, es de dos años (art. 4030 Código Civil y doc. de tal precepto). El término "se computará desde que el aparente titular del derecho hubiere intentado desconocer la simulación".

Ahora bien: la precedente formulación, requiere de algunas precisiones un poco más circunstanciadas, pues es obvio que el cómputo del lapso de la prescripción, requiere que haya nacido el derecho del acreedor; además, se impone que la obligación sea exigible.

Asimismo, para que opere la prescripción extintiva se exige que haya transcurrido el tiempo determinado en la ley; es decir, el tiempo debe haber empezado a transcurrir, y haberse agotado el lapso contemplado en el orden jurídico.

Por último, lo cual parece obvio, el curso de la prescripción no debe haber sido interrumpido ni suspendido.

4. La sentencia que motiva estas breves líneas, es clara, contundente y docente. El decisorio, no puede hacerse cargo de la inacción del acreedor, conocedor de la cuestión que controvierte.

Sin embargo, la lectura de la resolución llevada a recurso de casación, ante la fatalidad del plazo de prescripción, nos conduce a ciertas clarificaciones: no siempre el conocimiento de la realización del acto simulado o su conocimiento efectivo, pleno y cabal, son aptos para el transcurso o inicio del término de prescripción.

Por el contrario, son condición necesaria más no suficiente, pues la virtualidad de lo antes dicho, dependerá de manera inexorable que el interesado esté legitimado para obrar, aspecto no menor.

Y ello no siempre acontece -por ejemplo- en materia sucesoria, donde la muerte del causante, es un hecho cierto, más no necesariamente si hubiere actos simulados, puede ser relevante para el cómputo del término de prescripción, por ausencia de condiciones procesales para actuar válidamente.

El Derecho requiere seguridad, además de justicia, ante incertidumbres en el campo de las relaciones jurídicas, lo que se logra con el instituto de la prescripción y su adecuada operatividad.

(1) Fallos 196-261.
(2) SALVAT, R. M., "Tratado de Derecho Civil Argentino", La Ley, Buenos Aires, 1947, núm. 2509, p. 485.
(3) "Imprescriptibilidad de la acción de simulación absoluta", LA LEY, 19-872.

Fuentes de Información - Derecho Prescripción de la Simulación

Dar puntos
5 Puntos
Votos: 1 - T!score: 5/10
  • 0 Seguidores
  • 4.552 Visitas
  • 3 Favoritos

2 comentarios - Derecho Prescripción de la Simulación

@vistortdp Hace más de 6 años
no entendi que es esto?
@hombremedio Hace más de 6 años
Buen aporte, estaria bueno que venga con el fallo incluido. Van 5