Ya han pasado más de 10 años desde que ese desastre en forma de Might & Magic IX llegara al mercado y terminara de sentenciar una de las sagas de rol occidental más veteranas de la historia, ya que desde el lanzamiento de Might & Magic en 1986, ha sido una de las series de videojuegos que más han ayudado a definir los pilares del género. Sin embargo, el año que viene podremos disfrutar por fin de una nueva entrega gracias a Ubisoft y Limbic Entertainment, quienes han decidido no dejar que la saga caiga en el olvido con Might & Magic X Legacy.



link: http://www.youtube.com/watch?v=ZNPIUFud6lw


Lo primero que conviene señalar es que se trata de un juego de rol muy clásico y con una jugabilidad que para muchos a día de hoy resultará arcaica y anticuada, por lo que queda claro que se trata de un producto destinado a contentar a los más acérrimos seguidores de la serie. Esto es algo que queda muy patente en acciones tan básicas como el movimiento. Aquí todos los mapas están divididos por casillas y cada vez que avancemos por una pasará algo de tiempo y los enemigos realizarán un movimiento. A pesar de contar con una cámara en primera persona, esta siempre es fija, de forma que no podréis mover el ratón para contemplar el paisaje, algo que nos obligará a pulsar la tecla correspondiente para poder girar sobre nosotros mismos y ver lo que hay a los lados.


Might & Magic X Legacy llega a PC


En total contaremos con un grupo de cuatro héroes, el cual podremos crear a nuestro gusto (aunque no esperéis demasiadas opciones de personalización física, ya que la mayor representación que veréis de vuestros personajes será una ilustración) o bien escoger uno predefinido que nos ofrece el propio juego. Un grupo equilibrado nos ofrecerá grandes ventajas y nos ahorrará más de un quebradero de cabeza, aunque los más veteranos del género quizás encuentren un interesante reto en afrontar la aventura con combinaciones de héroes que no sean la "ideal".

A medida que cumplamos misiones y derrotemos enemigos, iremos ganando experiencia, algo que nos permitirá subir de nivel y mejorar a nuestros personajes. Gracias a esto podremos decidir qué estadísticas queremos que suban y qué habilidades desarrollar. Cada vez que lleguemos a un cierto grado con una habilidad, aprenderemos una técnica o un hechizo nuevo, lo que nos deja bastante margen para que los héroes evolucionen según nuestras preferencias y estilo de juego.


rol


En cuanto a su sistema de combate, este se resuelve por turnos. Cuando tengamos enemigos cerca, por cada movimiento que hagamos ellos también tendrán el suyo. Si decidimos atacar, el enemigo no podrá hacer nada hasta que todo nuestro grupo haya actuado. Localizar por donde nos vienen resultará clave si no queremos que nos rodeen por todos lados y que nos machaquen sin piedad. Por ejemplo, una buena posición en la entrada de un estrecho pasillo para obligarles a encararnos de uno en uno puede salvarnos la vida.


Los combates cuentan con un nivel de desafío más que aceptable y ya desde la primera mazmorra nos veremos pensando cuidadosamente nuestras acciones, ya que los enemigos son bastante resistentes y no dudarán en ponernos las cosas difíciles, con ataques de cambio de estados o rompiéndonos el equipo directamente. Eso sí, hemos notado una alarmante falta de variedad de rivales y la tendencia a recurrir a enemigos élites (iguales que el resto, pero más fuertes) para plantear enfrentamientos más desafiantes.


Accion


Otra cosa que no nos ha gustado demasiado es el diseño de las mazmorras, ya que son simples laberintos repletos de enemigos donde no hay que hacer otra cosa más que avanzar repartiendo palos sin preocuparnos de nada más, lo que nos deja sin puzles, algo que podría darle mucha vida a su desarrollo, especialmente en un título que se presta tanto a ello.

Un aspecto muy importante a tener en cuenta de su jugabilidad radica en el paso del tiempo. Tal y como hemos comentado anteriormente, cada paso que damos hará que el día avance y tras unas cuantas horas sin dormir ni comer, nuestro grupo necesitará reposo si no queremos ver cómo sus estadísticas bajan considerablemente. Esto consumirá provisiones, de las cuales solo podremos llevar una cantidad equivalente para cuatro días. El problema es que el tiempo avanza a una velocidad bastante alta, algo que nos impedirá explorar con calma y nos obligará a volver constantemente a los pueblos para reabastecernos, por lo que si planeáis un viaje largo más os vale no entreteneros por el camino e ir directos hacia vuestro objetivo.

A nivel gráfico se trata de un título meramente funcional y se nota que no cuenta con el presupuesto de una superproducción, aunque a nivel artístico cumple sobradamente. Puede que no cuente con grandes efectos de iluminación o con modelados repletos de polígonos, pero el diseño de criaturas y escenarios está bastante bien llevado a cabo. En lo que respecta a su banda sonora, la mayor parte del tiempo se limitará a ambientar y no le prestaremos demasiada atención, aunque tenemos que destacar su tema principal, el cual nos ha gustado bastante.


para pc