Bienvenidos al Post.



Los capos de Grand Theft Auto



Los capos de Grand Theft Auto


El futurible y más que esperado GTAV destaca sin duda por sus personajes, aunque esto siempre ha sido así en la saga. Antes de conocer por completo a Franklin, Trevor y Michael, es el momento de homenajear a aquellos que los precedieron, desde el silencioso Claude Speed hasta el “party man” Luís López.


Reportaje

A la hora de construir una buena narración existen muchos aspectos a tener en cuenta. Algunos se centran en características secundarias destinadas a dar solidez y adornar el guion, otros se enfocan en la propia historia, y unos cuantos son de una importancia capital, hasta el punto de que no cuidarlos significa echar abajo la totalidad de la narración, por muy firmes y extraordinarios que sean el resto de elementos que la conforman. Hablamos de las piezas centrales del puzle, y entre dichas piezas, la de los personajes debe ser mimada con especial esmero. Esto es aplicable a cualquier obra de entretenimiento, aunque muy en especial a los videojuegos. En nuestro mundillo no somos espectadores pasivos. Somos nosotros los que dirigimos los actos de al menos uno de los personajes, normalmente el principal, y somos nosotros los que interactuamos con el entorno y el resto de caracteres a través de dicho personaje. En un juego cargado de contenido como es cualquier Grand Theft Auto, la dificultad a la hora de crear personajes interesantes aumenta en buena medida, ya que con ellos llegaremos a pasar decenas y decenas de horas. En Rockstar North bien lo saben, de ahí que centren buena parte de sus esfuerzos al respecto.

Y dichos esfuerzos suelen dar su fruto, ya que son precisamente los personajes quienes acaban calando más hondo en el aficionado una vez ha superado cada GTA, en unas sesiones de juego que pueden exceder fácilmente el centenar de horas si decidimos exprimir a fondo todo lo que se nos ofrece. Prueba de ello es que en cada nueva entrega uno de los deseos más demandados por los usuarios sea el de volver a ver a dichos personajes, aunque sea en forma de cameos de breves segundos de duración. Por poner un ejemplo, en GTA: San Andreas pudimos ver a Claude Speed y Catalina, personajes de GTAIII, aunque esto es una excepción en la norma de Rockstar North, ya que a la hora de enfocar estos guiños el estudio suele preferir vías más indirectas, como una imagen de Claude Speed colgada en la habitación de un hotel (GTA: Vice City), ver a Tommy Vercetti transformado en muñeco de acción (GTA: San Andreas) o pintar unos garabatos en la pared con los nombres de protagonistas de GTAs anteriores (GTAIV). Curiosamente, los protagonistas secundarios suelen dejarse ver más que los principales en títulos posteriores a los que les sirvieron de debut, como el bueno de Phil Cassidy, el cual tiene presencia en GTAIII, Vice City, Liberty City Stories y Vice City Stories. Si nos centramos en la propia evolución de los personajes principales a lo largo de la historia de la franquicia, sin duda el gran salto de calidad a la hora de construirlos tuvo lugar en Vice City, juego que contó con el primer protagonista de GTA dotado de voz (la de Ray Liotta, nada menos), personalidad y carisma propios.



A partir de entonces, los guionistas de la saga se han superado a sí mismos entrega tras entrega, hasta llegar a GTAV y sus tres personajes principales, Trevor, Franklin y Michael, de los cuales ya se intuye el gran trabajo llevado a cabo por Rockstar North a la hora de construirlos a pesar de que por ahora sabemos muy poco de ellos. Pero si dignos de mención son los personajes que se ponen en manos del jugador, los secundarios también deben ser objeto de alabanza. Desde Little Jacob y su galimatías lingüístico hasta The Truth y sus muchas teorías conspiranoicas, pasando por Brucie Kibbutz y la imprevisibilidad que le da su dieta a base de esteroides, o Yusuf Amir y su particular forma de entender la vida. Personajes con los que da gusto compartir aventuras (o desventuras) y que es todo un placer ver en pantalla. Pues bien, a continuación os ofrecemos nuestro particular top de los mejores personajes vistos en la franquicia GTA, tanto principales como secundarios. Y dado que esta lista, como todas las listas, no deja de ser fruto de una cuestión de gustos, seguro que dejaremos atrás a algún personaje que tengáis en un altar, así que os animamos a que pongáis vuestro granito de arena homenajeando al carácter en cuestión. Antes de comenzar, un aviso para el lector: Aunque los datos que ofrecemos a continuación sobre cada personaje se centran sobre todo en repasar sus antecedentes, personalidad, alguna que otra curiosidad sobre su realización, y la situación en la que se encuentran al comienzo de cada GTA en el que aparecen, puede que existan spoilers aquí y allá que destripen datos relevantes de cada aventura. Así, recomendamos fervientemente haber jugado hasta el final a los títulos de la saga GTA implicados antes de comenzar a leer. Sin más dilación, pongámonos manos a la obra.


Claude Speed

Apariciones: Grand Theft Auto 2, GTAIII, GTA: San Andreas

personajes


Corría el año 1997 cuando un videojuego golpeó con contundencia en el mercado británico gracias a su tremenda originalidad, absorbente jugabilidad y polémica puesta en escena. En Grand Theft Auto tomábamos el papel de un criminal, en un juego de policías y ladrones en el que por una vez nos encontrábamos al otro lado de la ley. Antes de comenzar el juego se nos daba la posibilidad de seleccionar personaje, aunque dicha selección en realidad no tenía razón de ser alguna, dado que a la hora de jugar todos esos caracteres poseían el mismo sprite y se comportaban exactamente igual, sin característica alguna que los diferenciara. Además, ninguno de ellos decía una sola palabra a lo largo del juego, lo que remarcaba aún más la sensación de que los personajes que controlábamos solo eran fotocopias diferenciadas por el nombre y la pequeña imagen de cada uno que aparecía en el menú de selección.

San Andreas

Claude Speed tomó sus rasgos del actor Scott Maslen.


El tiempo pasó y, tras un par de expansiones del primer GTA (London 1969 y el hoy día buscadísimo London 1961), llegó la secuela. En Grand Theft Auto 2, los desarrolladores de Rockstar North (por entonces aún DMA Desing) ya tomaron cierto interés a la hora de construir un personaje principal algo más definido. Seguía siendo un ladrón de poca monta que debía ascender en el escalafón criminal a base de llevar a cabo los trabajos más sucios y violentos imaginables, pero al menos ya tenía nombre y rostro, siendo éste último incluso el de un actor real. Y es que, por primera y única vez en la franquicia, Rockstar North/DMA Desing encargó el rodaje de varias secuencias de imagen real para usarlas como promoción del título, en un cortometraje de 8 minutos que llevó por nombre GTA2: The Movie y del que posteriormente se tomaron varias escenas para usarlas como vídeo de introducción del propio juego. El protagonista de dicho cortometraje es Claude Speed, personaje que pasaríamos a controlar durante el juego y que en las secuencias de vídeo era interpretado por el actor Scott Maslen. Eso sí, a pesar de esta estelar aparición cinematográfica, durante el juego Claude Speed no se diferenciaba en nada respecto a los protagonistas del primer GTA y sus dos expansiones, dado que no decía una sola palabra a lo largo de su odisea criminal, así como tampoco se nos daba pista alguna sobre su personalidad o su pasado.

Ya en 2001, y aun enarbolando el sello de DMA Desing, la compañía británica puso patas arriba la industria del videojuego con el legendario Grand Theft Auto III, el juego que encumbró a la franquicia al lugar de privilegio en el que actualmente se encuentra. Los que llevaban siendo fieles a la saga desde sus inicios, además de maravillarse como cualquier otro jugador ante aquellos primeros, mágicos e inolvidables minutos en los que conducíamos desde el destrozado puente hasta nuestro primer piso franco, se sorprendieron al encontrarse con que el protagonista del juego no era otro que Claude Speed, ya que tanto su modelado como su rostro y vestimenta recordaban al actor Scott Maslen tal y como apareció en el cortometraje de GTA2. Por si no fuera suficiente indicativo, aquel Claude tridimensional tampoco decía una sola palabra a lo largo del juego, por lo que la asociación estaba clara a pesar de que ninguno de los personajes secundarios llegaba a decir el nombre del protagonista, y por lo tanto el propio jugador no podía saberlo. Sin embargo, el nombre de Claude sí que se mencionaba en el código interno del juego, así que no había lugar a dudas.



Eso sí, el nombre que aparecía era Claude, nada de Speed. Interrogada posteriormente acerca de si el Claude Speed de GTA2 y el Claude de GTAIII eran el mismo personaje, Rockstar Games simplemente dijo que podría o no podría ser, una ambigüedad cuya razón seguramente no era otra que la de evitar tener que pagar royalties al actor Scott Maslen por el hecho de haber usado su imagen para dar forma al personaje de GTAIII. Claude volvió a hacer acto de aparición en Grand Theft Auto: San Andreas, siendo uno de los pocos personajes principales que han vuelto a dejarse ver físicamente en otro GTA. Dado que San Andreas se encuentra ambientado en una época anterior a GTAIII, este Claude tiene unos diez años menos, aunque sigue tan silencioso como siempre. ¿Es mudo de nacimiento o simplemente se trata de un hombre de poca (o más bien ninguna) palabra? Nunca lo sabremos. Pero ya sea por el misterio que rodea al personaje o por haber tenido el privilegio de protagonizar el primer GTA tridimensional, Claude Speed puede y debe ser considerado como uno de los caracteres más importantes de la galardonada franquicia.


Catalina

Apariciones: Grand Theft Auto III, GTA: San Andreas

Si Trevor, uno de los tres protagonistas del inminente GTAV, se hiciera una idea de cómo sería su mujer ideal, dicha idea tomaría sin duda la forma de Catalina. Más peligrosa que Bárcenas con un libro de cuentas en las manos, impredecible hasta el extremo, y con clara tendencia psicópata, Catalina es la principal némesis en GTAIII, así como la única mujer que ha tomado dicho rol a lo largo de toda la franquicia. Su modus operandi queda claro cuando durante la intro de GTAIII no duda en meterle un tiro en la sesera al que se suponía era su pareja y socio en fechorías, Claude. Afortunadamente aquel disparo deja solo una herida superficial, y Claude se convierte desde entonces en el principal obstáculo para los ambiciosos planes de Catalina.

Catalina vuelve a hacer acto de presencia en GTA: San Andreas, título que, al estar narrativamente ubicado años antes de los acontecimientos de GTAIII, nos permite conocer no pocos datos acerca de su pasado. Es ahí donde se nos revela que resulta ser prima de Cesar Vialpando, uno de los personajes secundarios principales de San Andreas; también podemos comprobar que ya por entonces era tan lunática y mortífera como acabaría siendo en GTAIII; y ya por último seremos testigos de cómo el protagonista de San Andreas, Carl Johnson, mantiene un tórrido y peligroso romance con tan fatal mujer, relación que CJ decide cortar antes de que la cosa vaya a mayores. Catalina se liará entonces con un hombre parco en palabras llamado Claude, y el resto, como suele decirse, es historia.

grand theft auto

Catalina, a punto de dejar claro que para ella el dinero es lo primero.



Thomas “Tommy” Vercetti

videojuego


Aparición: Grand Theft Auto: Vice City

Imagínense una obra literaria de indiscutible protagonista principal en la que dicho personaje no dice una sola palabra a lo largo y ancho de todo el libro. O una película, pongamos la próxima Jobs, en la que el actor que da vida al recordado Steve Jobs permanece callado durante la totalidad del film. O un cómic de Spiderman en el que nos encontramos con que los bocadillos de texto de Spidey se encuentran completamente vacíos. Los críticos de cualquiera de estos medios seguramente considerarían un error de bulto el hecho de que el protagonista principal de una obra, aquél sobre el que se supone debe girar todo el asunto, se muestre plano, carente de toda personalidad y completamente mudo. Pues bien, en el mundo de los videojuegos ésta es una práctica habitual, siendo por ejemplo Gordon Freeman, protagonista de la exitosa franquicia Half-Life, un ejemplo de ello. Existen opiniones dispares acerca de estos protagonistas planos y vacíos: mientras unos los odian a muerte y acusan de extrema vagancia a los desarrolladores del juego, otros los ensalzan enarbolando aquello de “así es más fácil identificarse con el personaje”.

Al fin y al cabo es una cuestión de gustos, pero los que gustan de personajes complejos con su propia voz y voto dentro del juego suelen poner a Tommy Vercetti como ejemplo de lo mucho que puede mejorar un título si su protagonista está construido en condiciones. Y es que el salto de calidad que en dicho sentido se dio de GTAIII (y todos los juegos anteriores de la saga) a Grand Theft Auto: Vice City era más que perceptible. De Claude, protagonista sosainas que se limita a ir dando tumbos por el hilo narrativo y a asentir cada vez que le encargan una misión, a Thomas “Tommy” Vercetti, protagonista con voz propia, marcada personalidad, indudable carisma y unos bemoles como los de diez toros de lidia juntos. Tommy puede ser perfectamente considerado como el primer protagonista “verdadero” de la saga. Su pasado y motivaciones no se reducen a “ratero de poca monta que aspira a subir en el escalafón criminal a base de cumplir encargos”, sino que es un personaje mucho más complejo al que da gusto conocer.

sandbox

Tommy Vercetti, primer protagonista de la franquicia GTA que tiene algo que decir.


Nacido en Liberty City en 1951, y comenzando a cometer actos delictivos desde bien jovencito bajo el paraguas de la familia Forelli, Tommy no tardó mucho tiempo en convertirse en uno de los sicarios más destacados de dicha organización mafiosa. Su preparación militar (participó en la guerra de Vietnam como muchos otros jóvenes norteamericanos en los sesenta) sin duda ayudó a que destacara como soldado de los Forelli. Su meteórica carrera criminal sin embargo quedó en suspenso allá por 1971, cuando un encargo de asesinato salió mal; Tommy mató a 11 personas antes de que la policía lo arrestara, y desde entonces llegó a ser conocido como el Carnicero de Hardwood. 15 años después, ya en 1986, Tommy es puesto en libertad (por lo visto, el sistema penitenciario de Liberty City se parece mucho al de España), y dado que durante su estancia en prisión no abrió la boca en ningún momento para delatar a los Forelli y así reducir su condena, al poco de salir de la cárcel es contactado por Sonny Forelli (el mismísimo Don de la familia), el cual le confía la “sucursal” que la organización mafiosa planea abrir en Vice City, lugar donde el negocio de las drogas está experimentando un boom que ni el ladrillo en los años anteriores a la actual crisis económica.

vice city


Así que Sonny deja en manos de Tommy un maletín cargado de billetes para pagar una primera entrega de estupefacientes ya en Vice City. Pero durante el intercambio todo se tuerce y Tommy pierde tanto el dinero como la droga. Así, en una ciudad desconocida en la que las puñaladas por la espalda son el pan nuestro de cada día, con Sonny Forelli exigiendo recuperar su dinero lo antes posible, y teniendo como único aliado al contacto de los Forelli en Vice City, un abogado drogadicto, neurótico y asustadizo llamado Ken Rosenberg, el destino de Tommy Vercetti parece ser en el mejor de los casos el de un par de zapatos de cemento y una estancia permanente en las profundidades marinas de Ocean Beach. Pero Tommy es mucho Tommy, y desde luego no es un hombre que dé su brazo a torcer aunque todas las apuestas estén en su contra.

Inteligente y temperamental, Tommy Vercetti suele ser el personaje favorito de los aficionados a la franquicia Grand Theft Auto, y ya desde su aparición en Vice City se ha demandado su regreso en un nuevo juego aunque éste nunca se haya producido más allá de alguna mención esporádica o la aparición de su imagen en forma de muñeco de acción o estampada en una baraja de cartas. A la hora de elaborar el personaje, los guionistas se basaron claramente en Tony Montana, papel encarnado por Al Pacino en el film Scarface (Brian De Palma, 1983). Las similitudes entre Tommy y Tony son más que claras, y además a lo largo del juego se incluyen no pocos guiños a la película antes mencionada. Añadir como curiosidad que en el fallido Driver 3 (Reflections, 2004) aparece un personaje llamado Timmy Vermicelli, una parodia de Tommy Vercetti entre cuyo atrezzo destacan unos manguitos, clara referencia al hecho de que los personajes de GTA (al menos hasta GTA: San Andreas) no sabían nadar y se ahogaban nada más entrar en contacto con el agua. Driver 3 fue un auténtico desastre de juego, pero ello no impidió que Rockstar North devolviera a Reflections la pullita en GTA: San Andreas. Pero esa es otra historia que ya os contaremos en algún otro momento.



Ya por último, cuando el 2 de noviembre de 2011 se mostró el primer tráiler de Grand Theft Auto V, en el cual hacía acto de aparición Michael (aunque por entonces aún no sabíamos su nombre) tanto en voz como en imagen, se armó un gran revuelo al surgir el rumor de que aquel hombre asomado al balcón no era otro que Tommy Vercetti. El propio representante de Ray Liotta (voz de Tommy en GTA: Vice City) tuvo que salir al paso para asegurar que su cliente no estaba participando en el juego de ninguna manera. Pero el rumor siguió creciendo cuando se supo que Michael era un antiguo criminal y ladrón de bancos que tras llegar a un acuerdo con el FIB (el FBI del universo GTA) pudo salir indemne y entrar en el programa de protección de testigos. Ello significaba que era posible que Michael no fuera su verdadero nombre, por lo que no pocos se lanzaron de nuevo a asegurar que aquel hombre no era otro que Tommy Vercetti. Sin embargo esto no puede ser así por dos motivos más que claros: el universo de ficción de GTAV es distinto al de Vice City, y en 2013 (año en el que se ambientará GTAV) Tommy tendría ya 62 años, una edad que Michael ni mucho menos aparenta.


Ken “Rosie” Rosenberg

Apariciones: Grand Theft Auto: Vice City, GTA: San Andreas

Suele decirse que de quien uno menos se puede fiar es de un abogado. Para Tommy Vercetti, arrojado a la cuneta de una ciudad extraña, víctima de una trampa que ha hecho que un centenar de Espadas de Damocles pendan sobre su cabeza, y sin nadie en quien poder confiar, dicha frase acaba poniéndose en entredicho. Ken Rosenberg, un picapleitos del montón que ejerce en Vice City por medio del bufete Ken Rosenberg & Co. (lo de Co. está puesto ahí más de cara a la galería, pues él es el único miembro de dicho bufete), es un hombre cobarde, inseguro y drogadicto. Pero él es también el contacto de la familia Forelli en Vice City, y por lo tanto el único al que Tommy puede acudir para comenzar a buscar a los responsables del atraco que casi acaba costándole la vida, y que de seguro le costará a no ser que recupere el dinero que Sonny Forelli dejó a su cargo. Ken está más que dispuesto a ayudar a su forzado compañero, ya que es perfectamente consciente de que si los Forelli acaban ajustando cuentas con Tommy, él también será comida para peces.

A lo largo de su odisea, Tommy acaba conociendo a mucha gente de Vice City. Algunos serán enemigos, otros aliados, y otros simples contactos con intereses en común. Pero conforme trascurre la aventura, Tommy (y también el jugador que controla su destino desde el pad) acaba siendo perfectamente consciente de que no puede fiarse de nadie… De nadie excepto de Ken, el único al que puede dar la espalda con tranquilidad sin riesgo a que se la apuñale. Rosenberg es quizás el único secundario de toda la saga GTA que inspira confianza desde el principio hasta el final de la aventura. Puede que la única razón por la que se puede confiar en él y estar seguro de que no acabará traicionándonos sea la de que es demasiado cobarde como para ni tan siquiera planteárselo, pero bueno, es una razón al fin y al cabo. Su inseguridad en todo, excepto en estar convencido de que cuando las cosas van mal solo pueden ir a peor, hace que incluso acabe cayendo bien.

Grand Theft Auto: San Andreas, juego cuya acción trascurre unos seis años después de los acontecimientos narrados en GTA: Vice City, supone una nueva cita con el bueno de Rosenberg. Aquí nos enteramos de que, a pesar de que Tommy y Ken acaban siendo socios, los problemas con las drogas del segundo acaban echando a perder dicha amistad. Rosenberg entra en un centro de desintoxicación ubicado en el estado de San Andreas, y aunque al salir parece curado, el no tener cerca a Tommy para evitar que se meta en líos acaba siendo la perdición del abogado. Ken no tarda mucho en tener serios problemas con las tres familias mafiosas más poderosas de Liberty City. Será en Las Venturas donde acabe encontrándose con otro de los protagonistas de GTA, Carl Johnson, el cual intentará ayudarle a salir del aprieto.

liberty city

Ken Rosenberg, la única esperanza inicial de Tommy para salvar el pellejo.



Phil Cassidy

Apariciones: Grand Theft Auto III, GTA: Vice City, GTA: Liberty City Stories, GTA: Vice City Stories

protagonistas


Para los que jugaron a Grand Theft Auto III en su momento, Phil Cassidy es uno de los secundarios de GTA que jamás olvidarán, aunque solo sea porque resulta ser la llave para acceder al armamento más mortífero del juego. Hasta ese momento habíamos podido armar a Claude, protagonista de GTAIII, con las clásicas pistolas, escopetas y ametralladoras (siempre y cuando no hubiéramos descubierto las armas ocultas en ciertas partes del mapeado), pero tras conocer a Phil, podremos poner nuestras manos sobre armamento pesado, entre el que se incluye una escopeta de gran calibre, un rifle de asalto M-16 y la joya de la corona: el lanzacohetes. ¿Quién no recuerda sus primeros minutos sandboxerianos con un lanzacohetes en la mano? Con semejante poder de fuego a nuestra disposición, era sencillo (y casi obligatorio) desatar el caos y la destrucción en Liberty City a una escala que anteriormente no habríamos podido ni soñar.

En cuanto al bueno de Phil, en su primera aparición se nos presenta como un veterano de guerra que asegura haber perdido su brazo izquierdo en un conflicto desatado en Nicaragua. Lo que Cassidy por aquel tiempo no sabía es que acabaría convirtiéndose en un personaje recurrente para Rockstar North, haciendo acto de aparición en casi todos los GTA lanzados a lo largo de la generación de los 128 bits. Así, podemos volver a encontrarnos con él tanto en GTA: Vice City como en los dos GTA Stories de PSP. Al encontrarse dichos juegos situados cronológicamente antes de los acontecimientos narrados en GTAIII, nos acabaremos enterando de que Phil ni era un veterano militar curtido en innumerables guerras al estilo John Rambo ni perdió su brazo izquierdo en Nicaragua. En realidad, sus problemas de temperamento y, sobre todo, su amor por la bebida echaron al traste su carrera militar, aunque los contactos que mantuvo durante su estancia en el ejército le permitieron convertirse en un “distribuidor de excedentes militares a pequeña escala”. Su afición a la bebida también le lleva a destilar su propio licor, el Boomshine, y a meterse en toda clase de líos llevando en el cuerpo más alcohol que Barney Gumble tras una visita a la fábrica de cervezas Duff. Lo dicho, si necesitas un lanzagranadas, una gatling o un lanzallamas no lo dudes, acude a Phil Cassidy. Este personaje tiene además el honor de ser el que más veces ha repetido aparición física en la franquicia GTA, lo cual sin duda dice mucho a su favor. Incluso su apellido llega a ser mencionado en Manhunt (Rockstar North, 2003), y no, esta vez no se trata de una leyenda urbana.

Los capos de Grand Theft Auto

Phil Cassidy en su primera aparición cronológica, la cual tuvo lugar en Grand Theft Auto: Vice City Stories.



Carl “CJ” Johnson

Aparición: Grand Theft Auto San Andreas

Nos encontramos ante el protagonista del que muchos consideran mejor GTA de la historia. Además, es el primer personaje afroamericano que el jugador puede llegar a controlar en un Grand Theft Auto, y el más joven de todos los protagonistas de la franquicia GTA (aunque Franklin, coprotagonista de GTAV, parece situarse en su mismo rango de edad: los veintipocos años). Una de las mayores diferencias que el jugador intuye en CJ respecto a otros protagonistas de la franquicia es que no parece un asesino nato, sino alguien que acaba siendo víctima de las circunstancias y no tiene más remedio que dejarse llevar para sobrevivir. Para entendernos, una suerte de Niko Bellic sin un sangriento pasado militar que cargar sobre sus espaldas.

personajes


Del pasado de CJ sabemos que nació en uno de los barrios marginales de Los Santos, que se convirtió en miembro destacado de una de las bandas más peligrosas e influyentes de la zona, los Grove Street, y que tuvo que emigrar a Liberty City cuando las cosas comenzaban a ponerse especialmente feas. Una vez allí, comenzó a ganarse la vida trabajando para Joey Leone (el hijo del Don de la poderosa familia Leone) como ladrón de vehículos, hasta que unos años después recibe una fatídica llamada por parte de Sweet Johnson, su hermano mayor: Beverly Johnson, la madre de CJ, acababa de morir víctima de un tiroteo llevado a cabo por una banda rival de los Grove Street. Carl regresa a Los Santos para asistir al funeral, y allí se encuentra con que su antigua banda ha sido casi diezmada. La única zona que aún permanece bajo la influencia de los Grove Street es el barrio en el que CJ nació, e incluso eso acabará cambiando en breve debido a la acción tanto de las bandas rivales como de los policías corruptos que las apoyan. Tras enterrar a su madre, CJ decide quedarse en Los Santos, aunque no para vengar la muerte de su progenitora, sino para ayudar en lo posible a su hermano Sweet, su hermana Kendl, y sus pocos amigos de la infancia que aún no han sido asesinados por alguna banda rival.



El propio GTA: San Andreas, y las inmensas posibilidades y opciones que ofrece, repercuten muy positivamente a la hora de hacer que el jugador se interese y se sienta identificado con CJ. Es el personaje más camaleónico de la franquicia, dado que podemos cambiar no solo su forma de vestir, sino también el corte de pelo, los tatuajes e incluso su complexión física. Es nuestro punto de entrada a todo un universo de posibilidades, y eso hace que lo apreciemos casi de inmediato. Como ya mencionamos más arriba, su forma de ser no es tan agresiva como la de otros protagonistas de la saga (muchas veces es víctima de las circunstancias), y aunque la odisea que le llevará a recorrer de un extremo a otro el inmenso estado de San Andreas acabará cambiándole de manera irremediable, seguirá siendo leal a sus amigos y fiel a sus principios.


Cesar Vialpando

Aparición: Grand Theft Auto: San Andreas

Cuando CJ regresa a Los Santos, uno de los primeros problemas con los que deberá lidiar tendrá que ver con Kendl, su hermana, la cual se ha echado un novio muy incómodo: el líder de la banda Los Aztecas, Cesar Vialpando. Sweet, el hermano mayor, cabeza de familia y líder de los Groove Street, insta a CJ a terminar con dicha relación de inmediato, así que Carl sigue a su hermana y se encara con Cesar nada más verlo, dispuesto a llevar a Kendl a casa y a dejar claro al líder de Los Aztecas que jamás debe volver a verla. Sin embargo, Cesar deja claro que los sentimientos por la hermana de CJ son sinceros, y Carl acabará dándose cuenta de que, más allá de los prejuicios existentes entre dos bandas rivales, Cesar es un tío legal que incluso le abrirá los ojos ante unos más que preocupantes hechos que desconocía. A medida que todo se desmorona y los problemas para CJ se van acumulando, el protagonista de GTA: San Andreas se verá obligado a romper no pocas alianzas y a forjar otras nuevas. Pero Cesar seguirá a su lado en todo momento, y no solo porque ambos tengan un objetivo en común, sino porque después de todo la hermana de Carl les une en un vínculo: ahora son familia. Eso sí, no todo serán pastos verdes en la relación de CJ con su cuñado, ya que Cesar le presentará a una tal Catalina, su prima, con la que Carl inicia una relación que le acabará dando no pocos dolores de cabeza.

San Andreas

Cesar Vialpando y Kendl Johnson, los Romeo y Julieta del universo GTA.



The Truth

Aparición: Grand Theft Auto San Andreas

Para Fox Mulder, protagonista de la mítica serie de televisión Expendiente X, la verdad estaba ahí fuera. Para The Truth, la verdad está por todas partes. El Gobierno lleva décadas ocultando a la opinión pública la existencia de entidades extraterrestres. Pero pueden ocultárselo a todos, excepto a The Truth. Al volante de la Nave Nodriza, su destartalada furgoneta sesentera, este hippie aficionado al cultivo de marihuana al por mayor, a los osos polares (asegura haber asistido a un concierto con unos cuantos de ellos, allá por finales de los 80) y a los lanzacohetes (todo el mundo sabe que son ideales para montar lámparas, en especial los lanzacohetes que se encuentran dentro de los lotes de cigarrillos tailandeses) lleva ya muchos años intentando destapar la conspiración gubernamental que planea convertir a los hombrecillos verdes (¿o eran grises?) en los amos y señores del planeta Tierra.

Nos encontramos ante el que posiblemente sea el personaje más pasado de vueltas de toda la franquicia Grand Theft Auto, y con una más que notable diferencia sobre el resto. Tratar de describir a The Truth, sus pensamientos y acciones es como tratar de describir los pensamientos y acciones de un mono epiléptico puesto hasta arriba de speed. Desde que CJ se encuentra con él, The Truth deja bien claro que nos lo pasaremos en grande cada vez que lo veamos. La mitad de las incoherentes frases que soltará (apuntar que es nada más y nada menos que el legendario Peter “Easy Rider” Fonda quien le presta su voz para ello) harán que te quedes con la boca abierta preguntándote qué demonios está diciendo, y la otra mitad te harán soltar sonoras carcajadas de inmediato. Si The Truth conseguirá al fin, ayuda de Carl mediante, destapar la conspiración gubernamental y demostrar la existencia de vida alienígena, es algo que mejor dejamos que descubráis por vosotros mismos. Y por último, un mensaje a Rockstar North: Queremos un GTA ambientado en los 60 y protagonizado por The Truth, y lo queremos ya. A ser posible en Vita, que la pobre sigue sin levantar cabeza.

grand theft auto

The Truth, única esperanza de la humanidad ante una hipotética invasión alienígena.



Antonio “Toni” Cipriani

Apariciones: Grand Theft Auto III, GTA: Liberty City Stories

La saga GTA ha tenido protagonistas y trasfondos de la más diversa índole, aunque siempre se ha intuido por parte de los creadores de dicha franquicia cierta orientación hacia el crimen organizado, en concreto hacia la mafia italoamericana. Por ello, no es de extrañar que tanto Dan Houser (guionista habitual de la franquicia desde los ya lejanos tiempos de GTA: London) como el resto de escritores que centran sus plumas en la saga se hayan visto de cabo a rabo la irrepetible e inolvidable serie Los Soprano, y tampoco es de extrañar que dentro de los GTA existan homenajes a ella, algunos de forma velada y otros mucho más clara. Y si hay un homenaje que destaca sobre los demás, ese sin duda descansa sobre los hombros de Toni Cipriani, secundario en GTAIII y protagonista en GTA: Liberty City Stories, ya que es ni más ni menos que el Tony Soprano de la saga Grand Theft Auto.

Las semejanzas podemos encontrarlas por todas partes, y van desde su aspecto físico (en GTAIII, ya que para LCS, ambientado tres años antes de los acontecimientos narrados en la tercera entrega numerada de la serie, adelgazó y rejuveneció visiblemente) hasta la eterna y peligrosa influencia que su madre ejerce sobre él. Cuando, vestidos con la piel de Claude Speed, conocemos a Toni en GTAIII, nos encontramos ante uno de los capos más destacados de la familia Leone. Toni es el hombre de confianza del Don de dicha familia, y regenta un restaurante italoamericano junto a su madre para lavar con algo de legalidad sus asuntos más… turbios. Al ser un personaje secundario, no conoceremos muchos más datos acerca de él, hasta que se convierte en el protagonista absoluto del primero de los dos Stories que Rockstar regaló a los poseedores de la recordada (y añorada, por qué no decirlo) PlayStation Portable. Así, en Liberty City Stories conocemos a Toni tres años antes de su aparición en GTAIII, recién llegado a Liberty City tras haber pasado unos cuantos años fuera de la ciudad, y lo primero que nos asombra es lo rejuvenecido que se encuentra. Al avanzar en el juego acabamos dando con el motivo de su posterior envejecimiento y decadencia física: su madre. Pero esa es otra historia que os narraremos a continuación.

videojuego

Toni Cipriani, regresando a Liberty City tras una temporada de retiro forzoso.



Ma Cipriani

Apariciones (no físicas): Grand Theft Auto III, GTA: Liberty City Stories

Decíamos antes que Toni Cipriani no es otra cosa que un claro homenaje por parte de los guionistas de GTA a Tony Soprano, protagonista de la serie televisiva Los Soprano, y desde luego Ma Cipriani es la mejor prueba de ello. Los aficionados al mencionado show de televisión (si no lo eres, ya estás tardando en lanzarte a por las seis temporadas de las que constó la serie) bien saben que la verdadera kriptonita de Tony Soprano, su némesis, su enemigo público número uno no era otro que… su propia madre. Pues bien, Toni Cipriani tiene a su progenitora como principal quebradero de cabeza, algo que intuiremos ligeramente en GTAIII y corroboraremos sin ninguna sombra de duda en Liberty City Stories. Ma (nunca llegamos a saber su verdadero nombre, así como no conoceremos su aspecto dado que solo escuchamos su voz, como si de una infernal y etérea presencia fantasmal se tratara) es una mujer viuda que añora constantemente la presencia de su difunto marido, al que ha alzado a un pedestal y convertido en poco menos que una deidad mafiosa. Es por ello que siempre está menospreciando a su hijo Toni, al cual no cesa de repetir que jamás llegará a ser tan hombre como su padre.

Toni, como buen hombre de familia que es, tratará en todo momento de hacer cambiar a su madre de opinión, llevando a cabo una serie de acciones arriesgadas destinadas a hacer que Ma se sienta orgulloso de él. Pero Ma es mucha Ma, así que no solo no se deja convencer, sino que acaba contratando a una serie de sicarios para que asesinen a su hijo, a ver si así éste espabila y se convierte de una vez en un hombre. Por lo tanto, Toni no solo tendrá que preocuparse de mantener a raya a las familias rivales, las Triadas, la policía y el resto de peligros que acechan en Liberty City, sino que deberá deshacerse de los asesinos profesionales que continuamente tratarán de abatirle. Ma acabará entrando en razón y revocará la sentencia de muerte que había impuesto sobre su hijo, pero seguirá pensando que Toni es una nenaza y jamás llegará a ser tan hombre como su marido. Así, no es de extrañar que nos encontremos tan desmejorado al pobre Toni tres años después, y es que 36 largos meses de convivencia con Ma Cipriani acaban pasando factura a cualquiera.


Victor “Vic” Vance

Apariciones: Grand Theft Auto: Vice City, GTA: Vice City Stories

Nos encontramos ante un nuevo personaje secundario que acabaría adquiriendo el rol de protagonista principal en un futuro GTA. La primera vez que vemos a Vic Vance es en una única aparición fugaz, durante la introducción de GTA: Vice City, donde es tiroteado en la misma emboscada de la que Tommy Vercetti se salva por los pelos. Dada su muerte repentina, no volvemos a saber nada de él hasta que Rockstar lanza Vice City Stories, precuela del VC original ambientada dos años antes de los anteriormente mencionados acontecimientos. Aquí vemos como Victor Vance, con un padre fallecido, una madre drogadicta, un hermano asmático (Pete Vance) y otro que no deja de causar problemas (Lance Vance) no tiene más remedio que tratar de sacar adelante a su familia él solo, aunque en realidad su principal preocupación es Pete y las caras facturas médicas de su tratamiento contra el asma. Es por ello que decide alistarse en el ejército, aunque su carrera militar será bien corta dado que Jerry Martínez, el sargento bajo cuyas órdenes se encuentra, es aficionado al trapicheo con drogas y prostitutas, algo que acabará salpicando a Vic y hará que sea fulminantemente expulsado de la armada.

Así, Vic se encontrará de patitas en la calle y no tendrá más remedio que comenzar a trabajar para gente de dudosa reputación. Nos encontramos ante otro de los protagonistas de GTA que al menos de inicio no da la impresión de ser un asesino sin escrúpulos o un mafioso de ambición desmedida. Vic no es más que una persona normal empujada a una vida criminal, un cordero que tiene que ponerse una piel de lobo para sobrevivir. El negocio de las drogas acabará proporcionándole muchísimo más dinero y poder del que necesitaba, y aunque los deseos de retirarse no dejarán de rondar por su cabeza, la ambición y quizá el temor por volver a ser un don nadie con los bolsillos vacíos le llevarán a subir cada vez más alto en el escalafón de los distribuidores de narcóticos. Tal y como vimos en la ya mencionada introducción de GTA: Vice City, eso acabará siendo su perdición.

sandbox

Vic Vance, tal y como se muestra en un arte conceptual previo a GTA: Vice City Stories. Como se puede comprobar, sus rasgos son distintos a los que acabaría adquiriendo dentro del mencionado juego.



Huang Lee

Aparición: Grand Theft Auto: Chinatown Wars

Tras dos excelentes entregas en PSP, y cuando dicha consola comenzaba a ser ahogada por la piratería, Rockstar decidió cambiar de planes y acabó lanzando el siguiente GTA portátil en DS. Chinatown Wars nos devuelve a la Liberty City de GTAIV, aunque desde una perspectiva cenital y poniendo sobre la mesa un trasfondo muy distinto, como es el de las Triadas que operan en LC y la guerra interna que se desata entre los jefes más influyentes de dicha organización por la sucesión como líder absoluto. Y es que el cabecilla actual, Hsin Jaoming, anuncia que piensa retirarse en breve y dejar el cargo libre dado que su hijo es demasiado idiota como para ocupar su puesto. Wu Lee, uno de los jefes de las Triadas con más posibilidades de suceder a Jaoming, insta a su sobrino, Huang Lee, para que viaje de Hong Kong a Liberty City y le traiga la Yu Jiang, una espada ancestral que pertenece al clan Lee desde tiempos inmemoriales (aunque en realidad fue ganada por el padre de Huang en una partida de cartas). Wu Lee planea regalar dicha espada a Jaoming, para así ganarse el favor del líder de las Triadas y convertirse al fin en su claro sucesor.

Pero, tal y como sucede en el universo GTA, las cosas nunca salen como estaba previsto. Nada más poner el pie en Liberty City, unos desconocidos roban a Huang la Yu Jiang, lo meten en un coche y lo arrojan al río Humboldt. Así, Huang se presenta empapado y magullado ante su tío, y éste le insta a encontrar a los responsables del robo, recuperar la espada y acabar con ellos. Huang Lee es hasta la fecha el único asiático que ha protagonizado un GTA. Posee una inteligencia muy superior a la media, un afilado sarcasmo que deja salir en cada conversación que mantiene y una marcada arrogancia. Considera absurdas las tradiciones que mantienen los miembros más veteranos de las Triadas, aunque obedece a sus superiores sin rechistar y, a su manera, muestra el debido respeto a su tío Wu, cabeza del clan Lee desde la muerte del padre de Huang.

vice city

Huang Lee, personaje que se ha ganado el favoritismo de no pocos aficionados a la saga GTA gracias a su afilado sarcasmo.



Niko Bellic

Apariciones: Grand Theft Auto IV, GTA: The Lost and Damned, GTA: The Ballad of Gay Tony

“La vida es complicada. He matado, secuestrado y vendido gente. Tal vez, aquí… las cosas sean diferentes.” Esta frase, escuchada por primera vez al final del tráiler de presentación de Grand Theft Auto IV, quedó grabada a fuego en la memoria de los aficionados a la saga GTA. Posteriormente conocimos al autor de dichas palabras: Niko Bellic, un yugoslavo de unos 35 años de edad marcado por la tragedia, la guerra y los inenarrables actos que lleva viendo y cometiendo desde muy temprana edad. Es el personaje más trágico que ha hecho acto de aparición hasta la fecha en un GTA, y su personalidad fue construida a juego con el tono más serio y oscuro que los desarrolladores querían dar a la cuarta entrega numerada de la franquicia Grand Theft Auto. Niko, al igual que otros personajes como Vic Vance o Carl Johnson, no es un criminal por naturaleza, aunque la vida y sus circunstancias le hayan acabado empujando a convertirse en un depredador.

liberty city


Su esperanza por un mejor futuro descansa en hacer borrón y cuenta nueva, y para ello planea emigrar a Liberty City y llevar una existencia infinitamente más placentera, animado por los e-mails que le envía su primo Roman Bellic, el cual asegura estar viviendo el sueño americano viviendo en inmensas mansiones, conduciendo fastuosos deportivos y acostándose con voluptuosas mujeres. Pero cuando Niko desembarca en Liberty City, la realidad se le presenta muy distinta. Lo único grande en la vida de su primo Roman son las cucarachas de su pequeño y destartalado apartamento. Y su única y más preciada posesión no es una mansión tan grande como un campo de fútbol, sino una modesta compañía de taxis que está a punto de perder por culpa de su adicción al juego. Así, Niko se verá obligado a hacer lo que lleva haciendo desde siempre para salvar el cuello de su primo. Y por si no fuera suficiente, su oscuro y sanguinario pasado parece haberle seguido a Liberty City, viéndose obligado a luchar por su vida, la de su primo y las de las personas más cercanas a éste.




“Little” Jacob Hughes

Aparición: Grand Theft Auto IV

Little Jacob es uno de los secundarios más importantes de Grand Theft Auto IV. Traficante de armas y droga a pequeña escala, este jamaicano habla una jerga que Niko, quien tampoco posee un inglés demasiado fluido, entiende a duras penas; pero lo que al protagonista de GTAIV sí le queda claro desde bien temprano es que es un hombre de confianza en una ciudad en la que personas así pueden contarse con los dedos de una mano. Salvo su amistad con Real Badman, el cabecilla de una banda jamaicana de Broker, Jacob no tiene tratos o deudas con ninguna organización criminal; aunque sí buenos contactos, gracias a los cuales consigue salvar a Niko de caer en más de una emboscada. Su afición a la marihuana le hace ver la vida de forma peculiar, pero sencilla, y quizá por eso no deja de apoyar y ayudar al protagonista de GTAIV a pesar de que en el fondo no tiene ninguna razón para hacerlo. LJ es una de las personas con las que Niko puede entablar amistad fuera de las misiones principales del juego. Hacerlo es más que recomendable, puesto que entonces Jacob nos venderá armas a un precio más bajo del habitual en las tiendas clandestinas repartidas por Liberty City.

protagonistas



Bruce "Brucie" Kibbutz

Apariciones: Grand Theft Auto IV, GTA: The Ballad of Gay Tony

Que tanto GTAIV como sus dos expansiones tengan un tono más serio y oscuro no significa que los personajes desmadrados y pasados de vueltas dejen de estar presentes. Brucie es uno de ellos, algo de lo que nos daremos cuenta en el mismo momento en el que Niko lo conozca por medio de su primo Roman. Empresario de éxito gracias sobre todo a su negocio de venta de vehículos de lujo (una de las series de misiones secundarias de GTAIV se centran precisamente en trabajar para Brucie, aumentando las existencias de su negocio por la “vía rápida”), entusiasta del fitness, y obsesionado con poseer un cuerpo de 12 sobre 10 (lo que le lleva a consumir esteroides como si fueran chicles de menta, e inyectarse testosterona extraída de tiburones toro chilenos), Brucie es algo así como el hermano loco de Vin Diesel. Sus apariciones a lo largo de GTAIV no tienen desperdicio, y desde luego se agradece encontrarnos con un personaje al viejo y alocado estilo GTA en un título mucho más dramático, realista y oscuro de lo que habían sido las anteriores entregas de la saga.

Brucie también hace acto de aparición en The Ballad of Gay Tony, siendo aquí además cuando conocemos a su hermano mayor, Mori, y resolvemos muchos de los interrogantes que nos habíamos hecho en GTAIV acerca de la personalidad y la forma de ser de este peculiar empresario. Brucie siempre ha vivido a la sombra de su hermano mayor, sintiendo un complejo de inferioridad que Mori no hace sino agravar continuamente cada vez que ambos se encuentran. Esa es posiblemente la razón por la que Brucie siempre ha ido hasta más allá del límite. De todas maneras, aunque en su cerebro haya más esteroides que neuronas, Brucie demuestra en todo momento ser un compañero fiel y un buen amigo, aunque no se implica en los problemáticos actos de Niko más allá de las ya mencionadas misiones secundarias en las que el protagonista de GTAIV le facilita algunos vehículos.

Los capos de Grand Theft Auto

¿Eres alfa? Entonces seguro que te llevas bien con Brucie.



Jonathan "Johnny" Klebitz

Apariciones: Grand Theft Auto IV, GTA: The Lost and Damned, GTA: The Ballad of Gay Tony

Uno de los personajes secundarios que Niko conocía durante GTAIV era Johnny Klebitz, miembro (con el grado de vicepresidente) de una de las bandas de moteros más conocidas de Liberty City, los Lost. A lo largo de dicho juego no llegamos a conocer muchos más datos acerca de Johnny, ya que se limitará a acompañar y apoyar a Niko en dos de las misiones más intensas y peligrosas de toda la aventura. Será en The Lost And Damned, la primera de las dos expansiones de GTAIV, donde sabremos todo lo que hay que saber acerca de Johnny, más que nada porque pasará a ser el personaje central del juego. Johnny es un hombre que no duda en atacar cuando alguien le aprieta las tuercas, pero siempre mantiene la cabeza fría y los pies en el suelo. Lleva algún tiempo liderando la hermandad de los Lost puesto que su presidente, Billy Grey, está encarcelado. Desde que tomó las riendas ha tratado de concentrarse en no meterse en problemas, velar por sus hermanos motoristas y tratar de hacer que el club sea autosuficiente, gestionando para ello varios trapicheos a baja escala con traficantes de Liberty City que, como él, solo quieren hacer dinero, mantenerse lejos de los problemas e ir a lo suyo. Johnny teme que todo lo que ha construido acabe viniéndose abajo en cuanto Billy, mucho más temperamental y violento, finalice su encarcelamiento y retome el liderazgo de los Lost.

Sus temores acaban haciéndose realidad nada más empezar el juego, con Billy comenzando una guerra abierta contra los Ángeles de la Muerte, banda de moteros rival de los Lost. A partir de entonces, Johnny tendrá que tratar de minimizar los daños y achicar las aguas de un barco que sabe que se hundirá irremisiblemente a no ser que logre aplacar las ansias de sangre y venganza de Billy. Johnny es percibido por el jugador como un hombre cansado y resignado a retomar su antigua vida de crímenes cuando creía haber alcanzado cierta paz interior, sobre todo después de conseguir dejar a la que había sido su chica, Ashley Butler, tras dar por inútiles sus continuos intentos para que ésta lograra superar su adicción por las drogas. El único familiar conocido de Johnny es Michael Klebitz, su hermano mayor, un soldado estadounidense de servicio en Iraq. Ambos intercambian e-mails de vez en cuando, en los que Michael se lamenta por la vida de crímenes y exceso que Johnny lleva junto a Billy. En el fondo, Michael se siente culpable por todo lo que le pasa a su hermano, ya que él fue quien presentó a Johnny y Billy cuando el primero aún era un niño de 10 años y Billy un ya problemático adolescente de 15.

personajes
Johnny, a lomos de su Hexer. Todo un verdadero hijo de la anarquía.



Luís Fernando López

Apariciones: Grand Theft Auto IV, GTA: The Lost and Damned, GTA: The Ballad of Gay Tony

Luís, al igual que Johnny, es un personaje secundario de Grand Theft Auto IV que adquiere el papel protagonista en una de las dos expansiones de dicho título. Eso sí, a diferencia de lo que sucede con Johnny, los encuentros de Niko con Luís son mucho más casuales, por lo que no llegaremos a conocerle realmente hasta jugar con él en The Ballad of Gay Tony. De origen dominicano, Luís López se lanzó a una infancia y adolescencia problemáticas que le llevaron a ser arrestado en no pocas ocasiones y a acabar dando con sus huesos en la cárcel. Al salir, Luís entró en un programa de rehabilitación en el que conoció a Anthony “Gay Tony” Prince, empresario y propietario de algunos de los clubs nocturnos más populares de Liberty City, el cual acabó ofreciéndole trabajo en uno de dichos locales.

Con el paso del tiempo, la relación entre Luís y Gay Tony se estrechó, hasta el punto de que el joven dominicano acabó convirtiéndose en el guardaespaldas, socio y consejero del empresario. El trato entre ambos no era solo de negocios, al acabar tirando más por la vía paterno-filial, ya que Luís veía en Gay Tony al padre que nunca tuvo (éste abandonó a su familia cuando Luís era aún un niño). Sin embargo, una serie de malas decisiones tomadas por Gay Tony acaban haciendo que deba favores y dinero a gente de dudosa reputación, por lo que Luís se verá obligado a volver a sus antiguos hábitos para tratar de salvar tanto la situación como el cuello de su socio y amigo. Luís aún mantiene amistad con dos de sus colegas de la infancia (y socios de fechorías en su antigua banda), Armando y Enrique, los cuales no dejan de echarle en cara su decisión de abandonar su antigua vida para convertirse en “un yuppie acomodado”. Sin embargo, en el fondo ambos respetan su decisión, y no dudarán en apoyarle cuando Luís se ve obligado a trabajar para la gente a la que Gay Tony debe dinero.

San Andreas

Luís, a punto de dar paso a Grand Theft Auto V y sus nuevos protagonistas.




grand theft auto






Fin del Post.