El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Los juegos clásicos más difíciles

Los juegos clásicos más difíciles
Un repaso a algunos de esos clásicos con dificultad extrema, solo para jugadores de toda la vida.

Hoy, repasaremos juegos clásicos, sagas de antaño y recuperaremos cajas con consolas y juegos con olor a naftalina. En esta ocasión repasaremos una lista de los que a juicio de Vandal son 10 de los juegos más difíciles jamás creados y que además por derecho propio se han convertido en clásicos imperecederos.

Si acudimos a la R.A.E. podemos ver que se define como "Inconveniente, oposición o contrariedad que impide conseguir, ejecutar o entender bien algo y pronto." Partiendo de esta premisa no podemos considerar como difícil un juego que por una cosa u otra permita superarlo de manera pronta. Aquí trataremos sólo los juegos que para pasarlos o acabarlos requieren de una dosis extrema de habilidad y que además se nutren de la consabida fórmula de ensayo-error.

Hablaremos por supuesto de antiguos juegos en los que no existían diferentes niveles de dificultad o bien la diferencia entre un nivel y otro eran la cantidad de vidas con la que partías. En estos juegos conocer las rutinas de los jefes era fundamental.

Todos los juegos de los que hablaremos son juegos clásicos o representan a sagas clásicas. No hablaremos de juegos difíciles pero actuales como puedan ser Ikaruga, F-Zero GX o Ninja Gaiden de Xbox.

Muchos de los juegos que comentamos están disponibles en descarga para las consolas de nueva generación y aunque muchos de nosotros hemos empezado a jugar con ellos otros aficionados no los han probado.

Por eso en esta visión de la dificultad extrema incluiremos juegos en los que cuando moríamos o acababa la partida estaba totalmente claro que o bien nos habíamos equivocado o no éramos lo suficientemente hábiles, pero tenemos claro que casi siempre había una escapatoria posible. Por lo tanto vamos a excluir juegos en los que la dificultad radicaba en un control defectuoso o bien su dificultad se basaba en las típicas trampas o enemigos dopados.

Por supuesto esta lista de diez juegos es subjetiva y no están todos los que son pero si son todos los que están. Cada uno de vosotros recordará uno o varios juegos que le resultaron excepcionalmente difíciles. Como decían por ahí. Round one, fight!


10. Super Mario Bros. The lost levels (Nintendo):

Conocido en Japón como Super Mario Bros 2 y lanzado para NES en 1986. Algunos se preguntarán si el juego realmente es tan difícil como para estar aquí. Bueno pues baste decir que Nintendo decidió no lanzarlo fuera de Japón por la elevada dificultad de título.

Más tarde el juego sería lanzado dentro de un recopilatorio para SuperNes llamado Super Mario All Stars.

El juego sigue la premisa del anterior, Saltar y avanzar por los distintos niveles. Es un juego realmente difícil por la gran cantidad de zonas en las que puedes caer, es como si a Mario Bros le hubieran quitado el suelo en la mitad de las zonas y hubieran metido diez veces más enemigos en zonas de lo más puñeteras. Imaginaos saltar en tuberías donde no paran de salir plantas carnívoras a la vez que se nos vienen encima balas de cañón y nuestra única salida de la situación es saltar encima de tres paratroopas seguidos para llevar a una nueva zona aun más difícil. En determinadas fases soplaba un viento que modificaba nuestro salto y complicaba aun más la situación. Por suerte lo que no cambiaron fueron los jefes que seguían siendo tan fáciles como en el primer juego. Se pueden ver videos en la red de superjugadores pasando el juego cada salto medido al milímetro y se puede uno hacer una idea de la dificultad que atesora.



¿Por qué jugarlo?: Porque te quitará de la cabeza que Mario es para sólo niños.


9. Prince of Persia (Brøderbund):

Jordan Mechner creo esta joya atemporal en 1989 y aun hoy se sigue recordando como uno de los mejores juegos jamás creados.

Encarnamos a un Príncipe de Persia que se ve obligado a emprender una aventura para rescatar a la princesa de las garras del malvado visir. La dificultad de Prince Of Persia estriba en la cantidad de trampas que hay a lo largo del juego y los duros combates que hay que librar. Al principio no tenemos armas pero al poco tiempo se nos dará una espada con la que hacer frente a los esbirros del visir. Zonas plataformeras muy exigentes y un tiempo límite de 60 minutos en el que se debía completar el juego, si fallábamos teníamos que volver a empezar.



¿Por qué jugarlo?: Porque la princesa te espera.


8. Ninja Gaiden. (Tecmo):

Ninja Gaiden es conocido por ser uno de los mejores juegos de Xbox, también lanzado para PS3 con la coletilla de Sigma. Es por todos sabido que Ninja Gaiden era uno de los juegos más difíciles que apareció para Xbox, pero es también cierto que ya en los orígenes de esta saga primaba la dificultad por encima de todas las cosas.

Ninja Gaiden fue lanzado en Japón allá por 1988 en los salones recreativos bajo el título original de Ninja Ryukenden y es en EE.UU. donde se pasa a llamar Ninja Gaiden. En Europa tanto la versión arcade como las dos versiones lanzadas en NES se llamaron Shadow Warriors.

Ya desde la primera entrega jugamos como el ninja Ryu Hayabusa. Ryu encuentra una carta de su desaparecido padre Ken donde le dice que debe viajar a América en busca del Doctor Smith. Resulta que el padre de Ryu y el Doctor Smith han escondido dos estatuas que si se unen tienen el poder de destruir el mundo. La misión de Ryu es encontrar y destruir las estatuas a la vez que descubrir que le ha ocurrido a su padre.

El apartado gráfico era más que digno para la época y los distintos escenarios tenían un decorado bastante variado además de contar con escenas entre las fases de mucha calidad.

El juego contaba con una entretenida dificultad, por no decir otra cosa. La primera pantalla engañaba y nos ponía las cosas fáciles pero en la segunda la cosa cambiaba radicalmente y a los dificultosos saltos se unían enemigos que aparecían por todos lados situándose a veces al borde de los precipicios que teníamos que alcanzar dando al traste con una y otra vida. Los reflejos del jugador eran puestos a prueba constantemente, sin embargo Ninja Gaiden contaba con una ventaja y es que la dificultad y la longitud de los niveles estaban perfectamente medidas. De este modo los actos estaban divididos en escenas y después de cada muerte el jugador es enviado a un punto de control de la escena o al comienzo de ella y no al principio de la fase como ocurría en la mayoría de los juegos. Jugablemente como en todos los juegos del tipo se podía saltar y golpear pero además el personaje podía saltar sobre la pared y conseguir una serie de mejoras que abarcaban desde shurikens hasta lanzar olas de fuego.

Si algo destacaba en Ninja Gaiden era que cualquier enemigo te podía dar una tremenda paliza como no estuvieras listo. Saltos en los que tenías que calcular con precisión donde caer a la vez que evitabas a los enemigos. La dificultad del juego alcanzaba el máximo exponente en la última pantalla en la que había que derrotar a tres jefes finales seguidos sin posible error. Si ya el juego era difícil esta parte era poco menos que imposible.

Sin duda alguna Ninja Gaiden es un juego que ha alcanzado la categoría de clásico por méritos propios.



¿Por qué jugarlo?: Porque Ninja Gaiden es un juego por el que no pasa el tiempo y porque jugando al original se puede entender porque es tan alta la dificultad de los Ninja Gaiden actuales.


7. Megaman (Capcom):

El primer Rockman fue lanzado por Capcom en Japón para Nes en el año 1987. Fue el juego que dio origen a una de las sagas más prolíficas de Capcom. Megaman, como se conoce en occidente, es un robot creado por el Doctor Thomas Light y reprogramado por este para luchar contra el Doctor Wily y sus robots que están sembrando el caos por todas las ciudades.

Megaman es una saga a la que la dificultad ha acompañado en casi todas sus entregas con unos niveles y enemigos diseñados para hacer sufrir al jugador. El personaje puede disparar a la izquierda y derecha y saltar. Aquí radica una de las principales dificultades de Megaman y es que el disparo a los enemigos en muchas ocasiones requería una alta coordinación entre salto y el propio disparo para no caer en un precipicio. El juego cuenta con seis fases más la fase final. El orden de las fases es seleccionable y es recomendable hacerlo en determinado orden pues si no las posibilidades de sobrevivir merman considerablemente. Al final de cada fase nos enfrentamos a un jefe final al que si vencemos nos da un nuevo disparo al que es vulnerable otro de los jefes del juego. Los disparos secundarios eran limitados y una vez gastados teníamos que recoger cápsulas para recargarlos. Por eso es por lo que hay que elegir bien el orden y seleccionar al jefe que es vulnerable al disparo que acabamos de obtener. De hecho seleccionar el orden correcto facilitaba el enfrentamiento contra los jefes muchísimo. Megaman era también un juego de desgaste, había enemigos que poco a poco nos restaban vida a lo largo de la fase hasta que llegábamos al jefe con el agua al cuello. Las zonas saltos no eran para nada sencillas, con plataformas móviles y techos y suelos llenos de pinchos.

Puede que haya muchos juegos más difíciles que Megaman pero desde luego es una franquicia que ha sabido mantener su alta dificultad a lo largo de los años y además de manera elegante.

Por cierto, en Megaman no se puede guardar la partida.



¿Por qué jugarlo?: Porque pone a prueba tu paciencia y reflejos.


6. Contra. (Konami):

Contra o Gryzor (y Probotector en versiones domésticas), como se le conoció en Europa es otro clásico lanzado por Konami en 1987. Como era común en la época seguía el esquema de salto-disparo que tan buen resultado dio en los salones recreativos. En el juego controlábamos a dos soldados Bill y Lance cuya misión era detener a una organización terrorista conocida como Red Falcon, que planeaba una invasión alienígena a la tierra.

El jugador comenzaba con un rifle de munición ilimitada, aunque a lo largo de las diez fases de las que consta el juego se podían recoger hasta cuatro armas más diferentes con munición limitada y cada una con sus características especiales. Existían dos objetos adicionales, uno para obtener invencibilidad durante un tiempo y otro para aumentar la cadencia de fuego. Se puede disparar en cualquiera de las ocho direcciones del mando bien en el suelo o saltando. Como era usual en el género bastaba un disparo para dar al traste con una de nuestras vidas.

El juego original contaba con modo cooperativo para dos jugadores, lo que ponía las cosas un poco menos difíciles si los dos jugadores se coordinaban bien.

A lo largo del juego existían una serie de escenarios en los que la perspectiva cambiaba del scroll lateral nos hacía avanzar hacia dentro del escenario. Las fases se representaban en forma de pasillos dentro de las bases enemigas, existiendo un tiempo límite para acabarlos.

La dificultad principal de Contra, como casi todos los juegos de la época radicaba en unos jefes muy duros y la necesidad de coordinar los saltos y los disparos en fases plagadas de enemigos y disparos en las que cualquier bala perdida acababa con una preciada vida.



¿Por qué jugarlo?: Porque representa una manera de hacer las cosas y un sello de una compañía.


5. Zelda II: The Adventure of Link (Nintendo):

Zelda II es el menos Zelda de todos los juegos de la saga y aun hoy siguen habiendo gran cantidad de aficionados a la saga que añoran que a Nintendo le de por recuperar algunas de las ideas de este Zelda II.

Para empezar Link puede subir de nivel, cosa que no ha vuelto a repetirse en ningún juego de la serie. La perspectiva cenital sólo se usa en el mapa y cuando Link entra en una mazmorra el juego pasa a perspectiva lateral como si de un juego de acción se tratase. Link puede conseguir nuevas habilidades de espada, saltar más alto (hay un botón para salto) e incluso transformase en hada.

La dificultad de Zelda II iba aumentando de forma gradual a medida que avanzábamos. Se hace mucho hincapié en las zonas de plataformas y acción, resultando que estas plataformas son especialmente difíciles por la gran cantidad de enemigos que aparecen dispuestos a malograr nuestros saltos. Las batallas con los jefes también son bastante duras obligándonos a esquivar ataques continuamente y ser sumamente precisos y pacientes.



¿Por qué jugarlo?: Porque no podrás jugar ningún Zelda parecido y porque podría hacer sido el camino a seguir por la saga.


4. R-Type (Irem):

R-Type fue desarrollado por Irem y apareció en recreativa en el año 1987. Irem demostró con R-Type no sólo que era capaz de realizar un matamarcianos horizontal con un apartado técnico excelente sino que eliminó cualquier resquicio de ralentización por muchos enemigos que pusiera en la pantalla.

Se nos pone al mando de un caza R-9 cuya característica principal era un disparo que se podía cargar y la posibilidad de acoplar a la nave unas mejoras en forma de cápsula llamada Force. Force es descrita como un arma viva indestructible. Esta capsula proporciona un disparo distinto dependiendo del tipo de mejora que tengamos y aun si no tenemos mejora de disparo podemos usar la cápsula a modo de pantalla defensiva. La cápsula la podemos lanzar y dejarla suelta a modo de apéndice de la nave y posteriormente acoplarla acercando la nave a la cápsula o bien pulsando el mismo botón que hacer desacoplarla para hacer que vuelva. El acoplamiento lo podemos realizar tanto en el morro como en la cola. Lo más destacado y la principal aportación del título era el uso de la cápsula "Force" tanto para ataque como para defensa del nuestro caza. Esto era algo que dotó de un sello de distinción a la saga que no se ha perdido en ninguna de las entregas lanzadas.

A medida que aumentamos el poder de Force mejoramos el disparo y los apéndices acoplados a la nave. Concretamente Force cuenta con tres niveles de potencia en los que cambiaba además de su poder su apariencia.

Como en todos los juegos de esta temática la dificultad radica en la cantidad de disparos que se ponen en pantalla así como la necesidad de pasar los jefes estando en lugar adecuado en el momento justo. Estar donde no se debe en una lucha con un jefe final equivale a morir inmediatamente. R-Type es de esos juegos en los que hay un camino correcto a seguir, donde existen posibilidades reales de salir airoso y ese camino sólo se aprende a través de la experiencia, salirse del camino reduce drásticamente las posibilidades de sobrevivir.



¿Por qué jugarlo?: Porque es uno de los juegos que creo escuela.


3. Ghosts 'n Goblins. (Capcom):

Desarrollado por Capcom y lanzado en los salones recreativos en 1985 bajo el nombre de Makaimura. Tomando el papel de Sir Arthur tendremos que superar una serie de niveles hasta poder rescatar a la princesa Guinevere de las garras de los malvados demonios.

Hay varias señas de identidad en esta saga creada por Capcom. Por un lado Sir Arthur quedaba en calzoncillos al perder su armadura, había que dar dos vueltas para completar el juego y por supuesto contaba con una dificultad marca de la casa. En el juego están presentes las armas clásicas de la saga. Comenzamos con la lanza, pero se podían coger otras armas como el fuego, cuchillo, hacha y escudo, es último imprescindible para acabar el juego.

El juego cuenta con seis niveles con un punto de control intermedio en cada nivel, a esto el séptimo nivel que es el jefe final del juego. De modo que si moríamos volvíamos a empezar el nivel o si habíamos alcanzado el punto de control empezábamos en esa parte. Uno de los aspectos más frustrantes del juego era perder la vida en el Jefe de Final de Fase, ya que nos hacía retroceder a la mitad del nivel. Además tenemos que acabar el juego de forma obligatoria usando el escudo como arma. El problema de esta arma es que su alcance es limitado, es decir que no llega al final de la pantalla y obliga al jugador a acercarse peligrosamente al enemigo.

Otro de los sellos de la saga es que el salto no es controlado en el aire, es decir, cuando Sir Arthur salta podemos cambiar el sentido en el que mira en el aire para disparar a un lado o a otro, pero no podemos modificar la longitud del salto, siempre salta la misma distancia. Esto hace que haya que calcular muy bien donde vamos a caer.

Mención aparte merece uno de los personajes más difíciles de batir de todos los juegos que se han creado, se trata como no de Red Arremer. Este enemigo aparece a lo largo del juego sólo o en grupo, su patrón de ataque no es del todo fijo y si las cosas no se hacen bien supondrá el fin de nuestras vidas. He visto demasiadas monedas de 5 duros gastadas en la cuarta fase gracias al grupito de Reds que aparecían antes del jefe final.



¿Por qué jugarlo?: Porque si no lo has jugado no eres aficionado a esto.


2. Battletoads (Tradewest):

Battletoads es considerado por muchos jugadores como el juego más difícil de cuantos se han hecho. Este juego apareció en NES en el año 1991 y fue desarrollado por la difunta Tradewest.

Se trata de un clásico juego de acción horizontal aunque con alta dosis de zonas de plataformas. Jugamos solos o a dobles con los sapos protagonistas Rash y Zitz que deben salvar tanto a nuestro amigo Pimple como a la princesa Angélica del villano de turno que intenta destruir el planeta. Podemos correr, golpear, saltar agarrar objetos, etc. El juego era muy variado tanto en el diseño de los niveles como en jugabilidad, contando con un apartado gráfico digno de mención.

También es característico el humor de la saga, los personajes realizaban gran cantidad de acciones simpáticas ante la presencia de los descomunales jefes finales y rematan los combos con animaciones de lo más variado, como engordando el puño o el pie al dar el último golpe.

La dificultad del título es endiablada, desde enemigos que te cascaban un combo a poco que te descuidarás a jefes finales durísimos. Las zonas de plataformas eran especialmente difíciles ya que los saltos debían ser muy ajustados. También existía la posibilidad real de caer por un precipicio, cosa que pasaba a menudo cuando finalizábamos un ataque y la animación del personaje hacía que nos precipitáramos perdiendo una vida. Como hemos dicho el juego es variado y cuenta con partes de conducción que junto con las zonas de plataformas es donde expone la máxima dificultad. Con una especie de moto de agua tenemos que conocer el camino perfectamente para no estallarte con uno de los mucho muros. En estas pantallas o bien tenías reflejos de felino o tenías que conocer que venía a continuación a base de intentarlo una y otra vez y ni aún así había muchas garantías de éxito. Battletoads llevó la fórmula del ensayo y error a límites insospechados.



¿Por qué jugarlo?: Porque no puedes decir que eres aficionado a esto sino has estado a punto de tirar el mando en la fase de las motos.


1. Arkanoid (Taito):

Desarrollado y lanzado por Taito en 1986 para arcade.

La plataforma (en teoría una nave), la bola y arriba los ladrillos que tenemos que romper haciendo rebotar la bola. Un clásico de 33 pantallas aunque muchos pensamos que eran infinitas o al menos se nos hacían. Ya desde la pantalla tercera el juego era sumamente complicado incluso con vida infinitas parecía que se fuera a hacer eterno intentar colar la bola por aquel hueco en el que nunca entraba. Tardes de frustración para intentar acabar Arkanoid. Al final del juego había un jefe final al que teníamos que vencer. Mucho de nosotros no lo hemos visto.



¿Por qué jugarlo?: Porque nunca una mecánica tan sencilla te puso tan a prueba.


Como habrán podido comprobar el listado es variado, pero todos los juegos tienen común de una forma u otra su elevada dificultad para terminarlos. No quiere decir que sean juegos imposibles pero si bastante duros. Por supuesto cada uno de nosotros tiene un juego que recuerda como especialmente difícil y es posible que no esté en esta lista, pero desde luego más de uno se habrá acordado de aquella fase de las motos de Battletoads o de los incansables Red Arremer.

Comentarios Destacados

@Gonnaxz +15
En Battletoads siempre me quedé en las lanchas
@xxzakaxx +2
era re dificil ajajajajaja me saco una lñagrima ja
@MeViConTuMama +4
la unica forma en que lo pude pasar fue jugandolo en emulador y grabando la partida cada dos segundos

20 comentarios - Los juegos clásicos más difíciles

@Gonnaxz +15
En Battletoads siempre me quedé en las lanchas
@xxzakaxx +2
era re dificil ajajajajaja me saco una lñagrima ja
@MeViConTuMama +4
la unica forma en que lo pude pasar fue jugandolo en emulador y grabando la partida cada dos segundos
@los_pipis +3
Ghosts 'n Goblins era de los que están acá y que yo jugué uno de los mas difíciles. Contra?? Megaman?? Ni ahi...+5
@tdxsac
jajaj nunca lo vi dar vuelta en un salón de maquinitas.
xd que recuerdos ochenteros tanza quemada en la punta y a sacar fichas free a lo loco
@TrollacioTauran
este lo termine miles de veces Arkanoid, este si q era jodido Battletoads
@rhodriigo
Prince of Persia Nunca lo gane :/
@negroflores +1
Yo lo pase, pero usando trucos, con el emulador de nes se podia grabar a cada rato. Es la unica manera
@abriroyesejuiiii
adhiero battletoads
si se te hace muy dificil, juga al battletoads double dragon, es un TERRIBLE JUEGAZO, no es tan dificil baja un poco, pero es muy divertido y mas de a 2
@el_mito_
alguien gano el pac man ?
@Kunagashi
Felicidades, me trajo buenos recuerdos.
@polouruguay
Totalmente de acuerdo, juegazos que estaban re salados para darse vuelta. Mi pregunta es, será que eran difíciles porque no había tanto "control" o no tenían mucha jugabilidad, o serían difíciles porque no teníamos una cabeza gamer en aquella época? falta de info tal vez?
@Chancho_Soft
Juegos recontra clasicos, ahi van + 10
@RocketMDR
Prince of percia, después de llegar al último nivel muuuuuchas veces y quedarme sin tiempo, logré darlo vuelta con 2 min. de sobra jajajajjaa florrrr de alegría tenía.
@XXXGADOXXX
la dificultad radica en que si perdias tenias que empezar todo de vuelta, las noches que me abre dormido con el sega prendido para no perder el avance
@warrior88 +3
Yo rescate el Prince of Persia y realmente fue dificil algunas misiones como la que tocaba correr y saltar como un HDP porque se estaban cerrando 4 puertas simultaneamente y cuando llegas a la ultima puerta se te cierra en las narices, queda uno con cara de: "Y ahora que mierda toca hacer aqui?" y sale el ratoncito y oprime la tabla jejejeje.
Tengo otros dos juegazos que me hicieron literalmente llorar de la rabia:
Los juegos clásicos más difíciles
El boss final de HOD es simplemente una reverenda cochinada, me hizo llorar en serio...
Videojuegos
Y tambien este tiene unas misiones que son para estrellar el PC contra la pared, recuerdo que cuando lo rescate estaba tan tensionado que grite "Por fin termine esta mierdaaaa!!!" pero en realidad es uno de los mejores juegos que he rescatado en mi vida.
@master_pain +1
me acuerdo que jugaba al contra con mi hermano y llegabamos hasta el ultimo jefe sin continuar,
lo descargue hace poco no paso ni el primer stage!
la puta madre que recuerdos!!!
@Nachone +1
Entonces, claramente, el que jugaba bien era tu hermano

Gracias por pasarte!
@master_pain
@Nachone jajajaaj que hdp toda la razon
@lioneldn
Super Mario Bros. The lost levels (Nintendo)
la verdad q ese me costooooo ajja mas diez
@juanmatapia
Que juegazo el Ninja Gaiden. El 2 tnm era dificil. El 3° era bastante facil. Pero estaban todos geniales
@BlackSaturno +1
En el Battletoads en el nivel de la carrera, recuerdo bien, que si lograbas evitar todas las paredes, en una de esas, brotaba un Warp que te hacia pasar automaticamente el nivel, yo solo conocia uno, pero este video muestra que hay mas


link: http://www.youtube.com/watch?v=tjkFnsxuNoI