Como centrar una rueda

El que una rueda se descentre es muy común, sobre todo si rodamos por terrenos abruptos, y más si nuestra conducción es algo agresiva, veamos como podemos centrar una rueda descentrada lateralmente. Distinguiremos entre rueda descentrada (desplazada lateralmente en algunos puntos) y rueda mal aparaguada (desplazada lateralmente al mismo lado en toda la rueda).

Material Necesario

Puedes hacerte con un centrador de radios que podrás encontrar desde unas 10.000 pesetas (60€), pero nosotros vamos a centrar la rueda por 300 pesetas (1,8€) para una llave de radios con varias medidas, un trozo de tiza, una regla y paciencia (esto último debe de ser gratis).

Antes de empezar, aclarar que al apretar un radio, lo que haces es acortar su longitud, aflojando lo alargamos, esto es porque la cabeza del radio, que es sobre lo que actuas, realmente es una tuerca, por lo que si roscas la cabeza, acortas el radio, y si aflojas la tuerca, el radio gana longitud.

Comprobar si está descentrada o mal aparaguada

Ponemos la bici sobre cualquier dispositivo que la mantenga en alto para poder mover la rueda libremente, si no tenemos ningún pié para sujetar la bici, podemos ponerla apoyada sobre el sillín y el manillar (ruedas arriba).

Desmontamos la rueda y quitamos la cubierta y la cámara, dejando la llanta descubierta y la volvemos a montar en la bici.

Lo normal es que esté descentrada solo en algún/os punto/s a un lado, al otro o a ambos lados, pero lo primero es comprobar si la rueda está totalmente desplazada a un lado (mal aparaguada), esto es que toda la llanta está desplazada a un lado, pero ¡ojo!, si te guías por las zapatas de los frenos, recuerda que tienen tensores independientes, por lo que podría falsear el aparaguado si tienen tensiones diferentes.

Aparaguado de la rueda

En caso de estar mal aparaguada, iremos aflojando 1/2 vuelta TODOS los radios del lado más próximo a la zapata del freno y apretando después TODOS los del lado más lejano a la zapata, primero aflojamos dos de la parte más próxima a la zapata y después apretamos dos de la parte más alejada, así hasta aflojar todos los radios de la parte cercana y apretar todos los radios de la parte más alejada. Si los del lado más alejado estaban flojos, solo es cuestión de apretar los radios flojos. Comprobamos y repetimos la operación si es necesario o hacemos lo contrario si nos hemos pasado, pero en este caso girando solo 1/4 de vuelta.

Centrado de la rueda

Buscar y marcar el/los descentrado/s

Armados de una tiza, marcamos los radios de los puntos donde la rueda está descentrada, pintamos los radios del lado que roza sobre la zapata (figura 1)

Centrado de ruedas de Bicileta

Corrección de el/los descentrado/s

Con giros de 1/2 vuelta, apretando los radios del lado más alejado de la zapata y después aflojamos también en 1/2 vuelta los de la parte más cercana (si estaban ya flojos los de la parte más separada de la zapata, solo apretamos los radios flojos). Comprobamos la corrección y repetimos la operación si aún no se ha corregido o rectificamos realizando la operación al revés pero en 1/4 de vuelta si nos hemos pasado (figura 2).

rueda

Ajuste fino

Armados esta vez de regla calibrada y tiza, buscamos los descentrados aunque no lleguen a rozar en la zapata, con objeto de dejar la rueda lo más centrada posible, para ello, repetimos las operaciones del paso anterior, pero en esta ocasión apretando y aflojando radios en 1/4 de vuelta y comprobando hasta dejar la rueda centrada (figura 3).

bicileta

Descentrado vertical, (el "salto" de la llanta)

El descentrado en este caso puede ser hacia el buje o hacia fuera, si el salto es hacia fuera, apretamos todos los radios de la zona (a ambos lados de la zona) en 1/4 de vuelta y comprobamos, para repetir la operación o rectificar con la mitad de intensidad de la operación anterior. Si el salto es hacia dentro aflojamos los radios a ambos lados en 1/4 de vuelta y comprobamos hasta dejarlo bien (figura 3). Si el salto es muy pronunciado también se actuará sobre los radios opuestos al salto (el otro extremo del diámetro), realizando la operación contraria (tensado o destensado) de la realizada en el lugar del "salto" (figura 4).

centrar

Revisión del centrado lateral tras equilibrar los "saltos"

Revisaremos otra vez el equilibrado lateral si hemos tenido que ajustar "saltos", ya que seguro que se habrá descompensado algo.

Siguiendo estos pasos y con paciencia, al final conseguirás poner tus ruedas bastante aceptables.

Fuente