El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Enemigo de enemigo = amigo.

El enemigo de tu enemigo es tu amigo.


Los árboles piden ayuda a los pájaros cuando son atacados por plagas


Enemigo de enemigo = amigo.

El enemigo de tu enemigo es tu amigo. Esta frase, que tanto se ha utilizado en la historia de la humanidad, es cierta en muchos ámbitos. Por ejemplo, tal y como demuestra un artículo reciente, en la naturaleza. Cuando los árboles son atacados por orugas, reclutan a pájaros que se alimentan de estas larvas para librarse de la plaga.

La forma en la que las plantas hacen saber que están siendo atacadas es a través de sustancias químicas volátiles. Es decir, empleando señales “olfatorias” que los pájaros reconocen. Este tipo de comportamientos se habían demostrado hasta el momento en artrópodos – sobre todo en arañas y algunos insectos – pero nunca en aves.

El estudio lo ha llevado a cabo un equipo de investigación formado por científicos de Estación Experimental de Zonas Áridas (EEZA-CSIC) y del Centro de Ecología Terrestre Holandés (NIOO, por sus siglas en neerlandés).

Para comprobar su hipótesis, los científicos llevaron a cabo varios experimentos. El primer paso, como siempre, era la situación más sencilla. Se liberaron individuos de carbonero (Parus major), un ave insectívora, en una zona donde había tanto árboles infectados de orugas como libres de ellas.

Los carboneros volaban rápidamente, y como primera opción, hacia los árboles infectados. También eran los atacados los que más visitas recibían. Con esto demostraron que sentían una afinidad, un interés mayor por los árboles que tenían la plaga.

Pero no era suficiente. Hacía falta saber si era porque localizaban las orugas o por las señales que producen los árboles. Así que el siguiente paso era eliminar a las orugas. Cambiaron de zona de experimentación, y permitieron que algunos de los árboles fuesen infectados. Tras esto, retiraron las orugas y liberaron a los pájaros.

De nuevo, los carboneros demostraron mucho mayor interés por los árboles atacados que por los que siempre habían estado libres de orugas. En este caso ya se había descartado que fuese porque veían a su presa, pero todavía quedaba un detalle por explicar. Cuando un árbol es atacado, no sólo emite señales químicas. Algunas hojas cambian de color, mezclando así las señales olfativas y visuales.


Así que llevaron a cabo una “prueba ciega”. Se retiraron todas las hojas dañadas y las que habían cambiado de color como resultado de los ataques de las orugas. Ya sólo quedaban las señales olfativas. Y al liberar a los carboneros y dejarles elegir, se repitió el mismo resultado. Siempre escogían primero los árboles dañados, los que emitían sustancias volátiles. Y a pesar de que no encontraban allí la comida que buscaban, seguían pasando más tiempo en estos árboles que en los no infectados.

En realidad, el mecanismo biológico es bastante elegante. Al emitir estas señales tanto el árbol como el ave salen beneficiados. Unos se libran de una plaga y los otros consiguen comida. Al haber conseguido demostrar este comportamiento se abre toda una nueva vía para luchar contra las plagas en cultivos.



ya que estamos te recomiendo fotos de aves realmente muy lindas.
http://www.taringa.net/posts/imagenes/17252722/Pajaros--impresionantes-colores-.html
acá una:
plagas


arboles

2 comentarios - Enemigo de enemigo = amigo.

@JPGQnet -1
TARINGA Y PORINGA SIN PORNO
@ithrowuthepost +2
@marredondo1977 nada , un "gracioso" más
@plaff +1
@marredondo1977 repite esto en cada post, que se fumo?
@ithrowuthepost +1
@plaff jaaja es peor de lo que pensaba
igual hay varios así...se les ocurre algo genial (?) y lo van repitiendo por todos lados