LLEGÓ LA GLORIA llego la gloria “La primera vez que tocamos en El Bombardeo había 32 personas… las contamos” recordaba Rolo en la previa del primer Luna Park de La Beriso. Pero hay un dato que hace que esta anécdota cobre aún más sentido y es que el grupo logró agotar las localidades del legendario estadio –siete mil- una semana antes del show, algo poco común en el mundo del rock y que sin dudas puede ser considerado un gran triunfo de este grupo que la peleó durante varios años en el under.

Para este primer Luna Park La Beriso decidió darle a su gente un show muy especial: tres horas de recital, 32 temas que repasaron toda su historia, un inédito y la grabación de un DVD que verá la luz el año que viene… ¿Qué más podían pedir sus fanáticos?

El Himno Argentino fue el tema que eligieron para abrir el show y el que generó los primeros delirios de la gente que le pusieron letra a la versión instrumental del grupo. Pegado, casi sin darles respiro, hicieron Sueños y Venenosa. Ahora sí, era un hecho, La Beriso había copado el Luna Park. El show estuvo dividido en tres momentos diferentes: el primero con algunos clásicos como Cómo Dejar, Qué Está Bien y Todo Es Mentira –que contó con una gran ovación del público luego de reclamar la vacunación gratuita de la varicela. “A un Luna Park agotado quiero decirle: amigos, ¡ésta es mi banda de rock!” gritó el Rolo desde arriba del escenario antes de hacer Mi Banda de Rock y generar uno de los mayores pogos de la noche.

Una luna iluminada arriba del escenario le dio lugar a la segunda parte del show que tuvo como condimento especial la guitarra acústica de doce cuerdas del Rolo. Sí, para darle respiro a sus fanáticos y generar un ambiente un poco más íntimo –difícil una noche que siete mil personas coparon el Luna- decidieron realizar un set relajado que tuvo varios momentos emocionantes. El recuerdo a la fatídica noche de Cromañón con 200 almas o la dedicatoria a sus viejos en Canción a Mamá y Papá fueron dos de ellos.

Antes del esperado final, hubo tiempo para que algunos invitados compartieran la gloria con La Beriso. Martín Tucan Bosa se subió al escenario para hacer Quiero Salir y Un Error, y Baltasar Comotto los acompañó con su guitarra eléctrica en Vicios y Confundido. A esta altura el estadio se había transformado en una verdadera caldera. La temperatura había subido de una manera indescriptible, pero poco parecía importarles a las siete mil personas que habían copado el Luna para ser parte del show más importante de la carrera de La Beriso.

Tus Ojos y Miradas fueron el preludio perfecto para el final tan esperado. Pero aunque el cierre se acercaba, la banda decidió estirarla un poco más y decidió salirse de la lista para regalarle a sus fanáticos unos minutos más de rock: “No sabía si hacerla o no, pero bueno… cantemos todos juntos” le pidió el Rolo emocionado a su público antes de hacer Cantemos. El descontrol se desató y la fiesta terminó de explotar en el Luna.

Pero había tiempo para algo más… Un último tema que dejó en claro el verdadero sentido del show: Vamos por la gloria sonó y la emoción llegó a su punto máximo cuando la banda abrazada dejó el escenario por última vez. Esta vez con la satisfacción de haber conseguido algo por lo que tanto lucharon estos años: la gloria. luna park

link: https://www.youtube.com/watch?v=FSFEdJmW6aM