¡¡hasta cuando¡¡ Más problemas para Google Glass

Google Glass es sin lugar a dudas uno de los dispositivos con mejor tecnología que hemos visto en los últimos años. Si bien las gafas son el primer paso de algo mucho más grande, algunas personas no están a favor de su uso, ya que piensan que alguien podría llegar a interesarse en invadir su privacidad utilizando el aparato.

Anteriormente ya hemos hablado de algunos casos en los cuales Glass ha sido prohibido en diversos tipos de establecimientos, tales como salas de cine, clubes nocturnos y casinos por ejemplo. David Meinert, el dueño de dos restaurantes ubicados en Seattle, no se ha mostrado muy a favor de este tipo de dispositivos, razón por la cual ya prohibió su uso en uno de sus locales anteriormente.

Hace pocos días, en el segundo restaurante de Meinert, uno de los clientes del lugar llevaba las gafas Glass puestas. ¿Qué fue lo que ocurrió? Pues no hace falta ser un genio para saberlo: se le pidió que se quitara el dispositivo o que se retirara del local, y el pedido fue hecho tanto por un mozo del lugar como por el gerente. El cliente se retiró inmediatamente y fue a descargarse a través de Facebook, donde solicitó una disculpa y el despido tanto del mozo como del gerente.

Por supuesto que nadie fue despedido y es probable que el cliente tampoco haya recibido la disculpa que esperaba.