Los seres humanos somos omnívoros y te lo muestro Puntos que quiero recalcar antes de que leas:




omnivoro La gran parte de la información fue realizada por "The Vegetarian Journal" (magazine).

humanos Otra gran parte del texto fue realizado por El Doctor McArdle.

Somos El Doctor McArdle es vegetariano y actualmente es Consejero Científico de la Sociedad Americana Anti-Vivisección. Es anatomista y primatólogo.

muestro No intento cambiar la postura de nadie, a si que a VOS, si si a vos! refutador olímpico en foros, no te calentes.... es solo un post.


Los seres humanos somos omnívoros y te lo muestro Si se arma forobardo cierro comentarios.



omnivoro





Introducción


Existen ciertos mitos populares referentes al vegetarianismo que de hecho no tienen ninguna base científica. Uno de estos mitos es que el hombre es naturalmente vegetariano porque nuestros cuerpos son semejantes a los de los animales herbívoros, no a los carnívoros. En realidad somos omnívoros, capaces de comer carne o alimentos vegetales. Lo siguiente contradice la teoría no científica de que el hombre es exclusivamente herbívoro.





humanos





Confusión entre taxonomía y dieta:




Mucha de la información errónea sobre este tema proviene de la confusión entre las características taxonómicas (en biología, el proceso de clasificar los organismos en categorías establecidas) y características dietéticas.

Los miembros de los mamíferos del orden Carnívoros pueden ser o no ser consumidores exclusivos de carne. Los que comen sólo carne son carnívoros. Las adaptaciones dietéticas no están limitadas por una simple dicotomía entre herbívoros (vegetarianos estrictos) y carnívoros (consumidores de carne estrictos), sino que incluyen los frugívoros (principalmente frutas), granívoros (nueces, semillas, etc.), folívoros (hojas), insectívoros (insectos y vertebrados pequeños), etc. También es importante recordar que la relación entre la forma (anatomía/fisiología) y la función (comportamiento) no es siempre de uno a uno. Las estructuras anatómicas individuales pueden servir para una o más funciones, y funciones semejantes pueden ser desempeñadas por varias formas.




Somos






muestro






El Omnivorismo:



La categoría clave en la discusión de la dieta humana son los omnívoros, que se definen como consumidores generalizados, sin especialización carnívora ni herbívora para adquirir o procesar la comida, y que son capaces de consumir y consumen tanto la proteína animal como la vegetal. Son básicamente consumidores 'oportunistas' (sobreviven con lo que está disponible) con características anatómicas y fisiológicas más generalizadas, especialmente en lo relativo a los dientes. Toda la evidencia disponible indica que la dieta humana natural es omnívora e incluiría la carne. No estamos, sin embargo, obligados a consumir proteínas animales. Tenemos una elección.





Los seres humanos somos omnívoros y te lo muestro





omnivoro






Los Grandes Simios:




Hay muy pocos frugívoros entre los mamíferos en general, y entre los primates en particular. Los únicos monos que son predominantemente frugívoros (gibones y siamanes) son atípicos entre los monos en muchos aspectos ecológicos y de comportamiento, y comen cantidades sustanciales de vegetación. Los orangutanes son semejantes, sin ninguna observación en estado salvaje de consumo de carne.

Los gorilas son más típicamente vegetarianos, con menos énfasis en las frutas. Hace varios años se inició un estudio muy elegante sobre la relación entre el tamaño corporal y la dieta en los primates (y algún otro grupo de mamíferos). Los únicos primates en la lista con dietas puras fueron las especies de tamaño pequeño (que son enteramente insectívoras) y las más grandes (que se especializan en una dieta vegetariana). No obstante, el espectro de preferencias dietéticas reflejan las necesidades diarias de alimentación de cada tamaño corporal y la disponibilidad relativa de recursos alimentarios en la selva tropical. Nuestros parientes más cercanos entre los monos - en sentido anatómico, de comportamiento, genético y evolucionario - son los chimpancés, que frecuentemente matan y comen otros mamíferos (inclusos otros primates).




humanos






Somos







Evidencia de los Humanos como Omnívoros:




Historia Arqueológica

Hasta los tiempos documentados más remotos, la historia arqueológica indica claramente una dieta omnívora para los humanos que incluía la carne. Nuestros ascendentes fueron cazadores y recolectores desde el principio. Al comenzar la domesticación de las fuentes alimentarias, incluía tanto animales como plantas.





Tipos de Células

El número relativo y la distribución de los tipos de células, así como las especializaciones estructurales, son más importantes que la longitud total del intestino a la hora de determinar la dieta típica. Los perros son carnívoros típicos, pero sus características intestinales tienen más en común con los omnívoros. Los lobos comen mucha materia vegetal.





Los Depósitos de Fermentación

Casi todos los herbívoros tienen depósitos de fermentación (espacios engrandecidos donde reside la comida mientras los microbios la atacan). Los ruminantes como las vacas y los ciervos tienen sacos anteriores derivados de un esófago y estómago remodelados. Los caballos, los rinocerontes, y los monos de tipo "Colobino" tienen sacos posteriores. Los humanos no tienen tales especializaciones.



Las Mandíbulas



Aunque la evidencia sobre la estructura y función de las manos y mandíbulas humanas, su comportamiento e historia evolucionaria también o apoyan una dieta omnívora o no apoyan una dieta vegetariana estricta, la mejor evidencia proviene de los dientes.

Los colmillos pequeños de los humanos son una consecuencia funcional del cráneo más grande y la reducción asociada del tamaño de la mandíbula. En los primates, los colmillos funcionan como armas de defensa y como instrumento visual de amenaza. Curiosamente, los primates con los colmillos más grandes (gorilas y babuinos gelada) tienen dietas básicamente vegetarianas. En los restos arqueológicos, los molares humanos a menudo se confunden con los premolares y molares de los cerdos, un omnívoro clásico. Por otra parte, algunos herbívoros poseen incisivos bien desarrollados que a veces se confunden con los de la dentadura humanos cuando se encuentran en las excavaciones arqueológicas.



Las Glándulas Salivares

éstas indican que podríamos ser omnívoros. Los datos de la saliva y de la orina varían, dependiendo de la dieta, no del grupo taxonómico.



Los Intestinos

La absorpción intestinal es una cuestión de área de superficie, no lineal. Los perros (que son carnívoros) tienen especializaciones intestinales más características de omnívoros que de carnívoros como los gatos. El número relativo de criptas y tipos de células es una mejor indicación sobre la dieta que la mera longitud. Nosotros los humanos ocupamos un lugar intermedio entre los dos grupos.





muestro






Conclusión:


Los humanos somos ejemplos clásicos de omnívoros en todos los aspectos anatómicos relevantes. No hay ninguna base anatómica ni fisiológica para la suposición de que los humanos estamos preadaptados a la dieta vegetariana. Por esta razón, los mejores argumentos en pro de una dieta exenta de carne se limitan a las cuestiones ecológicas, éticas o de salud.





Los seres humanos somos omnívoros y te lo muestro








Apéndice: Más Evidencias



La información siguiente procede del New York Times, del 15 de mayo de 1979.




Según el Dr. Alan Walker, antropólogo de la Universidad Johns Hopkins, el homo erectus, la especie inmediatamente antecesora a nuestra propia homo sapiens, muestra evidencias de una dieta omnívora. Cada diente procedente de un homo erectus que se ha encontrado fue el de un omnívoro. No obstante, una muestra pequeña de dientes de aquella especie casi humana durante un período de 12 millones años hasta el período de homo erectus, indica que la especia en sus principios pudiera haber sido frugívora. Aún si aquella especie, muy anteriormente a la nuestra, hubiera sobrevivido con una dieta frugívora, probablemente no habrían consumido lo que consideramos frutas típicas. Centenares de plantas producen frutas que son más duras, y mas sólidas que las que comemos hoy en día.

Citado de una editorial de William Clifford Roberts, M.D., Jefe editorial de la Revista Americana de Cardiología:

«Cuando matamos animales para comerlos, ellos terminan por matarnos a nosotros mismos porque su carne, que contiene colesterol y grasas saturadas, nunca estuvo destinada para los humanos, que son herbívoros naturales.»

Citado de "¿Qué Comieron Nuestros Antecesores?" en la Revista Nutrition Reviews, por Stanley Garn, Profesor de Nutrición y Antropología, y William Leonard, Profesor ayudante de Biología Humana:

«Aquella gente del pleistoceno tardío, y más tarde la del mesolítico, fueron nuestros antecesores inmediatos, no fueron cazadores exclusivamente y con productos derivados de cereales integrales y una cantidad variable de raíces, frutas, verduras y frutos secos en su dieta. Hay que otorgarles una dieta mixta, constituyendo las grasas animales una proporción menor de su energía alimentaria que en el caso de los neanderthales probablemente.»


omnivoro