Este post no pretende ser motivo de polémica ni un intento por armar el famoso "forobardo", pero si supongo que va a haber opiniones opuestas, esperemos que se matenga el respeto y mi post no termine siendo eliminado, el motivo del mismo es informar a quiénes no conocen bien a este nefasto personaje y tal vez mostrar como las versiones oficiales no son siempre las más fiables...y cómo todo depende de quién sea el que cuenta la historia.


Aldo Rico:

Según Wikipedia (primera parte):

Aldo Rico (1944) es un militar y político argentino. Luchó en la Guerra de las Malvinas. Fue carapintada y participó en la sublevación de 1987. Fundó el partido Modin y fue intendente de San Miguel entre 1997 y 2003.

Historia:

Aldo Rico peleó como oficial en la Guerra de las Malvinas con el grado de Mayor, ofreciéndose como voluntario y creando la Compañía de Comandos 602 con la cual cruzo a Malvinas y combatió obteniendo su unidad y el mismo numerosos reconocimientos por su valentía y excelente desempeño en combates contra el mismísimo SAS británico a cuyos efectivos puso en fuga pese a ser descubierta su operación de emboscada y recibir su grupo el impacto de la sorpresa inicial. De carácter vehemente fue expulsado del Colegio Militar al cual regreso al año siguiente y se graduó con excelentes notas y conceptos, logrando durante su carrera militar ser un referente para el Ejercito Argentino por su profesionalismo y capacidad de conducción .Acredor de varias condecoraciones entre ellas al Merito Militar cuyo parte consigna: Evidenciar cualidades poco comunes para ejercer el Mando en combate, planificando y efectuando operaciones de elevado riesgo, respaldando sus ordenes con su intachable ejemplo personal. Condujo sus operaciones personalmente, demostrando sobresalientes conocimientos profesionales, gran espíritu de sacrificio y firme equilibrio emocional. Su ejemplo de Mando y heroico comportamiento le valió de reconocimiento de sus superiores y subalternos, que compartieron con él los momentos vividos, quienes lo aprecian como uno de los jefes con mayor prestigio en combate por su arrojo y valentía.Su significativa entrega a las exigencias del servicio y su destacado desempeño como conductor, se vio reflejado en la alta Moral y considerable predisposición para el combate que evidenciaron sus cuadros y tropa durante las operaciones militares que se llevaron a cabo en las Islas Malvinas.

Si solo leemos hasta este punto parece que estamos hablando de un verdadero héroe nacional, un ejemplo a seguir. Pero veamos cómo continúa hablando de la misma persona, esta misma fuente.

Según Wikipedia (Segunda parte)

Su vida pública comenzó durante el gobierno de Raúl Alfonsín, cuando encabezó un alzamiento militar durante la Semana Santa de 1987. Por aquel entonces era teniente coronel del Ejército, y el alzamiento era una reacción al Juicio a las Juntas que condenó a los principales líderes del Proceso de Reorganización Nacional (Nota: Esto tal vez quiere decir que lo hizo en defensa de los mismos que tienen a 30.000 desaparecidos en su haber?) . La sublevación fue aplacada y Rico condenado, recibiendo arresto domiciliario, pero escapó del mismo y protagonizó un segundo levantamiento en Monte Caseros durante 1988. Fue condenado a prisión, de la cual fue indultado por Carlos Menem. (Nota: Dos atentados contra la democracia argentina y Menem, segundo presidente elegido democraticamente desde la vuelta de la democracia al país, lo indulta??? Pasa solo en Argentina!)
Al ser liberado se inició en la política formando el partido Modin (Movimiento por la Dignidad Nacional) (Nota: a mi solo me suena un poco FACHO?) . Entró como diputado en 1991. También fue convencional constituyente durante la Reforma de la Constitución Argentina de 1994. Al mismo tiempo tenía lugar la reforma de la constitución provincial de la Provincia de Buenos Aires, en la cual Eduardo Duhalde buscaba agregar la posibilidad de reelección del gobernador en el distrito. Inicialmente el Modin se alió con la UCR y el Frente Grande para oponerse al PJ, pero sorpresivamente cambió de posición y se alió con el Duhaldismo. (Nota: WTF???)

Durante el año 1997 se impuso como intendente de San Miguel (Nota: gente votándolo??? A mi solo me parece increible???) . En 1999 Carlos Ruckauf lo nombró ministro de seguridad bonaerense, pero duró 4 meses y renunció en medio de un escándalo.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Aldo_Rico

Para ahondar un poco más en la vida de este hombre:

(A partir de este punto no hago más acotaciones basadas en mi opinión personal, los considero capaces de reflexionar sobre los texto que dejo a continuación y de encontrar por ustedes mismos las inconsistencias y contradicciones de este oscuro personaje de la historia argentina)

Aldo Rico: De carapintada a la política


Siempre polémico, Aldo Rico protagonizó el primer levantamiento militar tras la restitución de la democracia.

Fue indultado por el ex presidente Menem. Tuvo una banca como diputado y fue ministro de Ruckauf. Mañana deberá declarar ante la Justicia por delitos cometidos durante la última dictadura militar.

En los primeros años de la democracia, tras el golpe militar de 1976, puso en vilo al país cuando en Semana Santa de 1987 encabezó el primer levantamiento militar contra el gobierno del radical Raúl Alfonsín.

En ese momento fue elegido como "jefe" porque, hasta ese momento, no tenía denuncias por violaciones a los derechos humanos. Aldo Rico, entonces teniente coronel del Ejército, que había combatido a los ingleses en Malvinas, empezaba a trascender el mundillo castrense justo cuanto Alfonsín pronunciaba la ya conocida frase: "La Casa está en orden".

En enero del año siguiente, cuando el Congreso ya había sancionado las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, Rico volvió a ser la figura central del levantamiento de Monte Caseros. Acababa ded violar el arresto domiciliario y estaba considerado “en rebelión”. Pero casi dos años más tarde, Carlos Menem le abrió su pase a la vida política, después de indultarlo.

Para la década del `90 fundó el Modin, un partido de derecha plagado de carapintadas, gracias al cual ganó una banca de diputado nacional en 1991. También fue constituyente nacional y un peso decisivo en la asamblea que reformó la Constitución de Buenos Aires que permitió la reelección de Eduardo Duhalde en la gobernación.

En 1997 llegó al gobierno municipal de San Miguel. Dos años más tarde, quien fuera gobernador de la provincia, Carlos Ruckauf, lo nombró ministro de Seguridad, a cargo de la Policía Bonaerense y sus 45 mil efectivos. Pero duró sólo cuatro meses, ya que renunció en medio de un escándalo.

En 2003, enfrentó a Felipe Solá y al duhaldismo en las elecciones para gobernador, desde un espacio político que, a nivel nacional, se referenciaba en Adolfo Rodríguez Saá. Ese año el puntano fue uno de los tres candidatos presidenciales de perfil justicialista, batalla que terminó ganando Néstor Kirchner. Luego de todo eso, Rico se reincorporó al PJ bonaerense porque, según él, siempre fue peronista.

A la Justicia

Ahora, el ex militar "carapintada" fue citado a declarar por un Tribunal de San Martín, por el delito de "privación ilegítima de la libertad" en la causa que involucra el secuestro y desaparición de Américo Mohmet Sady Arce y de su esposa, Delia Kennedy, hermana de la histórica dirigente peronista Norma Kennedy.

La cita será el próximo jueves a las 9.30 por el juez Federal Alberto Suárez Araujo, en el Tribunal Número Dos de San Martín, quien investiga delitos de lesa humanidad cometidos contra detenidos en Campo de Mayo durante la dictadura militar, según informaron fuentes judiciales.

El secuestro de Delia Kennedy y su marido ocurrió el 10 de mayo de 1976. La mujer fue secuestrada en una casa de la localidad bonaerense de Munro y su esposo en un domicilio de Capital Federal.

Por ello, la Justicia investiga la participación de Aldo Rico en las desapariciones del matrimonio Sady, mientras éste prestaba servicio en la Policía Militar en Campo de Mayo.

En octubre de 1995, la Cámara Federal de San Martín rechazó un pedido de la dirigente justicialista Norma Kennedy para que se investigue la desaparición de su hermana Delia Kennedy de su cuñado Mohmet Sady, durante el último régimen militar.

La veterana dirigente del PJ había solicitado reabrir una causa para esclarecer cuál fue el destino de su hermana y de su cuñado, quienes fueron detenidos el 10 de mayo de 1976 por personas no identificadas y presuntamente arrojados al mar tras dos meses de detención en Campo de Mayo.

El tribunal se declaró incompetente para analizar la presentación contra los integrantes de las juntas militares del Proceso y estudió la presentación con respecto al ex jefe de Institutos Militares, Santiago Omar Riveros, y oficiales superiores que prestaban servicios en Campo de Mayo (entre ellos Aldo Rico).

En tal sentido, por mayoría de sus miembros, la Cámara sostuvo que debido a las leyes de obediencia debida y punto final y el posterior indulto a Riveros resulta "jurídicamente imposible reabrir cualquier investigación al respecto".

Los jueces Jorge Barral, Narciso Lugones, Horacio Prack y Daniel Rudy afirmaron en esa oportunidad que "la acción penal derivada de los hechos denunciados ha quedado extinguida".

En disidencia, el camarista Alberto Manzur, sostuvo que los homicidios denunciados debían ser investigados, porque "no se trata de buscar en esta instancia la persecución penal de sujeto alguno, sino de conocer las circunstancias en que desapareció una víctima y en su caso, donde yace su cuerpo".

Once años después, el juez Suárez Araujo, impulsó nuevamente la causa Kennedy-Sady. Dicho expediente había quedado paralizado porque la Cámara Federal de San Martín había declarado la inconstitucionalidad de la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final dispuesta por el Congreso.

En julio pasado la Cámara de Casación ordenó la reapertura de las investigaciones por delitos relacionados con los derechos humanos.


13 de septiembre de 2006

Fuente: http://santafe.derf.com.ar/despachos.asp?cod_des=104213&ID_Seccion=57

Aldo Rico quiere volver a ser intendente de San Miguel


Sábado, 11 de Octubre de 2008 13:25
A diferencia de los primeros congresos partidarios, donde su presencia hasta era repudiada, ahora Aldo Rico se puede mover como en su casa entre los referentes del PJ bonaerense como si toda la vida hubiera militado en el partido.
En exclusiva con 24CON, anunció su deseo de ser el próximo presidente del justicialismo de San Miguel y formuló una autocrítica importante: “Me tendría que haber atornillado en el poder”. Justo en ese momento una militante le reclamaba por su vuelta.


24CON: - Después de la experiencia de Oscar Zillochi, la actual división del oficialismo, ¿participará de la interna para presidir el partido y luego irá por la intendencia?
A. Rico: - Por supuesto que será así. Primero porque somos peronistas, segundo porque nos queremos quedar dentro del partido y tercero para dar testimonio. Pero además porque así como están las cosas en San Miguel el peronismo pierde en 2009 y 2011. El intendente no anda bien… Es prepotente, quiere arreglar todo con la plata, no hay gestión, se ha disparado el presupuesto al diablo…


24CON: - ¿Se arrepiente de haber dejado el municipio?
A. Rico: - Sí, realmente debo aceptar que me equivoqué, pero yo lo hice como testimonio. Allá por 2003 dijimos hay que salir de las intendencias… Todos criticaban a los que se eternizan y dejamos dos años, nos propusimos otras cosas y otros puedan crecer. Bueno, realmente me equivoqué. Hay que atornillarse, lamentablemente.


24CON: - Cuando comenzaba el gobierno de Néstor Kirchner usted me dijo que había que ver caminar al rengo para saber de qué pierna cojeaba.
A. Rico: - La prueba de fuego es saber cómo resistirá la Argentina este simbronazo mundial.


24CON: - ¿Y en lo político?
A. Rico: - Evidentemente necesita afirmarse en el PJ porque la transversalidad es algo que pasó.

Fuente: http://www.muniarg.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=220:aldo-rico-quiere-volver-a-ser-intendente-de-san-miguel&catid=65:gran-buenos-aires&Itemid=15

Aldo Rico ocupó el hospital Larcade
El intendente instaló su despacho en el centro de salud y los médicos dicen que quiere privatizarlo; interviene la Justicia.


"Es que soy autoritario. Y porque así como un gobierno puede establecerse temporariamente en otro lugar, fuera de su sede oficial, yo decidí ejercer mis funciones desde aquí, acompañado por mi gabinete", dijo Aldo Rico, intentando de ese modo justificar la ocupación del hospital Raúl Larcade, en el partido bonaerense de San Miguel, del que es intendente.

El ex teniente coronel -que fue procesado por liderar intentos de golpe de Estado en 1988 y 1989- irrumpió en las primeras horas de la madrugada de ayer en el centro de salud, junto con su secretario de Gobierno, Oscar Daniel Zillocchi; el jefe de la bancada de concejales del PJ, Raúl Martínez, y una veintena de hombres.

Los seguidores de Rico se apostaron en la puerta principal, en la de la guardia y en los pasillos: eran los encargados de la "admisión" o del "desalojo" de los periodistas.

Un hombre enorme, de campera de cuero negra, con voz potente con la que calmaba a sus seguidores y que dijo llamarse Daniel, era el encargado de la seguridad de Rico y su gente.

Si bien aseguraron que "somos el pueblo", cuando Rico se retiró del Larcade, Daniel y los demás siguieron al intendente hasta el municipio. Pero uno de ellos advirtió: "Nuestra gente, los más capos, se quedaron adentro para que nadie ocupe el hospital, y no se van a ir".

Comienza el operativo
Durante la madrugada, el contingente "de apoyo" se había dedicado a colocar pancartas en las inmediaciones del edificio, con leyendas en favor del intendente y acusaciones contra un supuesto "circo de la mafia médica" que operaría en el Larcade.

Rico hizo pasar por tandas al periodismo, entre ellos a La Nación .

Señaló que había resuelto la ocupación "porque hay fuerzas políticas que impiden el funcionamiento del hospital y permiten que el dinero invertido en él sea dilapidado", dijo. "Además, porque el hospital es mío", se despachó sin mayores escrúpulos.

Frente a un voluminoso mate y luciendo un llamativo chaleco de gamuza, el ex militar carapintada unió a casi todas sus respuestas una amplia sonrisa, como si estuviera participando de un juego que lo divirtiera.

Negó enfáticamente que su intención sea privatizar el hospital, aplicar arancelamientos y echar al 80% del personal -hechos que denunciaron sus opositores y el gremio municipal de San Miguel- y afirmó que lo único que tiene en vista "es potenciar la oferta de salud para hacer frente a la máxima demanda".

"Este circo -comentó, utilizando las mismas palabras que las pancartas- le cuesta al distrito 16 millones de pesos anuales, de los cuales ocho los pone el vecino en un sistema de salud que no funciona."

Cuando se le preguntó hasta cuándo se iba a quedar, contestó: "Hasta que concluya la reforma que nos hemos propuesto".

En tanto, a lo largo de la avenida Presidente Perón al 2300, frente al centro asistencial, la otra campana la hacían sonar unas 200 personas -esporádicamente se les unían unos pocos médicos-, pertenecientes a diversos sectores políticos, como el Frepaso, el radicalismo y varios movimientos de izquierda, además del Centro de Estudiantes de Medicina de la UBA y el Sindicato de Trabajadores Municipales.

Portaban carteles que alentaban a defender al hospital público, mientras entonaban un estribillo conocido: "Se va acabar, la dictadura militar".

Al mediodía, arribó al lugar un grupo de Madres de Plaza de Mayo, encabezadas por Hebe de Bonafini: "Vengo -dijo- para repudiar a Rico, porque un hospital no puede ser tomado por un torturador y asesino, que se instaló aquí como si esto fuera un cuartel y los médicos, sus subordinados."

Críticas a la ocupación
Alberto López Camelo, secretario del gremio, sintetizó los últimos "percances de un hospital que siempre tuvo su costado crítico".

Recordó que, en enero, Rico propuso que el Larcade sólo atendiera a pacientes locales, idea que abandonó por la presión de diversos sectores, pero el 9 de este mes presentó un proyecto de ordenanza para declarar el estado de emergencia sanitaria en el partido, derivar pacientes a otros hospitales y declarar en disponibilidad absoluta al personal.

"Y después se descolgó con este copamiento, incoherente con sus afirmaciones de que no piensa arancelar ni echar gente, pero coherente con sus verdaderas intenciones de privatizar el centro de salud y destruirlo definitivamente", dijo el gremialista.

Los únicos trabajadores que aceptaron hacer declaraciones fueron los médicos.

Rechazaron aseveraciones de Rico en el sentido de que "conforman un grupo de mafiosos, con altos sueldos y derivación de pacientes a clínicas privadas", advirtiendo que los sueldos allí rondan entre los 400 y 600 pesos, y que un jefe de sala con 15 años de antigüedad gana entre 840 y 1000 pesos.

El candidato a intendente por la Alianza, Julio César Franchino, consideró una "barbaridad" la toma del hospital, "dirigida a que se atiendan sólo los que tienen capacidad contributiva. Busca fondos para los 870 ñoquis que le insumen 2,5 millones de pesos mensuales".

A las 17.55, Rico decidió retirarse por la puerta principal del hospital.

La salida fue caótica: estaba rodeado de su "guardia personal" y éstos, de policías bonaerenses. Nadie sabía a quiénes cuidaban los uniformados, si al funcionario o a los vecinos, manifestantes y periodistas que recibieron codazos, trompadas, patadas y pisotones. El resultado fue un herido.

Como la situación se volvió algo tumultuosa, el otrora héroe de Malvinas decidió volver sobre sus pasos, correr hasta el estacionamiento y refugiarse en su Pathfinder de color verde militar. Bien atrincherado en la camioneta, junto a sus colaboradores, sólo bajó la ventanilla para decir: "Hoy fue un buen día".

Eduardo Levitín, abogado del gremio de trabajadores municipales, dijo que la jueza en lo civil y comercial de San Martín, Gloria Martínez, dictó una medida de no innovar, luego de una presentación del sindicato.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=142324

Creo que fue suficiente, y no...no es casualidad que no haya ninguna foto...

A comentar...si tienen ganas...