Durante esta semana, algunas zonas de la ciudad de Buenos Aires y otros centros urbanos de la Argentina se quedaron sin suministro eléctrico, debido al alto consumo de energía: el martes se llegó al récord histórico de consumo de 23.433 megavatios (o megawatts).

Los artículos electrónicos se encuentran entre los menos demandantes de energía (los electrodomésticos lideran la tabla), pero para hacer un “uso racional” de la electricidad hay que conocer cuánto consumen.

El dispositivo más demandante es la computadora de escritorio estándar, es decir, sin placas de video de última generación y un solo disco duro, con unos 0,270 kilovatios por hora (kWh), divididos entre el monitor (si es CRT, 0,150 kWh; si es LED, unos 0,090 kWh) y el gabinete (0,120 kWh). Le sigue en la lista el televisor LED, que consume unos 0,215 kHw, según el tamaño de la pantalla. En el tercer lugar se ubican las consolas de juegos, que arañan los 0,190 kHw.

Una laptop convencional de unas 14 pulgadas utiliza unos 0,100 kWh cuando se la usa conectada a la red eléctrica sin la batería. En caso de que además de enchufarse se recargue, ese número puede aumentar hasta los 0,120 kWh. Un minicomponente de audio estándar se ubica en los 0,060 kilovatios por hora. Por último, un decodificador de TV HD (cable o TV abierta) insume unos 0,020 KWh.

En el fondo de la tabla quedan los equipos móviles, que sólo consumen energía cuando se les carga la batería. Las tablets son las –obvias– ganadoras del ránking con 0,040 kWh, seguidas por los reproductores de MP3 (0,035) y los smartphones (0,020 kWh).

Electrodomésticos e iluminación

Los aires acondicionados y las estufas de cuarzo son los artefactos que más consumen: entre de 1 y 1,5 kilovatios por hora, dependiendo de la potencia de cada uno. Le siguen en importancia la tostadora (1 kWh), la cafetera (0,720 kWh), la aspiradora (0,675 kWh), el microondas (0,650 kWh) y la plancha ( 0,600 kWh)

La procesadora de alimentos y el secador de cabello insumen unos 0,400 kWh, un lavarropas común (sin calentamiento de agua) necesita unos 0,182 kWh y una heladera con freezer estándar usa: 0,100 kWh. Por último, las lámparas incadenscentes (ya casi no se venden) de 100 watts insumen 0,100 kWh, una lámpara “económica” requiere unos 0,020 kWh y una lámpara halógena gasta cerca de 0,040 kWh.

Fuentes: Edenor – Cadieel – Energy.gov

Sacado de un articulo de resusers.com