El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

[Critica] Metal Gear Rising Revengeance CRITICA

Bienvenidos A un Post de El_RaidenPapito
[Critica] Metal Gear Rising Revengeance CRITICA
El lanzamiento de Metal Gear Rising: Revengeance supuso el fin de un desarrollo tortuoso, con varios problemas, que llevó a la variación de enfoque y hasta a un cambio de estudio (Platinum Games). Todo indicaba que el proyecto se dirigía al descalabro, pero, como dice la canción, “la vida te da sorpresas”.

Antes de iniciar el análisis propiamente dicho me permito recomendarles que no piensen en Metal Gear Solid al momento de jugar este título. Estamos ante un producto distinto, un hack and slash que bebe de otras fuentes y que, por ende, no debe ser comparado con los juegos del gran Hideo Kojima.
games
Cosas Buenas Según yo;
Metal Gear Rising: Revengeance (a partir de ahora MGRR) nos ubica en el año 2018, cuatro después de los acontecimiento del Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots. Raiden, dedicado a buscar dinero para mantener a los suyos, ahora es un mercenario de las empresas Maverick PMC.

Precisamente, la campaña inicia con Raiden trabajando como guardaespaldas de un alto funcionario africano. Y no les adelanto más para no malograrle la experiencia a quienes aún no han probado el juego.

Eso sí, les aseguro que el argumento, sin ser genial, está bien narrado, bien articulado y no duda en apelar a la nostalgia de los gamers veteranos con varios ‘guiños’ a títulos anteriores. Ojo, esto no quiere decir que necesites haber jugado toda la saga Metal Gear Solid para entender este título.

A nivel jugable, ya les adelanté que este es un hack and slash. De hecho, si me piden una referencia, les comentaría que MGRR tiene un aire a los últimos Ninja Gaiden, con dos botones de ataque, uno para salto y un gatillo para correr. Sin embargo, Platinum Games se las ingenia para introducir comandos propios para su producto.

Así, tenemos el Blade Mode, que ralentiza el tiempo para permitirnos dar ataques devastadores a nuestros enemigos. Durante esta modalidad, todo lo que este marcado con un sombreado azul podrá ser destruido, incluidos muebles, autos y extremidades de los enemigos. Gore puro y duro.

Y si nuestros enemigos han recibido suficiente daño, todo su cuerpo estará sombreado de azul, lo que significa que literalmente podremos hacerlos picadillo (hasta contador de partes tenemos).

Pero también tenemos la opción de cortar en un punto débil (marcado por un recuadro rojo), lo que nos permitirá acceder al ‘zan-datsu’ que es una especie de fatality en el que podremos sacarle la columna vertebral a los enemigos. Realizar este golpe mortal se verá recompensado con vida y energía al tope.

Otro agregado interesante es que el bloqueo en MGRR no funciona como en otros juegos. Acá hay que presionar X (o cuadrado, en PS3) y apuntar hacia adelante para bloquear el ataque en una suerte de parry que dejará vendido al oponente. Por momentos siento que el juego busca que en todo momento vayas hacia adelante.

Como podrán imaginar el ritmo de juego es frenético, con pocos momentos de descanso. De hecho los momentos en los que podremos reposar es cuando saltan las cinemáticas, que no son pocas. Fuera de eso, siempre tendremos que estar aguzados.

Todas nuestras acciones se verán reflejadas en una puntuación y consecuente clasificación, que, dependiendo de nuestras acciones, puede llegar a un sobresaliente “S”. A mejor clasificación, mayor cantidad de puntos, que podremos canjear por mejoras, armas y hasta trajes.

Uno de los elementos que más me ha gustado es la banda sonora del juego, con temas metaleros precisos para matizar la acción en pantalla. Las canciones me han enganchado al punto que pienso adquirir el soundtrack, titulado Metal Gear Rising: Revengeance-Vocal Tracks.

Como agregado extra, tenemos las llamadas Misiones VR, una serie de retos con distintos niveles de dificultad. Lo curioso es que estas misiones se desbloquean en la campaña, encontrando unas computadoras escondidas en el escenario. No son difíciles de hallar, pero le
agrega un reto extra al Modo Historia.
juegos
Lo Malo Según yo;
A nivel gráfico el juego tiene altibajos. Si bien el diseño de Raiden y de los jefes finales está muy bien logrado, con gran cantidad de detalles, no se puede decir lo mismo de los enemigos, que son clónicos.

A la par, tenemos escenarios bastante planos, con falta de detalles. De hecho hay varias secciones del juego que son muy parecidas, parecieran calcadas y retocadas. Ahora, debo destacar que gracias a esta sencillez en el diseño, el juego corre fluido a unos inalterables 60 frames por segundo.

En lo técnico, no he visto mayores problemas, salvo algunas cajas o vehículos que se traspasan por arte de magia. Eso sí, si algo hay que cuestionar, es la incongruencia en la física de los elementos en pantalla. Así, solo podremos romper lo que la máquina nos permite romper, lo que nos deja muchísimas puertas, rejas y hasta plantas a las que no podremos hacerle ni un rasguño.

Uno de los ‘guiños’ a los Metal Gear Solid es la inclusión de armas, granadas y hasta cajas y barriles, que tienen un uso poco más de anecdótico en el juego. Mientras las armas tiene un uso complicado, las cajas y barriles servirán poco o nada, ya que las secciones de infiltración no significan mayor reto.

Y ya que hablamos del sigilo, debo cuestionar la inteligencia artificial de los enemigos antes de las peleas. Cuando los soldados están haciendo sus rondas pareciera que fueran ciegos y sordos, facilitando sobremanera el ataque por sorpresa. Una vez en el campo de batalla, la cosa es distinta, aunque si eres curtido en los hack and slash mi recomendación es iniciar en el nivel más alto de dificultad.

La campaña es cortísima. La primera vez me tomó poco más de seis horas llegar a los créditos finales, pese a que encontré casi todos los secretos (que tampoco son muy complicados de hallar). Eso sí, considero que las misiones de la campaña son altamente rejugables, no solo por la ‘necesidad’ de mejorar tus números sino para precisamente encontrar todos los desbloqueables.

Algo Feísimo;Terminé odiando la cámara de MGRR. Esta se ubica en los peores lugares y muchas veces desenfoca al usuario de la acción. Si tomamos en cuenta que este juego es frenético y muchas veces te enfrentas a hordas de enemigos, creo que se debió pulir más este
apartado
metal gear rising
Pero Es totalmente recomendable este Juego
Y ustedes, ¿ya han jugado Metal Gear Rising: Revengeance?, ¿qué opinan del juego de
Platinum Games y Konami?


Gracias por Entrar en mi Post,
videojue
Todos pueden comentar

4 comentarios - [Critica] Metal Gear Rising Revengeance CRITICA

@NormandoCasillas +1
Excelente post la verdad es una excelente critica ç
@odracir666
Me lo lei todo y quede intrigado, buena critica