Gran Muralla del Graffiti

Si pudieras hacer un graffiti en cualquier lugar del mundo, ¿dónde sería? En China, las autoridades han decidido destinar un pedazo de la Gran Muralla para que sea graffiteada. Este muro de dos mil años de antigüedad y más de 21 mil kilómetros de largo, es uno de los sitios turísticos más visitados del mundo. Cada año, este ícono de la cultura china recibe a casi 10 millones de turistas.

Debido al gran número de visitantes que recibe, la condición de la Gran Muralla se ha ido deteriorando con el paso de los años. Denominada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, la Muralla es constantemente graffiteada por sus visitantes. Es tan grande que su preservación se ha convertido en un problema para el gobierno de China.

Las autoridades han decidido sacrificar un pedazo de la muralla al vandalismo de los turistas para evitar su deterioro acelerado. El sitio consignado al graffiti se localizará en el muro de Mutianyu, ubicado a 70km al noroeste de Beijing. Las "zonas de graffiti" constarán de placas de plástico que cubrirán las históricas paredes sobre las cuales se podrá dibujar en tinta. Cuando se cubran totalmente, serán remplazadas por nuevas placas.

Esfuerzos previos por prevenir los daños a la muralla incluían personal de seguridad contra el graffiti y letreros de advertencia, los cuales no fueron exitosos. No es la primera vez que un sitio arqueológico se ve averiado por los turistas, quienes buscan dejar una marca para conmemorar su estancia.