“Por favor, ayúdame, mañana no sé si estaré aquí“. Esas palabras fueron el pedido de ayuda de una mujer desesperada, golpeada por su pareja. Para mostrar el calvario que estaba viviendo, decidió que eran mejor imágenes que cualquier cosa que ella pudiese decir, por lo que se tomó una foto cada día, dejando a la vista los golpes que recibía.

Lo anteriormente descripto forma parte de una campaña contra la violencia intrafamiliar, es decir el tipo de violencia que sucede puertas adentro y que es una de las más díficiles de detectar. El impactante video forma parte de la campaña, pero su mensaje es profundo y real, muchas mujeres, en este mismo momento, lo estan padeciendo y no hay nadie para ayudarlas.

Tomándose una foto cada día, la mujer muestra los golpes que recibe, cada vez peores, al punto de no saber si al día siguiente seguirá vida. Es una historia que se repite y que muchas de las veces termina en forma trágica

Se debe detectar la violencia desde el principio y pedir ayuda por todos los medios posibles, sabiendo que a veces no es necesario llegar a un golpe, sino que un insulto o palabras degradantes son también formas de maltrato.