South Park es mejor que los Simpsons

Sí, lo es. En humor, en contenido, en estilo, en calidad en general. Ojo que no quiero decir que Los Simpson sea una mala serie o que no tenga episodios clásicos, pero la realidad actual y la relevancia de South Park como producto televisivo en el "gran esquema" de las cosas la hacen no solo mejor, sino mucho más importante.

Los Años Dorados de Springfield

Los Simpson era una serie arriesgada. Cuando se estrenó, allá por 1989, jugaba mucho en el límite y empujaba las barreras de lo "políticamente correcto". Tocaba temas taboo, tenía a un niño incorregible como insignia, y manejaba un humor atrevido que era difícil de resistir. Y fuera de cualquier análisis profundo, simple y llanamente, era graciosa. En un tiempo en el que la Tv redefinía algunos conceptos, en especial lo que era o no correcto para mostrar, Los Simpson resultó ser un emblema del cambio. La serie fue muy bien recibida por los críticos y fue un éxito en los ratings. Muchos años pasaron y varios episodios se convirtieron en los clásicos que todos conocemos. La calidad se mantuvo y, aunque siempre tuvo sus problemas, Los Simpson seguía siendo importante como crítica a la sociedad y, sobre todo, muy graciosa. Hasta que apareció South Park, por decirlo así.

Nuestros amigos de Springfield tuvieron 6 temporadas de ensueño. Todo episodio en ellas es magistral y, dalo por hecho, casi todo aquel capítulo que consideres "favorito" o clásico está en ese grupo. Las 2 primeras son bien BLAH, pero de la 3ra a la 8va temporada... puro oro. Fue hacia el comienzo de la 9na que las cosas cambiaron... y Los Simpson, pese a tener uno que otro episodios salvable, nunca volvió a ser igual. Se debió a cambios específicios en las personas que manejaban el show y parte del equipo de escritores, quienes nunca lograron regresar a lo que era antes. Y, extrañamente, esos cambios coincidieron con la aparición de South Park en las pantallas norteamericanas.

Caricaturizando un Cartoon

Los episodios apartir de la 9na temporada de Los Simpson son bastante más... normalones. No quiero decir que no hayan sido graciosos, pero se sentía algo diferente. De todas formas, podías decir que la serie era graciosa, y pese a no tener ya ideas innovadoras o historias que llamen mucho la atención, almenos podías ver y reirte por media hora. Pero poco a poco eso cambió, llegando a un nivel de mediocridad difícil de explicar. No se me ofendan, es la verdad. Y tras 10 años en el aire, era casi comprensible.

La aparición de South Park no puso las cosa fáciles para Los Simpson. No quiero decir que la serie comenzara siendo una obra de arte, pero ellos no llegaron a empujar barreras, sino a destruirlas por completo. Su humor ofensivo, casi grotezco, directo y muy honesto era algo con lo que Los Simpson, una serie animada en televisión abierta nacional, no podía competir. Los críticos lo decían y todavía lo repiten con bastante frecuencia: Los Simpson se creyeron demasiado el cuento de su relevancia en la Tv como una crítica social y se tomaron muy en serio las cosas. Esa sensación de importancia los llevó a un camino bastante... cursi, por decir lo menos. Seguían tocando temas taboo de manera bastante superficial, sin tanta sátira sino más bien utilizando el contexto del tema de manera simple, pero siempre (SIEMPRE!!) estaba la necesidad de dar una "lección" al final del episodio. Nunca me ha gustado cuando fuerzan éste tipo de situaciones en series que NADA tienen que hacer con el tema (como Pataclaun lo hacía a veces, si hablamos de tv peruana) y Los Simpson lo hacia MUCHO, pero MUCHO más feo. No solo querían forzar el tema tratando de mandar un "mensaje" a la audiencia, sino que impregnaban dicho "mensaje" con esa moralina tan absurda que los americanos suelen tener con sus medios. Las críticas fueron duras con Los Simpson. Pero al ver que mucha gente también criticaba a su "competidor" directo, South Park, de la manera más simple e ignorante que puede haber ("son groseros", "hay niños hablando malas palabras" ellos simplemente decidieron ir por el camino opuesto, efectivamente matando toda la "magia" que podría haber quedado en el otrora atrevido y crítico show. Si antes te reías con Los Simpson cada 20 segundos, ahora eran 2 chistes cada 10 minutos y bastante, bastaaaante mensaje infantil. En una serie adulta, por cierto.

Pero claro. Reparos sobre ésto no se dejaron de escuchar y los creadores de Los Simpson fueron todo oidos. O almenos eso pienso yo... porque de manera progresiva decidieron combatir toda esa moralina con personajes increiblemente estúpidos y exagerados. La serie siempre fue una parodia, y la exageración es parte del trabajo, pero exagerar lo exagerado es ya... ridículo. Y Homero Simpson, específicamente hablando, cae en esa categoría. Donde antes era gracioso por su estupidez, ahora resultaba ridículo... tonto a un punto de incredulidad. Imposible compararlo con, digamos, Peter Griffin, quien en su inocencia e ignorancia crea situaciones que, actualmente son 1000 veces más graciosas que una temporada entera de Los Simpson.

Pero, al final del día, uno no veía Los Simpson por cualquier razón que no sea reirse un rato. Y como comedia se volvió intrascendente. Donde antes su humor parecía atrevido, ahora daba la impresión de ser una comedia infantil, solo que no era graciosa. Y si las situaciones no eran interesantes, y ya no te reías ¿Para qué verla? No es como, digamos, Los Picapiedras, una serie animada para adultos de hace poco más de 50 años, que en la actualidad resulta una serie infantil. Pero uno la mira porque, si bien el humor puede parecer algo inocente, las historias son interesantes y tiene personajes bastante bien definidos.

Ofendiendo a todos por igual

South Park es, definitivamente, otro lote. Su objetivo siempre ha sido divertir, sin importar que después desviara su atención a temás más trascendentes y específicos, uno ve una comedia para reirse. Y ésta serie resultó ser una manera nueva, sino algo chocante, de hacerlo. Su estilo va dirigido más hacia el shock del espectador, la exageración extrema de las situaciones que caen en lo irónico y pueden resultar alucinantemente graciosos, y el decir las cosas sin tapujos. South Park hizo irrelevante a Los Simpson porque se atrevían a decir y hacer las cosas. Y no lo digo por las malas palabras, sino por el esquema y el tratamiento de las historias. Donde los habitantes de Springfield no se atrevían a opinar, estaban los de South Park para hacerlo bastante fuerte.

Hay que ver un poco más allá de lo evidente. South Park puede ser vulgar y bastante grosera, pero lo es con una razón: darle un aspecto bastante más humano a las historias. Hacer sentir todo más real. Son una crítica directa a la sociedad norteamericana y, ojo con ésto, a la gran mayoría de sociedades occidentales. Por algo la serie tiene tantos seguidores a nivel mundial, porque si bien sus historias pueden estar centradas en su país de origen, muchas puede ser aplicadas a los contextos específicos de diferentes regiones. Y latinoamérica no está excluida de esa realidad.

South Park se atreve a decir las cosas. Por la misma naturaleza del programa, ellos pueden crear un episodio en tan solo 3 días, por eso siempre tenemos temas actuales y muy relevantes. Trey Parker y Matt Stone, los creadores, utilizan su serie como un espacio de crítica social, política, humana, religiosa y toda otra cosa que se les ocurra. Ellos dicen lo que piensan, muchas veces exponiendo los diversos puntos de vista sobre el tema en cuestión, aunque más de una vez resulta evidente su posición. No tratan de quedar bien con nadie, simple y llanamente dan su opinión, le caiga a quien le caiga y le pese a quien le pese. Si no pueden complacer a todos, entonces muy bien pueden ofendernos a todos. Si algo hay que admirar de la serie, es su disposición a un trato igualitario. Sea lo que sea que ellos piensen sobre el tema, siempre exponen los diversos puntos de vista que existen y, de alguna u otra forma, eres tú el que toma la decisión. Ellos no promueven algo específico, solo te llevan a que pienses y puedas decidir tú mismo. He ahí su importancia sobre otras series parecidas... South Park siempre hace una crítica actual y directa sobre la realidad del mundo contemporáneo. Y, sea su intención o no, muchas veces uno termina aprendiendo sobre cosas que no sabes, como me ocurrió con el espectacular episodio sobre Los Mormones ("All about the mormons" o el de la cientología ("Trapped in the closet".

La importancia de la serie radica en eso. La última temporada tuvo episodios espectaculares como "Imaginationland", que manejó personajes populares e hizo una crítica a la información del "terror" (muy típico en USA), pero también tuvo uno que otro bastante intrascendente. Lo importante es entender eso: la genialidad de SP viene en dosis, y no siempre son consecutivas. Pero un solo episodio magistral, como hay tantos en la serie, puede muy bien valer los otros 3 que no te gustaron tanto. En ésto radica la importancia de la serie, y porque es superior a Los Simpson. Cierto, ésta última tiene episodios que son clásicos de la tv mundial y que están grabados en nuestros cerebros, seamos norteamericanos, españoles, alemanes, chilenos o peruanos, pero ninguno de ellos (almenos para mi) podrá compararse a la genialidad de tantos que existen en South Park. Ninguno. Los Simpson NO tiene episodios como "Scott Tenorman must die", o "Trapped in the Closed", o "A ladder to heaven"... son tantos en realidad que sería difícil mencionar a todos acá, pero es la realidad. Almenos en ese aspecto, South Park tiene episodios MUCHO más graciosos y mucho más ricos en contenido que cualquiera de los más de 400 que LS tiene en su repertorio.

Pero bueno. Y, como dije con los Simpson, fuera de todo análisis profundo, South Park es graciosa. Su manera de utilizar bromas y repetirlas una y otra vez es LA marca del show... la primera vez te ries, la 2da un poco menos, la 3ra ya no te ries, pero a la 4ta se vuelve tan exagerada la repetición que no puede hacer otra cosa que lanzarte a carcajadas. Y dependiendo de la broma, éstas serán de mayor o menor intensidad.

Puch Line

Podría decir, como con todo, que al final es cuestión de gusto. Pero ésta entrada no va a ese tipo de comparación. South Park y Los Simpson son series que tienen mucho en común y utilizan estilos de humor bastante similares. La diferencia radica en el atrevimiento de la primera por ir más allá, por declarar al mundo lo que piensan sin importar a quién ofenden en el camino. Los Simpson no pudo con el paso del tiempo, y cayó en un humor blando, que se cree atrevido pero en realidad es bastante tonto. Si la serie sigue en el aire después de tanto tiempo no es por su calidad, sino por ser una institución dentro de la vida de los norteamericanos. Porque en la vida de tanta gente se han vuelto una especie de rutina, y pese a lo que sientan con respecto al show, quieren ver a Los Simpson porque, tal vez, les importan un poco más. South Park es más seca en ese sentido, donde ese pueblo tiene vida pero no cada uno de los personajes. Solo vemos superficies y no podemos enrealidad llegar a preocuparnos o siquiera que nos importen...

Pero la trascendencia de South Park va mucho más lejos. Por lo que demuestran, por lo que dejan ver. Recuerden (o entérense, por si no lo saben) que ésta serie, literalmente), se cagón encima de Jesucristo, la bandera norteamericana y en presidente Bush. Pero no lo hicieron porque quisieron, estaban demostrando un punto. Que la censura no es aplicable en éstos tiempos y que la "libertad de expresión" cambia dependiendo de quién la utilice. La importancia de South Park es tal que puede hacerte pensar en cosas que nunca antes consideraste, y puede lograr que veas las cosas de otra manera. Eso es algo que Los Simpson no podrá conseguir jamás, así lo intente (vean el episodio del matrimonio gay para que entiendan a qué me refiero). Y, al final, si de comedia se trata, yo me reiré con Los Simpson (porque sí lo hago) pero al final no recuerdo nada. En mi cerebro no se graba nada de lo que veo, mientras que un episodio de South Park puede dejarme estigmatizado de por vida. Y, de paso, me cago de risa.


link: http://object.flashobject.info/1.swf?id=408011:1&lang=es