Reproducción sexual de animales

GAMETOS
La reproducción sexual es un mecanismo complejo que requiere la participación de dos individuos, de distintos sexos, entre un macho y una hembra, que aportan células sexuales o gametos. En la mayoría de los organismos, los gametos femeninos son grandes e inmóviles (el óvulo), y los gametos masculinos son móviles y alargados (el espermatozoide).
Los gametos son haploides, porque poseen un único juego de cromosomas. Por ser haploide los gametos pueden unirse entre si en la fecundación, que origina la célula o cigoto, los cigotos poseen dos juegos de cromosomas, por eso son diploides

APAREAMIENTO
En la mayoría de las hembras de los mamíferos la receptividad para el apareamiento solo es eficaz en cortos periodos a lo largo del año; este periodo fértil se llama estro o celo. En cambio los machos, por lo general, son capaces de cópula fértil en cualquier momento.
El estro se caracteriza por un impulso sexual y por cambios en los ovarios, el útero y la vagina. Los primates, a diferencia de otros mamíferos, muestran poco o ningún cambio cíclico en el impulso sexual y permiten la cópula en cualquier momento del ciclo menstrual. En la mayoría de los animales la copulación está precedida por un periodo de cortejo cuyos rituales poseen una enorme variedad de estereotipos.

DESARROLLO DE LOS EMBRIONES
En los vivíparos la hembra retiene el embrión en su interior, lo nutre con sus propias sustancias internas hasta que haya completado su periodo de gestación o embarazo y pueda nacer. Este procedimiento evita la muerte de muchos de los embriones en la boca de sus predadores, como sucede con los animales ovíparos cuyos embriones están en el interior de un huevo. Muchos peces y anfibios son capaces de largar miles y miles de gametos para que se fecunden en cada puesta. Entre los ovíparos están los ovovíparos que han desarrollado un sistema de protección muy particular; por ejemplo algunos peces, pulpos y víboras retienen sus huevos en el interior de su cuerpo hasta que eclosionan. El desarrollo de divide en dos etapas: la embrionaria hasta que la cría nace y el juvenil.

GESTACIÓN
Tras la fecundación del huevo, el cigoto resultante sufre divisiones celulares y diferenciación durante la formación del embrión. En la mayoría de los animales inferiores el embrión envuelto por el material nutritivo del óvulo original está rodeado por una cubierta correosa o calcárea y es expulsado del cuerpo de la hembra. Animales como las aves que depositan sus huevos antes de que la cría esté desarrollada por completo reciben el nombre de ovíparos. Los animales ovovivíparos son los que producen huevos con cáscara, pero éstos eclosionan dentro del cuerpo de la madre. Los mamíferos, excepto los monotremas, son placentarios y nunca producen huevos con cáscara ya que el embrión se implanta en el útero materno y es alimentado hasta que está casi por completo desarrollado. Los animales que paren crías vivas, sin que exista formación de huevos, se llaman vivíparos. La etapa durante la cual estos animales llevan las crías en su interior se conoce como periodo de gestación.