El fracaso neoliberal en Argentina y las privatizaciones

El fracaso neoliberal en Argentina




En la década de 1990 Argentina puso en práctica quizá el 80% del programa económico del neoliberalismo, abriendo su economía al comercio mundial y al capital internacional, persiguiendo el dinero sólido, una inflación baja y una mejora del sistema legal. Fracasó.

El fracaso neoliberal en Argentina y las privatizaciones


En esa década, el PIB de Argentina aumentó en un 25% del punto mínimo al máximo, sólo para perder toda esa mejora en los los últimos cuatro años. Hasta finales del invierno de 2002, los problemas de Argentina parecían meramente temporales. Ya no. El punto de vista de los poderes establecidos es que la desintegración económica de Argentina es culpa de los políticos.

Menem


Yo coincido a medias con este punto de vista. Los políticos argentinos estaban advertidos de que si mantenían el tipo de cambio constante y fijaban el valor del peso al del dólar se arriesgaban a hundir a la economía en una recesión si el dólar se revalorizaba. Los políticos argentinos también estaban advertidos de que su política respecto al peso no podría mantenerse a menos que se redujera la relación deuda nacional-PIB.

Sin embargo, durante los años de expansión, entre 1993 y 1998, el gasto público superó a los ingresos lo suficiente como para empujar la relación deuda-PIB del 29% al 44%. Cuando el dólar se revalorizó y llegó la recesión, los políticos con demasiada poca habilidad para equilibrar el presupuesto en épocas buenas resultaron tener demasiado poco valor para equilibrar el presupuesto cuando las cosas se pusieron dificiles.

El golpe de gracia fue la decisión del Gobierno (cuando estalló la crisis) de mantener los depósitos bancarios en dólares y cambiar a pesos las deudas debidas a los bancos, una jugada que hizo que al instante quebrara el sistema financiero del país.

La posición de los poderes establecidos es que si no se hubiera puesto en práctica ninguna de estas decisiones desastrosas, la economía de Argentina no se habría colapsado. Según este punto de vista, el programa neoliberal de Argentina en la década de los noventa era prácticamente a prueba de idiotas, pero resultó que los políticos argentinos constituían una amplia e ingeniosa clase de idiotas.

politica


Sin embargo, hay otra forma de ver la tragedia de Argentina. Sus Gobiernos siempre prometen más de lo que cumplen. Prometen a los ricos oligarcas que no recaudarán demasiados impuestos. Prometen a los trabajadores y a los consumidores generosas garantías sociales, un rápido desarrollo económico, grandes gastos en infrastructura y cómodos puestos con poco trabajo para los que tienen conexiones políticas.

Si a esto le añadimos una distribución de los ingresos y de la riqueza que muchos consideran injusta, la falta de consenso social entre las clases obrera y media, y una depravación política que se remonta al general Galtieri, la Guerra Sucia y la era de Perón, tenemos la receta para una política de todos contra todos. Las demandas sobre el producto nacional y las exigencias de que el Gobierno haga que se cumplan esas demandas siempre equivaldrán a más del 100% de la producción.

La disputa política básica sobre cómo se distribuye la riqueza en Argentina sigue en pie. Cualquier movimiento político que intente limitar las apuestas está abocado al fracaso. Por tanto, los grandes déficit del Gobierno son una ley natural. Los tipos de interés argentinos sólo pueden ser bajos y razonables en raras ocasiones.

El hecho de que todo el mundo sepa que la política argentina genera déficit crónicos implica que los pagos del interés de la deuda siempre tienen la probabilidad de estallar. Como la dinámica de la deuda argentina es inestable, el tipo de cambio fijado a una divisa fuerte no puede durar. El libre acceso a los mercados internacionales de capital y cuentas bancarias denominadas en dólares significó que cuando el tipo de cambio fijo acabó colisionando con la lógica productora de déficit de la política argentina, el reultado sólo podía ser catastrófico.

También coincido a medias con este punto de vista. Si se hubiera capeado la crisis, si Argentina hubiera disfrutado de otra década de crecimiento rápido, sus conflictos por la distribución de la riqueza podrían haber sido moderados. El Gobierno de Argentina cometió graves errores; sus políticos pecaron contra los dioses de la economía monetaria. Pero el castigo no tenía por qué haber sido tan severo.



Las Privatizaciones en Argentina


Detenganse a leerlo porque entedenderan varias cosas de las que pasan actualmente


1) LOS ANTECEDENTES
El plan de privatizar las empresas públicas en la Argentina, que habían tenido un gran desarrollo desde 1930 y especialmente entre 1945 y 1955 con el peronismo, no comenzó con la ofensiva privatista de Carlos Menem en 1990. Mucho antes, el 29/4/1982, la dictadura militar en su agonía presentó un proyecto privatizador. El entonces ministro de Economía, Roberto Alemann, y su colega de Obras públicas, Sergio Martini, quisieron vender las compañías de gas, petróleo, comunicaciones, caja de ahorro y seguros, etc, en plena guerra de Malvinas. El intento fracasó. Con el regreso de la democracia burguesa. siendo presidente Raul Alfonsín, su ministro de Obras y Servicios públicos Rodolfo Terragno (actual presidente del comité nacional de la Unión Cívica Radical) firmo un preacuerdo para enajenar Aerolíneas Argentinas al consorcio escandinavo SAS. Asimismo ese gobierno puso en marcha la privatización de las áreas petroleras de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF). El plan se llamó "Houston" porque había sido acordado con los petroleros norteamericanos en Texas. Pese a esos antecedentes, el gobierno de Carlos Menem, del Partido Justicialista, asumido en julio de 1989, se convirtió en "el campeón mundial de las privatizaciones", según el elogio que le dispensó el entonces presidente George Bush cuando visitó Buenos Aires en diciembre de 1990. Veamos en detalle por qué le puso esa calificación.

2) LOS ARGUMENTOS PRIVATIZADORES
El menemismo había prometido en la campaña electoral que concedería "el salariazo" y haría realidad la "revolución productiva". Sin embargo, antes de asumir la presidencia pactó entregar el ministerio de Economía al monopolio trasnacional Bunge & Born. Desde 1991 está en ese cargo Domingo Cavallo, otro funcionario pagado por los monopolios y banqueros de la "Fundaci6n Mediterránea". Evidentemente esos ministros designados por el gran capital eran los indicados para pilotear la privatización. Contaban como protector político al presidente Menem, quien aportaha su control sobre el movimiento de masas. El justicialismo tenía gran parte del movimiento sindical controlado por jerarcas suyos desde décadas atrás. Los argumentos utilizados por el menemismo para privatizar fueron: _ Las empresas estatales dan pérdidas, son ineficientes y son fuente de corrupción. _ Al privatizarlas se desregularán los mercados, con la consiguiente "competencia", mayor eficiencia y rebaja de las tarifas. _ Las licitaciones internacionales atraerán inversores extranjeros, con la consiguiente creación de empleos y mejoramiento salarial de los empleados que pasen a la órbita privada. Esos compradores nos pagarán en parte con dinero que se utilizará en aumentar el presupuesto educativa y la situación de los jubilados. Por otra parte nos pagarán con títulos de la deuda exterior, lo que la reducirá drásticamente: _ Las privatizaciones son una tendencia mundial y la Argentina debe ser parte de esa ola. El comunismo ya cayó, demostrándose supuestamente la imposibilidad de mantener grandes empresas estatales. Dante Caputo, por entonces canciller de Alfonsín y hoy en el Frente Grande (miembro del Foro de San Pablo) viajó a China en 1988 y volvió de Beijing con "nuevos" argumentos privatizadores. Menem viajó a China en 1990 y trajo de allí más "teorías" para privatizar y desregular los mercados. Lo ocurrido en Argentina en los últimos años desmiente totalmente aquellos argumentos. No hubo más empleos, no bajaron las tarifas, siguió la corrupción y -por si todo esto fuera poco- la deuda externa aumentó en vez de reducirse.

3) ¿QUE SE PRIVATIZO?
La primera que salió a remate, en noviembre de 1990, fue la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTel), una compañía rentable y estratégica. La parte norte fue para Telecom (franco-italiana)y el sur fue asignado a Telefónica (española en sociedad con el Citibank). Los compradores solamente pagaron 220 millones de dólares de contado, siendo que esa suma ENTel la recaudaba con una facturación bimestral. El valor del pulse aumento 5 veces y se les aseguró por contrato una rentabilidad anual mínima del 16 por ciento. Después se fueron escalonando las demás privatizaciones: la aerolínea de bandera fue para Iberia; Gas del Estado se subdividió en ocho zonas de distribución; las áreas centrales petroleras fueron para los petroleros privados; los trenes de pasajeros interprovinciales fueron levantados y los servicios de cargas (el rubro rentable) se privatizaron; unos 10.000 kilómetros de rutas nacionales construídas con presupuesto público fueron entregadas a los privados para su explotación con el sistema del peaje, etc. A principios de 1992 apareció la enfermedad del cólera en el noroeste dei país (provincias de Salta y Jujuy). Pese a que el caso planteaba la necesidad de una empresa de agua potable y obras de saneamiento fuerte, con presupuesto suficiente y controles adecuados, el gobierno concret6 la privatización de Obras Sanitarias de la Nación (OSN). Fue adjudicada por 20 años a la Lyonnaise des Eaux y Sociedad Comercial del Plata, con una importante aclaración: no se pidió pago ninguno a cambio. Los adjudicatarios simplemente se comprometieron a un determinado plan de inversiones, que aún no cumplieron. Fueron privatizados las centrales eléctricas (Puerto y Costanera) y las distribuidoras, que se convirtieron en Edenor y Edesur. En la primera hay capitales franceses y en la segunda, chilenos y norteamericanos. Estos últimos también se apropiaron de grandes obras hidroeléctricas como El Chocón y Piedra del Aguila, localizadas en la Patagonia. Hasta ahora fueron privatizados 8 bancos oficiales de provincia y el programa continúa porque así lo demandó el Banco Mundial. Se espera que el resto de las provincias (23 y la Capital Federal) hagan también el traspaso, aunque los mandatarios de Buenos Aires y Córdoba han dicho que no se desprenderán de sus entidades. La privatización menemista no reconoce límites. Por eso en 1994 aprobó una ley privatizando la previsión social a favor de 24 Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones Privadas (AFJP). Sobre los 11 puntos del salario del trabajador que las AFJP descuentan, sólo le capitalizan 7,5 puntos y se apropian del 3,5 restante (por gastos de seguros y gastos de "administración". Desde el 1 de julio de 1994, cuando comenzó a regir la reforma previsional, las AFJP pasaron a administrar una masa de 3.100 millones de E>esos y dólares (un peso igual a un dolar por el sistema de "convertibilidad" vigente desde abril de 1991.

4) IMPRESIONANTE AUMENTO DEL DESEMPLEO
En tiempos "normales" la Argentina registraba una tasa de desempleo del 5 o 6 por ciento sobre la población económica activa. Al asumír Cavallo, cinco años atrás, era del 7 por ciento y hoy ha llegado al 18,6 por ciento según los registros del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). ¿ Por qué semejante crecimiento de la desocupación?. El secretario de Hacienda, Ricardo Gutiérrez, admitió en junio de 1994 que se había despedido a 350.000 agentes de la administración publica nacional. Recientemente el Congreso Nacional votó la "Segunda Reforma del Estado". Claudio Lozano, economista jefe del Instituto de Desarrollo del Estado y la Participación (financiado por la Asociación de Empleados del Estado-ATE), pronosticó que esta segunda fase del ajuste dejaría sin trabajo a unos 150.000 empleados más. Daremos algunos ejemplos concretos: _ El gremio de los ferroviarios perdió 170.000 puestos de trabajo por la transferencia de los ramales a manos privadas. Recordemos que las líneas de pasajeros interprovinciales directamente no existen más. No hay tren Buenos Aires-Córdoba, ni Buenos Aires-Tucumán ni Buenos Aires-Mendoza. Quedaron sí los ramales de cargas, un negocio rentable que pasó a grupos monopolistas. Por ejemplo, el ramal "Gral. Roca" que corre desde Buenos Aires a Zapala-Neuquén pasó a Ferrosur, una empresa del grupo cementero Loma Negra de Amalia Lacroze de Fortabat. _ En 1991 trabajaban en YPF (petróleo) 56.000 obreros y empleados, reducidos en este memento a 5.500. En la siderurgia SOMISA había 13.000 obreras en 1989, que fueron disminuídos a sólo 3.000 al memento de su venta al grupo Techint-Siderca. En el Correo Argentino había 22.000 empleados hace cuatro años, que cayeron a sólo 7.000 por estos días. Este mismo panorama se repite en las demás compañías que se desestatizaron. Para consumar la maniobra en forma "indolora", el gobierno ofreció en muchos casos el consuelo de un programa conocido como de "retiros voluntarios", o sea el empleado renunciaba a cambio de una indemnización levemente superior a la que le correspondía por ley. Quien aceptaba ese trato suponía que conseguiría un nuevo puesto en el sector privado o que pondría un pequeño comercio, verduleria, kiosco o taxímetro. Pero los números del propio ministro Cavallo informaron que el producto bruto interno había caído 4,4 por ciento en 1995. La retracción fue general en el sector público y privado, por lo que el segundo no ofreció una mayor cantidad de empleos sino que los expulsó. ¿Resultado?. La tasa de desocupación durante la gestión de Cavallo trepó del 7 por ciento a un 18,6 por ciento. Eso significa que en este memento hay aproximadamente 3 millones de desocupados y subocupados. Hay una baja inflación (2,6 por ciento anual) pero a costa de brutal recesión, salaries congelados durante 5 años y una desocupación que está entre las mayores del continente americano.

5) UN CAMBIO EN LA OPINION DE LA GENTE
A partir de 1994 comenzamos a percibir en el trabajo de masas del PARTIDO DE LA LIBERACION (PL) que una parte de los trabajadores y amplios sectores populares era más crítica con respecto a las privatizaciones. Antes imperaba la confusión y una parte de la gente creía en el discurso privatista de Menem y la oleada mundial en ese sentido. El primer cambio en la conciencia colectiva fue provocado por el impacto negativo de la desocupación en las condiciones de trabajo y de vida de las masas. En el otro espectro, hubo extraordinarias ganancias de los nuevos dueños, que se patentizó en las telecomunicaciones. El último año Telefónica ganó 525 millones de dólares y Telecom ganó 368 millones, una rentabilidad superior al 16 por ciento anual que se les había asegurado. El segundo factor del cambio fue que se mostró como falsa la tesis sobre disminución y/o desaparición del problema de la deuda externa. Ocurrió al revés de lo que decían Menem y Cavallo. La deuda externa -cuando asumieron éstos- era de 50.000 millones de dólares, y en este momento asciende a 90.000 millones. Semejante aumento es inexplicable si tenemos en cuenta que el país abonó todos los años un servicio de intereses de más de 4.000 millones de dólares. Y que vendió hasta 1994 un total de 36 empresas públicas que le reportaron unos 10.000 millones más, en gran parte se trataba de títulos de la deuda. Y pese a todos esos giros, la deuda externa fue casi duplicada por el actual gobierno en cinco años. Es preciso aclarar también que desde 1992 Argentina ingreso al llamado "plan Brady", que supuestamente reduciría el monto de la deuda anterior al cambiarse una parte de los viejos títulos por nuevos bonos con descuento. Este tema nos conduce a otro, sumamente importante en el giro de la conciencia popular que estamos refiriendo: la corrupción gubernamental en todas las operaciones. La interventora y liquidadora de ENTel, María Julia Alsogaray, fue acusada de cometer 50 irregularidades en esa privatización y de quedarse con un millón de dólares de una garantía. En el reciente escándalo IBM-Banco Naci6n se supo que la compañía yanqui pagó una coima de hasta 120 millones de dólares para asegurarse el contrato informático. El cambio de opinión que habíamos detectado en la gente fue luego corroborado por diversas encuestas. Una fue publicada por el diario "Página/l2" en enero de 1996, afirmando que más del 40 por ciento de los encuestados tiene hoy una opinión contraria a las privatizaciones. Esto no era así antes. Estos avances no son tenidos en cuenta por las fuerzas reformistas y socialdemócratas, que se resisten a definir como nuestro Partido que vivimos una situación pre-revolucionaria en la Argentina. El cambio en la opini0n popular respecto a las privatizaciones es también parte de los cambios favorables en la situación internacional. El modelo neoliberal ha entrado en crisis. Recibe críticas y desconfianza por doquier. Sus sostenedores a ultranza incluso pierden elecciones. Las ideas estatistas y socialistas, que habían quedado a la defensiva, pueden y deben retomar su ofensiva en lo político e ideológico.

6) LA BUROCRACIA GREMIAL SE HIZO EMPRESARIA
El gobierno de Menem se aseguro que ]os jerarcas de la Confederación General del Trabajo (CGT) y de los principales gremios, acordaran con su modelo neoliberal de las privatizaciones. Así ocurrió, en efecto. Gerardo Martínez es el secretario general de la CGT y titular de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA). Carlos West Ocampo es el secretario de prensa de la CGT y titular de la Federación Argentina de Trabajadores de la Sanidad (FATSA). Pues bien, ambos son miembros del directorio de la AFJP CLARIDAD (un fondo de jubilaciones privadas), junto a los banqueros de ITT Hartford-grupo Cenit. Incluso miembros del consejo directivo de la CGT que pretenden marcar algunas diferencias con Martínez, caen en posiciones similares. Juan J. Zanola, de la Asociación Bancaria a nivel nacional acaba de rubricar en Nueva York un acuerdo con Coopers & Lybrand para que el brazo de ésta en salud (Health Care Advisory Group) intervenga como socio en la obra social (Instituto Servicios Sociales Bancarios). La conversión de la vieja burocracia sindical en nueva clase empresaria abre un abismo más profundo entre ésta y las bases de trabajadores afiliados, que no reciben ningún beneficio de aquellos negocios sino más bien los perjuicios. Los empleados bancarios, por ejemplo, sufrieron 9.000 despidos a lo largo del año pasado con la excusa patronal del "efecto tequila". Y Zanola no luchó contra eso con el argumento falso de que estaba "ocupado" en negociar con el gobierno, la CGT y .... Coopers & Lybrand. La burocracia sindical se ha puesto en la situación más embarazosa de su vida, al hacer de socio menor empresario. Las fuerzas clasistas y revolucionarias podemos aprovechar la coyuntura para desalojarlos de una parte de sus posiciones en el movimiento obrero. Nunca antes tuvimos un marco tan propicio para barrer a la quintacolumna patronal. Si bien esa crisis afecta a los gremialistas, hay también un problema político para el gobierno menemista ya que la mayoría de esos jerarcas son justicialistas y se identifican con el gobierno actual. El desprestigio alcanza también a Menem por tener esos socios y operadores gremiales.

7) LAS PUGNAS INTERIMPERIALISTAS E INTERBURGUESAS
Los negocios de las privatizaciones han tenido otra consecuencia política. Hicieron más violentas las pugnas entre los distintos grupos empresarios y banqueros. Ellos disputaban por los mismos negocios y no había lugar para todos. Algunos perdieron y llevaron sus quejas a los medios de comunicación, el Congreso, la justicia, etc. Ellos mismos se encargaron de puntualizar y exhibir las pruebas de la corrupción. Los norteamericanos quedaron bastante enojados por haber sido relegados por Telecom y Telefónica en la privatización de las telecomunicaciones. La empresa de agua potable y saneamiento fue para los franceses de la Lyonnaise por diferencia de pocos centavos, en detrimento de los ingleses asociados al grupo local Macri. El gobierno de Estados Unidos viene presionando para que en la privatización del Correo sea beneficiada su Federal Express, pero se le cruza la británica DHL y el grupo nativo Yabrán. Como el gobierno nacional y los gobiernos provinciales se hicieron y hacen eco de aquellas presiones empresarias, sus luchas intestinas adquieren una virulencia nunca vista.

8) DIFERENTES PROPUESTAS
Los partidos patronales de oposición se han comprometido a no anular en el futuro las privatizaciones menemistas. Argumentan que esa revisión causaría un "caos jurídico" y que debe asegurarse a los inversores "seguridad jurídica". Así lo han declarado Rodolfo Terragno, líder de la UCR (segunda fuerza parlamentaria y que gobierna en 4 provincias) y Carlos Chacho Alvarez, líder del Frente Grande y del Frente del País Solidario (Frepaso), primera fuerza en la Capital Federal y que obtuvo el segundo puesto nacional en los comicios presidenciales de mayo de 1995. Recordemos que el Frente Grande es miembro pleno del Foro de San Pablo, hegemonizado en su dirección por la socialdemocracia según planteamos en 1994. El PARTIDO DE LA LIBERACION (PL) propone como consigna para el trabajo de masas la anulación de las privatizaciones realizadas, el juicio y castigo a los funcionarios que las concretaron con actos corrúptos, y el reintegro de aquellas empresas al patrimonio público. Luchamos en lo inmediato por empresas estatales, eficientes y al servicio del pueblo, con control de los trabajadores. Por supuesto que esa consigna no significará, aún en caso de realizarse, una solución obrera ni socialista. Es que dichas empresas estarían, a falta de una revolución popular, antiimperialista y democrática, en manos de un estado propio del capitalismo dependiente como el que rige ahora. Por lo tanto, nuestra consigna de corto plazo o táctica, de anular las privatizaciones para que vuelvan al patrimonio del Estado, deberá complementarse con la agitación y propaganda de la necesidad de un nuevo Estado popular y revolucionario dirigido por la clase obrera, camino al socialismo. Caso contrario nos quedaríamos limitados a una defensa populista "del estado", que como marxista-leninistas sabemos perfectamente que siempre tiene un sentido de clase.


Fuentes:

http://es.shvoong.com/law-and-politics/1702453-argentina-el-neoliberalismo-parte/
http://www.fsz.uni-hannover.de/espapro/Latamerica/text2-fracaso.htm
http://www.herramienta.com.ar/modules.php?op=modload&name=News&file=article&sid=267
http://www.geocities.com/CapitolHill/1872/Privat1.htm




cavallo


Por Comentar

Comentarios Destacados

@arunachala +16
haga patria mate a un politico corrupto
@placepunk2k +9
arunachala dijo:haga patria mate a un politico corrupto






voy a ver que ago con el aire comprimido

23 comentarios - El fracaso neoliberal en Argentina y las privatizaciones

@arunachala +16
haga patria mate a un politico corrupto
@placepunk2k +9
arunachala dijo:haga patria mate a un politico corrupto






voy a ver que ago con el aire comprimido
@pepeck +3
todo politico es corrupto porq el sistema representativo es corrupto
@Arigatoo +5
placepunk2k dijo:
arunachala dijo:haga patria mate a un politico corrupto






voy a ver que ago con el aire comprimido


Ponele veneno al balin
@Proto +4
Muy bueno.

Despues lo leo con mas detenimiento, pero me parece bárbaro que se recuerdo esto una y otra vez.



En cuanto a la corrupción de los políticos, es cierto, pero tampoco nos olvidemos que los políticos salen de la misma sociedad y no son mas que su reflejo...
@maikolks_96
Excelente la ultima parte de tu respuesta.
@nazapibo
Proto dijo:Muy bueno.

Despues lo leo con mas detenimiento, pero me parece bárbaro que se recuerdo esto una y otra vez.



En cuanto a la corrupción de los políticos, es cierto, pero tampoco nos olvidemos que los políticos salen de la misma sociedad y no son mas que su reflejo...






eso es mentira dios los cria y ellos se juntan
@Planetasur
Buen Post!

que caripelas de los que aparecen lo dicen todo...
@maaarcooo +6
capo me salvaste, tengo que entregar un trabajo sobre menem, y tu post tiene todo. gracias loco +10
@Arturr +1
nazapibo dijo:
Proto dijo:Muy bueno.
Despues lo leo con mas detenimiento, pero me parece bárbaro que se recuerdo esto una y otra vez.

En cuanto a la corrupción de los políticos, es cierto, pero tampoco nos olvidemos que los políticos salen de la misma sociedad y no son mas que su reflejo...



eso es mentira dios los cria y ellos se juntan

Nop. Se juntan porque tienen determinación, poder, plata, y descare para cagar al resto de la gente. Mientras nosotros cagamos para los costados en la calle ellos nos cagan desde arriba . O sea no son tan diferentes a nosotros, la diferencia es que se la mandan.
@Hitsugaya_san +1
Genial, lo necesitaba para un trabajo, me salvaste +10.
@colo1flash +4
+10, me re sirvio para un trabajo BUENA INFO!!
@lito1800
gracias justo lo que buscaba ! buen trabajo
@aikedance
Arigatoo dijo:
placepunk2k dijo:
arunachala dijo:haga patria mate a un politico corrupto



voy a ver que ago con el aire comprimido

Ponele veneno al balin


Mejor... ÁCIDO COROSIVO, así sufren aún con vida
@GNRFERNANDOGNR
justo tengo que hacer un analisis del neoliberalismo en Argentina para historia y me va de +10
@esferias
gracias , es para un trabajo del colegio =)
@pikaripari_97
me encanto tu post men!!! me gusto como lo explicaste
@TaringaUser1111
Jajajaja, este post es viejo, o sea que desde 2002 no saben ya de neoliberalismo??, pues ha empeorado su rostro y ahora se dirige hacia el esclavismo moderno y la anarquía en el sentido de que el estado no sirve para nada y no hace nada. La democracia es llamada "democracia de mercado". La ley es el "libre" mercado (entre comillas porque está monopolizado) y tus derechos son según lo que poseeas, los gobiernos son rebasados por la anarquía y su único papel es lagalizar estos crímenes de las grandes corporaciones y bancos. El pueblo no tiene voz, su voto es una burla y su mano (el gobierno) fue cortada. Nadie garantiza nada, nadie controla nada, no puedes exigir porque no hay a quien exigirle, si bien los privados son los que realmente gobiernan permanecen anónimos. Las promesas de los neoliberales son las de siempre: empleo, porque el neoliberalismo conduce a la pobreza, desigualdad social y desempleo, a sabiendas que no pueden ellos intervenir el mercado para generar esos empleos. El neoliberalismo se ha vuelto mega salvaje, individialista, antihumano y anticristiano y las explosiones de violencia no faltan porque el mismo sistema es extremadamente frustrante. Así que no se dejen engañar de nuevo por los que los hicieron , porque ahora no llegarán ni a quedarán hechos NADA, polvo.