Especial: Nintendo 64 cumple 18 años, sus mejores juegos
Sí, parece que fue ayer, pero no, Nintendo 64 cumple 18 años y para celebrar su mayoría de edad se nos ha ocurrido “regalarle” un homenaje a modo de especial, donde repasaremos algunas de las claves más importantes de la consola, sus mejores juegos y algún que otro “secretillo” poco conocido que, de seguro, os resultará interesante y que podemos empezar con una pregunta que iremos desgranando a lo largo de todo el texto, ¿qué fue Nintendo 64?
Nintendo 64 fue un salto de cabeza total y sin cuerda por parte de Nintendo que, por suerte,salió bien. No hay duda, la máquina de 64 bits de la gran N ha sido, probablemente, el mayor riesgo en plan “todo o nada” del sector del videojuego, y los motivos son claros.
Por un lado la consola llegó tarde, alrededor de 1 año después que las 32 bits de Sony y SEGA, y con un catálogo inicial muy pequeño, pero en el que brillaba con luz propia el enorme y fantástico Mario 64. Muchos fueron los agoreros que dijeron que Nintendo llegaba tarde y mal, lanzando predicciones tan negativas como arriesgadas que, hoy por hoy, no son más que anécdotas de errores garrafales.
Por otro lado Nintendo 64 optó por el cartucho. Sí, en una época en la que la fiebre de los gráficos 3D y el uso del CD como formato para juegos se propagaba a lo largo y ancho del universo jugón la compañía nipona “los tuvo cuadrados” y optó por utilizar cartuchos como plataforma de juego.
Este movimiento fue muy criticado, y la verdad es que trajo muchos quebraderos tanto a la propia Nintendo como a los desarrolladores, que se las veían negras para versionar un juego de PlayStation y embutir el contenido de un CD a un cartucho. ¿Ejemplos? Sin duda el mayor exponente de lo dicho fue Resident Evil 2, un juego que llegó a Nintendo 64 con una reducción de calidad enorme en sus secuencias cinemáticas, aunque el resultado final fue muy bueno, sobre todo teniendo en cuenta las limitaciones de capacidad que imponía el cartucho.
Secretillo: ¿Sabíais que Resident Evil 2 para Nintendo 64 fue posible gracias al uso de unas avanzadas técnicas de compresión? la inversión que Nintendo realizó en las mismas fue de 1 millón de dólares, y gracias a ellas consiguieron que el juego se pudiera portar a un cartucho de 64 MB.
Finalmente otro de los puntos de riesgo de la nueva máquina de Nintendo lo encontramos en el mando de control, calificado de rareza todavía a día de hoy, pero lo cierto es que una vez que te hacías a él resultaba extraordinariamente cómodo, tanto por la distrubución de botones como por el stick analógico, sin olvidarnos del plus de realismo que añadía el pack de vibración (Rumble Pak), que llegó en abril de 1997.
Secretillo: Los mandos originales de PlayStation no tenían ningún stick analógico ni vibración. Sony introdujo el DualShock en noviembre de 1997, un mando que incluía dos sticks analógicos y vibración. ¿Casualidad? No, es evidente que la firma “se inspiró” en el mando de control de la Nintendo 64.

Nintendo 64 era diferente, pero también potente
Queda claro que con Nintendo 64 la compañía japonesa quiso diferenciarse claramente de todo y de todos dentro de la nueva generación de la época, pero no por ello descuidó la potencia de su consola, sino todo lo contrario.
El hardware de la N64 era claramente superior al de PlayStation, al menos a primera vista, pero por desgracia el verdadero potencial de la consola se vio muy lastrado por las limitaciones que imponía el uso de cartuchos y por otros aspectos técnicos.
Para ilustrar mejor esta rotunda afirmación os adjuntamos las especificaciones completas de Nintendo 64 a nivel de hardware:
Procesador central (CPU) R4300i RISC de 64 bits corriendo a 93,7 MHz.
Co-procesador gráfico RISC de 64 bits a 62,5 MHz, conocido como “Reality Inmersion” o “Reality Drawing Processor”, capaz de manejar hasta 160.000 polígonos con todos los efectos gráficos activados.
Memoria RDRAM (Rambus DRAM, interfaz de memoria unificada) de 4 MB (36 Mb), con una velocidad teórica de transferencia de 563 MB/s.
Formato de cartucho, nada de CD, capaces de ofrecer una velocidad de lectura muy superior a la de éstos, lo que prácticamente eliminaba los tiempos de carga.
Resolución variable de 256 x 224 píxeles a 640 x 480 píxeles con hasta 32.000 colores en pantalla.
Sonido de calidad CD de 16 bits.
Secretillo: ¿Sabías qué Nintendo 64 tenía serios problemas para cargar texturas de gran tamaño debido a su limitada memoria caché? Esto obligó a los desarrolladores de juegos a tirar de ingenio, creando técnicas como el texturizado multicapa.

zelda
El cartucho de expansión de memoria “Expansion Pak”
Fue sin duda el accesorio más interesante que recibió Nintendo 64, esencial para disfrutar plenamente de algunas de sus mayores joyas o mejorar la calidad gráfica de otras de forma más que considerable.
Con este cartucho podíamos ampliar la memoria RDRAM de la consola en otros 4 MB, lo que dejaba un total de 8 MB que los desarrolladores utilizaron de formas muy diversas.
Así, algunos juegos no funcionaban o limitaban la experiencia de juego si no disponíamos de dicho cartucho, como ocurrió por ejemplo con Perfect Dark, mientras que otros funcionaban bien sin él, pero al utilizarlo se visualizaban en resoluciones más elevadas (640 x 480 píxeles), mostraban una mayor profundidad de color o una tasa de fotogramas más elevada, como ocurría por ejemplo con Duke Nukem Zero Hour.
Entre los juegos que directamente no funcionaban si no teníamos el Expansion Pak debemos destacar los siguientes clásicos:
Donkey Kong 64.
Zelda Majora´s Mask.
Perfect Dark

nintendo 64
Otros accesorios que merece la pena destacar
Obviamente el Expansion Pak no fue el único accesorio que recibió Nintendo 64, hubieron muchos más, aunque obviamente no todos tuvieron, ni por asomo, el mismo éxito, hasta tal punto que algunos ni siquiera llegaron a salir de Japón.
Entre los accesorios más curiosos que llegaron a la consola de 64 bits de Nintendo podemos destacar los siguientes:
Nintendo 64DD, una unidad lectora de discos magnéticos que llegó en 1999 a Japón y que incorporaba funciones online. Todo un fracaso y, hoy por hoy, una rareza objeto de deseo para los coleccionistas.
Voice RU, un dispositivo de reconocimiento de voz que sólo fue compatible con dos juegos, Hey You, Pikachu! y Densha de Go! 64.
Transfer Pack, que se conectaba al mando de Nintendo 64 y permitía transferir archivos entre juegos de Game Boy-Game Boy Color y aquella.
Secretillos: ¿Sabías que Nintendo 64 recibió hasta un sensor que medía el ritmo cardíaco del usuario? Sólo salió en Japón y era compatible con Tetris 64.

Bien, ¿y los juegos?
Como toda consola de Nintendo la N64 gozó de algunas joyas exclusivas, la mayoría franquicias de la gran N que todavía a día de hoy son considerados como algunos de los mejores títulos de toda la historia de los videojuegos.
Queremos cerrar este artículo a lo grande, y para ello nada mejor que dejaros con una lista de los cinco mejores juegos de la historia de Nintendo 64, y como siempre os invitamos a dejar vuestra opinión en los comentarios o, porque no, vuestra propia lista con los que son, para vosotros, los mejores juegos de esta veterana consola de Nintendo.
1-The Legend of Zelda: Ocarina of Time

mario
Para muchos el mejor juego de la historia, para la gran mayoría uno de los mejores juegos del mundo, y para mi el mejor juego de Nintendo 64 y uno de los mejores jamás creado.
Una obra maestra que deja claro, por si alguien tenía alguna duda, porqué Miyamoto es considerado como el mayor genio del mundo del videojuego.
Bonito, adictivo, bien resuelto, desafiante, podríamos seguir hasta quedarnos sin calificativos ante esta gran aventura en la que lucharemos por Hyrule en la piel de Link, aunque no estaremos solos, ya que el hada Navi, uno de los personajes secundarios más queridos dentro del mundillo del videojuego.
¿No habéis tenido la ocasión de jugar a Ocarina of Time? Pues deberíais hacerlo, francamente, fue, es y será un 10 sobre 10.
2-Mario 64

Nintendo
Con la nueva aventura del conocido fontanero Miyamoto entró por la puerta grande a Nintendo 64, consiguiendo un resultado fantástico.
El juego fue alabado por la crítica, y de nuevo puso de relieve todo el genio y buen hacer de Miyamoto, quién adaptó a la perfección el universo 2D de Mario.
Sí, todo en Mario 64 está bien resuelto, la jugabilidad es fluida y muy buena, los escenarios y personajes son coloridos y están “vivos”, detalles que consiguen dar forma a otro de los mejores no ya de Nintendo 64, sino de la historia.
Secretillos: Mario 64 fue inicialmente un proyecto concebido para Super Nintendo con ayuda del chip SuperFX 2, pero la potencia del mismo se quedaba muy pequeña para lo que Miyamoto tenía en la cabeza.
3-Perfect Dark

Especial: Nintendo 64 cumple 18 años, sus mejores juegos
Mi shooter favorito de todos los que salieron en Nintendo 64, con permiso de Golden Eye 007, una joya de Rare que no sólo rompía esquemas a nivel gráfico, gracias al uso del Expansion Pak, sino que además nos “obligaba” a hacer algo más que matar enemigos.
Sus gráficos dejan claro lo que podía dar de sí Nintendo 64, pero como decimos el juego es mucho más, ya que su jugabilidad es perfecta, su desarrollo adictivo y su multijugador una auténtica bomba.
Sin duda una obra maestra sobre la que muchos desarrolladores podrían, o más bien deberían, volver la mirada para sacar algo de “inspiración” y refrescar un poco el género.
4-Resident Evil 2

zelda
Una adaptación muy digna de la versión de PlayStation, en la que se podemos disfrutar de todo el contenido que hizo grande a la misma en la consola de Sony.
Sí, los desarrolladores supieron donde recortar para mantener el juego “en condiciones”, lo que nos deja con unas cinemáticas de baja calidad y unos efectos sonoros “enlatados” por el alto nivel de compresión, pero con un acabado que, como decimos, resulta de sobresaliente, dadas las limitaciones que impone meter dos CDs en un cartucho de 64 MB.
Resident Evil 2 demostró que querer es poder, y también aprovechó las ventajas del Expansion Pak, mostrando una resolución más elevada que la de la versión para PlayStation.
Secretillo: Resident Evil Zero comenzó a desarrollarse para Nintendo 64, pero al final fue cancelado y decidió trasladarse a GameCube, su sucesora.
5-International Superstar Soccer 64

nintendo 64
Uno de los mejores juegos de fútbol de la historia, en el quela calidad gráfica y la jugabilidad eran sus principales bazas.
Sí, resultaba limitado en cuanto a opciones frente al todopoderoso FIFA, pero el título de Konami supo brillar con luz propia gracias a su buen acabado técnico y jugable, que se vio incrementado por la comodidad que daba el stick analógico del mando de Nintendo 64.
No podemos olvidarnos de otra de sus claves, el multijugador para cuatro personas, fuente de piques y tardes muertas con el mando pegado a las manos.