¿Piensas que el Agua Oxigenada es de poca utilidad?

Pues entonces sorpréndete

El Agua Oxigenada se desarrolló en la década de 1920 por científicos, con el objetivo de contener problemas de infecciones y gangrena en los soldados en el frente de batalla. En la Segunda Guerra Mundial disminuyó el número de amputaciones. Existen distintas aguas oxigenadas que son destinadas a diferentes usos. El agua oxigenada se mide por volúmenes. Aquella de uso medicinal es el agua oxigenada de 10 volúmenes.

El peróxido de hidrógeno fue descubierto en 1818 por Thénard. Cuando hablamos de agua oxigenada, estamos hablando de una mezcla de agua y peróxido de hidrógeno al 3%. Lo de diez volúmenes quiere decir que en condiciones normales, por cada unidad de disolución de peróxido de hidrógeno se producen diez de oxígeno.

Objetivo del invento

-Barato
-Fácil Transporte
-Fácil Almacenamiento
-Fácil Utilización
-Sin efectos colaterales.

En una solución al 3%, es uno de los mas potentes desinfectantes que existen.
¿Porque está tan poco difundida su utilización? ¿Porque no se difunde su uso?

Bueno, aquí ya empiezo a puntualizar. No es cierto que no tenga “efectos colaterales”, o sea, efectos secundarios sobre los tejidos; si se aplica agua oxigenada sobre la piel no pasa nada, pero si se aplica sobre una herida sí, como explicaré más adelante. Y tampoco es que sea uno de los más potentes desinfectantes que existan, los hay mejores; tal como se puede leer en el Piédrolas, al 3% tiene una acción mediana frente a la mayoría de los gérmenes. Es buen bactericida a concentraciones mayores del 5% y en combinación con ácidos como el ácido fosfórico. Pero, y siento ser pesadita, al 3%, el agua oxigenada de nuestros botiquines, no es nada del otro mundo como arma química para plantarle cara a los gérmenes, hablando rápido.

El agua oxigenada es simple de usar, se almacena fácilmente y puede ser usada con varios fines.

La eficacia doméstica del Agua Oxigenada.

1. Una cucharada de postre de este producto usada para hacer gárgaras y mantenido en la boca durante algunos minutos, mata todos los gérmenes bucales, blanqueando los dientes. Escupirlo después de las gárgaras.

Sí pero no. Es cierto que el agua oxigenada puede blanquear los dientes, pero sólo si se lleva a cabo un tratamiento blanqueador que combina agua oxigenada y rayos ultravioletas. Y por otra parte, hacer gárgaras con agua oxigenada nos va a llevar a dos cosas: a la irritación de la mucosa bucal y a cargarnos la flora bacteriana natural de allí, que es la que mantiene a raya a todos los gérmenes que vienen de fuera. Para que nos hagamos una idea: tenemos en la boca unos gérmenes maravillosos que no nos hacen pupa, si los barremos de un plumazo, nos vemos expuestos a los gérmenes que vengan de fuera, que no tienen competencia ninguna.


2. Manteniendo los cepillos de dientes en una solución de agua oxigenada conserva los cepillos libres de gérmenes que causan gingivitis y otros problemas bucales.

No es mala idea, la verdad, ahí no tengo nada que objetar ( si alguien del público está en contra, que levante la mano y me lleve la contraria )

3. Un poco de agua oxigenada en un paño desinfecta superficies de manera muy eficaz. Excelente para usar en cocinas y baños.

Sí pero no. Considero que hay desinfectantes mejores, y para limpiar la grasa prefiero un producto que contenga jabones, mucho más eficaz. Además, con lo bien que suelen oler los limpiadores del baño…

4. Tablas para la carne y otros utensilios son totalmente desinfectados después de su uso, con un poco de agua oxigenada. El producto mata cualquier bacteria o germen, incluida la salmonella.

Sería verdad si usáramos agua oxigenada al 5% o más y en combinación con ácidos, como el ácido fosfórico y si la Salmonella no tuviera una enzima llamada catalasa que descompone el peróxido de hidrógeno, de manera que no le afecta, no le hace daño.


5. Aplicada en los pies, por la noche, evita problemas de hongos que causan los principales problemas en los pies, inclusive el mal olor.

Ahí no tengo mucho que objetar, salvo que quizá sea más efectivo lavar y secar cuidadosamente los pies.


6. Aplicada en la heridas (varias veces al dia) evita infecciones y ayuda en la cicatrización. Hasta en casos de gangrena remitirán con su uso.

En esto estoy completamente en desacuerdo. El agua oxigenada NO es eficaz ni beneficioso en heridas abiertas ( sí, un gran mito de la infancia al suelo). Retrasa la cicatrización, impide la adecuada irrigación sanguínea a los tejidos si se aplica continuamente y para colmo, se inactiva al aplicarlo en una herida abierta. En nuestro organismo existen una serie de enzimas, una de las cuales, la catalasa (sí, la misma que tiene la Salmonella) inactiva el agua oxigenada, de manera que aplicarla no consigue que evitemos infecciones ni nada por el estilo. Existen antisépticos más eficaces y con menos “efectos colaterales” como se decía al principio del artículo; por ejemplo, la povidona yodada.


7. En una mezcla a medias con agua pura, puede ser aplicada en la nariz en resfriados y sinusitis. Esperar algunos instantes y sonarse la nariz. Esto mata gérmenes y otros microorganismos nocivos.

Son más efectivas las irrigaciones con suero fisiológico, que evita además el riesgo de irritación de la mucosa nasal.


8. Un poco de agua oxigenada en el agua del baño ayuda a mantener la piel saludable, pudiendo ser usada en casos de micosis y hongos.

En caso de micosis y hongos es más efectivo emplear un antimicótico, un fungicida, antes que emplear agua oxigenada al 3% por los motivos que he indicado antes. No sé, antes que agua oxigenada, yo le echaría sales de olor al baño… :mrgreen:


9. Ropas que precisen desinfección (pañuelos, faldas, etc.), o aquellas en contacto con secreciones corporales y sangre, pueden ser totalmente desinfectadas si se remojan en una solución conteniendo agua oxigenada antes del lavado normal.

Es cierto que las manchas de sangre se quitan con agua oxigenada, pero remojar la ropa en una solución que contenga agua oxigenada no es nada bueno para mantener el color de las prendas ni asegura una buena desinfección, para eso tenemos la lejía de toda la vida u otros desinfectantes más potentes y eficaces. Además, en el caso de las prendas que se quieran blanquear, es más efectivo emplear lejía que agua oxigenada.


Fuente