Lucas Dogliotti, padre de Mía, de 14 meses, declaró en un juzgado: "Yo no fui, no sé qué le pasó, yo no le hice nada". Permanece detenido por intento de homicidio. La beba se encuentra en el Hospital Garrahan "estable" y fuera de peligro.




Chacal que metió a beba en lavarropas niega todo
Lucas Dogliotti, una verdadera bestia.



La beba que el jueves fue introducida dentro de un lavarropas en funcionamiento supuestamente por su padre tras una pelea con su madre, en una casa de Quilmes, permanecía esta mañana internada en buen estado de salud en el Hospital Garrahan.

El hombre, declaró ante un juzgado y aseguró que "yo no fui. No tengo idea de lo que le pasó a Mía, pero sé que no le hice nada".

Una fuente de ese centro asistencial aseguró que la beba de un año y dos meses “está en compañía de su madre y permanece estable, en buen estado y en las próximas horas será llevada a una sala común”.

Las fuentes consultadas aseguraron que la vida de la beba no corre riesgos y que se le está brindando toda la asistencia tanto a la niña como a su madre.