Sabes los que son "Las series negativas"? Te muestro
En la carrera por conseguir unos músculos más fuertes y voluminosos normalmente solemos recurrir a diferentes rutinas o técnicas de entrenamiento que nos ayuden a variar y evitar que los músculos se acaben acostumbrando a lo mismo de siempre. Pero en lo que no solemos reparar es en las series negativas, y es que la clave para un mayor crecimiento puede estar ahí.

Siempre nos solemos fijar en las series positivas. Ese momento en el que los músculos deben vencer la resistencia de la carga para poder elevarla. Es cierto que aquí se trabajan las fibras, pero en las fases negativas también se consigue un gran trabajo que no podemos pasar por alto.

Qué es la fase negativa

Antes de nada es necesario que tengamos en cuenta lo que es la fase negativa de los ejercicios. Es el momento en el que después de haber elevado la carga volvemos, siempre manteniendo la carga, a la posición inicial con la que comenzamos el ejercicio. Por norma general esta parte del ejercicio es rápida y solamente nos regresamos al origen sin incidir en los músculos.

En esta fase negativa podemos poner más atención y así conseguir una mayor incidencia en los músculos. La manera de hacerlo será concentrarnos en el descenso y realizarlo de manera lenta y controlada, de modo que los músculos sigan soportando la carga que estamos elevando.

Este control de la carga en la fase negativa lo que hace es que los músculos actúen como freno, es decir, que se mantendrán en tensión a lo largo de todo el descenso. Por este motivo los resultados son tan buenos, mejorando mucho el crecimiento de las fibras.

Algunas precauciones

Pero no todo son beneficios con este tipo de entrenamiento, sino que hay que tener en cuenta que no se trata de un movimiento habitual. A esto hay que sumar que la tensión que vamos a ejercer sobre los músculos será mayor, con lo que el riesgo de lesión es más elevado que con los ejercicios normales.

Este riesgo de lesión más alto lo que hace es que seamos muy conscientes de que el ejercicio en fase negativa debe estar controlado y realizado por personas que ya tengan una base previa y controlen a la perfección los diferentes ejercicios. A esto hay que sumar que no podemos realizar demasiadas series negativas, ya que la sobrecarga puede ser muy elevada, afectando a las fibras. Con realizar unas cuatro o cinco repeticiones en cada serie serán más que suficientes.